viernes, 4 de febrero de 2011

Wakefield da pruebas de que no hubo fraude

Para información previa sobre este asunto, lea:

http://www.neoteo.com/andrew-wakefield-y-el-fraude-del-autismo.neo

por Heidi Stevenson, 26 de enero de 2011

Las tonterías de Brian Deer y las calumnias de British Medical Journal sobre las investigaciones del Dr. Andrew Wakefield, se ha demostrado que no había lugar a decir que han sido fraudulentas. El Dr. Wakefield ha publicado un documento (1) con las siguientes afirmaciones:

Tengo los documentos que confirman, sin sombra de duda, que no falsifiqué los datos, que

los resultados son reales, y que, por lo tanto, los datos publicados por la revista The Lancet son correctos.

Y

Les presento la evidencia que echan por tierra las acusaciones de que he cometido fraude científico. Brian Deer y el Dr. Godlee de la revista British Medical Journal (BMJ) debían haberse informado de los hechos expuestos a continuación antes de publicar sus falsas acusaciones.

En el año 1998, The Lancet publicó el estudio del Dr. Wakefield “Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, colitis no específica, y el desorden penetrante del desarrollo en niños”. Se documentaba una asociación de la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) con una enterocolitis crónica y un trastorno de desarrollo regresivo.

Los documentos se relacionan con la reclamación publicada por Brian Deer en BMJ, en la que decía que los niños no habían sido diagnosticados con los síntomas que aparecen en el informe que el Dr. Wakefield publicó en The Lancet. El Dr. Wakefield presentó las pruebas que el Pr. Walker-Smith hizo públicas en una reunión celebrada el 20 de diciembre de 1996 en Wellcome Trust. Ésta era “una reunión anual de médicos y científicos que colaboraban con mi grupo de trabajo, Grupo de Estaudio de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, con sede en la Escuela de Medicina del Royal Free Hospital”. Está reunión también se celebró al menos dos meses antes de que el artículo de The Lancet fuese redactado.

Deer afirma que Wakefield falsificó los diagnósticos de los niños que participaron en el estudio. Sin embargo, Walker-Smith presentó el diagnóstico de siete niños en esa reunión, coincidiendo los diagnósticos con lo indicado en el artículo de The Lancet.

En lo que corresponde a la revista British Medical Journal

El Dr. Wakefield entra luego a criticar la falta de diligencias por parte de BMJ para contrastar las denuncias por fraude en su contra. Resulta de interesante lectura, porque incluye la correspondencia entre él y la Dra. Fiona Godlee, que es la editora responsable de las reclamaciones de Deer. Aquí se revela en palabras de la Dra. Godlee que no verificó el contenido de la denuncia de Wakefield ante la Comisión de Quejas sobre la Prensa (PCC), o incluso no intentó verificar las acusaciones de Deer mediante el examen de las secciones pertinentes de su libro.

La revista British Medical Journal publicó un fuerte editorial condenando al Dr. Wakefield y sus investigaciones. En el editorial se puede leer (2):

El artículo publicado por Wakefield, en el que relaciona la vacuna triple vírica y el autismo era fraudulento( El título).

Una prueba clara de la falsificación de los datos debe cerrar el asunto de que la vacuna puede producir los daños indicados.

Deer ha descubierto una clara evidencia de la falsificación. Encontró que ninguno de los doce casos presentados en el documento de 1998 por The Lancet estaba exento de declaraciones falsas o alteraciones en las mismas, y que ningún caso de los reseñados en las historias clínicas se correspondía con las descripciones, diagnósticos o historias publicadas en la revista.

¿Quién perpetró este fraude? No hay duda de que fue Wakefield.

Está claro que de la lectura de la palabras de la Dra. Godlee en el editorial de BMJ se desprende que no actuó con la debida diligencia antes de hacer estas afirmaciones difamatorias contra el Dr. Wakefield y sus investigaciones.

El Dr. Wakefield señala uno de los trucos empleados por Brian Deer. Se ha tergiversado por lo menos a uno de los entrevistados:

El Sr. Deer “entró en su casa bajo un nombre falso…haciéndose pasar por un corresponsal de salud de la revista The Sunday Times”. El Sr. Deer nunca ha formado parte del equipo de la revista The Sunday Times.

Esta aclaración del Dr. Wakefield se puede leer aquí : http://gaia-health.com/articles351/000394-proof.pdf

Seguramente el Dr. Wakefield presente una demanda judicial contra Brian Deer, la Dra. Godlee y la revista British Medical Journal.

Antes de terminar, me gustaría señalar que del examen exhaustivo de las reclamaciones que hace Brian Deer se saca que no son válidas. Puede leer lo defectos de las críticas realizadas por Deer en su “El fraude Wakefield”. El informe de Brian está lleno de tergiversaciones. ( http://gaia-health.com/articles351/000374-deer-wakefield-fraud-report-misrepresentations.shtml)

La pregunta que los medios de comunicación deben responder es la siguiente: ¿ Por qué ninguno de ellos examinó las reclamaciones de Deer antes de publicar la denuncia de las fraudulentas investigaciones del Dr. Wakefield? No, no espero una respuesta, pero la pregunta sí que hay que hacerla.

  1. http://gaia-health.com/articles351/000394-proof.pdf
  2. Wakefield’s article linking MMR vaccine and autism was fraudulent (http://www.bmj.com/content/342/bmj.c7452.full)

http://gaia-health.com/articles351/000394-wakefield-proof-no-fraud.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario