lunes, 26 de diciembre de 2011

Los mosquitos usados como armas biológicas: su uso en Estados Unidos (II)

Por Brandon Turbeville, 25 de diciembre de 2011

Activist Post


Recientemente una empresa del Reino Unido, la empresa de Biotecnología Oxitec, hizo público que iba a liberar miles de mosquitos modificados genéticamente en el sur de Florida a principios de enero de 2012. Diversos colectivos y personas residentes en la zona han hecho un llamamiento para que se suspenda este experimento, por lo menos hasta que se realicen nuevas pruebas sobre su impacto. Muchos sólo piden que se les informe sobre el seguimiento y se sigan los protocolos de información, tal y como establece la ley.

Sin embargo, por desgracia, muchas preguntas sobre la liberación de los mosquitos transgénicos siguen sin respuesta. La sórdida historia de las pruebas experimentales realizadas con los mosquitos, las enfermedades que transmiten, y la ignorancia e inconsciencia en la que vivimos, todo ello ha sido pasado por alto.

En muchos de los artículos que he leído últimamente sobre este tema se afirma que la liberación prevista para principios de enero sería la primera en realizarse en los Estados Unidos. No es cierto, ya se han realizado experimentos parecidos, y concretamente también con la suelta de mosquitos, y hay motivos para que estemos preocupados.

Yo mismo escribí hace un año un artículo titulado “Los virus y la solución mediante la vacuna voladora en un insecto transgénico”, que es una crónica de los experimentos que se han realizado en los últimos años, tanto dentro como fuera de los Estados Unidos, en los que se han visto involucrados mosquitos y las enfermedades que estos transmiten, la fiebre del dengue en particular.

Dicho esto, bajo el pretexto de erradicar la fiebre del dengue, ya se liberaron al medio mosquitos transgénicos en las Islas Caimán durante 2009.

La fiebre del dengue está producida por un mosquito, el cual transmite un virus, pero ha sido inexistente en América del Norte hasta hace varias décadas. La fiebre del dengue puede convertirse en mucho más peligrosa. Es la conocida como dengue hemorrágico. Los síntomas de la fiebre del dengue son fiebre alta, dolor de cabeza, dolor en los ojos, aparecen moratones en los músculos, dolores articulares y óseos, erupciones cutáneas y sangrado de las encías. No se conoce ningún tratamiento para la fiebre del dengue, salvo descansar y beber mucha agua.

En términos generales, es un tipo específico de mosquito, Aedes aegypti, el que transmite el virus. El método que se ha hecho público para erradicar la fiebre del dengue mediante el uso de los mosquitos transgénicos consiste en añadir un gen extra, o se inserta una bacteria, o se altera un gen para que su descendencia sea estéril e incapaz de propagar el dengue, o que simplemente mueran. Más específicamente, a los machos de los mosquitos transgénicos, que se supone se van a aparear con las hembras naturales, producirán larvas que mueren a menos que dispongan de tetraciclina, un antibiótico. Sin este antibiótico acumulan una enzima que se convierte en tóxica y mata a las larvas.

Preparándose para la liberación de mosquitos en las Islas Caimán/Foto procedente de http://www.oxitec.com/our-news/newsletters/march-2011-newsletter/

Es importante señalar que estos mosquitos transgénicos, conocidos como OX513A, tienen que ser necesariamente del tipo Aedes aegypti a fin de que se logren los objetivos que se marca la empresa. Por lo tanto, los millones de mosquitos macho que fueron liberados al medio en 2009, y de nuevo en 2010, eran del tipo que son portadores del dengue.

Y lo que se dice por parte de la compañía de que estos mosquitos transgénicos son estériles es falso. No son estériles. Si lo fueran, no serían capaces de tener descendencia con el gen que les hace dependientes de la tetraciclina.

Los mosquitos OX513A fueron desarrollados por la empresa de Biotecnología Oxitec, radicada en el Reino Unido, y fueron liberados bajo la supervisión de la Unidad de Control e Investigación de Mosquitos (MRCU) de las Islas Caimán, un territorio británico de ultramar.

A pesar de que Oxitec participa en el desarrollo de insectos transgénicos, el proyecto no es solamente suyo. La Fundación Bill y Melinda Gates, la Organización Mundial de la Salud, The Pew Charitable Trusts y Agencias Gubernamentales de los Estados Unidos, Inglaterra, Malasia y otros países, están involucrados en el desarrollo y promoción de los mosquitos transgénicos, junto con la Universidad de Oxford, una institución con la que Oxitec está en estrecha relación. De hecho, la Fundación de Bill y Melinda Gates fue tan lejos como el adjudicar a Oxitec becas por importe de 20 millones de dólares para llevar a cabo investigaciones sobre los mosquitos genéticamente modificados.

¿Y cómo es que la fiebre del dengue que ha sido casi inexistente en América del Norte hasta hace algunas décadas haya resurgido en Florida? En un principio, la fiebre del dengue se encontró en 2009, pero en 2010 el número de casos había aumentado mucho. En julio de 2010, un estudio del CDC (Centro para el control y prevención de enfermedades) publicó un estudio, que tuvo muy poca repercusión en los medios, que decía que aproximadamente el 10% de la población de Key West estaba infectada con la fiebre del dengue. En 2009, el número de infectados sólo alcanzaba el 5%. Así que uno se pregunta la causa por la cual el virus que casi estaba totalmente erradicado haya vuelto a hacer su aparición con tal vigor. Pero uno no quiere caer en contestaciones descaradamente obvias. Los informes oficiales no señalan ninguna relación entre la fiebre del dengue y los millones de mosquitos liberados a sólo unas millas de distancia en las Islas Caimán.

 

Si bien la fiebre del dengue había sido prácticamente erradicada de forma natural en los Estados Unidos, siendo un asunto que se ha investigado durante muchos años. El Gobierno de los Estados Unidos ha tenido un particular interés por la fiebre del dengue, pero también el Ejército de Estados Unidos y la CIA, al menos desde la segunda mitad del siglo XX. Existen evidencias de que en las instalaciones de los laboratorios de bioquímica en Fort Detrick se han llevado a cabo pruebas para la utilización del dengue como arma biológica, ya en 1942. Es de conocimiento general que en la década de los años 1950, la CIA se asoció con Fort Detrick para estudiar la fiebre del dengue y otras enfermedades exóticas para su uso como armas biológicas.

También es de notar que de acuerdo con documentos de la CIA, así como de un Comité del Congreso formado en 1975, tres lugares de Key West, la ciudad de Panamá y Avon Park ( dos ubicaciones dentro de Florida) fueron utilizados para la investigación de la fiebre del dengue.

Los experimentos de Avon Park se realizaron en barrios de familias con bajos ingresos, predominantemente negras con proyecto de viviendas de nueva construcción. De acuerdo con H.P. Albarelli Jr. Y Zoe Martell de Truthout, los documentos de la CIA relacionados con el programa MK/NAOMI revelaron que la Agencia estaba utilizando el mosquito Aedes aegypti en estos experimentos. En uno de estos experimentos se liberaron en Avon Park 600.000 mosquitos, y en otro lugar, 150.000, mediante la técnica que consistía en colocarlos dentro de unas bolsas de papel que se abrían al golpearse contra el suelo.

Personas entrevistadas de Avon Park que todavía viven en la zona, relatan que por lo menos se produjeron de 6 a 7 muertes como resultado de los experimentos. Truthout recoge este testimonio de un residente: “Nadie supo durante mucho tiempo lo que había sucedido, quizás durante 20 años, pero al mirar hacia atrás uno se explica por qué personas sanas enfermaron con rapidez y murieron a poco de iniciarse los experimentos”. Truthout señala que fue en la época de realización de los experimentos de Avon Park cuando se detectaron dos casos de dengue entre los investigadores de Fort Detrick, en Maryland.
En 1978, un documento del Pentágono titulado “Guerra biológica: las pruebas secretas y voluntarios”, reveló que se habían llevado a cabo experimentos similares en Key West por el Cuerpo Químico del Ejército y las Divisiones de Operaciones Especiales y Proyectos en Fort Detrick.


 Al igual que hoy en día, las Agencias Gubernamentales se unieron a Organizaciones no Gubernamentales e Instituciones Académicas para llevar a cabo los proyectos relacionados con los mosquitos. En la Operación Bellwether se realizaron más de 50 pruebas de campo en 1959 en varios estados, incluyendo Georgia, Maryland, Utah, Arizona y Florida. La Operación Bellwether fue coordinada con el Instituto Rockefeller de Nueva York, que era el centro de cría de los mosquitos. Es más, el experimento fue financiado por la Fundación Armour Research, el Instituto Battelle Memorial, Laboratorios Ben Venue, la Universidad de Florida y la compañía química Lovell.

Las conexiones entre los militares y la CIA con los brotes de fiebre del dengue no se termina con estos experimentos. La opinión generalizada es que el brote de 1981 en Cuba fue resultado de los ataques biológicos encubiertos de la CIA y militares de Estados Unidos. Este brote se produjo de repente y se contabilizaron más de 100.000 casos de infección. Albarelli y Martell escriben:

El investigador norteamericano William H. Schaap, editor de la revista Covert Action, afirma que el brote de dengue en Cuba fue el resultado de actividades de la CIA, Ex investigadores de Fort Detrick, que no quisieron que sus nombres apareciesen en el artículo, dijeron que realizaron el trabajo previo sobre el brote de Cuba”. 

[Véase también el siguiente artículo: http://asambleademajaras.com/articulos/detalle_articulo.php?id_articulo=629]

En 1982, la prensa soviética acusaba a la CIA de enviar agentes a Pakistán y Afganistán para producir una epidemia de dengue. Del mismo modo, las autoridades de Nicaragua denunciaron hechos similares contra la CIA, diciendo que trataban de provocar un brote de dengue.

Mientras que la CIA siempre ha negado su participación en estos casos, los investigadores del Ejército han admitido que han trabajo intensamente con “el vector artrópodo para una ofensiva en la guerra biológica” y que dicho trabajo se llevó a cabo en Fort Detrick en la década de 1980. No sólo eso, los investigadores han admitido también que las grandes colonias de mosquitos, que estaban infectados de fiebre amarilla y dengue, se mantenían en las instalaciones de Frederick, Maryland.

También hay evidencia de que se ha experimentado con los presos, sin su conocimiento. Un informe de Truthout dice:

Informes de Camp Detrick y Edgewood Arsenal indican que los experimentos se llevaron a cabo en prisiones estatales y federales, siendo expuestos a la fiebre del dengue, así como otros virus, posiblemente letales”. 

Con las evidencias que prueban que tanto la CIA como el Ejército han llevado a cabo experimentos relacionados con la fiebre del dengue, hay muchas razones para estar preocupados por la liberación de mosquitos al medio y su relación con la aparición de la fiebre del dengue en Florida, un lugar tradicional de pruebas para estas organizaciones.

También la fumigación de extensas áreas debe ser cuestionada, ya que mientras se afirma que se erradican los mosquitos portadores del dengue, sin embargo el número de personas que contrajeron la enfermedad ha aumentado.

El anuncio de los experimentos en los que se utilizan mosquitos modificados genéticamente y su relación la fiebre del dengue, debe preocuparnos y debemos mostrarnos escépticos en lo que respecta a la verdadera finalidad de los mismos. Teniendo en cuenta el historial de las Corporaciones, los Gobiernos, las Agencias de Inteligencia, Fundaciones y Universidades, no hay razones para confiar en ninguna de estas instituciones. De hecho a la luz de los recientes experimentos, uno debe preguntarse si el sujeto de prueba es el insecto y no los humanos.

Brandon Turbeville es un periodista de Mullins, Carolina del Sur. Está licenciado por la Universidad Francis Marion, donde obtuvo un premio como estudiante universitario. Ha publicado numerosos artículos sobre temas relacionados con la salud, la economía, las libertades civiles. Es autor de Codex Alimentarius, el fin de la libertad en materia de salud.

http://www.activistpost.com/2011/12/history-of-us-bioweapons-research-using.html#more

No hay comentarios:

Publicar un comentario