domingo, 27 de febrero de 2011

Zona libre de agrotóxicos en Santa Fe


Darío Aranda
Página 12


Luego de dos años de disputa judicial, donde en primera y segunda instancia los jueces cuestionaron y limitaron el uso de agroquímicos, la Justicia de Santa Fe acaba de dejar firme la prohibición de fumigar en cercanías del barrio Urquiza de la localidad de San Jorge. Es el primer caso de Argentina donde, con fallo firme, la Justicia prohíbe las fumigaciones para proteger la salud. El expediente judicial, que marca jurisprudencia para centenares de denuncias en todo el país, invoca el principio precautorio (ante la posibilidad de perjuicio irremediable es necesario que los jueces tomen medidas protectivas), cuestiona al glifosato (pilar del cultivo de soja) y apunta a un modelo agropecuario en base a agroquímicos. Anuncian nuevas presentaciones judiciales para cientos de pueblos afectados por fumigaciones.

A los cinco días de nacer, Ailén tuvo su primera intoxicación con agroquímicos. Y comenzó el calvario: médicos, internaciones, estudios, ahogos permanentes, desmayos, cócteles de medicamentos para poder respirar. Siempre, casualmente, sus malestares eran precedidos por fumigaciones en un campo de soja vecino. El sentimiento más básico, proteger a su hija, llevó a Viviana Peralta –una ama de casa de un barrio humilde de Santa Fe– a pisar por primera vez tribunales. Pidió mediante un amparo que se privilegie la salud de los niños por sobre los negocios agropecuarios. Fue el inicio de la causa.

“Me decían que estaba loca, pero desde que frenamos las fumigaciones nuestros hijos dejaron de enfermarse”, resume Viviana Peralta, remarca que son muchos los vecinos que trabajaron juntos para proteger la salud de los niños y aún no sale del asombro por los llamados de otras provincias y de Europa, donde “el caso San Jorge” (como comienza a conocerse) marca un hito en la lucha contra un modelo rentable, en manos de empresas, pero con costos sanitarios y sociales.

En marzo de 2009, Viviana Peralta –junto a otros vecinos del barrio Urquiza– y el Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat) presentaron el amparo. El juez Tristán Martínez, del Juzgado Civil, Comercial y Laboral 11, hizo lugar y ordenó la suspensión inmediata de las fumigaciones en adyacencias de la zona urbana de la ciudad. Los productores sojeros, la Municipalidad y el gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción, apelaron la medida.

En diciembre de 2009, ya en segunda instancia, la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial (Sala 2) de Santa Fe mantuvo la prohibición y dio un paso inédito: ordenó que el gobierno de Santa Fe y la Universidad Nacional del Litoral (UNL) demuestren que los agroquímicos no son perjudiciales para la salud. De esa manera, por primera vez, se invirtió el cargo de la prueba: era una regla que los vecinos y campesinos intoxicados tenían que demostrar las afecciones en la salud, pero ahora serían los impulsores del modelo de agronegocios quienes tendrían que demostrar la inocuidad de los químicos.

Los jueces también marcaron jurisprudencia al invocar el principio precautorio, vigente en la Ley General del Ambiente: “Cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”. La Cámara de Apelaciones de Santa Fe lo utilizó como una de las bases de su fallo, enumeró siete casos en los que fue implementado y destacó que se justifica su utilización cuando haya “falta de certidumbre científica y amenaza de daño al ambiente o la salud humana”.

La Cámara ordenó al gobierno provincial, mediante el Ministerio de Producción y la cartera de Salud, que elabore informes donde pruebe que los agroquímicos no afectan la salud ni el ambiente. También solicitó la intervención de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Esas investigaciones tendrían como destino el Juzgado de Primera Instancia, para decidir si revertía o reafirmaba la medida.

Fechada el 21 de febrero pasado, pero dada a conocer el jueves, la nueva resolución judicial resume: “Resuelvo disponer con la prohibición impuesta en la causa”. Dos líneas, en lenguaje jurídico, históricas, que establecen la prohibición total de fumigar a menos de 800 metros de viviendas familiares (si el método utilizado es terrestre) y marca el límite de 1500 metros (si la aspersión es con avionetas). La medida es para el barrio Urquiza, a las afueras de San Jorge, ciudad de 25 mil habitantes ubicada a 144 kilómetros de la capital provincial. Es una zona sojera por excelencia.

En diez carillas, el juez Tristán Martínez dictaminó: “Los informes no han dirimido el interrogante de si es conveniente continuar con las fumigaciones o no. De todos modos, tras su evaluación, me permito concluir que todo parece indicar que la deducción comulga más con la segunda alternativa (la prohibición) que con la primera (permitir la fumigación)”. Deja constancia de que el Ministerio de Producción (donde funciona Agricultura) no elaboró ningún informe y lo toma como un indicio de que no pueden probar la inocuidad de las fumigaciones.

Sí cumplió el Ministerio de Salud, que reconoció la disminución de afecciones en paralelo con la prohibición de fumigar. Si bien no confirma la conexión, plantea la hipótesis como “bastante plausible”, factor de peso para que el juez sostenga la medida y dé lugar al principio precautorio.

El juez Martínez marca precedente: “(De los informes científicos) No surge con grado alguno de convicción que sea conveniente continuar con las fumigaciones, sino todo lo contrario”. Explica que luego de “leídos y releídos” los informes del Ministerio de Salud y de la Universidad del Litoral se deja atrás la “duda relevante” mencionada en segunda instancia y se dirige hacia la “certeza” de que es necesario limitar las fumigaciones: “Dado por reproducidos cada uno de los argumentos (...) el resultado no puede ser otro que continuar con la prohibición impuesta, conforme en definitivo. De lo aportado no surgen elementos que avalen otra solución”.

La ONG Cepronat, que acompaña a los vecinos en la acción judicial, integra la “Campaña Paren de Fumigar”, donde participan 70 pueblos de Santa Fe y también está presente en Córdoba, Chaco, Entre Ríos y Buenos Aires. “Luego de tantos años de denuncias, y que nos trataban como locos, la Justicia confirmó que los pueblos fumigados tienen razón. Con este antecedente, vamos a pedir la misma prohibición en los 300 pueblos afectados en la provincia”, anunció el presidente del Cepronat, Carlos Manessi.

Manessi remarcó que “no se trata sólo del glifosato, sino del modelo agropecuario con consecuencias sanitarias y sociales”. Y recuerda que “el uso de agrotóxicos en Argentina está autorizado en base a los ‘estudios’ de las propias empresas, y no con investigaciones independientes. Cuando se comienzan a revisar los estudios serios de científicos no comprados, sobrevienen fallos justos, como el de San Jorge”.

Fuente:http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-163087-2011-02-26.html

sábado, 26 de febrero de 2011

Sólo los especialistas podrán prescribir hierbas medicinales

por Heidi Stevenson, 20 de febrero de 2011

Inglaterra va a permitir a los herbolarios y profesionales de la Medicina China Tradicional (TCM) continuar prescribiendo hierbas medicinales con posterioridad al día 30 de abril de 2011, cuando entre en vigor la Directiva sobre productos basados en plantas medicinales (THMPD). Es una buena noticia, pero las tiendas tradicionales de hierbas medicinales desaparecerán.

En el marco de la directiva THMPD, el acceso de las personas a las hierbas medicinales se va a reducir drásticamente. Casi todas desaparecerán de los estantes de las herboristerías una vez que se agoten las existencias. En la actualidad, sólo 73 productos a base de hierbas han sido aprobadas para su venta directa al público. A la gente se le ha lanzado un señuelo, pero el directiva THMPD sigue intacta.

Consulte aquí la lista más reciente: ( http://translate.googleusercontent.com/translate_c?hl=es&ie=UTF-8&sl=en&tl=es&u=http://gaia-health.com/articles401/000406-herblist.shtml&rurl=translate.google.es&usg=ALkJrhhNwrSGGMdd_-rt-84vJMEDhhVUUA). Sólo una marca de gel de árnica ha logrado su aprobación y ninguna marca de un preparado con caléndula se encuentra en la lista.

El señuelo

El Departamento de Salud ha lanzado un señuelo por el que se autoriza a sólo dos profesional la prescripción: a los herboristas certificados por el Consejo de Salud (HPC) y a los profesionales de la Medicina Tradicional China. Este sistema no estará aprobado hasta el año 20112. Hasta entonces, cualquier profesional puede estar en riesgo, como señala la Declaración Ministerial:

“Por eso hemos decidido pedir al Consejo de Profesionales de la Salud que se establezca un registro legal de aquellos profesionales que suministren medicamentos a base de plantas sin licencia…”

Los cuatro Departamento de Salud del Reino Unido elaborarán conjuntamente un proyecto de ley. Esto dará la oportunidad a los profesionales y al público de comentar e informarse. Sin perjuicio de los procedimientos parlamentarios, una nueva ley entrará en vigor en el año 2012.

Por otro lado:

Hasta que las nuevas disposiciones sustituyan a Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), se continuará con el adecuado cumplimiento de las medidas que se deban aplicar cuando haya una infracción de los requisitos reglamentarios. De acuerdo con el enfoque de la MHRA, las medidas adoptadas serán proporcionadas y se centrarán en los productos que presenten un riesgo para la salud pública. Las directrices establecidas por la MHRA deja claro que cuando los profesionales dispongan de existencia de productos sin licencia el día 30 de abril de 2011, se beneficiarán de un régimen transitorio en virtud de la Directiva Europea, siendo el médico el que podrá seguir vendiendo los suministros existentes a sus pacientes.

Se presentan muchas dudas ¿Qué sucede cuando las existencias se agotan? ¿Se podrán comprar más antes del registro oficial del año 2012? ¿A qué herbolarios se les dará la certificación? Y observe que no existen garantías de que los herbolarios puedan practicar normalmente su actividad sin temor a que haya una redada policial porque venda una hierba que la MHRA considere peligrosa.

Y la presa.

Aparte de estas preocupaciones por la situación de los herbolarios, hay todavía un problema más importante. El derecho de las personas al acceso directo a la gran mayoría de las hierbas medicinales se eliminará cuando desaparezcan las existencias a partir del primero de mayo. Quizás usted pueda seguir comprándolas, pero ahora tendrá que contactar con un herbolario y pagar al herbolario por ese acceso.

Siempre hemos tenido la oportunidad de acudir a un profesional de herbolario a a un médico de la Medicina Tradicional China, pero vamos a perder el derecho a tomar nuestras propias decisiones.

Los herbolarios y profesionales de la Medicina Tradicional China se convertirán en los depositarios. Nuestro derecho a un acceso directo a todas las hierbas medicinales, que ha sido un derecho transmitido durante generaciones, nos está siendo robado. Estamos siendo tratados como sin capacidad para tomar decisiones racionales sobre nuestra salud.

http://www.gaia-health.com/articles401/000406-english-medicinal-herb-practitioners.shtml


El glifosato produce defectos congénitos

Univers-Nature


En base a la observación de muchos casos de malformaciones en recién nacidos, malformaciones craneofaciales y del sistema nervioso, en regiones donde se utilizan herbicidas que contienen el principio activo glifosato (1), los científicos argentinos han establecido una correlación entre ambos fenómenos.

Para ello analizaron los efectos de una dilución de 1/5000 de glifosato sobre las larvas de la rana Xenopus laevis.

Publicado en la revista Chemical Research in Toxicolog, los resultados revelan que los embriones presentaban una inusualmente alta cantidad de alteraciones en el desarrollo y la cresta neural cefálica.

Para comprobar estos resultados con concentraciones bajas de herbicidas basados en el glifosato, los científicos están seriamente preocupados frente a los casos de anomalías observadas clínicamente en los niños que viven en las zonas donde la población está expuesta a este tipo de herbicidas utilizados en cultivos transgénicos tolerantes al glifosato.

Basándose en los resultados de este nuevo estudio, MDRGF (2), se exige la aplicación del principio de precaución y la “retirada de la autorización para el uso del herbicida glifosato en el mercado europeo, como medida de prevención contra malformaciones en la población expuesta a este herbicida”.

Cecilia Cassier

  1. Roundup de Monsanto pertenece a este categoría
  2. Movimiento por los Derechos y Respeto por las generaciones Futuras.

Fuente del artículo: http://www.univers-nature.com

A mediados de agosto del 2009 se realizó en el Congreso de la Nación la jornada ‘Observatorio del Glifosato’, convocada por la diputada nacional Julia Argentina Perié y de la que participaron más de 140 representantes de distintas organizaciones. La diputada es autora de un proyecto de ley de prohibición de Glifosato, un agrotóxico acusado de provocar serias discapacidades en distintas poblaciones rurales de todo el país. Pero la tragedia ambiental no termina con esta sustancia y la actividad sojera, son varias las industrias y negocios responsabilizados en todo el país de generar graves discapacidades y malformaciones. ¿Será el área ambiental el nuevo campo de concientización y el gran desafío para las sectores y colectivos de discapacidad?

En un momento histórico donde la ciencia se enfrenta a sus propios límites y los nuevos paradigmas médicos intentan volver a abordar al ser humano como una unidad, sería absurdo pretender escindir al hombre de su ambiente y negar que ambos están atravesados por las mismas problemáticas.
El 11 de agosto del 2009 se llevó adelante en el Congreso de la Nación la jornada “Observatorio del Glifosato”, convocada por la diputada nacional Julia Argentina Perié. En el encuentro participaron más de 140 profesionales y especialistas de distintas organizaciones de todo el país, preocupados por las terribles consecuencias que el uso de agrotóxicos está causando en el ambiente y en los pobladores de las áreas rurales.
La diputada Perié es autora de un proyecto de ley acerca del controvertido herbicida glifosato, acusado de causar serias malformaciones y discapacidades en comunidades rurales de distintas regiones argentinas. Con la convocatoria a este observatorio se reanudaron las denuncias y los pedidos de prohibición del empleo de esta sustancia considerada como agrotóxico.
En dicho encuentro, uno de los testimonios más contundentes lo brindó el investigador y científico Hugo Gómez Demaio, jefe del Laboratorio de Biología Molecular de Misiones, quien aseguró que el 86,6% de los niños de hasta dos años de la Colonia Alicia, localidad misionera, padece algún retraso mental demostrable provocado por la aspersión de agrotóxicos. Gómez Demaio afirmó además que “se detectan 60 niños por año con malformaciones” y que el contacto con estas sustancias provoca “modificaciones en su genoma humano” que continuarán transmitiéndose en la descendencia.
Asimismo, Demaio señaló que las malformaciones no son las únicas consecuencias del contacto con los agrotóxicos, el científico remarcó que también provocaría, entre otras dolencias, diferentes tipos de cáncer, insuficiencia renal, enfermedades respiratorias y hepáticas.
En un reciente informe, Francisco Vargas Marcos, Subdirector General de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad y Consumo de España, afirmó que en los países industrializados “un 20% de la incidencia total de enfermedades puede atribuirse a factores medioambientales. En Europa, una gran proporción de muertes y años de vida ajustados por discapacidad (DALYs) en el grupo en edad infantil es atribuible a la contaminación del aire interior y exterior. Un dato significativo es que 1/3 de las muertes en el grupo de edad de 0-19 años es atribuible a exposiciones ambientales: contaminación del aire interno y externo, agua y saneamiento, sustancias y preparados químicos y lesiones producidas por accidentes”.
Sin dudas la desigualdad y la explotación social insertas en los sistemas de explotación natural son dos factores de gran incidencia para que también en los países en vías de desarrollo el daño ambiental genere a su vez graves consecuencias para la salud humana. Al menos así lo demuestran investigaciones llevadas adelante en toda Latinoamérica.
En un reciente comunicado, la Red Latinoamericana de Organizaciones No Gubernamentales de Personas con Discapacidad y sus Familias (RIADIS), publicó un contundente texto titulado “Agrotóxicos y salud: enfermedades y discapacidades prevenibles”. En el mismo, Ana Dones notificó que el Comité Ecuatoriano Inter Institucional sobre las Fumigaciones (CIF) “comprobó, dentro de Ecuador, el impacto de las fumigaciones colombianas del Plan Colombia, a dos, cinco y diez kilómetros de la frontera. Afecciones respiratorias, digestivas, de la piel y oculares. Riesgo de cáncer, de malformaciones congénitas y de abortos espontáneos, los que aumentaron en un 800 por ciento en dicho país”.
Según la misma organización, nuestro país no se queda atrás, por el contrario: “En Argentina, los casos de malformaciones por contacto con agroquímicos superan diez veces la media. La estadística normal de casos de malformación del tubo neural es de uno en cada mil niños nacidos vivos, pero en Misiones la estadística es de doce casos de malformación por cada mil. El 87% de los casos de malformación se registran generalmente en pacientes que habitan en zonas rurales y están en permanente contacto con agroquímicos, son hijos de trabajadores de las plantaciones de tabaco y yerba mate”, asegura la prestigiosa entidad.
Riadis, red conformada por organizaciones de personas con discapacidad de diecinueve países de América Latina y el Caribe, hizo hincapié en dos sustancias agroquímicas como las principales responsables en Latinoamérica de esta tragedia ambiental.
Por un lado, la crítica más dura está dirigida a la Dioxina o Agente Naranja, “sustancia usada en Viet Nam y que se sigue utilizando en Misiones en las plantaciones de tabaco, a pesar de que se conoce su alto grado de toxicidad. El agente naranja produce graves alteraciones en el organismo como, vómitos, ataques de epilepsia, edemas de pulmón, arritmias cardíacas que derivan en muerte y severas discapacidades neurológicas como mielomeningocele, espina bífida, retardo mental grave”.
Y en segundo lugar, Dones habla puntualmente del glifosato. “Otro tema que incumbe a los países del MERCOSUR es el floreciente negocio de la soja, cuyo principal agroquímico es el tristemente célebre Roundup de Monsanto (glifosato). Sólo en el año 2007 el cultivo de soja consumió el 94% de glifosato usado en la Argentina, unos 178 millones de litros y esta cifra aumenta cada año con el incremento de la superficie sembrada. Las consecuencias del glifosato para la salud son cada vez más evidentes para el mundo pero pareciera que para América del Sur ese no fuera un problema, las mismas enfermedades y discapacidades antes comentadas se viven en todas las zonas rurales donde se cultiva la soja. El médico Rodolfo Páramo, del Hospital de Malabrigo, Santa Fe, reveló que la proporción de nacimientos de bebés con malformaciones es muy grande, como así también los distintos tipos de cáncer. Y advirtió contra el uso indiscriminado del glifosato, el ‘cual no se degrada al contacto con la tierra’”.
Si bien para la diputada Perié es importante el haber llegado a una instancia de concientización en el Congreso de la Nación, queda pendiente el articulado del proyecto de ley y la recolección de la mayor cantidad de firmas del resto de los diputados de todos los bloques y provincias, para que éste pueda ser tratado lo antes posible en la Cámara baja.
Por otra, los agrotóxicos no son los únicos responsables en el país de causar malformaciones y discapacidades; los contaminantes vertidos a lo largo de todo el Río de la Plata, la explotación minera a cielo abierto y los vertederos de muchas curtiembres en el interior estarían provocando un desastre silencioso del que pocos medios quieren hacerse eco.
Ante este panorama aterrador, ¿ha llegado el momento de que las áreas oficiales y las organizaciones de la sociedad civil involucradas con la discapacidad se hagan eco de esta tragedia ambiental y humana?
El fantasma del glifosato
El glifosato es un cuestionado componente del herbicida Roundup, de la empresa Monsanto, utilizado comúnmente para la eliminación de hierbas y arbustos en extensos territorios donde se cultiva soja (alrededor del 60% del área cultivable de Argentina).
Ante la gran cantidad de denuncias recibidas sobre los posibles efectos tóxicos de esta sustancia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner instauró en febrero pasado la Comisión Nacional de Investigación para hacer un seguimiento sobre sus efectos en la población.
Una de las mayores denunciantes y autora de un proyecto de ley para la prohibición del uso de glifosato es la Diputada Nacional Julia Perié, quien junto a especialistas como el doctor Juan Carlos Demaio, el científico Andrés Carrasco y la abogada Graciela Gómez han realizado serios estudios y contundentes acusaciones.
En su proyecto de ley, Perié cita las pesquisas de Andrés Carrasco, investigador de la UBA y el Conicet, “quien confirmó mediante ensayos de laboratorio el efecto devastador del glifosato en embriones, aun en dosis muy por debajo de las utilizadas en los campos de soja. Manifestó, ‘No descubrí nada nuevo. Sólo confirmé lo que otros científicos descubrieron y, sobre todo, lo que centenares de pueblos fumigados vienen denunciando’. Desde entonces, fue blanco de presiones de las empresas del ramo y sufrió amenazas e intimidaciones. El científico defendió su investigación y aseguró que “nada justifica el silencio cuando se trata de la salud pública”.
Entre distintos referentes médicos y científicos, en el proyecto se citan los hallazgos de distintos médicos de las provincias más afectadas por estas sustancias. Según consta en el escrito adjunto del Dr. Alejandro Oliva, médico e investigador y encabezado por el Hospital Italiano de Rosario, se vincularon malformaciones, cáncer y problemas reproductivos con exposiciones a contaminantes, entre ellos el glifosato y sus agregados. “Los hallazgos fueron contundentes en cuanto a los efectos de los pesticidas y solventes”, afirma Oliva. El estudio abarcó seis pueblos de la pampa húmeda y encontró “relaciones causales de casos de cáncer y malformaciones infantiles entre los habitantes expuestos a factores de contaminación ambiental, como los agroquímicos”.
También se cita al Dr. Rodolfo Páramo de la provincia de Santa Fe, quien relacionó los agroquímicos con el cáncer en la localidad de Malabrigo. “El médico destacó que en esa localidad del sur del departamento Gral. Obligado en menos de un año nacieron 12 chicos con malformaciones. Dijo que el glifosato no se degrada al contacto con la tierra, y que ‘no nos damos cuenta que nos están matando de manera lenta y profunda’”.
Pero sin dudas uno de los testimonios más concluyentes es el del Dr. Hugo Gómez Demaio, jefe de Cirugía Infantil del Hospital Provincial de Pediatría de Posadas, director del proyecto Uso de agrotóxicos y malformaciones congénitas humanas, quien tiene más de dos décadas investigando el impacto de los agrotóxicos en el genoma humano. “Desde 1987, Demaio comenzó a realizar investigaciones por constantes nacimientos de niños con mielomeningoceles, una falla en el cierre del tubo neural, lo que aparece como la exposición de la médula. ‘Es una enfermedad que produce parálisis de miembros inferiores, incontinencia urinaria y anal, entre otras complicaciones que requieren rehabilitación y un promedio de entre ocho, 10 y hasta 20 operaciones’ (…). Al tomar conocimiento de la gran cantidad de casos en la zona estudiada en Colonia Alicia, se comprobó que los recién nacidos eran hijos de familias afincadas en las zonas tabacaleras donde se utiliza gran cantidad de agrotóxicos, por lo cual se realizaron estudios que permitieron constatar que todos tenían en su cuerpo hidrocarburos policíclicos aromáticos, a los que eran susceptibles. De esta manera, se comenzó a estudiar casos con mielomeningoceles, que Demaio consideró la punta del iceberg, ya que empezamos a estudiar la genotoxicidad, que es la modificación del genoma humano. Fue cuando empezamos a ver que además de mielomeningoceles, se presentaba la genotoxicidad, que es la intoxicación crónica por el uso de estos agrotóxicos”.
La Organización Mundial de la Salud advierte que el glifosato está encuadrado en la máxima categoría entre las sustancias tóxicas para el ser humano, “siendo capaz de romper la cadena de ADN de una célula humana, la que podría continuar con vida y degenerar en enfermedades terminales. En nuestro país, se utilizan entre 180 y 200 millones de litros de este herbicida desarrollado por la multinacional Monsanto y, desde su desembarco en el país, en 1997, se ha expandido hasta las 18 millones de hectáreas”, alega Perié.
Aunque el tema comenzó a salir a la luz con más fuerza a partir del año pasado, las primeras noticias sobre las posibles consecuencias del glifosato en la salud datan del año 2005. En esa época ya se hablaba de que en la provincia de Misiones nacían 5 de cada 1000 niños afectados de Meliomeningocele, reiterándose los casos en las zonas tabacaleras y papeleras, donde se usan agrotóxicos con mayor frecuencia. Uno de los principales portavoces fue el Dr. Demaio, quien ya afinales de la década del 80 comenzó a detectar un gran número de chicos con mal formaciones del sistema nervioso central. “Cuando vemos qué presupuesto tiene para Latinoamérica Monsanto, que tiene su gran agencia acá en Posadas, 30 mil millones de dólares son los que invierten en agrotóxicos para que unos pocos sean muy ricos y para que todos los demás seamos discapacitados”, afirmaba Demaio por ese entonces.
Perié afirma que la problemática ya está siendo retomada por ciudadanos de las áreas urbanas y ve en ello un signo de mayor compromiso social: “un grupo de vecinos de un barrio de Vicente López, se acercó a participar (del Observatorio) con la preocupación de que la empresa concesionaria de los trenes fumiga las vías del tren, y lo hacen cerca de las ventanas de sus casas, por lo que el aire se torna irrespirable”.
A pesar de las presiones del sector agropecuario y de que el tema escapa a la atención de los grandes medios, la diputada Perié se mostró optimista por la repercusión del Observatorio y por el avance del proyecto. Según transmitió en declaraciones para la Asociación de Periodistas Ambientales, “hay más acuerdo de lo que yo pensaba. Estoy gratamente sorprendida con esa respuesta. Siempre la idea es contar con el apoyo de la mayor cantidad de diputados posible y creo que lo estamos logrando. El proyecto lo firmaré y lo presentaré al día siguiente de esta reunión”.

http://discapacidadrosario.blogspot.com/2010_07_01_archive.html

Artículos relacionados:

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/22/los-cientificos-advierten-sobre-la-relacion-entre-un-nuevo-y-peligroso-patogeno-y-roundup-de-monsanto/

http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/02/22/solicitud-a-la-ministra-de-agricultura-de-una-moratoria-sobre-los-cultivos-transgenicos/


martes, 22 de febrero de 2011

Solicitud a la Ministra de Agricultura de una moratoria de los cultivos transgénicos

Estimada Señora Ministra, Dª. Rosa Aguilar:

Le envío traducción de la carta que el investigador estadounidense Don M. Huber dirigió al Secretario de Agricultura de Estados Unidos en relación con sus investigaciones sobre la relación entre la aparición de un nuevo patógeno, desconocido hasta ahora por la ciencia, que está causando estragos en las explotaciones agropecuarias, y los cultivos transgénicos RR ( Roundup Ready). En base a esta información creo que sería razonable decretar una moratoria sobre el cultivos de semillas genéticamente modificadas en nuestro país, y sobre todo de aquellos relacionadas con el herbicida Roundup de Monsanto.

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo científico especialista en plantas y animales han llamado mi atención recientemente sobre el descubrimiento de un patógeno mediante microscopía electrónica, que parece ser la causa de un gran impacto en la salud de las plantas, los animales y probablemente también en los humanos. Tras la revisión de los datos, el patógeno parece estar muy extendido y se encuentra en concentraciones mucho más altas en los cultivos Roundup Ready (RR, Preparado para Roundup), como la soja y el maíz, lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente por la presencia de Roundup. ¡Este organismo es completamente nuevo para la ciencia!

Esta es una información altamente sensible que podría dar lugar a un colapso de la soja de Estados Unidos, los mercados de exportación de maíz y una alteración significativa en los suministros nacionales de alimentos y piensos. Por otra parte, este nuevo organismo puede ser el responsable de este daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo estamos llevando a cabo una investigación con rapidez y discreción, buscando la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, consecuencias y remedios.

Estamos informado a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, sobre todo por la decisión pendiente de aprobar la alfalfa RR. Naturalmente, si bien el gen RR, o Roundup en sí, es un promotor o el factor de cooperación de este patógeno, la aprobación del citado cultivo podría ser una catástrofe. En base a las actuales evidencias, la única acción razonable en este momento sería retrasar la liberación de la alfalfa transgénica, al menos hasta que haya suficientes datos para exonerar al sistema RR, si es que así se demuestra.

Durante los últimos 40 años, he trabajo como científico en organismos profesionales y militares, evaluando las amenazas biológicas naturales y artificiales, incluyendo la guerra bacteriológica y los brotes de enfermedades. Con base en esta experiencia, creo que la amenaza a la que nos enfrentamos por este patógeno es única y supone una situación de alto riesgo. En resumen, se debe tratar este asunto con la mayor emergencia.

Diversos investigadores que trabajan en este problema han contribuido a encajar varias piezas de este rompecabezas, que en conjunto presenta el siguiente inquietante escenario:

1.- Propiedades físicas únicas.

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio de electrones (x36.000), con un tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducirse y se parece a un hongo microscópico. Si fuera así, sería la primera vez que se identifica a este micro-hongo. Hay muchos indicios de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y mamíferos, lo cual es muy raro.

2.- Localización del patógeno y concentración

Se encuentra en concentraciones muy altas en la harina de soja Roundup Ready y en el maíz, en los productos utilizados en las destilerías, en alimentos fermentados, en el contenido del estómago de los cerdos y la placenta del ganado.

3.-Relacionado con aparición de enfermedades en las plantas

El organismo infecta las plantas, produciendo dos enfermedades que están disminuyendo el rendimiento de las cosechas: muerte súbita en la soja (SDS) y el marchitamiento del maíz. El patógeno también se encuentra como agente de infección por hongos en la SDS (Fusarim solani fsp glycines).

4.- Implicado en insuficiencia en la reproducción animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

El patógeno puede explicar la cada vez mayor frecuencia en la infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de los Estados Unidos, animales productores de leche, cerdos y caballos. Hay informes recientes de que las tasas de infertilidad en las vacas es de más del 20% y los abortos espontáneos en el ganado vacuno ascienden a más del 45%.

Por ejemplo, 450 de las 1000 novillas preñadas y alimentadas con ensilaje de trigo experimentaron abortos espontáneos. En el mismo período, otras 1000 novillas del mismo hato que fueron alimentadas con heno no presentaron abortos. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el ensilaje de trigo, que probablemente había estado en contacto con el glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al alto contenido en este agente patógeno en los cultivos RR (Roundup Ready) y su asociación con enfermedades en animales y plantas que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación de la USDA para la investigación y se decrete una moratoria inmediata en la desregulación de los cultivos RR, hasta que se establezca la relación causal entre la predisposición del glifosato y o cultivos RR, o se descarte como una amenaza a la producción agrícola y animal y la salud humana.

Resulta urgente examinar si los efectos secundarios por el uso del glifosato puede haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o permitió que causase mayor daño a las plantas al debilitarlas y al ser huésped de los animales. Está bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y está implicado en el aumento en un 40% en las enfermedades de las plantas, ya que desmantela las defensas de las plantas, reduce sus nutrientes vitales y reduce la biodisponiblidad de nutrientes, que a su vez pueden provocar trastornos en los animales. Para evaluar adecuadamente estos factores se solicita el acceso a los pertinentes datos de la USDA.

He estudiado los patógenos de las plantas durante 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes en el aumento de enfermedades de plantas y en los animales. Este patógeno puede ser fundamental para la comprensión y la solución de este problema. Merece una atención inmediata con el uso de importantes recursos para evitar un colapso general en nuestra crítica infraestructura agrícola.

Atentamente,

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Atentamente,

Es preciso que aparezca una dirección de correo si se desea obtener contestación:

Envío de la carta mediante fax:

+34915340582

que puede enviarse desde esta página web:

http://www.freepopfax.com/



Los científicos advierten sobre la relación entre un nuevo y peligroso patógeno y Roundup de Monsanto

Se urge a la USDA para que rescinda la aprobación de la alfalfa genéticamente modificada

Por Rady Ananda, 21 de febrero de 2011

Un especialista en patología vegetal y con experiencia contra la guerra biológica, advirtió recientemente a la USDA de la aparición de nuevos organismos víricos del tamaño de micro-hongos, que pueden causar abortos espontáneos en el ganado, el síndrome de muerte súbita en la soja preparada para Roundup de Monsanto, y el marchitamiento del maíz RR de Monsanto.

El Dr. Don M. Huber, que coordina el comité de Enfermedades Emergentes y de Patógenos de la Sociedad Norteamericana de Fitopatología, advirtió al Secretario de Agricultura, Tom Vilsack que este patógeno amenaza el suministro de alimentos y piensos de los Estados Unidos, y que puede llevar al colapso del maíz y del mercado de exportación de soja. Asimismo, la aprobación de la alfalfa transgénica GE podría ser un desastre, señaló en su carta (que se reproduce íntegramente a continuación).

El 27 de enero, Vilsack dio su aprobación general al cultivo de la alfalfa genéticamente modificada. Siguiendo las órdenes del presidente Obama también se aprobó eliminar los requisitos de las zonas cercanas a los cultivos transgénicos. Esto se ha visto como un intento deliberado de contaminar los cultivos naturales y hacer desaparecer la carne y la leche ecológica, que se basa en una alimentación libre de transgénicos. Esta contaminación daría a la industria de la Biotecnología un completo control sobre la mayor parte de los cultivos del país. El cultivo de la alfalfa modificada genéticamente también se utilizará como biocombustible.

Mi carta al Secretario Vilsack fue una solicitud para que se asignasen los recursos necesarios para el estudio de los peligros potenciales los cultivos transgénicos, antes de que se tomase una decisión irreversible, fundamentalmente la desregulación de la alfalfa RR”, dijo Huber en un correo a Food Freedom.

Y advierte:

“Aunque el organismo se ha asociado con abortos espontáneos e infertilidad en los animales, la asociación no es prueba suficiente de que ésta sea la causa en todos los casos y habría que indicar qué circunstancias predisponen a ello. Éstas deberían establecerse a través de una investigación que precisa de recursos económicos

Espero que el Secretario acepte este compromiso, ya que muchos agricultores y ganaderos están experimentando un aumento considerable de enfermedades en sus cultivos y en los animales, poniendo en peligro la viabilidad económica de sus explotaciones

El 16 de febrero, Paul Tukey de SafeLawn llamó por teléfono al doctor Huber, diciéndole: “Creo que hemos llegado al punto de inflexión hacia un potencial desastre en la seguridad de nuestro suministro de alimentos. El abuso, o como usted quiera llamarlo, de Roundup tiene unas catastróficas consecuencias para el suelo. Lo estamos viendo desde hace años. La aparición de este nuevo patógeno puede ser una señal de que hemos ido demasiado lejos”.

Tukey también dijo que si bien Huber admite que se necesitan nuevos estudios para confirmar definitivamente el vínculo entre Roundup y el nuevo patógeno, “mientras tanto es una actitud sumamente irresponsable por parte del Gobierno el permitir el cultivo de la Alfalfa Preparada para Roundup, lo que elevaría el número de hectáreas fumigadas con este herbicida, introduciéndose más en nuestro suministro de alimentos”.

Huber, quien ha estado estudiando los patógenos de las plantas en los últimos 50 años y el glifosato durante más de 20 años, ha apreciado un aumento en los patógenos asociados con el herbicida. En una entrevista con Organic y Non-GMO Report, mostró las conclusiones de su estudio: “ puede aumentar significativamente la severidad de las enfermedades de las plantas, poner en peligro los mecanismos de defensa de las plantas a los patógenos y enfermedades, e inmovilizar los nutrientes del suelo, que no podrían aprovechar las plantas”.

Esto se debe a que “el glifosato estimula el crecimiento de hongos y aumenta la virulencia de los aptógenos”. En los últimos 15-18 años el número de patógenos de las plantas ha aumentado, según el informe de No-OGM ( No a los organismos transgénicos). “Hay más de 40 enfermedades reportadas por el uso del glifosato, y ese número sigue creciendo a medida que se establece una asociación (entre el glifosato y la enfermedad.”

En su carta sin fecha a la USDA, Huber destaca “la creciente frecuencia de infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de Estados Unidos, en productores de leche, cerdos y caballos”. Informa que estos abortos espontáneos se produjeron en casi la mitad del ganado por la presencia de una alta concentración del agente patógeno, presente en su alimentación. Huber señala que el trigo “probablemente ha estado en contacto con el glifosato”.

Otra investigación apoya la advertencia de Huber

El año pasado, científicos argentinos descubrieron que Roundup produce defectos congénitos en las ranas y en los pollos. Publicaron el trabajo: “el glifosato produce efectos teratogénicos en animales vertebrados al alterar la señalización del ácido retinoico”, en Chemical Research in Toxicology, siendo los autores Alejandra Paganelli y Adláteres (,http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/tx1001749?journalCode=crtoec) que también se tradujo en varias informaciones publicadas en GMWatch:

En Argentina y Paraguay, los médicos y residentes que viven en las zonas productoras de soja transgénica, han informado de graves efectos para la salud debido a la fumigación con glifosato, incluyendo altas tasas de malformaciones de nacimiento, infertilidad, muertes, abortos involuntarios y cáncer. Los estudios científicos confirman el vínculo entre la exposición a glifosato y los nacimientos prematuros, los abortos involuntarios, el cáncer y el daño al ADN celular y a los órganos reproductores.

Uno de los investigadores, Andrés Carrasco, dijo a GM Watch que “los hallazgos en el laboratorio son compatibles con las malformaciones observadas en los seres humanos expuestos al glifosato durante el embarazo”.

Cuando trató de presentar públicamente estos resultados en agosto del año pasado, el Dr. Carrasco y las personas presentes, fueron atacadas por 100 matones que les golpearon, dejando a una persona paralizada, según informó Amnistía Internacional. La policía local y un rico productor de arroz genéticamente modificado se vieron implicados en el ataque.

En el estudio de 2009, los investigadores vincularon daño a órganos con el consumo de maíz transgénico de Monsanto, en base a datos de ensayos de Monsanto. Como ya se informó el año pasado, Gilles-Eric Sérallini y otros, llegaron a la conclusión de que los datos de tres estudios revelan que residuos de pesticidas de uso en los cultivos transgénicos están presentes en los alimentos y los piensos, lo que supone un grave riesgo para la salud de quienes los consumen.

En un artículo de 2005, publicado en Environmental Health Perspectives, Sophie Richard y adl., compararon la toxicidad de Roundup con la utilización de sólo glifosato, el ingrediente activo. Encontraron que Roundup es mucho más tóxico, debido a los adyuvantes presentes. También encontraron que las alteraciones endocrinas aumentaron con el tiempo, de modo que sólo un décimo de la cantidad prescrita para su uso en la agricultura, causa deformación celular. Otra investigación, también señala que los adyuvantes de Roundup establecen lazos con el ADN.

Tales resultados probablemente explica el por qué Monsanto y otras empresas de Biotecnología bloquean las investigaciones independientes.

Tom Laskawy en Grist estima que en 2008, casi 200 millones de libras de glifosato (90.400.000 kilogramos) se vertieron en los suelos de Estados Unidos. Sin embargo, señala que “las cifras son un secreto guardado gracias a la estrecha colaboración de la USDA, que se niega a actualizar su base datos de uso de plaguicidas a partir de 2007”. Esta cifra duplica con creces lo estimado por la EPA en el año 2000.

A continuación la carta completa del Dr. Huber, que amablemente nos ha proporcionado Paul Tukey:

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo científico especialista en plantas y animales han llamado mi atención recientemente sobre el descubrimiento de un patógeno mediante microscopía electrónica, que parece ser la causa de un gran impacto en la salud de las plantas, los animales y probablemente también en los humanos. Tras la revisión de los datos, el patógeno parece estar muy extendido y se encuentra en concentraciones mucho más altas en los cultivos Roundup Ready (RR, Preparado para Roundup), como la soja y el maíz, lo que sugiere un vínculo con el gen RR o más probablemente por la presencia de Roundup. ¡Este organismo es completamente nuevo para la ciencia!

Esta es una información altamente sensible que podría dar lugar a un colapso de la soja de Estados Unidos, los mercados de exportación de maíz y una alteración significativa en los suministros nacionales de alimentos y piensos. Por otra parte, este nuevo organismo puede ser el responsable de este daño significativo (ver más abajo). Mis colegas y yo estamos llevando a cabo una investigación con rapidez y discreción, buscando la ayuda de la USDA y otras entidades para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, consecuencias y remedios.

Estamos informado a la USDA de nuestros resultados en esta primera etapa, sobre todo por la decisión pendiente de aprobar la alfalfa RR. Naturalmente, si bien el gen RR, o Roundup en sí, es un promotor o el factor de cooperación de este patógeno, la aprobación del citado cultivo podría ser una catástrofe. En base a las actuales evidencias, la única acción razonable en este momento sería retrasar la liberación de la alfalfa transgénica, al menos hasta que haya suficientes datos para exonerar al sistema RR, si es que así se demuestra.

Durante los últimos 40 años, he trabajo como científico en organismos profesionales y militares, evaluando las amenazas biológicas naturales y artificiales, incluyendo la guerra bacteriológica y los brotes de enfermedades. Con base en esta experiencia, creo que la amenaza a la que nos enfrentamos por este patógeno es única y supone una situación de alto riesgo. En resumen, se debe tratar este asunto con la mayor emergencia.

Diversos investigadores que trabajan en este problema han contribuido a encajar varias piezas de este rompecabezas, que en conjunto presenta el siguiente inquietante escenario:

1.- Propiedades físicas únicas.

Este organismo previamente desconocido sólo es visible con un microscopio de electrones (x36.000), con un tamaño aproximadamente igual a un virus de tamaño mediano. Es capaz de reproducirse y se parece a un hongo microscópico. Si fuera así, sería la primera vez que se identifica a este micro-hongo. Hay muchos indicios de que este agente infeccioso promueve enfermedades en las plantas y mamíferos, lo cual es muy raro.

2.- Localización del patógeno y concentración

Se encuentra en concentraciones muy altas en la harina de soja Roundrup Ready y en el maíz, en los productos utilizados en las destilerías, en alimentos fermentados, en el contenido del estómago de los cerdos y la placenta del ganado.

3.-Relacionado con aparición de enfermedades en las plantas

El organismo infecta las plantas, produciendo dos enfermedades que están disminuyendo el rendimiento de las cosechas: muerte súbita en la soja (SDS) y el marchitamiento del maíz. El patógeno también se encuentra como agente de infección por hongos en la SDS (Fusarim solani fsp glycines).

4.- Implicado en insuficiencia en la reproducción animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de animales que han sufrido abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de las investigaciones en curso han sido capaces de reproducir los abortos en un entorno clínico.

El patógeno puede explicar la cada vez mayor frecuencia en la infertilidad y abortos espontáneos en los últimos años en el ganado vacuno de los Estados Unidos, animales productores de leche, cerdos y caballos. Hay informes recientes de que las tasas de infertilidad en las vacas es de más del 20% y los abortos espontáneos en el ganado vacuno ascienden a más del 45%.

Por ejemplo, 450 de las 1000 novillas preñadas y alimentadas con ensilaje de trigo (http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0365-28072001000400006&script=sci_arttext) experimentaron abortos espontáneos. En el mismo período, otras 1000 novillas del mismo hato que fueron alimentadas con heno no presentaron abortos. Las altas concentraciones del agente patógeno se confirmaron en el ensilaje de trigo, que probablemente había estado en contacto con el glifosato.

Recomendaciones

En resumen, debido al alto contenido en este agente patógeno en los cultivos RR (Roundup Ready) y su asociación con enfermedades en animales y plantas que están alcanzando proporciones de epidemia, se solicita la participación de la USDA para la investigación y se decrete una moratoria inmediata en la desregulación de los cultivos RR, hasta que se establezca la relación causal entre la predisposición del glifosato y o cultivos RR, o se descarte como una amenaza a la producción agrícola y animal y la salud humana.

Resulta urgente examinar si los efectos secundarios por el uso del glifosato puede haber facilitado el crecimiento de este patógeno, o permitió que causase mayor daño a las plantas al debilitarlas y al ser huésped de los animales. Está bien documentado que el glifosato promueve patógenos del suelo y está implicado en el aumento en un 40% en las enfermedades de las plantas, ya que desmantela las defensas de las plantas, reduce sus nutrientes vitales y reduce la biodisponiblidad de nutrientes, que a su vez pueden provocar trastornos en los animales. Para evaluar adecuadamente estos factores se solicita el acceso a los pertinentes datos de la USDA.

He estudiado los patógenos de las plantas durante 50 años. Ahora estamos viendo una tendencia sin precedentes en el aumento de enfermedades de plantas y en los animales. Este patógeno puede ser fundamental para la comprensión y la solución de este problema. Merece una atención inmediata con el uso de importantes recursos para evitar un colapso general en nuestra crítica infraestructura agrícola.

Atentamente,

COL (Ret.) Don M. Huber

Emeritus Professor, Purdue University

APS Coordinator, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Rady Ananda comenzó su andadura en los blogs en 2004. Sus trabajos han aparecido en varias publicaciones, incluyendo tres libros sobre el fraude electoral. La mayor parte de su carrera la realizó en un bufete de abogados de investigación, y como asistente legal. Se graduó en la Escuela de Agricultura de la Universidad Estatal de Ohio, obteniendo la licenciatura en Recursos Naturales.

http://dissidentvoice.org/2011/02/scientists-warn-of-link-between-dangerous-new-pathogen-and-monsanto’s-roundup/

domingo, 20 de febrero de 2011

La contaminación de las aguas del Golfo con bacterias sintéticas

por Michael Edward, 19 de febrero de 2011

http://blueplague.org

[...]

Quizás estemos ante uno de los mayores encubrimientos por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Una semana después de aquel 20 de abril de 2010, tras el desastre de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, los militares y el Gobierno hicieron hincapié en que no se haría nada por parte de British Petroleum, o cualquier otra empresa, sin que fuese aprobado por el Ejecutivo. Supongo que esta decisión fue acordada previamente el 13 de febrero de 2010 en la reunión en la Casa Blanca entre Obama y BP, que fue precisamente el mismo día en el que el Gobierno concedió el permiso a BP para abandonar la explotación en Mississippi Canyon 252, después de la fuga incontrolable de gas y petróleo.

El empleo de bacterias sintéticas puede llegar a alterar toda la biosfera, transformándose en una verdadera guerra genética, pudiendo afectar a gran parte de la población, ya que los genes se pueden transferir horizontalmente de una especie a otra, extendiendo sus tentáculos en silencio a través del agua y del aire…

Lo que está ocurriendo en el Golfo de México no es ni más ni menos que el uso autorizado de bacterias modificadas genéticamente, en lo que algunos calificamos como bio-terrorismo.

¿Quién es nuestro enemigo?¿Quién ha desatado esta amenaza contra la vida?

Nuestro enemigo es quien ordenó el uso de bacterias sintéticas en el Golfo de México con objeto de luchar contra el derrame de gas y petróleo, al que se unen los que también tienen autoridad (Gobernadores), que han permitido a sabiendas del peligro que se corre, aceptando de por medio sobornos para que deliberadamente se mienta a la gente diciendo que los pescados y mariscos del Golfo, sus aguas y su aire, son seguros…

¿Cuáles son son sus armas?

Las armas biológicas usadas se describen a continuación, que por transferencia horizontal de los genes a los microorganismos naturales están contaminando los ecosistemas de una forma muy rápida, incluso cruzando las barreras naturales entre las especies.

Hace una semana, el científico y activista de los Derechos Humanos Dr. Riki Ott publicó que las bacterias genéticamente modificadas se están utilizando en el Golfo de México. Y el Dr. Máximo Sandín, un respetado profesor de Biología de una Universidad Europea, nos confirmó que la transferencia horizontal de genes sintéticos puede producir una “contaminación biológica permanente” en los ecosistemas.

Ya no son sólo los dispersantes, sino que también las bacterias de genoma sintético…. se han utilizado sin pensar en el efecto que pueden tener sobre las poblaciones humanas que viven en el área, y mucho menos en los efectos sobre los ecosistemas. Por lo tanto tenemos que seguir pidiendo que se cese con estas prácticas”, dijo el Dr. Riki Ott, el pasado 10 de febrero de 2011 en radio KALW, de San Francisco, California.

En una entrevista anterior del día 27 de septiembre de 2010, el doctor Ott dijo lo siguiente:

“Hay bacterias naturales (en el Golfo) como la Alcanivorax borkumensis, por ejemplo. El problema es que algunos científicos, tan sabios ellos, han decidido que se puede jugar con los genes presentes en estas bacterias para ver si degradan el petróleo más rápidamente. Por lo tanto, ahora tenemos bacterias producidas por Ingeniería Genética que lo devoran con mayor rapidez. ¿Alguien tiene alguna idea de lo que esto puede significar para las personas? ¿Alguien de la comunidad médica no sabe que estas bacterias Gram-negativas, específicamente la Alcanivorax, una grave infección, por ejemplo de Staphylococcus aureus, resistente a meticilina?”. (http://es.wikipedia.org/wiki/Staphylococcus_aureus_resistente_a_la_meticilina)

Cuatro bacterias modificadas genéticamente en el Golfo

Hay nuevas especies o cepas bacterianas presentes en el Golfo de México que están muy estrechamente relacionadas con la degradación de las moléculas de petróleo y gas natural. Tres de ellas son hidrocarbonaclásticas (degradan el petróleo), mientras que la otra es anaeróbica y se nutre de gas, es especial de gas metano. Todas ellas tienen su genoma modificado genéticamente.

Todas estas bacterias Gram-negativas y presentan una bio-película que las hace resistentes a los antibióticos (http://www.cienciahoy.org.ar/ln/hoy59/bacterias.htm) y pueden colonizar tanto el ambiente como el organismo de las personas. Úlceras en la piel, ampollas, erupciones cutáneas, neumonía, lesiones, hemorragias internas, son todos ellas síntomas de esta infección, producida por bacterias sintéticas con el ADN alterado. Pueden ser responsables de nuevas enfermedades patógenas, donde los actuales antibióticos pueden tener muy poco efecto.

1.- Pseudomonas Alcaligenes, una bacteria Gram-negativa utilizada en los biorremedios, ya que puede degradar los hidrocarburos aromáticos como el benceno o el metano.

2.- Alcanivorax Borkumensis, bacteria Gram-negativa, utilizado también como biorremedio, degradando kidrocarburos como el petróleo.

3.- Oleispirea Antarctica, bacteria Gram-negativa, también degrada hidrocarburos. Sólo está presente en Rod Bay y en Ross Sea, Antártida.

4.- Oceaniserpentilla Haliotis, Gram-negativa, degrada hidrocarburos. Sólo está presente en el Mar de Tasmania, entre Australia y Nueva Zelanda.

“Para que las cosas todavía se pongan algo más difíciles, algunas de la bacterias que degradan el petróleo han sido modificadas genéticamente o realizado en ellas otro tipo de bio-ingeniería para que lo hagan más rápidamente, como Alcanivorax borkumensis o algunas Pesudomonas”, dijo el Dr. Riki Ott, el 17 de septiembre de 2010, en el artículo “¿Biorremedios o Bio-azar? Dispersantes, bacterias y enfermedades en el Golfo”.

Las consecuencias del empleo de bacterias Gram-negativas

La membrana externa protege a las bacterias Gram-negativas de la acción de los antibióticos típicos que normalmente dañaría la membrana externa o la pared celular.

Una bio-película que protege a las bacterias

Las bacterias que viven protegidas por una bio-película tienen por lo general unas propiedades de flotación muy distintas de las bacterias de la misma especie, porque la película que les protege les permite interactuar de diversas maneras. Esta protección aumenta la resistencia a la acción de los detergentes y los antibióticos, lo que puede proporcionar una vía a infecciones crónicas. En algunos casos, la resistencia a los antibióticos puede aumentar unas tres mil veces.

El enorme descenso en el coste en la secuenciación del ADN ha permitido detectar microorganismos capaces de degradar el petróleo, aun cuando representan sólo una pequeña parte de la comunidad microbiana local. Programas de ordenador han sido diseñados para permitir a los científicos realizar búsqueda de secuencias de genes asociados con las enzimas implicadas en la degradación del petróleo. Debido a que los microbios pueden crecer rápidamente… la transferencia de genes se puede producir con gran rapidez.

Los microbios también pueden desarrollar una mayor capacidad para degradar el petróleo. Una de las formas más rápidas es mediante la transferencia horizontal de genes (HGT). Éste es un mecanismo mediante el cual los microbios pueden compartir genes con el resto, de modo que un microbio que posee las instrucciones genéticas para la producción de enzimas que degraden el petróleo puede transferirlas a otros, incluso microbios de diferentes especies, antes incapaces de degradar el petróleo. De esta forma, los microbios que no podían degradar el petróleo y utilizarlo como fuente de alimento han adquirido ahora esta capacidad. La capacidad de unos genes es compartida en gran medida con el resto para fomentar la limpieza de un derrame de petróleo. Aunque el proceso está bien establecido, la medida en que este tiene lugar en un derrame de petróleo se desconoce”. Los microbios y los derrames de hidrocarburos, Academia Americana de Microbiología, Sociedad de Microbiología, Washington, DC, http://www.asm.org.

Referencias adicionales:

Stewart PS, Costerton JW (July 2001). “Antibiotic resistance of bacteria in biofilms”. Lancet 358 (9276): 135–8. PMID: 11463434. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11463434

http://worldvisionportal.org/wordpress/index.php/2011/02/gulf-bioterrorism-silent-deadly- enemy/

sábado, 19 de febrero de 2011

Una mutación protege del cáncer y la diabetes

Espectacular confirmación de las teorías bio-patológicas del doctor Gernezy sus proposiciones en materia de prevención y tratamiento de enfermedades degenerativas

por el Dr. Jacques Lacaze, 19 de febrero de 2011

El estudio que se describe a continuación aparece en el sitio web http://www.docbuzz.fr/

La información fue publicado en la sección “La ciencia y el futuro”, del diario Le Monde, con fecha 19 de febrero de 2011.

( El día 17 de febrero, el diario Público recogió esta noticia: http://www.publico.es/ciencias/361749/una-rara-mutacion-protege-del-cancer-y-la-diabetes/version-imprimible )

¿Vivir sin cáncer y sin diabetes? Es posible, pero sin la hormona del crecimiento.

Se trata de un sorprendente descubrimiento publicado por la revista Science Translational Medicine. El estudio realizado por un equipo internacional de investigadores liderado por el biólogo Valter Longo, de la Universidad del Sur de California y un endocrinólogo de Ecuador, Jaime Guevara Aguirre, realizado durante 22 años en una población que vive en los Andes, Ecuador.

La historia comenzó hace años, cuando al caminar a caballo por la provincia ecuatoriana de Loja, el Dr. Jaime Guevara Aguirre, especialista en la diabetes, llegó a un pueblo remoto, en el que la población era muy distinta de los indios que viven en estas tierras. Dentro de esta población había un centenar de individuos de muy pequeña talla, que sufren una enfermedad genética: enanismo de tipo Laron.

Esta población es de origen europeo. Son conversos españoles, judíos sefarditas que convirtieron al cristianismo en el siglo XV, por temor a la Inquisición.

El síndrome de Laron es una enfermedad genética causado por la deficiencia en un gen que evita que el cuerpo utilice la hormona del crecimiento, causando enanismo. Un año después de su descubrimiento, Jaime Guevara Aguirre siguió la pista de 100 individuos con síndrome de Laron y a otros 1600 de la comunidad, de talla normal, que no tenían la citada mutación genética.

El seguimiento de esta población se prolongó durante 22 años. Durante este período no se produjeron casos de diabetes en las personas afectadas por el síndrome de Laron, y ningún caso de cáncer. Al contrario, entre el resto de la población de desarrolló un 5% de diabetes y un 17% de cáncer. Sin embargo, todos estaban sujetos al mismo ambiente y vivían en el mismo pueblo. Esto es lo que hace que los investigadores concluyan que la hormona del crecimiento puede ser responsable en la aparición de la diabetes y el cáncer.

Las personas sin receptores de la hormona del crecimiento no desarrollan estas enfermedades. Tienen un riesgo muy bajo de accidentes cardiovasculares, pero su número es muy escaso como para confirmar esta diferencia significativa”, dice el Dr. Longo. Sin embargo, eso no quiere decir que vivan más tiempo. “Aunque todos los individuos que no presentan el receptor de la hormona del crecimiento parecían felices y normales, con unas funciones cognitivas normales, se han producido muchos casos de muertes anormales, incluyendo muchos que estaban relacionados con el abuso en el consumo de alcohol”.

Por lo tanto, si los niveles de la hormona del crecimiento son muy altos en un individuo, éste presenta mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. ¿Podría reducirse la hormona del crecimiento en aquellas familias con una alta incidencia de diabetes y cáncer?

Los estudios realizados en animales han demostrado esta tendencia: John Kopchick y Andrzej Bartke publicaron en los años 2000 y 1996 unos estudios que mostraban que la esperanza de vida aumenta un 40% en los ratones adultos. Relacionaban este incremento en la reducción de la hormona del crecimiento y una reducción del riesgo de la formación de tumores.

Al analizar la sangre de las personas con síndrome de Laron, los científicos han demostrado que el ADN tenía una doble protección contra el estrés oxidativo y la destrucción de las células cuyo ADN había sido alterado artificialmente ( por el peróxido de hidrógeno), acciones ambas que tienden a evitar la aparición de un tumor. Por otra parte, estas personas con el síndrome de Larson tenían unos niveles más bajos de IGF-1 o factor de crecimiento insulino-1, un nivel muy escaso de insulina y una muy baja resistencia celular a la insulina, procesos que pueden prevenir el desarrollo de la diabetes.

En otro experimento, el equipo de Rafael de Cabo, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, ha puesto en contacto las células humanas con el suero de las personas con síndrome de Laron. El suero cambiaba la actividad genética de las células y era capaz de prolongar la supervivencia de las levaduras y otros organismos.

Un efecto similar puede lograrse con una reducción de la ingesta de calorías y proteínas, sin embargo, estas condiciones son difíciles de aplicar en los humanos, debido al riesgo deficiencias nutricionales.

Estos hallazgos sugieren que tanto el uso de un inhibidor de los receptores de la hormona del crecimiento, un tratamiento usado en la acromegalia, puede ser útil para prevenir entre los adultos la aparición de enfermedades relacionados con la edad, tales como la diabetes o el cáncer. Es un interesante hipótesis que requiere de un mayor número de investigaciones.

(Para las fuentes, consulte en sitio docbuz)

Publicado el día 18 de febrero de 2011

Autor: Editores

Respondí con un comentario que fue publicado en el sitio web:

He seguido de forma apasionada las informaciones hechas públicas los últimos días. De hecho, estoy trabajando con el Dr. André Gernez, investigador con carnet, pero también iconoclasta. Comencé a publicar sus escritos en Bio-medicina teórica.com desde hace algunos meses. Estas noticias lo que hacen es confirmar mediante observación de las teorías predichas por Gernez, sobre la base de algunos conceptos básicos de la Biología ( el doble ciclo celular, fundamentalmente), en 1967, en su comunicación a la Academia de Medicina y Ciencia ( ver “Neopustalados biológicos y patógenos”, en el sitio web mencionado más arriba). Su trabajo de crítica de los conceptos básicos le llevó a forjar a finales de los años 1960 el concepto de células generatrices, conocidas en las actualidad como células madre, que es su nueva denominación. Volver a Gernez es, en mi opinión, fundamental para la Historia de la Ciencia, pero sobre todo para la práctica. En efecto, sus propuestas para la prevención de las enfermedades degenerativas siguen siendo primordiales”.

En una ocasión se tiró una botella al mar….

Gernez ha demostrado que supresión en la secreción de la hormona del crecimiento en la edad adulta bloquea el desarrollo de enfermedades degenerativas, tales como el cáncer y las enfermedades neurológicas. Esta propuesta es válida para esta observación. Validar experimentalmente y clínicamente es muy fácil. Esperemos que el Gobierno emprenda este camino en el que no hay nada que perder y mucho que ganar…. a menos que otros intereses se interpongan en este trabajo…

Dr. Jacques Lacaze

http://www.jacques-lacaze.com/article-prevenir-le-cancer-et-les-maladies-degeneratives-67591322.html


miércoles, 16 de febrero de 2011

Porque 99 no es lo mismo que 100


Por Mickey Z., 16 de febrero de 2011

Da Mayor: Siempre hago las cosas correctamente

Mookey: ¿Eso es todo?

Da Mayor: Eso es todo.

Mookie: Es todo lo que tenía que decir. Me voy.

Si cada norteamericano cambiase su estilo de vida tal y como se sugiere en la película Una verdad incómoda, sólo se produciría una disminución en la emisión de carbono del 21%. De hecho, mientras que cada persona produce un promedio de 2500 libras de basura al año ( 1130 kg), el promedio por persona es de 26 toneladas… porque el 97% de la basura se genera por los sectores agrícola e industrial.

Si los cambios en el modo de vida individual no es suficiente para “salvar el planeta”, entonces ¿ por qué molestarse?

Para contestar a esta pregunta me pongo en contacto con Valter, uno de los catadores (recolectores de basura para reciclar en Brasil) que aparece en el documental Tierra de basura. “La actuación de una sola persona puede ser de gran importancia”, explica Valter cuando se le preguntó sobre el valor de reciclar, “porque 99 no es igual que 100”.

Mi traducción: Nunca pierda de vista el panorama general, pero siempre haga lo correcto.

¿Quién no desea una inversión de las principales eco-tendencias globales corrientes más catastróficas? Pero como dijo una vez el legendario periodista I.F. Stone : “Si usted espera una respuesta a una pregunta durante toda su vida, es que usted se hizo una pregunta no lo suficientemente grande”. Ejercer todos los días, incluso a cada hora, acciones de resistencia no significa necesariamente estar dominado cuando cambia el paradigma actual de las empresas. Se trata de hacer lo correcto… aquí y ahora. Se trata de desafiar la cultura dominante en todo lo que podamos.

Por ejemplo, cuando usted se compra una camisa en una tienda de ropa usada en vez de optar por una prenda nueva vendida en una tienda que apoya el trabajo de los talleres clandestinos, no espera con esta compra concreta acabar con la explotación en el trabajo y poner freno al consumismo. Usted compra la camisa simplemente porque considera que es lo más correcto, lo que hay que hacer.

Esta mentalidad responde a todos aquellos que dicen lo siguiente: “ ¿Por qué debería utilizar el transporte público en lugar de ir en coche? Los demás usan el coche de todos modos”… Serán ellos, pero no usted. 99 no es igual que 100, y usted, querido compañero, hace lo correcto.

Si usted recicla su viejo teléfono móvil o derriba una antena de telefonía móvil, siendo consciente del marco institucional en el que lo hace, será lo correcto que debe hacer…. todos con el mismo objetivo: el desmantelamiento de un sistema social que asalta despiadadamente nuestro planeta y todo lo que en el vive.

Mickey Z. es probablemente la única persona en el planeta que ha aparecido tanto en una película de karate con Billy “Tae Bo” y un libro de política con Howard Zinn. Es autor de 9 libros, siendo el más recientes Autodefensa para radicales y su segunda novela, Querido Vito – se le puede encontrar en la Web . Lea otros artículos de Mickey .




http://dissidentvoice.org/2011/02/always-do-the-right-thing-because-99-is-not-100/



martes, 15 de febrero de 2011

Un verde muy sucio

Silvia Ribeiro, 12 de febrero de 2011

En varios foros internacionales de Naciones Unidas y otros avanza una nueva ola de discusión –o mejor dicho de cabildeo empresarial– para promover lo que llaman una nueva “economía verde”. En la reunión de enero 2011 del Foro Económico Mundial en Davos –que reúne anualmente a los intereses económicos más poderosos– el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, llamó a una “revolución de libre mercado para la sostenibilidad global”, destacando que esta “revolución” no amenaza sus intereses económicos. Al contrario, llamó a las grandes industrias a invertir en negocios “verdes” para salir de las crisis financieras y económicas, aprovechando oportunidades en “agua, energía y alimentación”, así como con el cambio climático. Yvo de Boer, ex secretario de la Convención de Cambio Climático, alabó la posición de Ban Ki-moon y refirió que justamente el principal éxito de las negociaciones climáticas en Cancún había sido “crear un mapa de ruta para abrir nuevos mecanismos de mercado” (The Guardian, 27/1/2011), insertando el tema del cambio climático en el de la economía verde global.

Es claro que necesitamos cambios profundos y radicales en los patrones de producción y consumo dominantes, incorporando no sólo sostenibilidad ambiental, sino también justicia social y económica en modelos completamente diferentes de relación con la naturaleza y los recursos, cuestionando el propio concepto de “desarrollo” y de “crecimiento”, entre muchos otros. Lo que se propone bajo este nuevo orden económico mundial “verde”, es completamente distinto y muy preocupante. Se trata de ampliar o crear nuevos mercados para las corporaciones –algunos con recursos reales, otros financieros y especulativos– y de utilizar nuevas y peligrosas tecnologías, justificando su uso por los supuestos beneficios “verdes” que traerían.

La mención de Yvo de Boer es alusiva, entre otras, a la decisión de implementar los programas REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación evitada de bosques), que lejos de ser un programa de protección de bosques, es una forma de mercantilizar las funciones ecosistémicas de éstos y sobre todo, de crear un nuevo mercado financiero con el comercio de carbono, habilitando otra ola de atropellos a los derechos indígenas y a los habitantes tradicionales de los bosques.

Este tipo de programas se encuadra en el marco de otros más generales, como el proyecto TEEB (La Economía de los Ecosistemas y la Biodiversidad, por sus siglas en inglés). Es una cara particularmente dañina de esta “economía verde”, porque se refiere a la introducción al mercado de aspectos de la biodiversidad y los ecosistemas que no estaban en él, que son bienes comunes, colectivos. Además, en todo el mundo quienes habitan y conocen estos ecosistemas son comunidades tradicionales, indígenas, campesinas, pescadores artesanales, comunidades negras, pastores, etcétera, por lo que este tipo de proyectos incluye a menudo incorporar una pequeña parte de éstos como “empresarios” de la biodiversidad, para justificar avasallar los derechos del resto. Típico del sistema capitalista, se vende la ilusión de que todos podrían ser esa pequeña parte que teóricamente recibirá algún ganancia. Esto genera disputas dentro y entre comunidades que se presten al juego, como ya ha sucedido con proyectos similares (para ver quienes llegan primero a vender un servicio en un mercado finito o quiénes son los “dueños” de un conocimiento o recursos que son colectivos o compartidos entre varias comunidades, etcétera). Los mercados de servicios ambientales –hidrológicos, forestales, biopiratería– son un antecedente directo de proyectos como TEEB y ya existen muchas pruebas del daño que significan a las comunidades –que son los verdaderos cuidadores de la biodiversidad–, muchas de las cuales terminan perdiendo el acceso a sus recursos y territorios.

TEEB surgió en 2007 como proyecto a partir de una reunión del G8+5. Los cinco gobiernos agregados fueron Brasil, China, India, México y Sudáfrica –todos gobiernos de países megadiversos interesados en comerciar su biodiversidad. Luego fue integrado en la Iniciativa de Economía Verde del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Con la crisis financiera, la “valoración del capital natural” que entraña TEEB aparece como un excelente mercado frente al quiebre de otros mercados especulativos. Por ello no es extraño que el coordinador sea Pavan Sukhdev, un director del Deutsche Bank que venía de trabajar el tema de la valuación económica de la biodiversidad para el Foro Económico de Davos, y según el cual, es un “mercado multibillonario”.

Este contexto y el apoyo desde organismos de Naciones Unidas (PNUMA, inserción en Convenios y en el proceso de Río+20) hace que aunque la filosofía de fondo no sea nueva, estas iniciativas son más peligrosas. Hay un afán recargado por ponerle precio a “todo” lo que integra la biodiversidad y sus funciones, paradójicamente a partir del aparente reconocimiento de que la erosión de la biodiversidad es uno de los mayores problemas globales que sufrimos.

En las presentaciones sobre TEEB, Sukhdev repite que “aquello que no se mide no se puede gestionar”. Es lo opuesto del pensamiento de los pueblos tradicionales que realmente conocen y “gestionan” la biodiversidad desde hace milenios. Un comunero wixarika decía sobre su maíz y la biodiversidad que los acompaña: “si lo cuento no alcanza, así que no lo cuento y siempre alcanza”. Sin duda, un elemento fundamental en la resistencia a estas nuevas trampas: no dejar que nos engañen con sus “lógicas”.

*Investigadora del Grupo ETC

http://www.elclarin.cl/web/index.php?option=com_content&view=article&id=320:un-verde-muy-sucio&catid=22:medio-ambiente&Itemid=16


lunes, 14 de febrero de 2011

Los riesgos de la Ingeniería Genética

Transferencia horizontal de genes

Por la Dra. Mae Wan-Ho del Instituto de Ciencias Sociales y Departamento de Ciencias Biológicas.

Open University, Walton Hall, Milton Keynes, MK7 6AA, Reino Unido


Extracto

La Ingeniería Genética implica la realización de construcciones artificiales que cruzan las barreras entre las especies e invaden los genomas. El ADN típico contiene material genético de bacterias, virus y otros parásitos genéticos que causan enfermedades, así como resistencia a los antibióticos, lo que hace que las enfermedades infecciosas sean intratables. La transferencia horizontal del ADN transgénico tiene el potencial, entre otras cosas, la de crear nuevos virus y bacterias que causan enfermedades y extiende la resistencia a los antibióticos entre los patógenos. Hay una urgente necesidad de establecer un marco regulador eficaz que prevenga la fuga y la liberación de estas peligrosas construcciones al ambiente, y se debiera considerar si algunos experimentos peligrosos debieran permitirse siquiera su realización.

Palabras clave: genes con resistencia a los antibióticos, virus inactivos, cáncer, ADN desnudo, ADN transgénico, CaMV (virus del mosaico de la coliflor).

Polen transgénico y larvas de las abejas

El catedrático Hans-Hinrich Kaatz, de la Universidad de Jena, ha indicado tener nuevas pruebas, aún inéditas ( año 2000) de que genes sintéticos en plantas transgénicas se han trasladado por el polen a bacterias y levaduras que viven en el intestino de las larvas de las abejas (1)

Si lo que dice el catedrático Kaatz es cierto, esto indicaría que los genes de las nuevas construcciones genéticas introducidos en las cosechas transgénicas y otras organismos transgénicos, pueden extenderse, no sólo mediante la polinización cruzada ordinaria, o por el cruce de especies estrechamente relacionadas, sino por los genes sintéticos que invaden los genomas ( la totalidad de los organismos tienen material genético) de especies con las que no tienen ninguna relación, incluso en los microorganismos que viven en el intestino de animales que se alimentan de material transgénico.

Este descubrimiento no es algo inesperado. Algunos científicos han estado llamando la atención hacia esta posibilidad (2), pero las advertencias se remontan ya a los años 1970, cuando comenzó la ingeniería genética. Muchos científicos de todo el mundo exigen ahora una moratoria en todas las liberaciones al ambiente de organismos transgénicos por motivos de seguridad (3), y la transferencia horizontal de genes es una de las principales consideraciones.

Algunos de nosotros ya sostuvo que los riesgos de la transferencia horizontal de genes a especies no relacionadas son inherentes a la Ingeniería Genética (4) Los genes y las construcciones genéticas creadas por la Ingeniería Genética nunca han existido en los mil millones de años de evolución. Consisten en material genético de bacterias, virus y otros parásitos genéticos que causan enfermedades, y resistencia de los genes a los antibióticos. Están diseñados para cruzar la barrera de las especies e invadir genomas. La extensión de tales genes y construcciones genéticas tiene el potencial de hacer intratables las enfermedades infecciosas y crear nuevos virus y bacterias que causan enfermedades.

La transferencia horizontal de genes puede extender los genes transgénicos a la biosfera entera

La transferencia horizontal de genes hace referencia al traspaso de material genético entre células o genomas de especies no relacionadas, además de por los procesos habituales de reproducción. En los procesos habituales de reproducción, los genes se transfieren verticalmente desde los padres al descendiente, y tal cosa sólo puede ocurrir dentro de una especie o entre especies relacionadas estrechamente.

Se ha desvelado que las bacterias transfieren genes atravesando las barreras entre especies. Hay tres caminos por los cuales este proceso se puede realizar:

1.- Por conjugación, en el que el material genético pasa de una célula a otra por contacto

2.- Por transducción, en el que el material genético pasa de una célula a otra a través de virus infecciosos;

3.- Por transformación, en el que el material genético lo toma directamente la célula de su ambiente.

Para que la transferencia horizontal de material genético tenga éxito debe integrarse en el genoma de las células, o se mantenga de forma estable en la célula de forma determinada. En la mayoría de los casos, el material genético extraño que entra en la célula por casualidad, sobre todo si es de otra especie, será dividido antes de que se incorpore al genoma. En ciertas condiciones ecológicas, que todavía no son bien entendidas, el material genético se subdivide y se introduce en el genoma. Por ejemplo, el choque térmico y la contaminación, sobre todo con metales pesados, pueden favorecer la transferencia horizontal de genes; la presencia de antibióticos puede aumentar la frecuencia con la que el gen se transfiere horizontalmente, de 10 a 10.000 veces (5).

Mientras la transferencia horizontal de genes es muy corriente entre bacterias, sólo en los últimos 10 años ( N. del T.: este artículo fue publicado en el año 2000) se ha conocido este hecho, observado entre las plantas y animales (6). El alcance de la transferencia horizontal de genes afecta a la biosfera entera, en la que las bacterias y los virus sirven tanto de intermediarios en este tráfico de genes como depósitos en los que se multiplican los genes y se realizan nuevas combinaciones ( el proceso de realizar nuevas combinaciones con el material genético (7).

Hay muchos vías potenciales para la transferencia horizontal de genes a plantas y animales. Se cree que la transducción es la vía principal, al existir muchos virus que infectan plantas y animales. Recientes investigaciones en terapia génica indican que la transformación es potencialmente muy importante para las células de los mamíferos, incluidos los seres humanos. Una gran variedad de material genético desnudo puede fácilmente ser adquirido por toda clase de células, simplemente como resultado de encontrarse en el líquido del ojo, o al frotarse la piel, o al ser inyectado, inhalado o tragado. En muchos casos, las construcciones extrañas de genes se incluyen en el genoma (8).

La transformación directa puede no ser tan importante para las células de las plantas, que generalmente tienen una pared celular protectora. Pero las bacterias del suelo que pertenecen al género Agrobacterium son capaces de transferir el segmento T (tumor) del plásmido bacteriano Ti (abreviatura de tumor-inductor) en las células de las plantas, en un proceso parecido a la conjugación. (Véase: http://es.wikipedia.org/wiki/Agrobacterium)

El segmento T del ADN ( ADN-T) está muy explotado como vehículo para la transferencia de genes en la Ingeniería Genética de las plantas. Material genético extraño también puede ser introducido en las células vegetales y animales por insectos y artrópodos con probóscide afilado. Además, los patógenos bacterianos que entran en las células animales y vegetales pueden adquirir el material genético extraño y llevarlo a las células, aumentando así los vectores de transferencia genética horizontal (9). No hay apenas barreras que prevengan contra la entrada de material genético extraño en las células de ninguna especie existente en la Tierra. Las barreras más importantes contra la transferencia horizontal de genes funciona después de que el material genético extraño haya penetrado en la célula (10).

La mayor parte del material genético extraño, como el presente en la comida ordinaria, será dividido para generar energía y en componentes básicos para el crecimiento y la reparación. Hay muchas enzimas que dividen el material genético extraño, y en el caso de que sea incorporado al genoma, las modificaciones químicas todavía pueden inutilizarlo y eliminarlo.

Sin embargo, virus y otros parásitos genéticos, como los plásmidos y los transposones, tienen señales genéticas especiales y una estructura general que evita la división. Disponen de una envoltura proteínica y emplea a la célula para realizar muchas copias de sí mismo, o puede entrar directamente en el genoma celular. Los plásmidos son piezas libres, por lo general circulares, un material genético que puede estar de forma indefinida en la célula, pero separado de su genoma. Los transposones o genes saltarines, son bloques de material genético que tienen la capacidad de pasar de un genoma a otro, multiplicándose o no en el proceso. También acabar en plásmidos y propagarse allí. Los genes también colocarse en parásitos genéticos, es decir, virus, plásmidos y transposones, y por lo tanto tener una mayor probabilidad de transferir el genoma a las células. Los genes parasitarios son vectores de transferencia horizontal de genes.

Los genes parasitarios naturales están limitados por las barrers entre las especies, es decir, los virus del cerdo sólo infectarán a los cerdos, pero no a los seres humanos, y los virus de la coliflor no atacarán a los tomates. Es la cápsula proteínica del virus lo que determina la especificidad del anfitrión, habiéndose observado que los genomas que no poseen la cápsula que lo envuelve tienen una mayor variedad de anfitriones que los virus intactos (11). Del mismo modo, las señales de propagación de diferentes plásmidos y transposones son por lo general específicas para una variedad limitada de especies anfitrión, aunque hay excepciones.

Los genomas se han ido ordenado, lo que hace evidente que el tráfico de genes y la transferencia horizontal de genes juega un papel muy importante en la evolución de todas las especies (12). Sin embargo, está claro que el tráfico horizontal de genes está regulado por barreras presentes en los organismos en respuesta a las condiciones ecológicas (13).

La Ingeniería Genética no regula la transferencia horizontal de genes

La Ingeniería Genética es una serie de técnicas de laboratorio usadas para aislar y combinar el material genético de cualquier especie y luego multiplicar estas construcciones en cultivos de bacterias y virus en el laboratorio. Sobre todo, las técnicas permiten que el material genético pueda ser transferido entre especies que nunca se cruzarían de forma natural. De esta forma los genes del hombre pueden ser transferidos al cerdo, ovejas, peces y bacterias; y los genes de la araña terminan en las cabras. Son genes completamente nuevos, exóticos, que están siendo introducidos en la comida y los cultivos.

A fin de vencer las barreras naturales entre las especies que limitan la transferencia de genes, los Ingenieros Genéticos han introducido una enorme variedad de vectores artificiales ( transporte de genes) combinando partes de los vectores naturales infecciosos -virus, plásmidos y transposones- de diferentes fuentes. Estos vectores artificiales generalmente no disponen de sus funciones que causan enfermedades, pero son diseñados para que atraviesen las barreras entre las especies, entonces este mismo vector puede transferir, por ejemplo, genes humanos a los genomas de todos los otros mamíferos, o plantas. Los vectores artificiales aumentan considerablemente la transferencia horizontal de genes (ver cuadro 1) (14).

Cuadro 1

Los vectores artificiales aumentan la transferencia horizontal de genes

Se obtienen de parásitos genéticos naturales, y realizan la labor para que sea más eficaz la transferencia horizontal. Su naturaleza quimérica significa que tienen secuencias semejantes al ADN de los patógenos virales, plásmidos y transposones de especies múltiples de todos los Reinos. Esto facilita la transferencia horizontal de genes y nuevas combinaciones.

De forma rutinaria contienen marcadores genéticos de resistencia a los antibióticos que aumenta su transferencia horizontal en presencia de antibióticos, intencionadamente aplicados, o presentes como xenobióticos (N. del T.: La palabra xenobiótico deriva del griego “xeno” (“extraño”) y “bio” (“vida”). Se aplica a los compuestos cuya estructura química en la naturaleza es poco frecuente o inexistente debido a que son compuestos sintetizados por el hombre en el laboratorio. La mayoría han aparecido en el medio ambiente durante los últimos 100 años. Wikipedia) en el ambiente. Se sabe que los antibióticos aumentan la transferencia horizontal de genes entre 10 y 10.000 veces. A menudo disponen de réplicas originales y transfieren secuencias, que son señales que facilitan la transferencia horizontal de genes y el mantenimiento en las células donde son transferidos.

Los vectores quiméricos son famosos por ser estructural mente inestables, es decir, tienen tienen tendencia a romperse y unirse de forma incorrecta con otro ADN, lo que aumenta la propensión a la transferencia de genes y a que se produzcan nuevas combinaciones. Están diseñados para invadir genomas, vencer mecanismos, incapacitando el ADN extraño, aumentando la probabilidad de transferencia horizontal.

Aunque las diferentes clases de vectores se distingan sobre la base núcleo central del material genético, prácticamente cada uno de ellos es quimérico, formado del material genético procedente de los genes parasitarios de muchas especies diferentes de bacterias, animales y plantas. Los vectores quiméricos permiten a los genes multiplicarse en la bacteria E. coli y transferirse a otras especies del plantas y animales. Simplemente creando una variedad tan enorme de vectores de transferencia génica, la biotecnología ha abierto con eficacia vías de transferencia genética horizontal y de nuevas combinaciones, cuando antes todo el proceso estaba fuertemente regulado, con accesos restringidos, tortuosos. Estas vías de transferencia génica unen especies con las poblaciones microbianas, en una especie de mezcla universal por medio de la Ingeniería Genética. Lo que resulta un gran problema es que en ningún país existe legislación alguna que prevenga de la liberación de los vectores sintéticos y otras construcciones artificiales al ambiente (15) .

¿ Cuáles son los riesgos de la transferencia horizontal de genes?

La mayoría de los vectores artificiales son obtenidos de virus o presentan genes virales, y están diseñados para cruzar las barreras entre especies e invadir genomas. Tienen el potencial de recombinarse de nuevo con el material genético de otros virus para generar nuevos virus infecciosos que traspasan las barreras de otras especies. Tales virus han empezado a aparecer en cantidades alarmantes. Los genes de resistencia a los antibióticos son transferidos por los vectores artificiales, pudiéndose también trasladar a las bacterias patógenas. Con el crecimiento de la Biotecnología de la Ingeniería Genética a escala comercial ¿no va a contribuir al resurgimiento de enfermedades infecciosas en los próximos 25 años (16)? Hay pruebas aplastantes de la transferencia genética horizontal y las nuevas combinaciones han sido responsables de la creación de nuevos patógenos virales y bacterianos, y de la extensión de la resistencia a los antibióticos de los patógenos. Una forma de crear nuevos patógenos virales es mediante la nueva combinación con material genético inactivo, o inactivado presente en todos los genomas, plantas y animales, sin excepción. Una nueva combinación entre virus de fuera y los residentes inactivos, pueden estar implicados en la aparición de muchos cánceres en los animales (17).

Como ya dijimos antes, las células de todas la especies, incluidos nosotros mismos, pueden tomar material genético de fuera. Las construcciones sintéticas diseñadas para invadir los genomas pueden invadir nuestro cuerpo. Estas incorporaciones pueden llevar a la activación de genes que antes estaban inactivados ( la mutagénesis), algunos de los cuales pueden provocar cáncer (carcinogénesis) (18).

Cuadro 2

Los riesgos potenciales de la transferencia horizontal de genes mediante Ingeniería Genética. Una generación de nuevos virus es la causa de nuevas enfermedades.

La proliferación de nuevos medicamentos y la resistencia de los genes a los antibióticos presentes en los virus y bacterias patógenas, están provocando que ciertas infecciones sean intratables. La introducción arbitraria de genoma en las células está resultando muy dañino, incluso provocando cáncer. La reactivación de virus que antes estaban inactivos, presentes en todas las células y genomas, pueden causar enfermedades. La proliferación de nuevos genes y genoma sintético que nunca ha existido multiplica los impactos ecológicos debido a todo lo dicho anteriormente

El ADN transgénico se transfiere horizontalmente con más facilidad que el ADN no transgénico.

Todos los vectores artificiales usados en la Ingeniería Genética, como los genes transferidos para crear organismos transgénicos, son predominantemente de virus y bacterias asociados a enfermedades, y estos están formando nuevas combinaciones que nunca antes habían existido en mil millones de años de evolución.

Los genes nunca se transfieren solos. Se transfieren en construcciones unitarias, conocidas como cassettes. Cada gen tiene que estar acompañado por una pieza especial del material genético, el promotor, que señala la célula para activar el gen, es decir, transcribir la secuencia genética del ADN en ARN. Al final el gen tiene que captar otra señal, el terminator, para finalizar la transcripción y marcar el ARN, entonces ya puede ser tratado y traducido a la proteína. La expresión de la cassette más simple se parece a esto:

Promotor – gen- terminator

Típicamente, cada trozo de la construcción, promotor, gen, terminator, es de una procedencia distinta. El gen en sí mismo también puede estar compuesto de trozos de procedencia dispar. Varias cassettes de expresión están generalmente unidas en serie o amontonadas en la construcción final. Al menos una cassette de expresión será la de un gen marcado como resistente al antibiótico para permitir que la célula que ha tomado la construcción foránea se selectiva con los antibióticos. Los cassettes de los genes de resistencia a los antibióticos permanecen muy a menudo en el organismo transgénico.

Los promotores más usados comúnmente son los de virus asociados con enfermedades graves. La razón de esto se encuentra en que tales promotores virales dan una sobreexpresión continua de genes situados bajo su control. La misma construcción básica es usada en todas las aplicaciones de la Ingeniería Genética, en la agricultura o en Medicina, y suponen los mismos riesgos. Hay motivos para creer lo mismo de los transgénicos.

Cuadro 3

Hay motivos para sospechar que el ADN transgénico se transfiere horizontalmente con más facilidad que el ADN no transgénico.

Las construcciones artificiales y los vectores están diseñados para ser invasivos en los genomas ajenos y sean vencidas las barreras entre las especies. Todas las construcciones artificiales de genes son estructuralmente inestables (20), y de ahí que sean propensas a combinarse de nuevo y transferirse horizontalmente. Los mecanismos que permiten que genes foráneos se inserten en el genoma, también les va a permitir saltar otra vez, insertándose en otro sitio, o en otro genoma.

Los lugares de inserción de los vectores artificiales más comúnmente utilizados para la transferencia de genes son los puntos calientes de recombinación, lo que aumenta también la propensión a la transferencia horizontal. Los promotores virales, como el virus del mosaico de la coliflor, se utiliza muy a menudo para una sobreexpresión de los genes, presentes en los puntos calientes de recombinación (21), y aumentando por lo tanto la transferencia horizontal de genes. La tensión metabólica en el organismo del anfitrión debido a la continua sobreexpresión de los transgenes también puede contribuir a la inestabilidad de la inserción (22).

Las construcciones de genes foráneos y los vectores con los que se empalman, forman típicamente mosaicos de secuencias de ADN de numerosas especies y su genes parasitarios; esto significa que tendrán secuencias homológicas con el material genético de muchas especies y sus genes parasitarios, facilitando así la transferencia horizontal de general y nuevas recombinaciones.

Riesgos adicionales de los promotores virales

Hemos llamado recientemente la atención sobre los riesgos adicionales asociados con el virus promotor del mosaico de la coliflor ( CaMV), el más extensamente utilizado en agricultura (23). Prácticamente está presenta en todas las construcciones transgénicas comercializadas o que se están sometiendo a prueba sobre el terreno, así como a una proporción muy alta de plantas transgénicas en desarrollo, incluido el muy aclamado arroz golden, o arroz dorado (24) ( http://www.monsanto.es/noticias-y-recursos/noticias/la-historia-del-arroz-dorado-vitamina-para-los-pa-ses-en-desarrollo)

El virus del mosaico de la coliflor (CaMV) está íntimamente relacionado con el virus de la hepatitis B humana y algo menos con los retrovirus, como el virus del SIDA (25). Aunque el virus intacto sólo infecta a plantas crucíferas, su promotor es promiscuo en esta función, y resulta activo en algas, levaduras y E. coli (26), así como en las ranas y las células humanas (27). Como todos los promotores de virus y de genes celulares, tiene una estructura modular, con partes comunes intercambiables con los promotores de otros virus vegetales y animales. Los puntos calientes de recombinación, bordeados de múltiples motivos implicados en la recombinación, similar a otros puntos calientes de recombinación, incluso en la frontera del vector T del ADN de la Agrobacterium, el que con más frecuencia se utiliza en la fabricación de plantas transgénicas. El mecanismo sospechoso de nueva recombinación requiere pocas o ninguna secuencia de ADN homólogo. Finalmente, se ha encontrado que los genes virales incorporados a las plantas transgénicas se recombinan de nuevo con la infección de nuevos virus, generándose nuevos virus (28). En algunos casos, los virus recombinantes son más infecciosos que el original.

Las secuencias provirales – las copias generalmente inactivas de los genomas virales – están presentes en todos los genomas vegetales y animales, y como todos los promotores virales son modulares, y tienen al menos un módulo – la caja TATA – en común, si no más. Es muy posible que el promotor CaMV 35S presente en construcciones transgénicas puede reactivar virus inactivos o generar nuevos virus por recombinación. El promotor CaMV 35S se ha incorporado artificialmente a muchas copias de una amplia gama de genomas virales y virus infecciosos producidos en el laboratorio (29). También hay pruebas de que la secuencia proviral en el genoma puede ser reactivada (30).

Estas consideraciones son sobre todo relevantes a la luz de las recientes conclusiones que señalan que ciertas patatas transgénicas – que contienen el promotor CaMv 35S y modificado con el vector ADN-T de la Agrobacterium- puede resultar inseguro para las ratas jóvenes, y que una parte significativa de los efectos pueden deberse a “la construcción o la modificación genética (o ambas) (31)”. Los autores también señalan un aumento de linfocitos en la pared intestinal, que es una señal no específica de infección viral (32).

Pruebas de la transferencia horizontal de ADN transgénico

A menudo se sostiene que el ADN transgénico, una vez incorporado al organismo transgénico, es tan estable como el ADN del propio organismo. Pero hay tanto pruebas directas como indirectas contra esta suposición. El ADN transgénico tiene mayor probabilidad de extenderse, y se ha comprobado que se extiende mediante transferencia genética horizontal.

Las líneas transgénicas son notoriamente inestables y a menudo no se reproducen verdaderamente (33). Existe una falta de datos moleculares que documenten la estabilidad estructural del ADN transgénico, tanto en su incorporación al genoma como en su disposición en los genes, en las generaciones sucesivas. El cambio, los transgenes pueden estar callados en las generaciones subsecuentes o que se pierdan totalmente (34).

Se encontró que un gen tolerante al herbicida, introducido en Arabidopsis por medio de un vector, tenía hasta un 30% más de probabilidades de liberarse y extenderse, frente al mismo gen obtenido por mutagénesis (35). Una vía por la que esto puede ocurrir es mediante la transferencia secundaria horizontal de genes por los insectos que acuden a las plantas para recoger el polen y el néctar (36). El descubrimiento muestra que el polen puede transferir el ADN transgénico a bacterias presentes en las larvas de la abejas.

La transferencia horizontal secundaria de transgenes y genes resistentes a los antibióticos de las plantas modificadas genéticamente al suelo, ls bacterias y los hongos, ha sido documentada en el laboratorio. La transferencia a hongos se consiguió simplemente por co-cultivación (37), mientras que la transferencia a bacterias se consiguió aislando de nuevo el ADN transgénico o el ADN transgénico total de la planta (38), La transferencia de un gen resistente a la kanamicina (http://es.wikipedia.org/wiki/Kanamicina=) a la bacteria presente en el suelo Acinetobacter fue conseguida usando el ADN total de la hoja de una variedad de plantas transgénicas: Solanum tuberosum (patata), Nicotina tabaco (tabaco), Beta vulgaris ( remolacha azucarera); Brassica napus (colza) y Lucopersicon esculentum (tomate) (39). Se considera que aproximadamente 2500 copias del gen resistente a la kanamicina son suficientes para modificar con éxito una bacteria, a pesar del hecho de que hay 6 millones de veces más de ADN presente en la planta. Una sola planta tiene 2,5 billones de células, suficiente para transformar mil millones de bacterias.

A pesar del título engañoso en una de las publicaciones (40), una frecuencia de transferencia de genes del orden de 5,8 x 10-2 por bacteria fue demostrada en condiciones óptimas. Pero entonces los autores se pusieron a calcular una frecuencia de transferencia muy baja, del orden de 2 x 10-17, en “condiciones naturales extrapoladas”, suponiendo que los diferentes factores actuasen de modo independiente. Las condiciones naturales, sin embargo, son en gran medida desconocidas e imprevisibles, y hasta los propios autores admiten unos efectos sinérgicos que no pueden olvidarse. El ADN transgénico libre está disponible en el acto en las rizosfera alrededor de las raíces de la planta, que también es un punto caliente del entorno para la transferencia de genes (41). Otros trabajos han encontrado pruebas de la que la transferencia horizontal de genes resistentes a la kanamicina al ADN del Acinetobactor, resultados positivos obtenidos usando sólo 100 ml de la hoja de la planta homogeneizada (42).

Los defensores de la Biotecnología insisten todavía que sólo porque la transferencia horizontal de genes ocurre en el laboratorio no significa que esto pueda ocurrir en la naturaleza. Sin embargo, hay pruebas que sugieren que puede ocurrir en la naturaleza. En primer lugar, el material genético liberado por los organismos muertos y por las células vivas, se encuentra de forma persistente en todos los ambientes, y no se divide tan rápidamente como se había supuesto. Queda retenido en la arcilla, en la arena y en el humus, manteniendo su capacidad de infectar (modificar) una amplia variedad de microorganismos presentes en el suelo (43). La modificación de bacterias del suelo por el ADN adsorbido en la arcilla, arenas y humus, han sido confirmadas en experimentos (44).

Investigadores alemanes comenzaron una serie de experimentos en 1993 para supervisar las liberaciones de material genético presente en la remolacha transgénica (Beta vulgaris), conteniendo genes resistentes a la kanamicina, con persistencia de ADN transgénico y de transferencia horizontal de ADN transgénico a las bacterias del suelo (45). Es el primer experimento realizado, después de la gran cantidad y millones de hectáreas que han sido cultivadas con transgénicos. Será útil examinar las conclusiones detalladamente.

Se encontró que el ADN transgénico persistía en el suelo hasta dos años después de que los cultivos transgénicos fuesen plantadas. Aunque no lo comentaron, los datos muestran que la proporción de bacterias resistentes a la kanamicina en el suelo aumento considerablemente entre 1,5 y 2 años. ¿Podría deberse a una transferencia horizontal de genes resistentes al antibiótico presentes en el ADN transgénico? Aunque ninguna de las 4000 colonias de bacterias se aislaron del suelo – se encontró en una cantidad muy pequeña- presentaban ADN transgénico, dos de las siete muestras totales dieron resultados positivos después de 18 meses. Esto sugiere que la transferencia horizontal de genes puede estar sucediendo, pero las bacterias específicas que han captado el ADN transgénico no pueden ser aisladas como colonias. No es una sorpresa, que menos del 1% de todas las bacterias del suelo son cultivables. Los autores procuraron no excluir el ADN transgénico que es absorbido a la superficie de las bacterias más bien que transferido a ellas.

Los investigadores también realizaron experimentos en los cuales el ADN transgénico total de la remolacha fue añadido al suelo no estéril con su complemento natural de microorganismos. La intensidad de la señal para el ADN transgénico disminuyó durante los primeros días, pero posteriormente aumentó. Esto se puede interpretar como un signo de que el ADN transgénico ha sido captado por las bacterias y por lo tanto aumenta posteriormente.

En paralelo, en las muestras de suelo se permitió crecer el césped bacteriano durante 4 días, y después se extrajo el ADN. Se encontraron varias señales positivas. “ que puede indicar la captación de ADN transgénico por las bacterias competentes”.

Los autores se mostraron cautelosos para no dar datos concluyentes, simplemente porque las bacterias específicas que llevan las secuencias de ADN transgénico no fueron aisladas. Los resultados muestran realmente, sin embargo, que la transferencia horizontal de genes puede haber ocurrido tanto en el campo como en el suelo.

El ADN no se divide lo suficientemente rápido en el intestino tampoco, lo que puede ser la razón de que la transferencia del ADN transgénico a microorganismos en el intestino de las larvas de abeja no nos sorprenda. Se encontró que los plásmidos modificados genéticamente tenían una supervivencia del 6 al 25% después de estar expuestos a la saliva humana durante 60 minutos. El ADN del plásmido parcialmente degradado era capaz de transformar el Estreptococo gordonii, una de las bacterias que normalmente vive en la boca humana y la faringe. La frecuencia de la modificación cayó exponencialmente con el tiempo de exposición a la saliva, pero todavía era detectable después de 10 minutos. La saliva humana contiene en realidad los factores que promueven la competencia de las bacterias residentes para por el ADN (46).

Se encontró que alimentando a los ratones con ADN viral éste alcanza los leucocitos, el bazo y las células del hígado a través de la pared intestinal, para incorporarse el genoma de las células de ratón (47). Cuanto se alimentó a ratones preñados, el ADN viral termina en las células de los fetos y de los animales recién nacidos, sugiriendo que ha pasado también a través de la placenta (48). Los autores comentan que “las consecuencias del consumo de ADN foráneo en la mutagénesis y oncogénesis todavía no han sido investigadas (49)”. Como ya dijimos, experimentos recientes sobre la terapia génica presenta pocas dudas de que las construcciones de ADN desnudas pueden entrar fácilmente en las células de los mamíferos y en muchos casos entran a formar parte de sus células.

Conclusión

La transferencia horizontal de genes es un fenómeno comprobado. Esto ha ocurrido en nuestro pasado evolutivo y continúa hoy en día. Todos los signos indican que la transferencia horizontal de genes en un proceso regulado, limitado por las barreras existentes entre las especies y por mecanismos que se deterioran e inactivan por la presencia de material genético extraño. Lamentablemente, la ingeniería genética ha creado una enorme variedad de construcciones artificiales diseñadas para cruzar las barreras entre las especies e invadir todos los genomas. Aunque las construcciones básicas sean las mismas para todas las aplicaciones, algunas de las más peligrosas pueden proceder de la eliminación de los desechos confinados en los organismos transgénicos (50). Esto incluye construcciones que contienen genes del cáncer y de células utilizadas en las investigaciones de laboratorios de medicinas contra el cáncer, y que se encuentran en la fase de desarrollo, bacterias con genes de gran virulencia y virus de laboratorios de patologías. Resumiendo, la biosfera está siendo expuesta a todas clase de nuevas construcciones y combinaciones de genes que no han existido antes en la naturaleza, y que nunca podrían haberlo hecho, gracias a la labor de la Ingeniería Genética.

Hay una necesidad urgente de establecer un regular eficaz, en primera instancia, que prevenga de fugas y liberaciones de estas peligrosas construcciones al ambiente, y considerar luego si estos experimentos no debieran de estar permitidos en absoluto.

Referencias

1.Thanks to Dr. Beatrix Tappeser, Institute for Applied Ecology, Postfach 6226, D-79038, Freiburg, for
this information. See also Barnett, A. (2000). GM genes ‘jump species barrier’ The Observer, May 28,
2000.
2.See Stephenson, J.R., and Warnes, A. (1996). Release of genetically-modified miroorganisms into the
environment. J. Chem. Tech. Biotech. 65, 5-16; Harding, K. (1996). The potential for horizontal gene
transfer within the environment. Agro-Food-Industry Hi-Tech July/August, 31-35; Ho, M.W. (1996). Are
current transgenic technologies safe? In Virgin, I. and Frederick R.J., eds. Biosafety Capacity Building,
pp. 75-80, Stockholm Environment Institute, Stockholm; Traavik, T. (1999). Too Early May be Too
Late, Report for the Directorate for Nature Research, Trondheim, Norway.
3.See www.i-sis.org
4.See Ho, M.W. (1998, 1999). Genetic Engineering Dream or Nightmare? The Brave New World of Bad
Science and Big Business. Gateway, Gill & Macmillan, Dublin; Ho, M.W., Traavik, T., Olsvik, R.,
Tappeser, B., Howard, V., von Weizsacker, C. and McGavin, G. (1998). Gene Technology and Gene
Ecology of Infectious Diseases. Microbial Ecology in Health and Disease 10, 33-59.
5.See Ho et al, 1998 (note 4) and references therein.
6.See Lorenz, M.G. and Wackernagel, W. (1994). Bacterial gene transfer by natural genetic transformation
in the environment. Microbiol. Rev. 58, 563-602.
7.See Ho,1998, 1999 (note 4; Ho, et al, 1998 (note 4).
8.See Ho, M.W., Ryan, A., Cummins, J. and Traavik, T. (2000a). Unregulated Hazards: ‘Naked’ and
‘Free’ Nucleic Acids, ISIS & TWN Report, London and Penang. www.i-sis.org.
9.Grillot-Courvalin, C., Goussand, S., Huetz, F., Ojcius, D.M. and Courvalin, P. (1998). Functional gene
transfer from intracellular bacteria to mammalian cells. Nature Biotechnology 16, 862-866.
10.See Nielsen, K.M., Bones, A.M., Smalla, K. and van Elsas, J.D. (1998). Horizontal gene transfer from
transgenic plants to terrestrial bacteria – a rare event? FEMS Microbiology Reviews 22, 79-103.
11.See Ho et al, 2000a (note 9)
12.See Doolittle, W.F. (1999). Lateral genomics. Trends Cell Biol 9, 5-8.
13.See Jain, R., Rivera, M.C. and Lake, J.A. (1999). Horizontal gene transfer among genomes: The
complexity hypothesis. Proc. Natl. Acad. Sci. USA 96, 3801-3806; Shapiro, J. (1997). Genome
organization, natural genetic engineering and adaptive mutation. TIG 13, 98-104; Ho, 1998,1999 (note 4).
14.See Ho et al, 1998 (note 4) for references.
15.See Ho et al, 2000 (note 8)
16.Reviewed in Ho et al, 1998 ( note 4).
17.Reviewed in Ho, 1998, 1999 (note 4) Chapter on “The mutable gene and the human condition”.
18.See Ho et al, 2000 (note 9) and references therein.
19.See Ho, M.W. (1999). Special Safety Concerns of Transgenic Agriculture and Related Issues Briefing
Paper for Minister of State for the Environment, The Rt Hon Michael Meacher www.i-sis.org
20.See Old, R.W. and Primrose, S.B. (1994). Principles of Gene Manipulation, 5th ed. Blackwell Science,
Oxford; Kumpatla, S.P., Chandrasekharan, M.B., Iuer, L.M., Li, G. and Hall, T.c. (1998). Genome
intruder scanning and modulation systems and transgene silencing. Trends in Plant Sciences 3, 96-104.
21.See Kohli, A., Griffiths, S., Palacios, N., Twyman, R.M., Vain, P., Laurie, D.A. and Christou, P. (1999).
Molecular characterization of transforming plasmid rearrangements in transgenic rice reveals a
recombination hotspot in the CaMV 35S promoter and confirms the predominance of microhomology
mediated recombination. The Plant Journal 17, 591-601.
22.Finnegan, J. and McElroy, D. (1994). Transgene inactivation, plants fight back! Bio/Technology 12,
883-8.
23.Ho, M.W., Ryan, A. and Cummins, J. (1999). The cauliflower mosaic viral promoter – a recipe for
disaster? Microbial Ecology in Health and Disease 11, 194-197; Ho, M.W., Ryan, A. and Cummins, J.
(2000). Hazards of transgenic plants containing the cauliflower mosaic viral promoter. Microbial Ecology
in Health and Disease (in press).
24.Ye, X., Al-Babili, S., Kloti, A., Zhang, J., Lucca, P., Beyer, P. and Potrykus, I. (2000). Engineering the
provitamin A (-carotene) biosynthetic pathway into (carotenoid-free) rice endosperm. Science 287,
303-305; see also Ho, M.W. (2000). The Golden Rice – An Exercise in How Not to Do Science. ISIS
Sustainable Science Audit #1 www.i-sis.org
25.Xiong, Y. and Eikbush, T. (1990). Origin and evolution of retroelements based upon the reverse
transriptase sequences. The Embo Journal 9, 3363-72.
26.Assad, F.F. and Signer, E.R. (1990). Cauliflower mosaic virus P35S promoter activity in E. coli. Mol.
Gen. Genet. 223, 517-20.
27.Ballas,N., Broido, S., Soreq, H., and Loyter, A. (1989). Efficient functioning of plant promoters and
poly(A) sites in Xenopus oocytes Nucl Acids Res 17, 7891-903; Burke, C, Yu X.B., Marchitelli, L..,
Davis, E.A., Ackerman, S. (1990). Transcription factor IIA of wheat and human function similarly with
plant and animal viral promoters. Nucleic Acids Res 18, 3611-20.
28.Reviewed in Ho, et al, 2000 (note 24).
29.Maiss, E., Timpe,U., and Brisske-Rode, A. (1992). Infectious in vivo transcripts of a plumpox potyvirus
full lenth c-DNA clone containig the cauliflower mosaic virus 35-S RNA promoter J. Gen. Virol. 73,
709-13; Meyer, M and Dessens, J. (1997). 35S promoter driven cDNA of barley mild mosaic virus
RNA-1 and RNA-2 are infectious in barley plants. J. Gen. Viol. 78, 147-51.
30.Ndowora, T., Dahal, G., LaFleur, D., Harper, G., Hull, R., Olszerski, N.E. and Lockhart, B. (1999).

http://online.sfsu.edu/~rone/GEessays/horizgenetransfer.html