jueves, 14 de julio de 2011

Prevención cáncer: de los beneficios de una dieta baja en carbohidratos

Por el Dr. Spreen, 14 de julio de 2011
PreventDisase.com



 Generalmente, cuando se tiene una dieta baja en carbohidratos es por dos razones: o se quiere perder peso, o se quieren reducir los niveles de azúcar en la sangre. Pero hay una tercera razón por la que se debería reducir el consumo de carbohidratos, y es algo de lo que nunca oímos hablar, ni siquiera a los médicos. Sin embargo, se trata de algo muy importante: Un nuevo estudio ha encontrado un claro vínculo entre el consumo de hidratos de carbono y esa enfermedad mortal que afecta a 12 millones de estadounidenses cada año (El estudio ha sido ignorado por la prensa, ya que prefieren hablar de última droga descubierta. Hablar de nutrición ya no se lleva).

En este estudio, el 70% de los ratones fueron alimentados con una dieta occidental típica, con un 55% de calorías provenientes de los carbohidratos, muriendo antes de llegar a la madurez. Todos ellos desarrollaron cáncer. Sí, el estudio se ha realizado con ratones, pero los investigadores creen que esto mismo se puede aplicar a los seres humanos.

El cáncer es una enfermedad que prospera con el consumo de azúcar. Necesita azúcar ¿ Y en qué se convierten los hidratos de carbono una vez que llegan al torrente sanguíneo? Ya lo sabe, en azúcar. Pero una vez que reduzca el consumo de azúcares y almidón, el riesgo de contraer cáncer disminuye.

Juntando las piezas de este rompecabezas

Hay una razón por la cual los Occidentales estamos desarrollando un nivel tan elevados de cánceres. Tiene que ver con nuestra dieta: consumimos demasiados carbohidratos, con un elevado contenido en azúcar. Las investigaciones muestran que las células cancerosas necesitan más glucosa en comparación con las células normales. Dependen de la glucosa para obtener la energía.

Sin embargo… una dieta baja en carbohidratos fuerza a las células normales del cuerpo a utilizar la grasa como combustible, en lugar de los carbohidratos. Las células cancerosas no pueden hacer esto, necesitan la glucosa para crecer. Por eso, limitando el consumo de carbohidratos, cortando la cantidad de glucosa, se está limitando el combustible que utilizan los tumores.

Además, reduciendo los carbohidratos, se reducen los niveles de insulina en la sangre, lo cual también es saludable. La insulina es una hormona que promueve el crecimiento tumoral en los humanos y en los ratones, según confirman numerosos estudios independientes. Por eso, los oncólogos debieran informar a sus pacientes de los peligros del consumo excesivo de carbohidratos, de azúcar. Pero no lo hacen.

Por el contrario, se les entrega un calendario con las fechas de administración de quimioterapia, se les prescribe un medicamento contra las náuseas y eso es todo. (Se les dirá también que deben evitar el consumo de vitaminas durante la quimioterapia, ya que puede interferir en la forma en la que el cuerpo responda a la quimioterapia).

La Sociedad Americana del Cáncer da aún peores consejos. Siga leyendo para conocer aquellos consejos dietéticos que le pueden meter en serios problemas.

Alta tasa de hidratos de carbono=alta tasa de cáncer en los ratones

En un estudio reciente, investigadores del famoso British Columbia Cancer Research Centre implantaron células cáncerosas. A la mitad de estos ratones le dieron una dieta occidental típica, lo que significa que el 55% de las calorías se obtienen de los carbohidratos, un 25% provenía de las proteínas y un 22% de las grasas. El otro grupo de ratones siguió con una dieta similar a la dieta South Beach, es decir, un 15% de las calorías provenían de los hidratos de carbono; el 58% de las proteínas y un 26% de las grasas.

Ahora recuerde que todos los ratones tenían células cancerosas, que se desarrollaban en su cuerpo. Sin embargo, los tumores crecieron mucho menos en el grupo con una dieta baja en calorías provenientes de los carbohidratos. Así que recuerde, la glucosa es el combustible del cáncer. Además, algunos de los ratones tenían una predisposición genética a desarrollar cáncer. Los investigadores formaron un subgrupo con estos ratones. Casi la mitad de los ratos predispuestos al desarrollo del cáncer, presentaron cáncer durante el primer año de vida. Por otro lado, ninguno de los ratones que consumió la dieta baja en carbohidratos (South Beach) desarrolló cáncer durante el primer año de vida.

Y eso no es todo… Sólo un ratón de los que recibía una dieta occidental alcanzó un promedio de vida normal. El resto de los ratones murió de forma prematura, un 70% de ellos de cáncer.

Por otro lado, sólo el 30% de los ratones predispuestos al cáncer que consumían una dieta baja en hidratos de carbono lo desarrollaron. Además, la mitad de ellos ya han alcanzado o superado la esperanza media de vida de un ratón. Por último, todos los ratones que recibieron una dieta baja en carbohidratos tenían menos niveles de azúcar e insulina en comparación los otros ratones.

Los investigadores dicen que podemos aplicar estos resultados a los humanos. De acuerdo con el investigador Gerald Krystal, PhD, “esto demuestra que algo tan simple como el cambio en la dieta puede tener un impacto en el riesgo de sufrir o no cáncer”. 

Enviando el mensaje equivocado

Si el azúcar resulta claramente tan perjudicial en la lucha contra el cáncer, ¿por qué no nos lo dicen? Esta es una cosa que me hizo pensar. ¿ Qué hace la Sociedad Americana del Cáncer y qué tiene que decir del consumo de carbohidratos? Busqué carbohidratos en su página web para ver qué es lo que había. (http://www.cancer.org/Search/index?QueryText=glucose&x=42&y=20) Y pude comprobar que hay un informe titulado: “Nutrición para las personas durante el tratamiento del cáncer: una guía para pacientes y familiares”. 

Me pareció un buen comienzo. Veamos lo que dicen. Busqué inmediatamente algo relacionado con las células cancerosas y su consumo de glucosa. Se trata de un hecho científicamente comprobado, estudios independientes lo demuestran. Pero al parecer la American Cancer Society no cree que esta información sea pertinente como para incluirla en un folleto de nutrición para pacientes con cáncer. Bueno, quizás no esperaba que fuesen tan francos. Sin embargo esperaba encontrar algunas sugerencias mejores que estas:

Galletas
Pudin
Natillas
Sorbete
Ponche de huevo (pasteurizado)
Gelatina
Muffins (bizcocho, plum cake)
Helado

¿Esto es lo que recomiendan, en serio?¿Desde cuándo el helado es un alimento nutritivo, sobre todo para alguien que está luchando por su vida? No sólo se trata de algo muy poco nutritivo, sino que al contrario, se está dando combustible a las células cancerosas que crecen en el cuerpo. Recuerde, glucosa=combustible cáncer.

Al parecer, la buena gente de la Sociedad Americana del Cáncer está más preocupada por vender camisetas, que por salvar vidas humanas. Yo, en cambio, busco salvar una vida, y sin embargo no compré ninguna pulsera de color rosa apoyando a la NFL (National Football League).

No creo que usted considere serio recomendar el consumo de helados para prevenir el cáncer, cuando en su lugar lo que se debiera hacer es mantener a raya a los carbohidratos…

Eso no quiere decir que usted tenga vía libre para consumir todo el tocino que quiera. El tipo de proteína que usted elija es importante. Evite el tocino y las carnes curadas. En su lugar, consuma carne roja ecológica dos o tres veces por semana. El resto de días, o bien pescado o carne de aves.

Y cuando le dé por los carbohidratos, asegúrese de que sean carbohidratos complejos, como el arroz o la cebada. Su cuerpo necesita más tiempo para digerir estos carbohidratos, de modo que su cuerpo libera glucosa de forma lenta en el torrente sanguíneo.

El Dr. Spreen es un aclamado doctor de Estados Unidos, experto en Nutrición, que ha ayudado a muchas personas a mantenerse sanas. Las dietas bajas en carbohidratos y en grasas en la mejor forma de prevenir la diabetes. 

http://preventdisease.com/news/11/071411_low-carb_life_saving_secret.shtml

Investigación del British Columbia Cancer Research Centre:
http://www.bccancer.bc.ca/NR/rdonlyres/B9CBD0FE-6A2D-4755-AA6C-32C4571CFBE5/51050/20110614_BCCA_LowCarbCancerResearch.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario