miércoles, 16 de marzo de 2011

Diferencias entre radiación y radiactividad y cómo protegerse

PreventDisase.com


Hay una diferencia muy clara entre radiación y radiactividad, pero muchos medios de información están utilizando uno u otro término indistintamente. Una mejor comprensión de la terminología también nos permite descubrir como favorecer la protección por medio de suplementos.
La radiación es un proceso mediante le cual las partículas de energía o las ondas viajan a través de un medio, bien el espacio o un objeto. La radiación no se deposita en las plantas o en los órganos y tejidos de los animales y los hombres. Normalmente se mide en mrems, rads o sieverts.
La radiactividad es la liberación de energía mediante la emisión de partículas ionizantes (radiaciones ionizantes). La emisión es espontánea, liberándose al medio ambiente, la biosfera, las plantas, animales y seres humanos.
Hay más de 400 isótopos radiactivos que se liberan en los accidentes nucleares, como está ocurriendo ahora en Japón. Muchos de estos isótopos son de muy corta duración, no siendo peligrosos para los humanos. Sin embargo, unos 50 de estos isótopos son muy peligrosos para los seres humanos, como el estroncio-90, cesio, yodo, plutonio y elementos más allá del uranio(transuránidos) , que pueden ser absorbidos por el cuerpo humano.
De los elementos radiactivos liberados en la fuga de una central nuclear, el yodo radiactivo tiene una vida media relativamente corta, de unos 8 días, lo que significa que desaparece en unos 80 días.
En comparación, el cesio-137 tiene una vida media de unos 30 años, lo que significa que representa un riesgo mucho mayor, ya que entra en la cadena alimentaria.
El aumento en los casos de leucemia se empieza a notar a partir de los dos años de exposición y el pico en un plazo de unos 5 a 10 años; otros tipos de cáncer empiezan a aparecer en exceso a partir de los 10 años, y el riesgo puede seguir siendo elevado durante décadas.
Los estudios realizados tras lo accidentes nucleares de Chernóbil o de Three Mile Island, en Pensylvania, muestras también efectos psicológicos adversos Por ejemplo, se produjo un aumento en el número de suicidios en Estonia y entre los trabajadores que realizaron labores de limpieza tras el accidente de Chernóbil.
La radiación de la centrales nucleares plantea serie riesgos para nuestra salud, que van desde graves efectos tóxicos en los trabajadores expuestos a altas dosis a un aumento en las tasas de cáncer a lo largo de los años.
El síndrome de irradiación aguda es una grave enfermedad que ocurre cuando el cuerpo entero ( o casi todo) recibe una alta dosis de radiación, por lo general es un período corto de tiempo.
Los efectos crónicos están causados por los isótopos radiactivos que debilitan la salud a corto plazo, incluyendo efectos somáticos y genéticos, que pueden afectar de forma permanente a los cromosomas y la descendencia.
Lo que muchas personas no se dan cuenta es que la liberación de los isótopos radiactivos pueden afectar a los abastecimientos de agua de todo el planeta, afectando a todas las plantas y posteriormente a los animales y los seres humanos.
Se han extendido por los medios de comunicación algunos tratamientos alternativos irresponsables, como por ejemplo el yodo, que se dice que es un elemento que “cura todo tipo de envenenamiento contra la radiación”. Según el doctor naturópata Eldon Dahl, el uso incontrolado de suplementos de yodo contra el envenenamiento por radiación puede tener consecuencias devastadoras.
Cuando se administra yodo contra el envenenamiento por radiación es como poner una tirita en una ruptura de la carótida… es pensar en un plazo muy corto que puede tener consecuencias devastadoras. Muchos factores entran en juego con respecto al tratamiento: el nivel de exposición y los niveles acumulados durante un período largo de tiempo… esta fusión nuclear tendrá efectos devastadores a nivel mundial”, declaró el Dr. Dahl.
Basándose en su propia experiencia y la práctica, el Dr, Dahl recomienda una terapia de ozono, terapia de quelación. Complejo P5P (que contiene vitamina B6, ácido fólico y B-12) y un complejo de ayuda al tiroides ( que contiene yoduro de hierro, yoduro de calcio, yoduro de potasio, cal viva y cloruro de sodio). Pero el Dr. Dahl recomienda consultar con un profesional antes de adquirir estos productos en una tienda de productos naturales.
Hay una gran cantidad de información contradictoria en Internet sobre la aplicación de yodo. Una sobredosis de yodo puede causar la inactividad total del tiroides. Sin embargo, una pequeña cantidad de yodo puede ayudar en casos como los de la tiroiditis de Hashimoto. Los problemas se presentan en aquellos que toman suplementos de yoduro de potasio, y los que toman gotas de yodo internas. Sin embargo, hay pocas pruebas de la aplicación del yodo transdérmico. La aplicación transdérmica permite al cuerpo regular la absorción de yodo según las necesidades.
Después de un accidente nuclear, el yodo radiactivo puede ser liberado al aire, ser respirado y llegar a los pulmones.
El ciudadano medio no puede acceder al uso de una máscara de gas con un filtro químico, o contra la radiación. Yo recomendaría a las personas que usen filtros basados en carbón vegetal y tener suficiente cantidad como para hacer su propia máscara con un paño de algodón relleno de carbón vegetal”, dice el Dr. Dahl.
Ninguna cantidad de suplementos o de terapia protege a la población contra los altos niveles de isótopos radiactivos. Según el grado de fusión que se produzca en el núcleo de cada reactor, los niveles de radiación que se liberan podrían alcanzar un rango de entre 100.000 a 1.000.000 de mrem, lo que sería desastroso para la salud a largo plazo en todo el planeta.
Para tratar de evaluar la magnitud de la exposición, los trabajadores de los centros de evacuación -que llevan máscaras y ropas de protección- usan escáneres de mano para revisar la cantidad de radiación recibida. Se ha estimado que unos 170.000 personas han sido evacuadas en un radio en torno a 12 millas en torno a la planta. El número de personal expuestas la radiación puede llegar a 160, según informó la Agencia Japonesa de Seguridad Nuclear.
Existe una relación entre la cantidad de radiación recibida, durante cuánto tiempo, y los efectos sobre la salud, y eso de momento se desconoce”, dijo John Boice Jr, director científico del Instituto Internacional de Epidemiología de Rockville. “Influyen muchos factores, incluyendo la dirección en la que sopla el viento”.

Los medios japoneses admiten que se ha producido la fusión del núcleo, de modo que los efectos perjudiciales para la de salud se harán notar en todo el mundo. (http://preventdisease.com/news/11/031411_radiation_health_effects.shtml)



No hay comentarios:

Publicar un comentario