sábado, 9 de abril de 2011

John Gofman: la Industria Nuclear está librando una batalla contra la Humanidad

Título original: Confirmada la fusión del núcleo de la central de Fukushima 

Niveles de radiación medidos el pasado 8 de abril en el entorno de Fukushima, entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde

Por Stephen Lendman, 8 de abril de 2011
Internationalnews

El pasado 6 de abril, la agencia Reuters decía que “el núcleo de los reactores de Fukushima, Japón, se han fundido a través de la vasija del reactor”, dijo el representante Edward Markey, en una audiencia en la Cámara sobre el desastre, diciendo:
He sido informado por la Comisión Reguladora Nuclear (NRC) de que el núcleo ha elevado tanto su temperatura que parte de él es probable que se haya fundido a través de la vasija del reactor”. 

Es imprudente la promoción de la energía nuclear, y es bien conocido que la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos encubre o niega sus efectos nocivos. Como resultado de todo esto, rara vez confirmará la fusión completa de uno o varios reactores, aun cuando grandes cantidades de radiación sean lanzadas a la atmósfera sin control, al agua y al suelo, extendiéndose sobre una vasta área. Un escenario de pesadilla está desarrollándose actualmente, pero no espere que los medios de comunicación le informen de todo esto o que el Gobierno se lo explique.

Sin embargo, el 6 de abril, en The New York Times escribían Matthew Wald y Andrew Pollack lo siguiente:
La Comisión Reguladora Nuclear de los Estados Unidos señaló que en algunos de los núcleos de los reactores de Japón se habían producido filtraciones, probablemente a través de la vasija de acero de contención, por su parte inferior, lo que implica un daño peor de lo que se pensaba”. 

Es mucho peor, ya que el material fundido del núcleo se quema sin control a través de la cimentación de hormigón, es decir, ya nada se puede hacer.

El 5 de abril, los periodistas de Times James Glanz y William Broad decían:
Estados Unidos ve el inicio de nuevas amenazas en la planta nuclear de Japón. Los ingenieros norteamericanos advirtieron que los problemas en la planta nuclear suponen nuevas amenazas, que pueden persistir de forma indefinida, ya que se espera que aumenten como resultado de algunas de las medidas adoptadas para estabilizar la planta, según una evaluación confidencial de la Comisión Reguladora Nuclear

Los nuevos riesgos incluyen:
  • Otras posibles explosiones, porque el hidrógeno y el oxígeno procedente del agua del mar utilizada para enfriar los reactores podrían haber hecho más daño que beneficio, según la diseñadora de General Electric de la planta, Margaret Smith:“ Si estuviera en la piel de los japoneses sería muy reacio a echar toneladas y toneladas de agua en un edificio de contención cuya integridad no ha sido revisada tras el terremoto”, y probablemente esté dañada.

  • Debido a la preocupación acerca de los graves daños sufridos por el núcleo del reactor, la Comisión Reguladora Nuclear recomienda añadir boro al agua de refrigeración, para que actúe como moderador y absorba neutrones.
  •  
  • Al quedar expuestas las barras de combustible gastado en las unidades 1, 2, 3 y 4, esto supone grandes peligros. Por otra parte, las explosiones lanzaron materiales radiactivos hasta “una milla de distancia de la central”, difundiéndose en la atmósfera, lo que indica un daño mayor del que se divulga.
Como resultado de todo esto, David Lochbaum, de la Unión de Científicos Preocupados (UCS), considera:
“El panorama que se presenta es muy diferente y la situación empeora. Todavía se podría producir un daño mucho mayor si algunas de las medidas tomadas no funcionan… Tienen que resolver gran cantidad de problemas, y se está a un paso de que la situación sea mucho, mucho peor”. 

Otros expertos creen que se ha alcanzado el pudo crítico, lo que representa mayor peligro de lo que se dice. Sin embargo, el Gobierno y los responsables de Tokyo Electric (TEPCO) siguen afirmando que “no hay riesgo inmediato de que se produzca una explosión por hidrógeno” o de que haya riesgo de daños graves para la salud humana. De hecho, los niveles de peligrosidad ahora son extremos.

Incluso ahora la Comisión Reguladora Nuclear admite que el agua salada está “rigurosamente prohibida” y probablemente bloquee los circuitos de refrigeración. Por otra parte, en el interior del núcleo “es posible que no haya agua, por lo que es difícil determinar el enfriamiento que se produce en el combustible”. Tal vez ninguno, y ya son tres o más lo reactores afectados, y sean más de uno los reactores en crisis.

Opiniones de los expertos independientes

El 4 de abril, el geocientífico y experto internacional en radiación Leuren Moret dijo en una entrevista realizada por Alfred Webre Lambremont, que Obama y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, están ocultando los efectos de la radiación en América del Norte desde el accidente de Fukushima. De hecho, el Instituto Noruego para la Investigación del Aire (NILU) muestra en los mapas y confirma la contaminación en la costa occidental de Estados Unidos, el Medio Oeste y el Oeste de Canadá, al igual que ocurre en algunas áreas de japón.

Muestras radiactivas de yodo-131 se han recogido en el agua de lluvia cerca de San Francisco, encontrándose valores 18.000 veces por encima de los estándares federales sobre los niveles máximos en el agua potable. En Idaho, Minnesota, Ohio, Pennsylvania y Massachusetts también se recogieron muestras de agua con yodo-131, hasta 181 veces por encima de los valores normales. También puede aparecer en la leche.

Como resultado de todo esto, las mediciones móviles en distintas partes de Estados Unidos y Canadá se han suspendido para ocultar la gravedad del desastre.

Moret citaba a dos distinguidos científicos nucleares que han dicho que el Norte de Japón (un tercio del país) es inhabitable y debe ser evacuado. Uno de ellos es Marion Fulk, un científico que participó en el proyecto Manhattan y ayudó a desarrollar la bomba de hidrógeno. También hizo públicos los problemas para el ambiente por las pruebas nucelares que Estados Unidos estaba llevando a cabo.

El otro es el Dr. Chris Busby, un experto en radiaciones ionizantes. El 30 de marzo dijo en la televisión rusa que la contaminación en Fukushima va a producir al menos 417.000 nuevos casos de cáncer.

Moret dice que Fukushima es una operación de bandera falsa para debilitar a un rival económico, dañar su economía, su agricultura y su pesca, y comprometer su distensión con China. En comparación con Chernobyl, Fukushima libera varias veces más radiación, tal vez cantidades tan enormes de radiación como para imaginar a nivel mundial unos efectos potencialmente catastróficos.

En respuesta, Japón, Estados Unidos y Canadá lo niegan. Los niveles permisibles de exposición a la radiación se han replanteado, y han cesado de emitir informes sobre la situación. Tanto Estados Unidos como Canadá han dejado de dar los valores atmosféricos de radiación. Las autoridades estatales dijeron que los médicos de California no deben dar yodo a los pacientes afectados. La medición de los niveles de radiación en la leche también han cesado.

La contaminación se extiende desde el Ártico hasta el Ecuador. Los isótopos radiactivos de larga duración causarán estragos en la salud humana y el medio ambiente durante generaciones. Moret dijo que las formas de vida desarrolladas durante millones de años están siendo destruidas en un siglo.

El 29 de marzo, un artículo de Chris Busby titulado “Desmintiendo a los expertos nucleares” decía:

Lo que todas estas personas tienen en común es la ignorancia. La mayoría de los que aparecen en los medios de comunicación pontifican en base a ninguna prueba científica sobre los efectos de la radiación en la salud. O si lo han hecho… han perdido todos los estudios clave y las referencias. Otros, realmente malos, dicen que Fukushima no es nada de lo que haya que preocuparse, nada parecido a lo que pasó en Chernobyl o en Three Mile Island. “ 

De hecho, Fukushima está excediendo los niveles de radiación y parece que va a continuar emitiéndola y se extiende. Busby cita a Joseph Conrad diciendo: “después de todo el griterío, el silencio lúgubre de los hechos permanece”. 

Creo que los expertos dan falsas informaciones, son irresponsables, ya que sus consejos llevarán a millones de personas a la muerte… y espero que vayan a la cárcel, donde espero tengan el suficiente tiempo para leer las pruebas científicas, ya que sus consejos se basaban en análisis matemáticos que partían de nada”. 

Se cita al desaparecido profesor John Gofman, un experto de la Comisión Atómica de los Estados Unidos, quien renunció, y había dicho:

La Industria Nuclear está librando una guerra contra la Humanidad”. 

Hasta el momento están ganando. Se ha entrado en una fase en la que se decidirá si la Humanidad va a sobrevivir o no. “No va a ser una guerra nuclear repentina, sino que desde el incremento de las armas nucleares y el incremento de las pruebas atmosféricas a partir de los años 1960 y el impacto que esto tiene en la biosfera, continuando de manera inexorable desde entonces, se está produciendo un aumento paralelo en las tasas de cáncer y en una disminución de la fertilidad humana”. 

Busby lo llama “el mayor escándalo de salud pública en la Historia de la Humanidad…”
¿Quién puede estar en desacuerdo?

Comentario final

En un correo personal, el investigador y Dr. Ilya Perlingieri me explica los peligros de verter miles de toneladas de agua radiactiva al Pacífico:

“ Nos podemos dar por perdidos. ¡Es una locura total! El agua radiactiva se extenderá por la costa Oeste de Estados Unidos, contaminando playas, la vida marina de todas las costas, de aquí y de Japón. Lo que se evapore de forma natural será extendido por el aire al resto de Estados Unidos y el resto del planeta”. 

Esto es épico, y no fue un accidente”. 

Stephen Lendman vive en Chicago y se puede contactar con él en lendmanstephen@sbcglobal.net. Su blog: http://sjlendman.blogspot.com

http://www.progressiveradionetwork.com/the-progressive-news-hour/
http://warisacrime.org/

Url de este artículo:
http://www.internationalnews.fr/article-fukushima-meltdown-confirmed-by-stephen-lendman-71269659.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario