sábado, 4 de febrero de 2012

McDonald obligado a no utilizar hidróxido de amonio para el tratamiento de la carne

Por Anthony Gucciardi, 3 de febrero de 2012

Pink slime de McDonalds

McDonalds ha cedido finalmente ante las peticiones de los consumidores para que deje de utilizar el hidróxido de amonio en sus hamburguesas y sandwiches de pollo.
Este anuncio pone de relieve que hay un exceso de aditivos perjudiciales para la salud en los menús de McDonalds, y la razón estriba no sólo en el alto contenido en grasas y el elevado número de calorías que aportan. McDonalds agradece a los profesionales de la salud cuando estos omiten mencionar los ingredientes perjudiciales escondidos en su comida.

Este cambio ha sido posible gracias a la campaña de Jamie Oliver, un célebre cocinero que ha emprendido esta batalla contra el gigante de la comida rápida.

Después de conocer que McDonald estaba usando el “pink slime” (lodo rosa) tratado con hidróxido de amonio, los activistas comenzaron a tomar medidas.

Sin embargo, este cambio no significa necesariamente que McDonald utilice mejores opciones para el consumidor, de hecho sigue siendo perjudicial para la salud. Oliver explica: “Básicamente, estamos ante un producto que se vende en su forma más barata como alimento para los perros y después de este proceso se vende como alimento humano”, dijo el chef en un programa de televisión.

Historia de los aditivos utilizados por McDonald

Éste no es el único aditivo presente en los alimentos de McDonald que ha generado controversia. Con anterioridad se comprobó que los McNuggets de McDonald contienen un ingrediente igualmente inquietante, lo que hace que se gane una sobrada reputación de ser la peor comida del planeta. Quizás piense que los ingredientes de los nuggets de pollo están integrados por pan y pollo, y algo de condimento para darles sabor.

No, los McNuggets contienen 7 ingredientes diferentes, muchos de los cuales llevan sustancias que arreglan la carne de pollo. En lugar de utilizar carne real, se utiliza una mezcla de fosfato de sodio, aceite de cártamo, almidón de trigo, dextrosa, y una peligrosa sustancia conocida como extracto de levadura autolizada (glutamato monosódico, E-621), un potenciador artificial del sabor que está relacionado con la obesidad y otros efectos sobre la salud.

Es más, los McNuggets también pueden contener otro ingrediente que amenaza la salud, el dimetilpolisiloxano (un tipo de silicona que se utiliza en los implantes mamarios y en masillas).

El dimetilpolixiloxano se utiliza como agente anti-espumante en los nuggets.
Queda claro que incluso quitando el “lodo rosa” de los alimentos de McDonalds, estos alimentos sintéticos siguen siendo una amenaza para nuestra salud. Puede ver el vídeo de Jamie Oliver (en inglés), donde se habla sobre el “lodo rosa”.



http://www.activistpost.com/2012/02/mcdonalds-forced-to-stop-using-ammonia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario