domingo, 8 de mayo de 2011

Aumento de los defectos congénitos y cáncer en Faluya

Faluya: estrés genético a partir de 2004

Media Lens, 7 de septiembre de 2010

 

La Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública, una revista líder en el ámbito médico, publicó un estudio titulado “Cáncer, mortalidad infantil y ratio de nacimientos por sexo en Faluya, Irak, 2005-2009”, firmado por Chris Busby, Hamdan Malk y Entesar Ariabi. Como ya ha señalado Noam Chomsky, los hallazgos de este estudio son mucho más importantes que las filtraciones de Wikileaks, “Diario de la Guerra de Afganistán”. ( http://www.zcommunications.org/wikileaks-and-coverage-in-press-by-noam-chomsky )
Después de todo, el aumento del número de cánceres reportados afecta a miles de personas de una de las mayores ciudades de Irak, y es tan grave que los médicos locales están aconsejando a las mujeres que no tengan hijos.
Patrick Cockburn en The Independent escribió:
“El espectacular aumento en la mortalidad infantil, cáncer y leucemia en la ciudad iraquí de Faluya, bombardeada por los marines de Estados Unidos en 2004, registra mayor número que los observados en los supervivientes de las bombas atómicas que fueron lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945, según un estudio”. http://www.independent.co.uk/news/world/middle-east/toxic-legacy-of-us-assault-on- fallujah-worse-than-hiroshima-2034065.html )
En un estudio realizado sobre 4800 personas de Faluya se observó un aumento en 4 veces en todos los tipos de cáncer y un aumento en 12 veces en el cáncer infantil, menores de 12 años. Se encontró un aumento en 10 veces en cáncer de mama y un aumento significativo en los tumores cerebrales y linfomas en las personas adultas. Los investigadores encontraron un aumento en 38 veces los casos de leucemia. Los supervivientes de Hiroshima registraron un aumento de 17 veces en los casos de leucemia. Según el estudio, los tipos de cáncer son “similares a los de los supervivientes de Hiroshima, que estuvieron expuestos a las radiaciones ionizantes de la bomba de uranio”. (Ibid.)
El índice de mortalidad infantil era de 80 por cada 1.000 nacimientos, frente a 19 en Egipto, 17 en Jordania y 9,7 en Kuwait.
Los autores del estudio comentaban:
Estos resultados apoyan los numerosos informes de enfermedades congénitas y defectos de nacimiento en Faluya, y sugieren que hay pruebas de estrés genético, que apareció alrededor de 2004, un año antes de que los efectos se empezaran a mostrar”. (http://www.mdpi.com/ 1660-4601/7/7/2828/pdf )
El Dr. Chris Busby, un profesor visitante en la Universidad del Ulster y uno de los autores del estudio, dijeron que era difícil identificar la causa exacta del cáncer y los defectos congénitos. Pero señalaron que “ para que se produjese un efecto como éste, debían de existir elementos mutagénicos muy importantes, y que debieron introducirse en 2004, cuando se produjo el ataque de Estados Unidos”. ( (Cockburn, op.cit.)
Las tropas de Estados Unidos lanzaron un gran ataque contra Faluya en marzo de 2004, a las que luego se unieron tropas británicas, para realizar una ofensiva mucho más grande, en la llamada Operación Furia Fantasma, en noviembre del mismo año. El 30 de noviembre de 2004, la Red de Información Integrada Regional de la ONU informaba de las consecuencias:
“Aproximadamente el 70% de las viviendas y construcciones de la ciudad fueron destruidas y las que quedaron en pie fueron acribilladas a balazos”. ( ("Faluya todavía necesita más suministros a pesar de la llegada de ayuda, 'www.irinnews.org, 30 de noviembre de 2004)
En enero de 2005, el doctor iraquí, Ali Fadhil, hizo un informe sobre el estado de la ciudad:
Fue completamente devastada, destruida en todas partes. Esto parecía una ciudad fantasma. Faluya era una ciudad moderna de la que no ha quedado nada. Nos pasamos el día andando por los escombros que ocupan el centro de la ciudad. No vi nada de lo que había antes”. ((Fadhil," Ciudad de fantasmas ", The Guardian, 11 de enero de 2005).
El 3 de marzo de 2005, Al Yazira informaba:
El Dr. Khalid ash-Shaykhli, un funcionario del Ministerio de Sanidad de Iraq, dijo que los militares estadounidenses habían utilizado intencionadamente armas prohibidas durante la ofensiva en la ciudad de Faluya. El funcionario presentó pruebas de que las fuerzas estadounidenses habían utilizado “sustancias… como el gas mostaza, gas nervioso, y otros productos químicos peligrosos durante sus ataques a la ciudad destruida por la guerra”. (Ministerio de Salud, 3 de marzo de 2005, http://www.aljazeera. com )
El cineasta Mark Manning relató el despliegue de fuerzas estadounidenses, en violación de los tratados internacionales, y el uso de napalm, armas químicas, bombas de fósforo y bombas revienta-búnkeres, en donde mezclaban uranio empobrecido (Véase informe de la ONU sobre el uranio empobrecido) El uso de cualquiera de estas armas contra civiles viola el Derecho Internacional”. ((Nick Welsh, ‘Diving into Fallujah,’ Santa Barbara Independent, March 17, 2005,http://www.independent.com/cover/Cover956.htm)
A pesar de esto y de las copiosas pruebas presentadas, la directora de noticias de la BBC, Helen Boaden, dijo Media Lens en marzo de 2005, que su reportero en Faluya, Paul Wood, no habia visto “ pruebas de la utilización de tales armas”. Wood agregaba con una gran ingenuidad:
El carácter de la lucha que allí vi era claramente sangriento, registrando casa por casa, calle por calle, un tipo de lucha que no se hace simplemente con un M16 y un puñado de granadas. No tiene sentido utilizar gas mostaza, agentes nerviosos, agentes químicos o dispositivos nucleares, por citar lo indicado por Al Jaeera. En un espacio tan pequeño también afectaría a sus propias fuerzas”. ((Boada, e-mail a Media Lens , 7 de marzo de 2005)
Consulte nuestras alertas anteriores para más detalles: http://www.medialens.org/alerts/05/050418_doubt_cast_on_bbc.php
http://www.medialens.org/alerts/05/050517_bbc_silent_on_fallujah.php
http://www.medialens.org/alerts/05/050524_bbc_still_ignoring_evidence.php

Si bien el estudio no pudo identificar las armas utilizadas por las fuerzas de Estados Unidos, el grado de daño genético que sufren los residentes de Faluya sugiere que se utilizó uranio en alguna de sus formas. El Dr. Busby dijo: “ Mi conjetura es que se ha utilizado una nueva arma contra los edificios para romper las paredes y matar a los que se encontraban dentro”. ((Cockburn, op cit.).
Los autores concluyeron:
“Este estudio se diseño para investigar la veracidad de los diversos informes que han ido apareciendo de Faluya sobre el aumento observado en las malformaciones congénitas, muertes infantiles y cáncer en la población y examinar muestras de la zona para detectar la presencia de sustancias mutagénicas que puedan explicar los resultados. Se concluye que los resultados confirman los aumentos indicados en los casos de cáncer y mortalidad infantil, siendo el nivel alarmante. La reducción notable en la proporción de sexos en la cohorte de nacidos un año después de los combates de 2004 señala el momento de la contaminación del ambiente”. (http://www.mdpi.com/1660-4601/7/7/2828 / pdf )
[…]



PROPUESTAS DE ACCIÓN
El objetivo es promover la racionalidad, la compasión y el respeto por los demás. Si se escribe a los periodistas, les insto a que mantengan un tono educado, no agresivo y no abusivo.
Pregunte a los siguientes periódicos por qué no han cubierto esta evidencia sobre la intervención del Ejército de Estados Unidos en Faluya que ha provocado una catástrofe humanitaria:
ABC
E-mail Juan Ignacio Luca de Tena, 7
Página 28027 Madrid - España
913 399 000
atencionlector@abc.es
http://www.abc.es/
EL MUNDO
Dirección Calle Pradillo, 42. 28002 MADRID
Teléfono 91 586 44 51
Fax 91 58 64 440.
E-mail webmaster@el-mundo.net
Página http://www.elmundo.es/
EL PAÍS
Miguel Yuste 40 - Madrid [España]
91 337 82 00
91 337 79 07
redaccion@prisacom.com
http://www.elpais.es/
LA VANGUARDIA
digital@lavanguardia.es
http://www.lavanguardia.es/
DIARIO DE BURGOS
San Pedro de Cardeña 34. 09002 Burgos
947-268375
947 268003
digital@diariodeburgos.es
http://www.diariodeburgos.es/
DIARIO VASCO
Camino de Portuetxe, 2.
20018 San Sebastián
contactanos@diariovasco.com
http://www.diariovasco.com/edicion/portada.html

EL NORTE DE CASTILLA
http://www.nortecastilla.es/edicion/portada.html
TRIBUNA DE SALAMANCA
C/ Cañón de río Lobos, parc. 14. Pol. El Montalvo II
923 19 11 11
923 19 11 52
que.opina@tribuna.net
http://www.tribuna.net/
© Diario Público.
Calle Caleruega nº 104, 1ª planta. Madrid 28033.
Teléfono: (34) 91 8387641
Mediapubli Sociedad de Publicaciones y Ediciones S.L.
http://www.publico.es/contacto/

Fuente:
http://medialens.org/index.php?option=com_content&view=article&id=5:beyond-hiroshima-the-non-reporting-of-fallujahs-cancer-catastrophe&catid=1:alerts&Itemid=9

No hay comentarios:

Publicar un comentario