viernes, 13 de enero de 2012

Bye, Bye, Capitalismo y redes de consumo

por stuartbranhall en Fin del Capitalismo, 11 de enero de 2011


 
 Recensión del libro “Huyendo del Vesubio” (2011, Feasta y Living Economies)

Según mi experiencia, hay dos formas principales que la resistencia contra las corporaciones puede adquirir. La primera forma sería la confrontación directa con el Gobierno y las corporaciones frente a sus actividades criminales e inmorales. Cientos de personas ocuparon con sus campamentos los alrededores de Wall Street a finales de 2011 para protestar contra la avaricia bancaria y la corrupción, representando este enfoque directo. El segundo tipo de resistencia es de los activistas locales que de forma colectiva optan por un estilo de vida distinto, creando sus propios sistemas alternativos de producción de alimentos y producción de energía y distribución, y en algunos casos incluso una banca alternativa y otras sistemas económicos. Este segundo tipo de resistencia es llevado a acabo por varias redes de sostenibilidad nacionales e internacionales. Se incluyen grupos como Transition Towns, Feasta and Cultivate. The Transition movement, que comenzaró en 2004-2005 en Irlanda y Gran Bretaña, siendo uno de los más conocidos. Transition Towns (Ciudades en transición) surgió en Nueva Zelanda, y sigue activa desde 2007.

Huyendo del Vesubio”, publicado por Feasta en Irlanda en el año 2010, se describe como una guía para individuos, grupos y comunidades que intentan una forma de vida al margen del modelo corporativo, yendo hacia otro transición sostenible. Feasta (Fundación para la Economía Sostenible) se creó en Dublín en 1998. La edición de Nueva Zelanda fue publicada por Sistemas Económicos Vivos en julio de 2011. El libro es una colección de ensayos escritos por miembros de Feasta y otros, con una amplia variedad de fondos técnicos. Este primer artículo es una descripción general del libro y la experiencia local en la que está basado. En sucesivos artículos se hará un análisis más detallado.

Preparándose para el colapso económico

El título “Huyendo del Vesubio” hace referencia al volcán que destruyó Pompeya en el año 79 d de C, y de las personas que no se salvaron a pesar de los terremotos, nubes gaseosas y otros signos obvios de que el volcán estaba a punto de entrar en erupción. Durante al menos una década, la mayor parte de los ciudadanos del mundo siguen cerrando los ojos ante las pruebas crecientes de que el planeta está al borde del colapso económico y ecológico. La gran mayoría no hace nada para prepararse frente a las duras condiciones que se presentan.

Todos los ensayos recogidos en “Huyendo del Vesubio” están escritos desde el punto de vista de que el período de energía barata ha terminado. De hecho la sección inicial habla de la reducción del petróleo, no del imprudente comercio de derivados tóxicos y subprimes, como responsable de la crisis económica que se inició en 2008. Como los autores explican, el petróleo que se encuentra más en la superficie se está consumiendo. El que queda es mucho más difícil y costoso de extraer. Una vez que el petróleo alcanzó los 147 dólares por barril en 2008, la energía y la alimentación (directamente relacionado con el precio del combustible en la agricultura industrial) aumentaron de precio y ya la gente no disponía del suficiente dinero como para hacer frente a sus hipotecas y los impagos comenzaron.

Por otra parte se señala que la especie humana tiene que reducir el consumo de energía de una forma drástica. Esto incluye el volver a la época en que la gente producía al menos parte de sus alimentos y otras necesidades elementales , utilizando la fuerza animal (caballos, mulas y bueyes, etc), en vez de motores de combustión que consumen los combustibles fósiles. El autor dice que un barril de petróleo produce la energía equivalente a la de un trabajador adulto que trabajase 40 horas a la semana durante 12 años.

Combustibles fósiles y capitalismo

La Introducción y la Parte 1 (Disponibilidad de Energía) es la sección del libro en la que se establecen las relaciones históricas entre la revolución producida por los combustibles fósiles, la industrialización y el nacimiento del sistema económica capitalista. No pretende entender todas las cifras que se muestran, pero está claro que los cinco primeros ensayos representan una posición de consenso de muchos economistas e ingenieros relacionados con la energía. Antes de la aparición de los combustibles fósiles, era imposible la aparición del capitalismo porque se trataba de una economía que se basaba en el trabajo humano y la potencia animal no contribuía a su desarrollo.

Por definición, el capitalismo depende de la acumulación de capital, la producción de un exceso económico que puede ser invertido de nuevo como capital (propiedad y máquinas) para ampliar la producción. Al principio de “Huyendo del Vesubio” los autores demuestran cómo este excedente de producción sólo era posible gracias a la enorme cantidad de trabajo realizado con el uso de los combustibles fósiles. Había terratenientes y ricos antes de la Industrialización, sin embargo no había capitalistas: la producción era muy limitada como para acumular capital.

Si el capitalismo sólo es posible con una abundancia de energía barata, claramente se ve que éste llegará a su fin cuando los combustibles fósiles dejen de ser baratos, es decir del orden de 200 dólares por barril, que se podría alcanzar en los próximos 6 a 36 meses. Las energías renovables (solar, mareas, eólica, hidráulica…) no pueden sustituir a los combustibles fósiles en términos de precio y eficacia. Siete mil millones de habitantes del planeta se esforzarán por producir comida con la que alimentarse, no pudiendo acumular capital para invertir en nueva producción.

***
Creación de una red de consumo en Valladolid:

Creación de nuevas redes de consumo en Valladolid

by valladolidtransicion
En los últimos tiempos la actividad se ha volcado en el impulso para la creación de redes de consumo en Valladolid. Actualmente ya existe una, pero está saturada de éxito, por lo que nos hemos puesto en contacto con ellos para que nos asesoren en los primeros pasos. Transcribimos a continuación un mail que resume la situación actual. No olvides que en todo momento somos una plataforma abierta y que nos puedes contactar para sumarte.
——————————————————————–
Como comentamos en el último correo, ayer (09-01-2012) quedamos con gente de la Red de la Patata para que nos contaran cómo funcionan y organizar la merendola de lanzamiento de la nueva red y solo decir que fue un exitazo de convocatoria. Nos juntamos unas diez personas con muchas ganas de montar una red similar, así que esto va viento en popa. La próxima cita que fijamos fue el lunes 23 de enero a las 20h en el local de la JOCE, así que los que estéis interesados, allí nos vemos.

Requisitos para montar una nueva red de consumo de agricultura ecológica:
  • Unas 15/20 unidades de consumo/familias como mínimo
  • Un local para la distribución: este es nuestro principal punto flojo. Habíamos pensado que se podría hacer en la JOCE, pero no hay sitio suficiente, así que vamos a hablar estas semanas con varias asociaciones con locales para ver si podríamos empezar allí. Otra posibilidad sería si alguien tiene un garaje, una nave o un bajo que estuviera disponible para poder hacer el reparto. Solo se utiliza este espacio un día a la semana dependiendo de cómo nos organizáramos con los proveedores. En la Red de la Patata, por ejemplo, los proveedores suelen llevar el pedido al local los martes por la mañana y por la tarde se hace el reparto de las cestas.
  • Contactos de proveedores: aquí los compañeros de la Red de la Patata nos pueden pasar bastantes contactos.
  • Una balanza para pesar el género y una nevera/arcón si se quieren pedir también productos lácteos.
Compromiso que conlleva formar parte de una red de consumo:
  • Disponibilidad para organizar el reparto: se va rotando entre las distintas unidades/familias para preparar las cestas de los pedidos y depende del número de personas que formen parte de la red, pero por hacernos una idea, si empezamos más o menos unas 20 unidades, tocaría aproximadamente una tarde cada tres meses (desde las 18h hasta que se termine el reparto).
  • Pedidos regulares: las redes de consumo se basan en juntar un grupo suficiente de consumidores de tal forma que al proveedor le compense distribuir en ese punto. No es obligatorio consumir de todos los productos ni todas las semanas, pero sí cierta regularidad.
  • Fianza y cuota mensual: esto sería cuestión de decidirlo entre toda la gente interesada para organizarse, pero para servirnos de orientación, en la Patata se paga una cuota de 3 €/persona al mes y se pone una fianza de 30 € al entrar a formar parte de la red para poder abonar el primer pedido. La fianza se devuelve íntegra si esa unidad/familia decide abandonar la red. En la Patata la cuota mensual sirve para abonar ciertos gastos como el pago del local y el trabajo de la persona que se encarga de la administración de los pedidos y la contabilidad. Hay otras redes de consumo en las que la administración de los pedidos se va turnando entre las distintas unidades, eso sería cuestión de decidirlo entre todos.
Próximos pasos para montar la nueva red:
  • Lunes 23 de enero (a las 20h en la JOCE: Glorieta del Descubrimiento 1, Barrio Belén): Este día vamos a juntarnos las personas que estemos interesadas en montar la red para hacer el pedido a la Patata con el que prepararemos la merendola de lanzamiento de la red y poner un bote para pagarlo. Sonia nos va a mandar en los próximos días el excel con los productos que tienen ahora para que podamos elegir. Los pedidos hay que hacerlos con una semana de antelación, por lo que lo que encarguemos se recogerá y pagará el martes 31 de enero. Luego nos lo repartiremos para preparar unos deliciosos platos y llevarlo todo listo para la merendola.
  • Sábado 4 de febrero: merendola de lanzamiento de la red.
En este enlace se explican consejos prácticos sobre cómo montar una red de consumo: http://www.letra.org/spip/spip.php?article3969.

http://valladolidentransicion.wordpress.com/author/valladolidtransicion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario