domingo, 26 de junio de 2011

Las pequeñas granjas ofrecen mayor seguridad alimentaria y favorecen la biodiversidad

Por David Suzuki , 14 de junio de 2011
http://www.straight.com/



A menudo asumimos que la única manera de alimentar a la creciente población mundial es mediante la extensión a gran escala de la agricultura industrial. También muchos aseguran que la modificación genética es necesaria para producir cantidades suficientes de alimentos en áreas más pequeñas y así poder alimentar a todas las personas.

Sin embargo, recientes investigaciones científicas contradicen estas afirmaciones. Los enfoques globales sobre la agricultura son fundamentales. Para empezar, hay que señalar que cerca de mil millones de personas están desnutridas y muchos tienen dificultades para alimentar a sus familias, sobre todo cuando los precios de los alimentos suben. ¿Pero es la Agricultura Industrial la respuesta a estos retos?

Las grandes granjas industriales consumen gran cantidad de energía, utilizando grandes cantidades de combustibles fósiles para la maquinaria, el procesamiento y el transporte. La quema de combustibles fósiles contribuye al cambio climático y el aumento del precio del petróleo también se está convirtiendo en uno de los factores que hace que los precios de los alimentos suban. La deforestación y el arado (por el uso de la maquinaria) de las tierras también libera toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, contribuyendo una vez más al cambio climático. Además, las granjas industriales requieren del uso de mayor cantidad de productos químicos, tales como pesticidas y fertilizantes.

La agricultura también afecta a la variedad de especies vegetales y animales en el mundo. De acuerdo con la revisión de la literatura científica realizada por Michael Chappell Jahi y Liliana Lavalle, publicado en la revista Agricultura y Valores Humanos, el desarrollo agrícola es un factor importante en la rápida disminución de la biodiversidad mundial.

En su estudio “Seguridad alimentaria y biodiversidad: ¿son ambas excluyentes?”, los autores señalan que la agricultura, que ocupa alrededor del 40% de la superficie terrestre del mundo (excluyendo la Antártida), “representa quizás el mayor desafío a la diversidad”, debido a la destrucción del hábitat natural y debido al impacto ambiental del uso de plaguicidas y fertilizantes, y la emisión de gases de efecto invernadero por el uso de combustibles fósiles.

La Agricultura a gran escala también utiliza grandes cantidades de agua, contribuye a la erosión y degradación del suelo, siendo una de las causas de la falta de oxígeno en los océanos y de la aparición de “zonas muertas” por exceso de nitrógeno; los residuos, transportados por los arroyos y ríos terminan en los océanos.

Además de todo esto, a pesar de la increíble expansión de las prácticas de la Agricultura Industrial, el número de personas que pasan hambre en el mundo sigue creciendo.

La preocupación por la Agricultura Industrial como una solución al problema del hambre en el mundo no es algo nuevo. El agricultor ecológico y escritor Eliot Coleman señala en el artículo de Grist.org, que ya en el siglo XIX la agricultura estaba desplazando a los pequeños labradores, lo que fue forjando la idea “basada en una premisa errónea, de que Agricultura Industrial debe reemplazar a una naturaleza insuficiente. En virtud de ese error, la Agricultura Industrial tiene que estar creando nuevas soluciones a los problemas que va generando ( aumento en la cantidad de productos químicos, pesticidas más potentes, fungicidas, acaricidas, nematicidas, esterilización del suelo, etc.)”.

La investigación muestra con claridad que la agricultura a pequeña escala, especialmente si se utilizan métodos ecológicos, tiene mucho menor impacto ambiental y favorece la biodiversidad. ¿Pero se puede alimentar de este modo a 7 mil millones de personas?

Chappell y Lavalle señalan que “las pequeñas explotaciones agrícolas utilizando las técnicas energéticas alternativas pueden ser de dos a cuatro veces más eficientes que las grandes fincas convencionales”. Tal vez lo más interesante de este estudio es que demuestra “que las pequeñas explotaciones tienen un mayor rendimiento que las fincas más grandes”. Uno de los estudios concluye que “los métodos alternativos pueden producir alimentos suficientes en todo el mundo para sostener la población humana actual, y potencialmente a una población aún mayor, sin aumentar la cantidad de suelo agrícola”. 

Así que esto de la escasez mundial de alimentos es un mito. El hecho de que vivamos en un mundo donde el hambre y la obesidad son una epidemia, muestra que el problema es más bien una cuestión de equidad y distribución, que de escasez. Con un mercado globalizado de alimentos y la agricultura a gran escala, los que tienen mayor poder adquisitivo acaparan la mayor parte de los alimentos.
Este es un tema crucial que requiere más estudio, y supone un reto enfrentarse a la Agricultura Industrial, pero es difícil estar en desacuerdo con las conclusiones de Chappell y Lavalle: “Sí es posible que la agricultura alternativa proporcione los rendimientos suficientes, mantenga un alto nivel de biodiversidad y se evite una mayor presión sobre el suelo para ampliar las tierras agrícolas, lo que sería la mejor solución para la seguridad alimentaria y los problemas de biodiversidad, suponiendo una conversión masiva a las prácticas alternativas”. 

Hay que cultivar los alimentos de forma que la alimentación de las personas tenga mayor prioridad que la simple generación de beneficios para las grandes empresas agrícolas.

Escrito en colaboración con la Fundación David Suzuki y el especialista en comunicaciones Ian Hanington. Obtenga más información en http://www.davidsuzuki.org


 Noticias relacionadas:
http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/03/18/informe-de-la-onu-cae-otro-mito-de-los-cultivos-transgenicos/


sábado, 25 de junio de 2011

Pásame el mando cariño, que esto está empezando a aburrirme

Título original: Para comprender lo que está pasando realmente en el Mundo, hay que dejar de pensar como un estadounidense de clase media.

por William Hicks / 25 de junio de 2011


Tuve una conversación con un compañero de profesión, que había trabajado durante un tiempo en Egipto, regresando de nuevo a casa justo poco antes de que estallaran los protestas y se produjera la abrupta salida del poder de Hosni Mubarak. Empezamos a hablar del estado de la economía y mencioné la imprudente política de la Reserva Federal, de modo que el establecimiento de unas tasas de interés cercanas al 0% fue uno de los factores primarios que arrastraron a Mubarak, y también ha sido la causa de que los disturbios civiles se hayan extendido por Medio Oriente. Mi colega, que pasó un año en El Cairo, y que presumiblemente habría visto el desarrollo de los acontecimientos de primera mano, me miró con curiosidad y me preguntó en base a qué hacia semejante afirmación.

Le expliqué pacientemente que el hecho de que hubiese un exceso de liquidez en la Economía Mundial, Benny y los Cartuchos de Tinta (como cariñosamente se nombra a la Reserva Federal y a Bernanke) devaluaron el dólar y se produjo un aumento de la inversión especulativa en los mercados de materias primas por aquellos chacales que llevaron a la Economía al colapso. Esto ha producido un dramático aumento del precio de los alimentos y la energía, que cotizan en dólares, debido a la posición ventajosa de tener la moneda de Estados Unidos como reserva mundial. Le hablé del gran aumento del precio del azúcar, lo que había leído en algunas noticias como unas de las causas de los levantamientos iniciales en Túnez, que luego se extendieron a Egipto.

Esto produjo una mayor confusión en mi colega. ¿El azúcar, pero eso es algo tan importante?

Le expliqué que históricamente el aumento de los precios de los alimentos siempre ha sido un factor clave en las revueltas contra los regímenes opresivos. Se lo continué explicando para llegase a comprender lo que estaba pasando en Egipto y en otros lugares, pero para ello mi compañero necesita dejar de pensar como un típico americano de la clase media.

Desde la Gran Depresión pocas veces los estadounidenses han tenido que preocuparse por el coste de los alimentos y la energía, ya que desde el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, sólo un pequeño porcentaje ( quizás de un 10 a 20%) del presupuesto familiar se ha dedicado a estos dos conceptos. Pero como le dije a mi compañero, para los egipcios el coste de los alimentos puede suponer un aumento del 50% o más en sus ingresos anuales. Por lo tanto, un aumento de un 25% en alimentos básicos como el maíz, el trigo y el azúcar, que si bien es algo inapreciable para muchos estadounidenses, puede ser cuestión de vida o muerte para las personas que viven en o cerca de los niveles de subsistencia, que además no tienen ningún programa de ayudas estatales al que poder recurrir en caso de que las cosas se pongan difíciles.

Llegados a este punto sentí que mi compañero empezaba a comprender. Me dijo que nunca había visto las cosas desde ese punto de vista.

Hay un montón de otras muchas cosas que los estadounidenses comprenderían mejor si dejasen de ver el mundo desde su óptica centrada en sí mismos. No se necesita mucha imaginación para darse cuenta el porqué la gente de los países donde nuestro Ejército lanza los misiles teledirigidos nos odia. Sentiríamos lo mismo hacia ellos si fuesen los que lanzasen los misiles contra nosotros.

Tienes razón, me contestó, pero me di cuenta de que empezaba a sentirse incómodo con la dirección que tomaba aquella conversación, así que dejé de insistir.

Todo esto es muy obvio, pero rara vez los ciudadanos estadounidenses se dan cuenta de ello, bombardeados como están por las mentiras constantes de los medios de comunicación. Esta falta de pensamiento crítico es lo que permite a los gobernantes decir cosas como las que dijeron hace poco: anunciar que están estudiando la posibilidad de denunciar a Siria por crímenes de guerra. Sin embargo, no les pedimos cuentas por las muertes de civiles que se producen por el lanzamiento de nuestros misiles teledirigidos.
Aquella conversación de dejó muy deprimido. Y eso porque mi compañero, un estadounidense que ha recibido una excelente educación, que forma parte de una minoría culta y que ha viajado por el extranjero, era totalmente ajeno a los asuntos del mundo real. ¿Qué esperanza hay con el resto de norteamericanos que sólo se preocupan de beber cerveza y contar las alas de los búfalos? La gente ni sabe… ni quiere saber, con tal de que se encienda la luz cada vez que dan al interruptor y tengan gasolina en el surtidores, todo para ellos irá bien, muy bien.

Pásame el mando cariño, que este espectáculo está empezando a aburrirme.
William Hicks vivien en el Norte de Virginia, escribe acerca del pico del petróleo y de los problemas económicos en su blog The Downward Spiral, un Réquiem por el sueño americano.

http://dissidentvoice.org/2011/06/if-you-want-to-understand-what’s-really-going-on-in-the-world-stop-thinking-like-a-middle-class-american/#more-34109

lunes, 20 de junio de 2011

Comparación entre los tratamientos ortodoxos del cáncer y los tratamientos alternativos


Por R. Webster Kehr,

Fundación Independiente de Investigación del Cáncer, Inc.


Existen cientos de sustancias en la Naturaleza que pueden ayudar a todos los pacientes con cáncer de maneras muy diferentes. Los tratamientos del cáncer utilizando remedios existentes en la Naturaleza reciben el nombre de “tratamientos naturales contra el cáncer” o “tratamientos alternativos al cáncer”.
Por ejemplo, el fallecido Dr. William D. Kelley, dentista de profesión, utilizaba tratamientos alternativos contra el cáncer para tratar a más de 33.000 pacientes.. Utilizaba dietas especiales, enzimas proteolíticas (Las enzimas proteoliticas o proteasas son un grupo de enzimas que descompone en unidades mas pequeñas las proteínas. Las enzimas proteolíticas rompen la cadena larga de moléculas que forman las proteínas formando fragmentos más cortos llamados péptidos que son moléculas formadas por aminoácidos. Las enzimas proteolíticas están presentes en bacterias y plantas pero son mas abundandantes en los animales.
Las enzimas proteolíticas o proteasas se denominan también proteinasas
. Fuente: abcfarma.net) y otras sustancias naturales.

El Dr. Kelly curó a más del 90% de sus pacientes con cáncer recién diagnosticado y que acudieron a su consulta. El término “recién diagnosticado” se refiere a aquellos pacientes que no habían sido tratados previamente con “medicina ortodoxa” antes de acudir a su consulta. El término “medicina ortodoxa” hace referencia a aquella que utiliza sobre todo quimioterapia, radiación y/o cirugía. 

Comparación de la tasa de curación del Dr. Kelly con la tasa de curación de la medicina ortodoxa

La medicina ortodoxa podría tener una menor tasa de fracaso si aplicasen el protocolo del Dr. Kelley, con una tasa de curación del 90%, sin embargo se siguen utilizando los tratamientos que tienen una tasa de curación tan baja como el 3%. ¿No hay algo que está mal?

No tiene sentido lo que están haciendo la Industria Farmacéutica, el stablishment médico, las grandes obras de caridad en el tratamiento del cáncer y los Gobiernos. Pero claro, curar el cáncer reduciría sus ganancias. 

Todo el mundo sabe que la guerra contra el cáncer es en gran parte un gran fraude”.
Linus Pauling, ganador por dos veces del Premio Nobel. 
 
El tratamiento de enfermedades que se cronifican es mucho más rentable que la curación de las enfermedades. Curar a los pacientes de cáncer de forma segura utilizando productos naturales supondría un recorte drástico en los beneficios de la comunidad médica y la Industria Farmacéutica ( con menos publicidad en los medios de comunicación y muchas otras entidades también verán recortados sus ingresos). 

¿Por qué las organizaciones que aprueban los medicamentos no nos dicen que la quimioterapia tiene poco valor? La razón es que estas organizaciones actúan como una policía privada de la Industria Farmacéutica desde hace varias décadas, Por ejemplo, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) ha cerrado varias clínicas de tratamiento del cáncer en las que se curaba el cáncer y ha prohibido la utilización de algunos productos que podían curar el cáncer. 

Pero la FDA tiene entre sus normas la de decir que todos los tratamientos alternativos al cáncer no han sido probados, de modo que no puedan competir con la quimioterapia, del alta rentabilidad económica. 

Cuando la FDA declara un tratamiento natural contra el cáncer como efectivo para ser probado, las asociaciones médicas ( como la Asociación Médica Americana, AMA) prohíben a sus miembros la utilización de estos tratamientos “no probados” contra el cáncer. 

Debido a que la FDA, AMA y la Industria Farmacéutica consiguen miles de millones de dólares al año vendiendo peligrosos e inútiles medicamentos, que son aprobados por la FDA y utilizados por los miembros de las asociaciones médicas, como AMA. 

¿Por qué los medios de comunicación no descubren esta corrupción? Lo cierto es que los medios de comunicación también están vendidos a la Industria Farmacéutica. Los medios de comunicación reciben miles de millones de dólares al año de la Industria por medio de la publicidad. ¿Todavía no han descubierto el constante ensalzamiento de las organizaciones médicas ( y por lo tanto el ensalzamiento de los medicamentos) en los programas de televisión gracias a los miles de millones de dólares que dan las empresas farmacéuticas? 

Los medios de comunicación ayudan a encubrir la corrupción de la Industria/la FDA/AMA, ensalzando a los médicos en sus programas de televisión y en los informativos. 

La verdad es que lo que ofrecen los medios de comunicación es como un iceberg. Se oyen las cosas que se quieren oír y lo que no se quiere oír ( por ejemplo, que hay muchos tratamientos contra el cáncer en la Naturaleza) está oculto bajo las aguas, de las que no sale casi nada. 

Los medios de comunicación son muy hábiles para hacernos creer que vemos el iceberg al completo, cuando en realidad sólo estamos viendo una pequeña parte del mismo. 

Es una manipulación cuidadosa para que el público oiga y vea lo que les interesa. Debido al ensalzamiento constante de las organizaciones médicas en la televisión, y la existencia de una lista negra de los tratamientos alternativos al cáncer, cuando una persona es diagnosticada de cáncer, ésta asume que en la Naturaleza no hay nada que la pueda curar, así que rápidamente corre para recibir quimioterapia, radiación o cirugía. (…)

Cuatro corporaciones gigantescas, más el Gobierno, controlan prácticamente el 100% de lo que se ve y oye en los medios de comunicación. ”La libertad de expresión” fue algo ya desaparecido, incluso antes de la invención de la televisión. Recuerdo haber visto ya programas de televisión que ensalzaban a los médicos ya por los años 1950 (en Estados Unidos). 

Parece que quieren convencer al público en general que nunca habrá una cura contra el cáncer. Una de las tácticas de Big Pharma (la Industria Farmacéutica) y sus títeres, es la de querer convencer al público que el cáncer está causado por una daño en el ADN, y que la cura del cáncer está todavía a 50 años vista. 

Hay tres defectos en su teoría del ADN:

* En primer lugar, si se pueden matar sin peligro las células cancerosas ( como el Dr. Kelly hizo , pero permitiendo que el sistema inmunológico eliminase las células cancerosas) ¿para qué insistir en que tienen el ADN dañado? ¡La células cancerosas ya están muertas!

Como ejemplo, una molécula natural denominada laetril o amigdalina (Véase: http://es.wikipedia.org/wiki/Amigdalina) que puede atacar y matar las células cancerosas. Los doctores Philip Binzel, MD, y el Dr. Richardson, MD utilizan laetril líquido para curar el cáncer.
  • En segundo lugar, el Dr. Royal Rife, un microbiólogo, pretendía revertir el proceso, de modo que las células cancerosas volvieran a ser normales, en la década de 1930, mucho antes del descubrimiento del ADN. El Dr, Rife tenía una tasa de curación más alta que la del Dr. Kelly. Su tasa de curación era del 100% y su tratamiento fue prohibido por la FDA en la década de 1930.
    Si bien la terapia del Dr. Rife fue diseñada para revertir el proceso de conversión de las células en cancerosas, ahora se sabe que algunos productos naturales de la naturaleza también trabajan convirtiendo las células cancerosas en células normales ( por ejemplo, la cura de uva de Brand, que también tiene una tasa de curación del 100%, y fue utilizada en la década de 1920)
  • En tercer lugar, si bien es cierto que las células cancerosas tienen dañado el ADN, eso no es lo que causa el cáncer. Por lo tanto, si la medicina ortodoxa lo que pretende es “arreglar” el ADN dañado, entonces no está curando el cáncer. El daño en el ADN está causado por lo mismo que hace que una célula se vuelva cancerosa.
La medicina ortodoxa busca todas las excusas posibles para convencer al público en general que sólo es posible tratar el cáncer como una enfermedad crónica y que es imposible curarlo.

Entonces, ¿ qué hacer con todos esos pacientes, con ese 97% que no tiene cura?
Los medios de comunicación, el cine, la FDA, los médicos, todas las grandes asociaciones sobre el cáncer, las escuelas de medicina, los Gobiernos, agencias gubernamentales ( por ejemplo, el Instituto Nacional de Cáncer (NIH)...) han vendido a los enfermos de cáncer “para conseguir un pedazo del enorme pastel que mueve Big Pharma”. La medicina moderna es como un enorme pulpo, que tiene a la Industria Farmacéutica en su centro. 
 
Ahora ya sabemos por qué la medicina ortodoxa tiene una tasa de curación del 3% en lugar de una tasa del 90%. Es una tasa del 3% en todo el mundo, porque la Industria Farmacéutica es una entidad mundial. Sólo un país en todo el mundo tiene “libertad de elección médica”, que lo incluye en su Constitución. 
 
Entonces ¿que hay de verdad acerca de los tratamientos naturales contra el cáncer? La verdad es que hay muchas sustancias naturales que son muy superiores a los tratamientos ortodoxos. 

Mientras que el protocolo de Kelley es todavía un magnífico protocolo, en la sección siguiente se analizan de nuevo los más importantes protocolos para el tratamiento del cáncer. Se han desarrollado recientemente protocolos más específicos en el tratamiento, debido a que los pacientes ya han recibido con anterioridad tratamientos ortodoxos y resulta mucho más difícil su cura que en pacientes recién diagnosticados.






domingo, 19 de junio de 2011

Fukushima: detectado estroncio, 240 veces por encima de los límites legales

Por Ethan A. Huff, 19 de junio de 2011

http://www.naturalnews.com/032751_Fukushima_strontium.html

Muchos japoneses se encuentran desplazados de sus viviendas debido al desastre nuclear (GALLO/GETTY. Foto Al-Jazeera)

(NatuaralNews) La compañía eléctrica Tokyo Electric Power (TEPCO) acaba de informar que las muestras de agua de mar y de agua subterránea recogidas en torno a la central nuclear devastada de Fukushima Daiichi, indican la presencia de estroncio radiactivo. Y de acuerdo con una reciente información publicada por The Japan Times, los niveles de estroncio detectados superan en 240 veces los límites superiores legales, lo que indica una seria amenaza ambiental y para la salud.

El estroncio radiactivo, que se sabe se acumula en los huesos, y eventualmente da lugar a enfermedades como el cáncer y la leucemia, es una de las tres “partículas calientes” que se están liberando de forma continua de la planta dañada, según los expertos. Los otros dos elementos radiactivos son el cesio y el plutonio, los cuales están implicados en defectos de nacimiento, cáncer y muerte.

Estamos descubriendo que las partículas calientes se encuentran por todo Japón, incluso en Tokio”, dijo Arnold Gundersen, ex presidente de la Industria Nuclear, con 39 años de experiencia en Ingeniería Nuclear, a Al Jazeera: “Los científicos están encontrando esto por todas partes. En los últimos 90 días, estas partículas calientes han seguido bajando y se depositan en altas concentraciones. Mucha gente va a recogerlas en los filtros de aire de los automóviles”. 

TEPCO ha instalado un nuevo sistema de descontaminación que según afirma ayudará a filtrar los isótopos radiactivos que se depositen en el agua contaminada, y de este modo limitar la exposición humana y ambiental a estos peligrosos elementos. Pero este sistema ya ha revelado varios problemas, como que el flujo es inferior al previsto.

Fukushima tiene tres reactores nucleares y cuatro núcleos con problemas”, añadió Gundersen. “Y es probable que tengan el equivalente a 20 núcleos de los reactores nucleares con problemas, con una necesidad urgente de enfriarlos, pero no existen los medios eficaces de hacerlo”. 

Al Jazeera también informa que un asesor de residuos nucleares del Gobierno japonés explicó que alrededor de 966 km2, o 600 millas cuadradas, en torno a Fukushima son ahora inhabitables debido al accidente nuclear. Esta enorme área es el equivalente a 17 Manhattans colocados uno al lado del otro.

Las fuentes de este artículo:





Se han encontrado metales peligrosos en la carne y algunos pescados

por Martha Rosenberg, 17 de junio de 2011



Hace ya más de cinco años que The Chicago Tribune informaba de que el atún estaba contaminado con mercurio. “La industria del atún ya no advierte a los consumidores sobre los riesgos de consumir atún enlatado, mientras que los organismos reguladores son reacios a incluir el pescado entre los avisos de presencia de mercurio, a veces en medio de fuertes presiones de la industria”. Tres años más tarde, The New York Times encontró contaminación similar en el sushi.

Pero en lugar de intentar conseguir que el producto sea más seguro, una advertencia más clara por parte de los organismos regulares y la Industria, que se supone que supervisan, lo único que se ha conseguido es que se realicen más estudios.

El año pasado, la revista Time recogió 100 muestras de carne roja de atún y de atún graso en 54 restaurantes y supermercados en Colorado, New Jersey y Nueva York: se superaba las cantidades recomendadas de mercurio.

Y este año, Consumer Report señala que todas las muestras de atún recogidas por un laboratorio independiente “contenían niveles mensurables de mercurio, que iban desde 0,018 hasta 0,774 partes por millon. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) debe retirar del mercado todos los productos que contengan una parte por millón o más”. 

De hecho, el mercurio se está extendiendo hacia otros alimentos, que fue lo que inspiró a Fisher Stevens para luego ganar un Oscar por su documental sobre la pesca del delfín en Japón, “The Cove”. El director tuvo problemas de salud después de consumir atún tres o cuatro veces por semana, lo que llevó a realizar una investigación sobre la Industria del pescado.

Tampoco la carne resulta necesariamente muy segura. A pesar de que puede contener patógenos como E.coli, salmanella, listeria, campylobacter, medicamentos veterinarios, plaguicidas y metales pesados como el cobre y el arsénico, que permanencia tras la cocción, según informa el Gobierno.

De acuerdo con un informe de 2010 del Inspección General, de los 23 pesticidas que han sido señalados por la EPA( Ministerio de Medio Ambiente) y la FDA como de alto riesgo, el Departamento de Agricultura sólo indica uno. Se encontraron cuatro tipos de alimentos con altos niveles de medicamentos veterinarios, llegando a ser consumidos durante un periodo de 6 meses, dice el informe.

Los ganaderos no pueden vender para consumo humano la leche de las vacas que están siendo medicadas con antibióticos ( y otros medicamentos) hasta que se deje de hacerlo, pero en lugar de desechar esta lecha contaminada, los productores alimentan con ella a las crías, dice el informe, que parece más bien redactado por un grupo de activistas que por el Gobierno. “Cuando los terneros son sacrificados, los residuos de medicamentos que se encontraban en la leche permanecen en la carne, que luego se vende a los consumidores”. 

Los registros llevados a cabo por la FDA corroboran los informe de OIM, encontrando que Templeton Feed & Grain y Darr Feedlots habían vendido sus productos contaminados con antibióticos para la alimentación animal y Land Dairy y Martin Feed Lot vendían vacas que presentaban antibióticos con sulfametazina en el hígado, para ser vendidos como alimento humano.

Y mientras se les dice a los consumidores que cocinen bien su carne para eliminar los agentes patógenos, sin tener en cuenta el lado negativo de esta acción. Freír, asar a la parrilla, bien carne de ternera, pollo, cerdo o pescado, tiene su riesgo para la salud debido a los compuestos que se producen por el goteo, las grasas denominadas aminas heterocíclicas e hidrocarburos aromáticos policíclicos. Se vinculan con el cáncer de estómago, colon, vejiga… cánceres que podrían ser evitados.

¿Y los alimentos procesados, tales como carnes frías, salchichas y jamón? Son pretratados con nitritos para matar los gérmenes transmitidos por los alimentos y mantener un color “natural”. Los nitritos se convierten en nitrosaminas, que son conocidos carcinógenos. Son tan saludables como los cigarrillos.

Martha Rosenberg es columnista y dibujante, que escribe sobre temas de salud. Su dirección de correo electrónico: martharosenberg@sbcglobal.net. Otros artículos de Martha: http://dissidentvoice.org/author/MarthaRosenberg/ Su primer libro, titulado Born with a Fritos Deficiency: How Flaks, Quacks and Hacks Pimp the Public Health, será publicado por Amherst, New York-based Prometheus Books, el próximo año.

http://dissidentvoice.org/2011/06/reports-find-dangerous-metals-in-meat-and-seafood/#more-33795





jueves, 16 de junio de 2011

El Instituto Nacional de Cáncer admite que la vacuna del papiloma tiene poco valor

En uno de los artículos que promueve la vacunación, uno de los científicos afirma que la mayoría de las niñas vacunadas tienen “un riesgo muy bajo”.

Por Heidi Stevenson, 15 de junio de 2011

Se refiere al virus del papiloma humano

El Instituto Nacional de Cáncer (NCI) ha emitido un boletín (se refiere al Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos) para responder a las dudas sobre la vacunación contra el virus del papiloma (VPH) (1). No responde a cuestiones reales. La vacuna se ha vendido como una medida preventiva contra el cáncer cervical. Pero, la cuestión a la que hay que responder es si previene la infección por VPH.

El artículo comienza con una afirmación discutible. “ El cáncer cervical es el segundo cáncer más mortal en las mujeres de todo el mundo”. En los Estados Unidos y otras naciones industrializadas, esto está lejos de ser verdad. El cáncer cervical es uno de los canceres más fáciles de detectar y de tratar, con una tasa de mortalidad baja.

Es como si dijéramos que si el 99% de los hombres que están en prisión han comido puré de patatas, por lo tanto el puré de patatas es la causa de la delincuencia. También es una afirmación falsa en otro sentido, ya que el artículo no se ocupa de los casos de cáncer cervical que han sido prevenidos por la administración de la vacuna.

El descubrimiento de que los virus del papiloma humano (VPH) son los responsables de la iniciación del cáncer cervical…”. Esto tampoco es verdad.. Se ha observado una correlación entre el VPH y el cáncer cervical, pero no se ha demostrado la relación causa/efecto. Sin embargo, aquella correlación debió de ser muy convincente porque se inició una costosa vacuna.

No hay pruebas de que el VPH cause el cáncer cervical

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) reconoce que:
…Al menos el 50% de los hombres y mujeres sexualmente activos lo han tenido en algún momento de sus vidas”. (2)

Ahora se considera que las mujeres son más susceptibles a las infecciones por VPH que los hombres, De hecho el Departamento de Salud afirma:
A los 50 años de edad, por lo menos el 80% de las mujeres han adquirido la infección genital por el VPH” (3). 

En su boletín, el Instituto Nacional de Cáncer dice:
Los distintos tipos de VPH causan aproximadamente… el 70% de todos los cánceres cervicales”. 

Por lo tanto, el número de casos de cáncer, según las afirmaciones del NCI, causados por infecciones del VPH es más bajo que el número de mujeres infectados con ellos. Podríamos pensar que la infección por VPH proporciona un cierto grado de protección contra el cáncer cervical ( No digo que esto sea cierto, me limito a decir que tales correlaciones no son evidencia de causa y efecto).
Tampoco se ha demostrado una correlación entre el cáncer del cuello de útero y la infección por VPH. Esto sería equivalente a afirmar: “.. el puré de patatas es la causa de la delincuencia”. 

¿Qué pretende el Instituto Nacional de Cáncer con este boletín?

El Instituto Nacional del Cáncer afirma que las vacunas contra el VPH, Gardasil y Cervarix, previenen contra ciertas infecciones por el VPH. Eso es todo. Es decir, se promueve como una vacuna que previene contra el cáncer, en base a algo que todavía no se ha demostrado.

Admiten que una sola inyección es insuficiente, por lo que se requieren varias. Más importante aún, el Dr, John Schiller, director del laboratorio del Instituto Nacional del Cáncer, de la Sección de Enfermedades Neoplásicas y Oncología Celular, una persona que participó en el desarrollo de una vacuna contra el VPH, admitió:

En este momento, la mayoría de las niñas y mujeres que se vacunas están protegidas (de cáncer cervical), por lo que el riesgo es muy bajo. Esto será sobre todo una prevención de lesiones premalignas”. 

Por lo tanto, uno de los principales científicos del NCI y una de las personas que ha participado en el desarrollo de la vacuna contra el VPH reconoce que si fuera cierto que la vacuna contra el VPH previene contra el cáncer, tendría muy poco valor para aquellas personas que se han apuntado como receptores de la misma. En ninguna parte se reconoce los peligros de la vacuna. En ninguna parte se recogen los daños causados en las niñas por su administración, ni sus efectos adversos. En ninguna parte se admite que prevenga contra el cáncer cervical, que es la excusa para la existencia de la vacuna.

Sin embargo, una de las figuras más importantes en el desarrollo de la vacuna contra el VPH admite que tiene poco valor. ¿ Dónde están las investigaciones que evidencien que la vacuna contra el VPH prevenga contra el cáncer cervical? No existen. ¿Dónde está el análisis riesgo-beneficio? No existe, o si existe, no lo conocemos.

¿Cuánto durará esta parodia?

Referencias:
(1)Despite Early Skepticism, HPV Vaccines Prove Effective
(2)Genital HPV Infection – Fact Sheet
(3)Human Papillomavirus
http://www.gaia-health.com/articles451/000481-nci-hpv-little-value.shtml




miércoles, 15 de junio de 2011

La nueva política de escasez de alimentos


Por la Dra. Mae-Wan Ho, 14 de junio de 2011

ISIS (Instituto de Ciencia y Sociedad)

El veterano observador del mundo Lester Brown realiza una advertencia sobre la propagación de los disturbios políticos, los conflictos y la profundización de las diferencias entre ricos y pobres y de como los precios de los alimentos aumentan, mientras que la oferta disminuye siendo creciente la demanda, sin apuntar ninguna solución viable a este problema.

Aumento de los precios de los alimentos e inestabilidad política

El aumento de los precios de los alimentos fue uno de los principales desencadenantes de los disturbios que se han producido en el norte de África y Oriente Medio, que se iniciaron en Túnez en diciembre de 2010. La inestabilidad política también se ha extendido a Argelia, Egipto, Jordania, Libia, Siria, Yemen, y después por Burkina Faso, Níger, Nigeria, Camerún, Uganda y otros (1-4). También se habla de inestabilidad en América Latina (5) y de Gran Bretaña, sobre todo si los precios de los alimentos siguen aumentando (6). El Índice de Precios de los alimentos de las Naciones Unidas ronda los 231 puntos desde principios de 2011, alcanzando un máximo histórico de 238 puntos en febrero. El promedio de mayo es de 232 puntos, un 37% más alto que hace un año (7).



Richard Ferguson, jefe de la sección de Agricultura de Renaissance Capital, un banco de inversión especializado en mercados emergentes, dijo en el periódico The Guardian que es probable que los problemas se extiendan. “Los precios de los alimentos es algo fundamentales es la creciente inestabilidad. Si se tiene 25 años de edad, sin ingresos, viviendo en un ambiente político de represión, va a sentirse realmente indignado por el aumento del precio de los alimentos en la forma en la que lo está haciendo”. Está actuando como un catalizador de la inestabilidad política, a lo que se añade la ausencia de Democracia.

La escasez es la nueva norma

La alimentación se ha convertido de repente en el hilo conductor de la política mundial (8), dice Lester Brown, que también predice que las crisis van a ser cada vez más comunes. “La escasez es la nueva norma”.

Históricamente, el aumento de los precios de los alimentos se han debido a condiciones meteorológicas adversas, tales como escasez de monzones, sequías, olas de calor, etc, pero hoy en día se debe a un creciente aumento en la demanda y una disminución en los suministros. Con una población en rápida expansión que exige mayor cantidad de alimentos, los cultivos sucumben a las altas temperaturas y los acuíferos se agotan, haciendo muy difícil aumentar la producción. Por otra parte, el mundo está perdiendo su capacidad para suavizar los periodos de escasez. Estados Unidos, el mayor productor mundial de grano, fue capaz de suplir la escasez con sus excedentes de grano en el pasado, o de aumentar la producción con el cultivo de las tierras abandonadas. “Ahora no podemos hacer eso, el colchón de seguridad ha desaparecido”.

Es por esta razón que la crisis alimentaria de 2011 es real, dice Brown, lo que puede ocasionar más disturbios por los alimentos y nuevas revoluciones políticas. Túnez, Egipto y Libia no serán las últimas, sino el principio de otras muchas.

Brown no menciona la especulación que se está produciendo sobre los productos básicos agrícolas en los mercados financieros mundiales, que no sólo hacen subir los precios, sino que la volatilidad aumenta, lo que hace mucho más difícil para agricultores y consumidores hacer frente a esta situación ( ver Financiación del hambre en el mundo, SiS 46). Olivier de Shutter, ponente especial de las Naciones Unidos sobre el derecho a la alimentación, se ha referido a la crisis de 2007-2008 como “crisis de los precios” , no una “crisis de los alimentos”, provocada por la especulación, no vinculada a una producción insuficiente, al menos por ahora, como dice Brown.

La magnitud del problema es enorme (8). Por un lado la demanda, ya que los agricultores tienen que alimentar a 80 millones de personas más cada año, casi todas de los países en desarrollo. La población mundial se ha duplicado desde 1970, y se va camino de los 9 mil millones de habitantes hacia el 2050. Al mismo tiempo, las clases medias han crecido en China y otros países, aumentando mucho el consumo de alimentos, sobre todo de carne, leche y huevos, lo que hace que se requiera de más productos agrícolas primarios. Para agravar el problema, Estados Unidos está convirtiendo gran cantidad de grano en biocombustible. En 2010, se cosecharon alrededor de 400 millones de tonelada de cereales, de las cuales 126 millones de toneladas se usaron para producir etanol ( 16 millones de toneladas en el año 2000).



El calentamiento global está comprometiendo la productividad. Los controles que se han llevado a cabo directamente en el campo, han demostrado que el aumento de la temperatura durante la noche de 1ºC en la temporada de crecimiento redujo el rendimiento en un 10% (10). Al mismo tiempo, las capas freáticas están disminuyendo, sobre todo en los países durante vive más de la mitad de la población mundial (8). Los árabes de Oriente Medio son los primeros que han alcanzado su máxima producción de cereales, comenzando a declinar debido a la escasez de agua. También ha disminuido en Siria e Irak, y pronto disminuirá en Yemen. Pero las necesidades mayores de alimentos se encuentran en China y la India.

En la India, los agricultores han perforado unos 20 millones de pozos de riego, y según informes del Banco Mundial, 175 millones de hindúes están siendo alimentados con granos que se producen por un exceso de extracción. En China, las extracciones se concentran en la llanura del Norte, que produce la mitad del trigo de China y un tercio del maíz. Se estima que unos 130 millones de chinos están alimentados por un exceso en la extracción de agua.

Las imágenes obtenidas por satélite muestran dos nuevas regiones que se desertizan, una que se extiende por el norte y el oeste de China y el oeste de Mongolia; la otra, por el África Central. Cada año, unos 1400 kilómetros cuadrados de tierra del Norte de China se convierten en un desierto. En Mongolia y Lesotho, las cosechas de cereales se han reducido a la mitad durante las últimas décadas. Corea del Norte y Haití también están sufriendo grandes pérdidas de suelo, y ambos países se enfrentan a una hambruna si no reciben la ayuda alimentaria internacional.



Los rendimientos de los cultivos de arroz en Japón no han aumentado en los últimos 16 años. En China, los rendimientos parecen estabilizarse. Mientras tanto, los rendimientos de los cultivos de trigo se han estabilizado en Gran Bretaña, Francia y Alemania, los tres mayores productores de trigo de Europa Occidental.

Mientras escribo esto, el Reino Unido está experimentando la peor sequía desde 1990, y los agricultores el Gobierno están negociando sobre este asunto (11). Los fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más comunes a medida que se calienta el planeta.

Una lucha mundial entre la oferta y la posesión de la tierra

Durante la crisis alimentaria de 2007-2008, muchos países exportadores trataron de controlar el aumento de los precios internos de los alimentos mediante la restricción de las exportaciones, entre ellos Rusia y Argentina, los dos principales exportadores de trigo. Vietnam, el segundo mayor exportador mundial de arroz, prohibió la exportaciones por completo durante varios meses en el año 2008. Se produjo el pánico entre los países importadores, y varios de ellos trataron de llegar a acuerdos de larga duración de suministro de cereales con los países exportadores. Argentina negoció un acuerdo con una duración de tres años con Vietnam, por una cantidad de 1,5 millones de toneladas de arroz por año. Yemen trató de suscribir un acuerdo similar con Australia, pero tal acuerdo fracasó.
Algunos de los países más ricos, liderados por Arabia Saudí, Corea del Sur y China, comenzaron a comprar o arrendar tierras en otros países para cultivar cereales para su propia suministro ( ver también “Land Rush”, cómo se intensifica ante la amenaza a la seguridad alimentaria, SiS 46). La mayoría de las adquisiciones se han hecho en África, donde algunos Gobiernos las arriendan por menos de 1 libra por acre al año, principalmente en Etiopía y Sudán, donde millones de personas ya han tenido que mantenerse mediante el programa de alimentos de las Naciones Unidas.

A finales de 2009, se habían negociado cientos de ofertas de adquisición de tierras, alguna de ellas de más de un millón de hectáreas. Un análisis del Banco Mundial en 2010 indicaba que había unos 140 millones de hectáreas involucradas, lo que hace una superficie mayor que las tierras dedicadas al cultivo combinado de maíz y trigo en Estados Unidos. Las adquisiciones también suelen incluir los derechos sobre el agua, así que la adquisición de tierras también afecta a todos los países situados aguas abajo. El agua que se extrae de la cuenca alta del río Nilo para regar los cultivos en Etiopía o Sudán, por ejemplo, es agua que ya no llega a Egipto.

La posibilidad de un conflicto es alto. Mantenido en secreto, las ofertas de tierras en la mayoría de los casos hacen referencia a las tierras utilizadas por los pobladores, y han sido vendidas o arrendadas. Y como normalmente no existe ningún título formal de propiedad de la tierra en muchos países en desarrollo, los agricultores con pocos recursos han perdido sus tierras.

La hostilidad local hacia la posesión de las tierras es la regla, no la excepción (8). En 2007, los precios de los alimentos comenzaron a subir, y en ese momento China firmó un acuerdo con Filipinas para arrendar 2,5 millones de acres de tierras de cultivo para la obtención de alimentos, que luego serían enviados a China. Una vez que se conoció este hecho, se produjeron protestas públicas de los campesinos filipinos en Manila, obligando a que se suspendiera el acuerdo. Algo similar ha ocurrido en Madagascar, donde una empresa de Corea del Sur, Daewoo Logistics, ha producido una tormenta política contra el Gobierno y se le ha obligado a romper el acuerdo.

La posesión de la tierra no es la solución

La adquisición de tierras se calcula que representa en Estados Unidos unos 50 mil millones de dólares. Pero no es una solución a la crisis alimentaria. Requeriría de muchos años el aumentar la producción de forma considerable. Una infraestructura pública para la agricultura moderna orientada hacia el mercado aún no existe en la mayor parte de África. En algunos países se precisaría de varios años para construir las carreteras y los puertos necesarios para traer, por ejemplo, los fertilizantes agrícolas y luego exportar los productos obtenidos. El análisis del Banco Mundial indica que sólo el 37% de los proyectos están relacionados con los cultivos alimentarios. La mayor parte de los terrenos son comprados para producir biocarburantes y otros cultivos industriales.
Incluso si algunos de estos proyectos lograse aumentar con el tiempo la productividad de la tierra, es muy probable que contribuyese muy poco a la economía del país, sobre todo si casi toda la maquinaria agrícola, los fertilizantes, los pesticidas y las semillas se traen de fuera y los productos obtenidos se envían fuera del país. “Hasta ahora, la apropiación de tierras ha contribuido más a la producción de disturbios que al aumento de la producción de alimentos”.

Profundizando la brecha entre ricos y pobres

La brecha entre países ricos y pobres podría crecer aún más, y pronto. Brown así lo predice (8).

Crece la diferencia entre los países ricos y pobres

En enero de 2011, Corea del Sur, que importa el 70% de su consumo de grano, anunció la creación de una nueva entidad público-privada responsable de la adquisición de grano. Con una oficina inicialmente situada en Chicago, su plan consiste en pasar por alto a las grandes empresas de comercio internacional y comprar el grano directamente a los agricultores de Estados Unidos. Así fue cómo los coreanos adquirieron sus propios silos, firmando contratos de varios años con los agricultores para la entrega del grano, comprometiéndose al pago de un precio fijo. China, Japón y Arabia Saudí, y otros importadores podrían firman acuerdo con países exportadores, tales como Canadá, Australia y Argentina. Los 1400 millones de chinos, que cada vez consumen más, comenzarán a competir con los consumidores de Estados Unidos por las cosechas de cereales de Estados Unidos, por lo que “una comida barata, visto por muchos como un derecho de nacimiento en Norteamérica, podría estar llegando a su fin”.
Los países de bajos ingresos, donde se adquieren las tierras, o donde se importan cereales, es probable que cada vez tengan una situación más deteriorada.

No se está haciendo ningún esfuerzo para asegurar el suministro de alimentos
No hay ningún esfuerzo organizado para garantizar el suministro de alimentos en el mundo. De hecho, la mayoría de las negociaciones internacionales sobre el comercio agrícola se centraban hasta hace poco en el acceso a los mercados, con una necesidad urgente para que Estados Unidos, Canadá, Australia y Argentina abran sus mercados agrícolas, altamente protegidos. Pero en la primera década del siglo actual, el acceso a los alimentos se ha convertido en una cuestión de primer orden. El Programa Mundial de Alimentos ya ha proporcionado ayuda alimentaria a 70 países, con un presupuesto anual de 4 mil millones de dólares, lo que es insuficiente, y además existe muy poca coordinación internacional. Y además se dirige a aliviar los síntomas y no la causa de la escasez de alimentos.

“Estamos muy cerca de que se produzca una gran crisis del sistema alimentario, podría llegar en cualquier momento”, dice Brown. “Consideremos, por ejemplo, ¿ qué habría pasado si la ola de calor de 2010 que se centró en Moscú se hubiera dado en Chicago? En números redondos, si una caída en la producción del 40% en Rusia suponga unos 100 millones de toneladas en pérdidas, un 40% de la producción de Estados Unidos habría supuesto unas pérdidas de 150 millones de toneladas. (…) Esta producción habría sido la más baja de la historia,…”.

“La cuestión ahora es si el mundo puede ir más allá de centrarse en los síntomas de deterioro de la situación alimentaria y atacar las causas subyacentes. Si no podemos producir mayores rendimientos con menos agua y conservar las fertilidad de los suelos, muchas zonas agrícolas dejarán de ser viables. Y esto va mucho más allá que un mero problema de los agricultores. Si no se consigue estabilizar el clima, no se va a poder controlar el precio de los alimentos. Si no podemos controlar el crecimiento de la población, el número de hambrientos es casi seguro que continúe aumentando. Es tiempo de actuar ahora, antes de que la crisis alimentaria de 2011 se convierta en una nueva normalidad”.

Las recomendaciones de Brown son decepcionantes, falla de nuevo en no recomendar un cambio total a la agricultura ecológica, que, de acuerdo con el consenso científico, es capaz de hacer frente a la mayoría, si no a todas, de las causas subyacentes del deterioro de la productividad, así como la conservación del suelo y los recursos naturales, el agua, y detener el cambio climático [ ver (13,14)

El futuro de los alimentos: la agricultura sostenible. Combustibles fósiles, ISIS/ Una agricultura sostenible se necesita con urgencia. SiS 50]. Mejor aún, la agricultura agroecológica se puede combinar fácilmente con los recursos locales, incluso en una red de generación mediante energías renovables [(14). Energía verde, 100% renovable para el año 2050. Isis /publicación TWN], que puede servir para las empresas locales, estimulando sus economías y creando muchas oportunidades de empleo.

Una versión completa de este artículo se publica en el sitio web de ISIS y está disponible para su descarga aquí ( en inglés) .
http://foodfreedom.wordpress.com/2011/06/14/the-new-politics-of-food-scarcity/#more-8816

Otro artículo relacionado:
 http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/03/18/informe-de-la-onu-cae-otro-mito-de-los-cultivos-transgenicos/

lunes, 13 de junio de 2011

Manifestación antinuclear en Japón

Por el destierro de la Bestia Nuclear

por Richard Wilcox, 13 de junio de 2011



El crecimiento por el mero crecimiento es la ideología de la célula cancerosa
– Ed Abbey

Tres meses después del terremoto del 11 de marzo y del desastre nuclear de Fukushima, miles de personas se manifestaron en Tokio y otros lugares de Japón en una acción contra la energía nuclear. Aunque los organizadores esperaban conseguir un millón de manifestantes, Japón es una sociedad muy conservadora donde la mayoría de la gente no se expresa su descontento en la calle. Aunque el movimiento antinuclear es pequeño, las voces se han hecho oír para sacudir los cimientos de la decrépita y corrupta industria nuclear. Se ha sabido ahora que el 12 de abril de 2012 se va a proceder a una parada de todos los reactores nucleares de Japón para operaciones rutinarias de mantenimiento. Sabemos que si no volviesen a funcionar y se viese libre Japón de la energía nuclear, aumentaría la dependencia de otras fuentes energéticas (petróleo, gas natural, carbón, etc). Por este motivo, hay mucho gente que no protesta, aunque cada vez son más los escépticos contra la energía nuclear: más de los dos tercios apoyan el cierre de la central nuclear de Hamaoka.

Todo esto llega en un momento en el que el FMI, los saqueadores de las economías nacionales, recomiendan triplicar los impuestos de ventas de Japón para ayudar al pago de sus deudas. La economía de Japón no se ha recuperado debido a la devastación provocada por el maremoto en el noreste, seguido de una gran incertidumbre sobre los acontecimientos de Fukushima. Los miles de millones de dólares destinados a pagar el desastre nuclear no incluyen los daños que se han producido a la economía en general. Muchas empresas se han contenido en sus compras de los famosos productos de té verde y el sashimi (pescado crudo) debido al riesgo de contaminación por radiación.

Se están pidiendo pruebas de que la radiación no afecta al suelo, el aire, los alimentos y el agua. En Tokio sólo hay una estación que mide los valores de radiación en el aire, aunque el Gobierno ha dicho que pondá cien de ellas en distintos lugares. Las micropartículas, los átomos inestables emitidos por la central de Fukushima, se están expandiendo por la atmósfera, lo que ha hecho aumentar la preocupación de las personas.

Las manifestaciones que se han producido contra la energía nuclear resultan esperanzadoras para aquellos que anhelan un poco de cordura en este mundo inestable. Pero para pasar de la energía nuclear a otras formas de energía se van a requerir decisiones difíciles, con una planificación a largo plazo y un programa nacional de ahorro de energía. Japón tiene gran cantidad de ingenieros llenos de ideas creativas, pudiendo recurrir incluso a las energías alternativas, a sistemas de ahorro de energías, el uso de materiales alternativos en la construcción y medidas similares. Artistas y arquitectos podrían imaginar ciudades habitables y enviar a los burócratas a sus edificios de hormigón durante sus aburridas reuniones.

Culturalmente hablando, esto requerirá un cambio en los valores, dejando a un lado la codicia, y yendo a una mayor simplicidad. Estos no son los valores de la mayor parte de las personas en este momento, después de que las televisiones y las escuelas difundan un modo de pensar cercano a los valores de las corporaciones. Lo que uno ve en Tokio durante estos días es un consumo insaciable, que genera montañas de basura, de envoltorios de plástico procedentes de China, en lugar de los tradicionales valores japoneses de frugalidad y contención.

Los medios corporativos de Japón están fuertemente influenciados por las empresas de energía eléctrica, que han ignorado en gran medida el desastre de Fukushima, así como los movimientos de protesta. Nos enfrentamos a una población más preparada para la codicia capitalista, sometida al mundo virtual de los ordenadores, frente a la necesidad de una orientación comunitaria, sencilla, con otros estilos de vida.

Los intereses creados se resisten al cambio, como ya hemos visto durante las campañas para promover la unidad nacional en apoyo de los pescadores y agricultores, a pesar de que algunos de sus productos están contaminados por la radiación. Toda la industria tradicional de construcción se ha convertido en Japón en una industria que sólo sabe hacer cubos de hormigón – Estas personas no se pasan el tiempo contemplando los reflejos de Henry Thoreau (En lo salvaje se encuentra la preservación del mundo). El reciclaje de lodos radiactivos para la construcción de bloques de hormigón con el fin de reducir costes y reactivar la maltrecha economía de Japón es algo temerario. Una fabrica, en el barrio de Koto de Tokio, puede haber incinerado lodos radiactivos y haber difundido la radiación de Fukushima por segunda vez. Las madres protestaron.

Japón podría reducir su enorme consumo de energía, simplemente deteniendo este consumismo desenfrenado. Las máquinas expendedoras consumen mucha electricidad, por no mencionar las tiendas convencionales que permanecen abiertas durante los 7 días de las semana durante 24 horas. Con ciudades con más vegetación, menos pobladas, se podría reducir el consumo de energía, también con la construcción de viviendas de cáñamo, que se mantienen frescas durante el verano y cálidas durante el invierno; un regreso de la gente al campo para actividades agrícolas, ocupando a numerosos desempleados, descontentos con su trabajo y dando lugar a una renovación espiritual. Sin embargo, actividades económicas como las de la Asociación Trans Pacífico, llevan a Japón en la dirección opuesta, hacia una mayor dependencia en las importaciones, mientras se reduce drásticamente la autosuficiencia alimentaria.

Quizás esto parezca más fácil de lo que es, y quizás las energías alternativas y el uso de materiales alternativos no sea algo tan simple. Pero el cáñamo industrial es de hecho una planta milagrosa que preserva el medio, que sólo utiliza un 25% de la cantidad de tierra que utilizan los bosques para la industria del papel y la madera. Ya lo decía el escritor sueco Firmin Debrabander en un reciente artículo:

Es el momento de ser valientes y de pensar en cambiar nuestro estilo de vida, nuestros valores y perspectivas. Los poderes se resisten a cambiar los hábitos de los consumidores, han decidido dejarlos intactos tanto tiempo como sea posible, porque para ellos es lo mejor. Prefieren meternos en los coches eléctricos en lugar de abandonarlos por completo… necesitamos medidas más drásticas en este momento (1). 

Muchos de estos dilemas tendrán que ser probados, juzgados y resueltos, y muchas políticas fallarán. Sin embargo, desterrar la energía nuclear al abismo de donde vino debe ser una posición intransigente. A pesar de que muchos países siguen presionando para que ésta se mantenga, el aire se escapa del balón más rápidamente de lo que podamos inyectarlo en su interior.

La radiación de Fukushima ( tal vez un 20% de la radiación emitida por Chernobyl), sin incluir las toneladas de agua radiactiva que TEPCO ha echado al mar), puede ser una de las causas de la mayor mortalidad natal en América del Norte. Podemos estar seguros de que aumentará la mortalidad por cáncer en Japón, tal vez en varias decenas de miles, si no más. Como dijo Arnie Gunderson, experto en la central de Fukushima: “no estamos fuera de peligro todavía”. Gunderson piensa que dentro de un año cuando los reactores se enfríen lo suficiente para mantener su control, esto será una buena noticia, pero se habrá lanzado una gran cantidad de radiación (150 terabecquerels pro día, según las estimaciones del Gobierno). Además el reactor nº 4 llevará más tiempo asumir su control. Su piscina de combustible gastado de residuos altamente radiactivos se encuentra en una situación muy precaria, y que un nuevo terremoto podría causar nuevos estragos.

Mientras tanto, la ciudad de Fukushima, en la que residen unas 290.000 personas ( unos 10.000 niños han sido enviados a otras partes de Japón por seguridad), sufre de altos niveles de radiación, varias veces superior a la recomendada. Su salud mental y física está siendo sacrificada, junto con los 1300 trabajadores de la central de Fukushima, que poco a poco van perdiendo el sueño equivocado de una “energía limpia y segura”.

(1) Revolución verde: el tiro por la culata.

Richard Wilcox vive en Tokio y contribuye a que los blogs estén mejor documentados sobre la crisis nuclear. 






sábado, 11 de junio de 2011

Boliviana negra : cuando la cocaína tropieza con el glifosato

La guerra contra las drogas se convierte en una guerra sobre los organismos modificados genéticamente.


Por Meg White, Buzzflash, 31 de agosto 2009

Hoja de coca, la Boliviana Negra, la supercoca, la millonaria

En el encuentro entre la cocaína y Roundup en las zonas rurales de América del Sur. Monsanto y el Gobierno de los Estados Unidos están luchando por mantener las apariencias. Pero esto es cada vez más difícil, dado que los peligros no previstos de la modificación genética se hacen cada vez más evidentes.

Las plantas de coca se podrían haber haber cruzado con los cultivos preparados para el uso de Roundup y habrían producido un cultivo resistente al glifosato, conocido como boliviana negra.
 
Ya en abril ( de 2009) el embriólogo argentino Andrés Carrasco, ofreció una entrevista en un diario de Buenos Aires, en la que describe sus hallazgos recientes sobre el glifosato, un herbicida químico ampliamente utilizado en la agricultura y en la lucha de Estados Unidos contra la droga, pudiendo causar defectos en los fetos aún en dosis muy pequeñas, a las que estarían expuestos los pequeños campesinos y agricultores de su país.

Después de esta entrevista, un periódico argentino informaba de que Carrasco había sido asaltado por cuatro hombres, que él describió como violentos, relacionados con los intereses agrícolas:

Dos de los hombres dijeron que estaban relacionados con la Industria Agroquímica, pero se negaron a dar sus nombres. Los otros dos dijeron ser un abogado y un notario. Al parecer, preguntaron al Dr. Carrasco sobre los detalles de sus experimentos. Dejaron una tarjeta de con el nombre de Basílico, Andrada & Santurio, abogados que actuaban en nombre de Alejandro Felipe Nöel. 

Todavía no está claro quiénes eran estas personas. Pero existe un interés en mantener oculta esta información y en desacreditar a Carrasco por parte de Monsanto, la compañía agrícola que patentó por primera vez un producto denominado glifosato ( comercializado como Roundup) y que también creó los cultivos modificados genéticamente específicamente preparados para resistir al herbicida.

El investigador argentino Andrés Carrasco

 GRAIN, una organización internacional sin fines lucrativos que apoya a los agricultores a pequeña escala y la biodiversidad en la agricultura, informó que las amenazas contra Carrasco eran conocidas. GRAIN también había ofrecido los informes sobre la soja modificada genéticamente en Argentina ( que según este grupo, se ha multiplicado por cinco su cultivo en este país, pasando a ocupar ya la mitad de los cultivos agrícolas de Argentina), así como sobre el uso del glifosato ( que ha aumentado en 14 veces su aplicación, contrariamente a lo prometido por Monsanto, que dijo que este tipo de cultivos reducirían notablemente el uso de pesticidas). Los llamados “Roundup Ready” se han cruzado con otras plantas, creando las supermalezas, que requieren del uso de otros herbicidas tóxicos, tales como la atrazina. 

Los peligros del glifosato son objeto de acalorados debates. En los Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental se ocupa de regular la cantidad permitida en el agua potable, pero los datos de los que dispone sobre los peligros de este producto químico tienen ya casi dos décadas de antigüedad, y muchos de estos estudios fueron patrocinados por Monsanto. Los trabajadores agrícolas rurales de América del Sur están protestando por las fumigaciones que se llevan a cabo desde hace más de una década, apuntado a éstas como las causa del aumento de las tasas de cáncer y defectos de nacimiento. 

El Transnational Institute (TNI), ha llamado la atención sobre la inconsistencia y los errores de bulto de los estudios que señalan los peligros por el uso del glifosato. Pero esto no supone ninguna sorpresa, ya que es de sobre conocido que Monsanto está involucrada en varios casos de fraude científico en relación con esta sustancia química: los laboratorios pagaban por falsificar los resultados deseados por la empresa. Monsanto también ha sido acusado en múltiples jurisdicciones por la difusión de falsedades sobre su producto Roundup.

Sin embargo, el glifosato sigue siendo el herbicida más utilizado en todo el mundo. Y no solamente es utilizado para acabar con las llamadas malas hierbas. También es utilizado por el ejército de Estados Unidos para fumigar desde aviones los cultivos de drogas, como parte de su estrategia mundial de lucha contra los estupefacientes. (Aunque véase esta información: Imperialismo, drogas y genocidio). El ejemplo más conocido es el llamado Plan Colombia, que comenzó con la Administración Clinton y todavía persiste actualmente.

Pero debido a que el glifosato es un herbicida que no está dirigido especialmente contra los cultivos de drogas ( esto se deduce fácilmente, ya que se usa contra indistintamente contra la coca, el opio o las malas hierbas en Estados Unidos), causando la muerte de otros cultivos también.

Es decir, que siendo un herbicida inicialmente previsto para ser usado únicamente en el cultivos “Roundup Ready” de Monsanto, ahora se emplea en grandes cantidades para rociar otros cultivos, incluso con usos militares.

Pero parece que esta operación podría haber sido contraproducente, al menos desde la perspectiva de los Gobiernos que llevan a cabo esta estrategia. El esfuerzo ha llevado a los productores de coca a la tala de bosques para continuar con este cultivo. Pero la naturaleza se rebela contra esta política. Las plantas de coca, quizás en su encuentro con el herbicida Roundup, se han hecho resistentes al glifosato, produciéndose la llamada Boliviana negra. Según un estudio del TNI, el rociado de este producto químico en los cultivos de coca en América del Sur puede resultar contraproducente:

“Es cierto que Estados Unidos está detrás de estas fumigaciones, apoyado por los intereses económicos de empresas como Monsanto y Dyncorp, que participan en este lucrativo negocio . Pero también es cierto que se están produciendo consecuencias desastrosas mediante esta política de lucha contra la droga, en la que la fumigación es un elemento más, ante un problema que sobrepasa todas las ideologías y las naciones sufren sus consecuencias de primera mano, debiéndose encontrar una solución en lugar de aumentar la tensión… “

 

Colombia no fumigaría si no fuera por la presión de Estados Unidos. Utilizaría otras formas de erradicación u ofrecería programas alternativos de desarrollo para proporcionar ingresos a la población.

El grupo sugiere que los países sudamericanos se están uniendo para rechazar la política de fumigaciones de los Estados Unidos por sus efectos sobre la salud humana y el medio ambiente, como ya se hizo en Afganistán.

En el año 2004, Joshua David recogió la Boliviana negra para determinar su procedencia y publicarlo en la revista Wired. Llegó a la conclusión de que esta planta es resistente al glifosato, y que es muy probable que su aparición en Colombia, parece ser que como resultado de una modificación genética lograda por los traficantes de cocaína.

Pero quizás lo más interesante del artículo sea la respuesta taciturna de las partes implicadas. Las autoridades estadounidenses no quieren ni oír hablar de la situación, porque este descubrimiento podría suponer un coste para los países que reciben una gran cantidad de ayudas por parte de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico. El Gobierno de Estados Unidos no quiere que los cultivadores de coca sepan de la nueva cepa, ya que todavía se pueden erradicar las viejas cepas mediante el uso del glifosato. Y los productores de droga que tienen la nueva cepa, quieren mantener su status quo hasta el final, porque el Gobierno de Estados Unidos les está desbrozando el terrero actualmente de forma gratuita.

El análisis del coste-geneficio tiene un ganador, Monsanto. Cuanto más se extienden los cultivos de Roundup Ready, mayor cantidad de agricultores necesitarán deshacerse de las malas hierbas, como señala el estudio de GRAIN en Argentina. Los principales enemigos de Monsanto no son los cárteles de la droga ni las entidades gubernamentales. Son los científicos.

Cuando se analizan conjuntamente todos los estudios mencionados anteriormente, que muestran que las fumigaciones con glifosato son dañinas para la salud humana y el medio ambiente, y que no obstaculiza la producción de coca y genera nuevas malas hierbas, la respuesta a casi todos los problemas sería la desaparición de Monsanto.

Así, que como no hay pruebas que nos aseguren que los que amenazaron a Andrés Carrasco pertenezcan a la misma empresa que falsifica los resultados de laboratorio sobre los daños causados por el glifosato o sigan difundiendo mentiras sobre el mismo, no hay duda para mí de que pertenecen al mismo club.


Artículo relacionado:
http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2010/05/28/los-cultivos-tolerantes-al-glifosato-traen-enfermedades-y-muerte-1/





miércoles, 8 de junio de 2011

Hacia la eternidad: ¿qué hacer con los residuos nucleares?

Artículo: Lucas Whitefield Hixson
Documental: cineasta holandés Michael Madsen
Lucas Whitefield Hixson Website
Domingo, 29 de mayo de 2011




Recientemente el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) visitó Fukushima Daiichi para investigar el accidente y la respuesta que ha dado TEPCO al mismo. En Fukushima se han producido grandes cantidades de residuos radiactivos, sin que existiese un plan claro de almacenamiento de estos. El 95% del combustible nuclear gastado es uranio, el resto está formado por otros elementos pesados, como el curio, el americio y el plutonio.

Hasta el  15 de mayo de 2011, casi 100.000 toneladas de agua radiactiva se habían filtrado de los tanques de contención de Fukushima. Los datos muestran que la cantidad de agua irradiada puede duplicarse a finales del mes de diciembre.

A modo de comparación, se estima que en Estados Unidos hay unas 71.862 toneladas de residuos nucleares, según datos obtenidos por la Associated Press. Illinois tendría unas 9.301 toneladas de combustible nuclear gastado en las centrales, la mayor cantidad de todos los Estados, según cifras de la Industria. Le sigue Pensilvania, con 6.446 toneladas; 4290 toneladas en Carolina del Sur y alrededor de 3.780 toneladas para el Estado de Nueva York y Carolina del Norte. Para el almacenamiento de estos residuos, el Gobierno de Estados Unidos está pensando en diseñar una planta de residuos en Yucca Mountain, que podría albergar hasta 77.160 toneladas.

“ Tepco sabe más que nadie a cerca de la cantidad de radiación que se escapa de la central”, dijo Jan van de Putte, especialista en radiación formado en la Universidad Técnica de Delft en los Países Bajos,  en Tokio. “ Lo que necesitamos es que se muestren los datos totales, un inventario completo de la radiación liberada, incluyendo la distribución exacta de los distintos isótopos”.

El 20 de mayo de 2011, el primer ministro Naoto Kan habló ante el parlamento de su país ya admitió que “El Gobierno no supo reaccionar ante la errónea hipótesis de TEPCO, y estoy profundamente arrepentido”.

Japón pretende almacenar los residuos en el lugar donde se producen para ahorrar dinero, en lugar de evitar riesgos para la población.

Si bien se reconoce públicamente la negligencia en el cumplimiento del deber, también por parte del Gobierno de Japón, TEPCO sigue comportándose de la manera habitual. Ahora las especulaciones giran en torno a si Fukushima Daichii podría ser reconvertido en un “cementerio nuclear” para almacenar los residuos radiactivos. Esta decisión no concuerda con los pensamientos de los expertos nucleares, que están alarmados ante la posibilidad de almacenar gran cantidad de residuos en el lugar, siendo como es una región de alta actividad sísmica.

Contenedor para 38 elementos de combustible del tipo BWR
“Estamos involucrados en intensas conversaciones sobre la limpieza de la planta de Daiichi y la construcción de las instalaciones de almacenamiento de los residuos nucleares en la propia planta es una opción”, dijo Morokozu. Con la planta paralizada, sería un cementerio ideal para el combustible nuclear, debido a que la construcción de una nuevo supondría una inversión de varios millones de yenes, según Muneo Morokuzu, profesor de energía y política pública ambiental de la Universidad de Tokio.

El almacenamiento de residuos nucleares de alto nivel de radiación es complicado, se trata de  solidificar los residuos en vidrio borosilicato y colocarlos en el interior de pesados cilindros de acero inoxidable. Estos barriles se trasladan a un lugar de almacenamiento provisional, mientras se espera a ser colocados en depósitos subterráneos de larga duración.

Hacia la eternidad: ¿qué hacer con los residuos nucleares?

Este documental es una mirada al interior de una instalación subterránea que se está construyendo en Finlandia para almacenar los residuos nucleares, denominado “Onkalo” - es una palabra finlandesa que significa escondrijo. El proyecto inicial se inició en la década de 1970 y no se completará hasta transcurridos 120 años más. Está diseñado para durar 100.000 años, es decir, el tiempo necesario para que los residuos nucleares permanezcan seguros.

“Es la primera vez que se realiza una construcción  para que sobrevivia durante mucho tiempo a quienes la construyen”, dijo Madsen desde Dinamarca. “ Es un problema que se extiende durante cientos de miles de años, de forma que hay que actuar de manera responsable , yendo más allá de lo que nosotros los seres humanos podamos comprender”.

Téngase en cuenta que las pirámides de Egipto tienen unos 6000 años de antigüedad. La   estructura humana más antigua que se conoce es una pared de piedra en Grecia, que tendría unos 23.000 años de antigüedad. “ Quizás la civilización actual tal y como la conocemos deje de existir en este periodo de tiempo”, dijo Madsen. “Por lo tanto no podemos esperar que la gente sepa en el futuro lo que es la radiación. Por lo tanto Onkalo tiene que se capaz de seguir funcionando por sí mismo”.

Los Gobiernos de Suecia y Finlandia están colaborando en el proyecto, porque creen que sería irresponsable depositar los  desechos nucleares peligrosos en el suelo tal y como hacemos actualmente, algo que los japoneses han pagado muy caro desde que se produjo el terremoto y el tsunami en el mes de marzo pasado. Onkalo está diseñado para ser invulnerable hasta peligros tales como los desastres naturales, las guerras o el terrorismo.

“Si la expansión de la energía nuclear se detuviera hoy mismo, cuando Onkalo esté terminada dentro de 120 años y clausurada, harían falta otras 99 instalaciones de la misma capacidad” para almacenar todos los desechos mundiales, dijo Madsen. “Pero si las estimaciones son correctas en cuanto al uso continuado de la energía nuclear, se van a necesitan 500 de estas instalaciones”.

Parte 1/5
http://www.youtube.com/watch?v=Q98cMHsBsks&feature=relatedParte 2/5
No he podido encontrar esta parte subtitulada en castellano, así que tendremos de conformarnos con los subtítulos en italiano:
http://www.youtube.com/watch?v=vfnYVuosF_YParte 3/5
http://www.youtube.com/watch?v=AQCsdak7NjY&feature=relatedParte 4/5
http://www.youtube.com/watch?v=4Jjmfd9KImg&feature=relatedParte 5/5
http://www.youtube.com/watch?v=tusmqpFkdiI&feature=related

http://axisoflogic.com/artman/publish/Article_63088.shtml