domingo, 23 de enero de 2011

La introducción de bacterias sintéticas está produciendo mutaciones en los microorganismos naturales: la Plaga Azul del Golfo

Por Edward Michel, 21 de enero de 2010

Blue Plague.org

Existe la evidencia de que BP está utilizando microorganismos sintéticos para limpiar el petróleo en el Golfo de México, pero al mismo tiempo están alterando el ADN de las especies de toda la cadena alimentaria, afectando a toda la masa biótica, incluidos los seres humanos, según escribe Michael Edward.

Tormenta genética perfecta: ADN sintético y la Plaga Azul del Golfo

Existen unos alimentos patentados pero de los que todos los que vivimos en el Golfo de México nos tenemos que alimentar a la fuerza, pero que también están poniendo a disposición del resto del mundo. La receta para cocinar estos alimentos ha sido celosamente guardada durante 8 meses, hasta que fuimos capaces de examinar la abundante cantidad de “posavasos del Golfo” que tenemos a nuestra disposición. Los ingredientes se encuentran en abundancia, y el proceso de elaboración no es tan secreto como todo el mundo había pensado.

La placa azul especial (BP) del Golfo

Llene un recipiente grande con agua del océano, añada un cantidad generosa de petróleo, a continuación vierta un vaso del líquido Corret-it (disponible en Nalco bajo la marca Corexit), asegurándose de que nada se derrame sobre usted; agite suavemente, y luego deje reposar durante un día o dos. Cuando la mezcla de petróleo comience a hundirse hacia el fondo del recipiente, observe si los gases resultantes llegan hasta la espuma de color naranja presente en la superficie. Si es así, está listo para el siguiente paso, el más importante.

Añada enseguida Syn-Bio (disponible en JCVI, SGI y otras empresas privadas), junto con una mezcla coloidal que contenga hierro, cobre y otros oligoelementos para comenzar el proceso de elaboración interactiva. Deje reposar durante no menos de 6 a 9 meses. Cuando ya no aparezca gas en la superficie y la mezcla del fondo se haya convertido en una sustancia viscosa de color negro, esto le indicará que la primera etapa de la receta ha concluido.

Lo sorprendente de la técnica de esta nueva receta es saber qué hacer después de que la primera fase de elaboración haya terminado. ¡Nadie lo sabe! No es de extrañar que ya algunos se hayan referido a ella con el nombre de Placa Azul (BP) Especial. Puede estar seguro de que en la segunda etapa de la elaboración de la receta se empezará a liberar su carga de ingredientes biológicos modificados, cosa que ya parece haber ocurrido, y de la que el mundo se dará cuenta de forma abrupta.

¿Derrame o flujo de petróleo?

No se ha producido un derrame de petróleo de BP en el Golfo de México durante 2010. Cuando usted llena un vaso de agua y choca contra algo mientras lo sostiene en la mano y, a continuación, se producen salpicaduras de agua, eso es un derrame. Cuando abre el grifo y permite que fluya de forma continua el agua hasta que el agua del vaso se desborda, eso no es un derrame. Debido a las múltiples perforaciones realizadas por BP, que comenzaron en Mississippi Canyon 252 en 2009, se fracturó el suelo del Golfo de México antes de aquel 22 de abril de 2010, produciéndose un flujo continuo de petróleo, y especialmente gases derivados del petróleo, como el metano. A eso se llama un flujo de petróleo y gas.

Desde que se produjo en el Golfo un flujo continuo de petróleo y gases tóxicos, se plantea la cuestión de cómo detenerlo. No se puede. La única solución al problema es encontrar la manera de eliminarlos antes de que alcancen la superficie en grandes cantidades. Eso es exactamente lo que ha ocurrido, y lo que seguirá ocurriendo en el Golfo de México.

El biorremedio del genoma sintético

El petróleo y el gas tóxico puede ser modificado, alterado o eliminado por los microbios. Los microorganismos naturales de todos los océanos, como las bacterias, hacen esta labor con el tiempo, que por lo general dura décadas o más. Es un proceso natural lento, Sí, la biología natural puede hacer el trabajo, pero bajo las condiciones de un flujo continuo no hay manera posible de que los microbios hambrientos de hidrocarburos del mundo entero puedan eliminar tal cantidad de petróleo y de gas lo suficientemente rápido. El tiempo es un factor crítico.

Durante la última década, la biología sintética ha sido el reino de la nueva ciencia. Ahora tenemos la ingeniería genética sintética, que crea secuencias de ADN y ARN de virus y bacterias.

En la década de 1980 la moda fueron los pantalones vaqueros de diseño. Ahora la moda son los genes de diseño.

Poco después del infierno del Deepwater Horizon, los científicos del Gobierno de los Estados Unidos, con fondos facilitados por British Petroleum, comenzaron a darnos pistas sobre lo que estaban haciendo con todo el petróleo y el gas que fluía. En mayo de 2010, National Geographic ( (http://news.nationalgeographic.com/news/2010/05/100511-science-environment-gulf-oil-spill-cleanup-future/) citando al Dr, Terry Hazen del Lawrence Berkeley National Laboratory, que dijo: (http://www.lbl.gov/)

Se puede introducir material genético en los insectos a través de un bacteriófago – un virus que infecta las bacterias, para aportar ADN a los microbios locales, lo que les permitiría romper las moléculas de petróleo. Un laboratorio podría crear el organismo completamente nuevo para su desarrollo en el mar, alimentándose de petróleo, el alimento que necesita para vivir…”

Hay dos posibles soluciones, según el Dr. Hazen, que está considerado como el mayor experto en biorremedios de petróleo en el mundo: o bien utilizar virus bacteriófagos de ingeniería, o “fagos”, para infectar y alterar la genética de la bacterias presentes en las aguas del Golfo, o sintéticamente crear un nuevo organismo completo, es decir, una nueva especie de bacteria, que se come el petróleo o el gas, y colonizaría todo el Golfo de México.

En septiembre de 2010, la Universidad de Duke (http://www.nicholas.duke.edu/thegreengrok/microbes-0910) nos dio la confirmación de lo que estaba pasando en el Golfo:

En un artículo publicado en la revista Science, Terry Hazen y sus colegas del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley descubrieron entre finales de mayo y principios de junio de 2010 que una especie desconocida hasta entonces se estaba alimentando del hidrocarburo, se estaba dando un banquete con las plumas de petróleo, degradándolo a un ritmo acelerado”.

Los microorganismos naturales son bien conocidos por los biólogos y sus secuencias genéticas están catalogadas(http://www.ncbi.nlm.nih.gov/nuccore/) , incluso el público puede acceder a este catálogo a través de Internet. Pero aquí estamos ante uno nuevo, nunca identificado hasta entonces en las aguas del Golfo de México, que se está comiendo el petróleo a una velocidad mucho más rápida que las bacterias naturales nunca podrían hacer.

En agosto de 2010, la revista Science ( http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/08/bacteria-are-gobbling-gulf-oil.html?ref=hp) informaba sobre las bacterias que están devorando el petróleo del Golfo u la forma en que están actuando este microorganismos que no son los típicos:

El equipo de Hazen encontró que los microorganismos presentes en las manchas de petróleo se concentraron al doble de densidad que los microorganismos que se encontraban fuera de ellas. Más alentador aún, los genes específicamente orientados para degradar los hidrocarburos eran más comunes en la mancha de petróleo, lo que implica que no solamente las bacterias en general se están concentrando en las manchas de petróleo”.

Terry Hazen ha descrito cómo se “orientan” los genes de un microbio para que consuma el petróleo y crezcan muy bien en las manchas de petróleo, que se duplicaban el doble de rápido que los mismos microbios fuera de la mancha de petróleo. Revela que la bacterias naturales del Golfo no son las responsables de este sorprendente resultado. Obviamente, sabe quiénes son los que están haciendo el trabajo a un ritmo tan acelerado: bacterias de genoma sintético, creado específicamente para consumir hidrocarburos, el petróleo.

Lo que dice el Dr. Terry Hazen es sólo una de las fuentes, así que no espero que usted se crea lo de que se están utilizando organismos sintéticos en el Golfo en base a lo que hemos dicho hasta ahora, a pesar de que es el mayor experto mundial en su campo. ¿Qué pasaría si les dijera que British Petroleum lo ha admitido, el uso de organismos con genes sintéticos en el Golfo? ¿Quizás ayudaría a que usted se convenciese?

En septiembre de 2010, el periodista de la BBC Stphen Fry hizo una entrevista a Mike Utsler, director de las operaciones de BP que restaura la costa del Golfo de México. Esto es lo que el Sr. Utsler admitió ante la cámara:

Hay una nueva forma de microbiología que está atacando las manchas de petróleo, usándolo como alimento”.

Usted puede ver y escuchar estas palabras en nuestro canal de Youtube ( http://www.youtube.com/watch?v=XuDO0l8K90I) o en nuestro blog del Golfo de la Peste Azul, en Internet ( http://worldvisionportal.org/wordpress/index.php/2011/index.php/2010/12/bp-admits-using-synthetic-microbes-in-gulf-of-mexico/), que fue difundido el pasado 7 de noviembre de 2010 bajo el título ¿Dónde se ha ido el petróleo?Está disponible en la BBC2 (http://www.bbc.co.uk/programmes/b00vy7f9#broadcasts) Pueden observar cómo Utsler es cortado por sus colegas inmediatamente después de decir esto, terminando la entrevista de forma abrupta.

( Parece que la BBC ha restringido este vídeo para que no pueda ser visto dentro de los Estados Unidos)

Una nueva forma de microbiología

Una nueva forma de microbiología no es un organismo biológico natural. El científico J. Craig Venter, PhD, fundador de Synthetic Genomics Inc. y JCVI, definió claramente esta nueva estructura biológica el pasado 27 de mayo de 2010 en su testimonio ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, en la Comisión de Energía y Comercio:

Una de la principales ventajas de la genómica sintética es que no hay necesidad de tener acceso a una secuencia particular de ADN. Los fragmentos de las secuencias son creados de nuevo por síntesis química y colocados en cromosomas completos y en los organismos. Esta capacidad de sintetizar ADN y utilizarlo en la construcción de nuevas células, puede catalizar un importante cambio en lo que los organismos de diseño pueden llegar a hacer”.

Estas tecnologías (genoma sintético) podrían ser utilizadas como técnicas de remedios biológicos (biorremedios)”.

En el año 2003, JCVI sintetizó con éxito un pequeño virus, de aproximadamente seis mil pares de bases, que infecta a las bacterias. En 2008, el equipo de JCVI fue capaz de sintetizar un pequeño genoma bacteriano”.

Ahora resulta más fácil de entender lo que quieren decir exactamente Terry Hazen, PhD y Mike Utsler de BP sobre la creación de nuevos microorganismos modificados genéticamente – o los virus atacan a las bacterias o las bacterias a sí mismas- en el Golfo de México.

Una oscura familia de microbios sobrehumanos

Lo ocurrido en el Golfo resulta incomprensible, cómo una bacteria es capaz de alimentarse de gas metano. Parece que los ingeniería genética de diseño también los ha utilizado para eliminar el metano, del mismo modo que se han utilizado para eliminar el petróleo. El denominador común de ambos es que ninguno de ellos es un microorganismo natural. Esto ya no es ninguna sorpresa.

El microbiólogo David Valentine de la Universidad de California, en Santa Bárbara, declaró: “ En cuestión de meses las bacterias habrán eliminado por completo el metano. Las bacterias actúan de una manera más eficaz de lo que esperábamos”.

Me parece que este microbio con genoma sintético ha superado con creces las expectativas de la ingeniería y la programación.

De acuerdo con un informe de Fox Business ( http://www.foxbusiness.com/markets/2011/01/06/wsj-microbes-devoured-methane-bp-spill-study-says/) “el descubrimiento ofrece una nueva visión sobre las notables capacidades de una oscura familia de microbios en las profundidades del Golfo”.

Estoy de acuerdo. Es científicamente incomprensible que un microorganismo natural pueda hacer esto y los microbios sintéticos de diseño con definitivamente oscuros si los comparamos con aquellos.

La microbióloga de la Universidad de Georgia, Samantha Joye, que ha realizado un análisis independiente del metano presente en el Golfo de México, está de acuerdo conmigo: “ Se necesitaría un microbio sobrehumano para hacer lo que se está diciendo”.

Por lo que dice Samantha; fue diseñado específicamente y ese “superhombre” de la genética se ha creado de forma sintética.

El 7 de enero de 2011 un artículo aparecido en UK Register (http://www.theregister.co.uk/2011/01/07/deepwater_horizon_metane_bacteria/) se señala cómo los científicos se “ sorprendieron por la rapidez con que las bacterias consumían enormes cantidades de comida”.

También se traía a colación el hecho de que de los estudios realizados con anterioridad en otras partes del mundo indicarían unos niveles de metano en torno a la plataforma Deepwater Horizon muy por encima de los valores normales en los próximos años. Es increíble lo que la alta ingeniería de diseño puede hacer.

El 6 de enero de 2011, Christian Science Monitor (http://www.csmonitor.com/Environment/2011/0106/Gulf-oil-spill-study-s-surprising-find-Bacteria-ate-methane-in-three-months) informaba que las tasas de descomposición del metano después de producirse el derrame de petróleo “ es más rápida de lo que jamás se había registrado en ningún otro lugar del planeta”.

Eso ocurre porque no se trata de microbios naturales. No se deben confundir churras con merinas.

Oligoelementos añadidos al Golfo

En el mismo informe de CS Monitor, la microbióloga de la Universidad de Georgia. Samantha Joye, decía:

El Golfo no dispone de los oligoelementos necesarios para que las bacterias puedan sobrevivir – entre ellos está el cobre, que es el que utilizan las bacterias para vérselas con el metano. La escasez de cobre, así como otros oligoelementos, probablemente haya frenado el crecimiento exponencial de las poblaciones de bacterias, necesarias para deshacerse del metano en menos de cuatro meses”.

Lo mismo se puede decir de las bacterias que comen hidrocarburos como el petróleo, excepto que necesitan hierro, más que de otros oligoelementos. Dado que el cobre y el hierro no son elementos frecuentes en el Golfo de México, la bacteria sintética no sería capaz de comer tanto petróleo y metano a gran velocidad si no dispusiera de ellos, sin estos elementos esenciales de la tierra. La única manera de que una bacteria sintética pueda hacer esto es añadiendo los elementos necesarios en las aguas del Golfo. Rociar una mezcla muy diluida o coloidal con los oligoelementos en el Golfo sería absolutamente necesario para lograr esto.

En un artículo de investigación publicado el 21 de octubre de 2010, La Plaga Azul del Golfo: no es sabio engañar a la Madre Naturaleza (http://worldvisionportal.org/index.php/2010/10/the-gulf-blue-plague-it’s-not-wise-to-fool-mother-nature/), se pone de manifiesto la anormal elevada cantidad de estos elementos presentes en el Golfo, que se estaban rociando con o por separado con los dispersantes del petróleo. En agosto de 2010, se recogieron muestras de agua de lluvia por la Heritage Society de Lousiana ( http://chsl.webs.com/testresults.htm), donde la lluvia viene directamente desde el Golfo, encontrándose una alta concentración de hierro, cobre, níquel, aluminio, manganeso y arsénico.

Sin lugar a dudas, la bacteria sintética introducida en el Golfo de México para consumir el petróleo y los gases fue– y siguen siendo- alimentada con oligoelementos esenciales. De lo contrario, no podría haber prosperado o reproducido a un ritmo tan acelerado. La continua fumigación en el Golfo desde aviones o barcos no es para para lanzar Corexit u otros dispersantes químicos. Tenga en cuenta que la pulverización actual tiene el mismo efecto que el de añadir fertilizante líquido a los cultivos.

Los microbios sintéticos producen mutaciones en los microorganismos naturales

A principios de diciembre de 2010, el buque de investigación WeatherBird II, propiedad de la Universidad del Sur de Florida (USF), volvió al Golfo de México para recoger muestras de agua. Como informó Naomi Klein en 13 de enero de 2011, En el mar faltan millones de barriles de petróleo de BP: ( http://www.alternet.org/environment/149524/naomi_klein%3A_hunting_the_ocean_for_bp’s_missing_millions_of_barrels_of_oil/?page=entire)

Estos veteranos científicos han visto cosas que describen como sin precedentes… la presencia de una extraña enfermedad que afecta al fitoplancton y a las comunidades bacterianas”.

Esta “extraña enfermedad” en el Golfo que afecta a los microorganismos nativos es el resultado directo de los microbios sintéticos, que siguen produciendo enfermedades genéticas mediante la mutación del ADN de los microbios naturales. Ya habíamos alertado a nuestros lectores de esta circunstancia el pasado 28 de septiembre de 2010, cuando decíamos: (http://worldvisionportal.org/wvpforum/viewtopic.php?f=55&t=1004)

“Mutaciones en el ADN se están produciendo en el Golfo de México, a nivel microscópico celular. El efecto que esto puede tener sobre la vida marina, así como sobre los seres humanos, es una caja de Pandora llena de incógnitas”.

Tampa Bay Online (http://www2.tbo.com/content/2010/sep/27/271417/usf-research-included-in-gulf-oil-spill-tv-special/news-metro/) nos esclareció esto en una entrevista con el profesor de biología marina de la USF, Dr. John Paul, refieriéndose a la columna de petróleo que se había descubierto a 40 millas de la zona de Panhandale, en Florida:

Se encontró que es tóxico para los microorganismos marinos, causando mutaciones en su ADN. Si este plancton, que es la base de la cadena alimenticia, está contaminado, podría afectar a todo el ecosistema del Golfo”.

El problema con el ADN modificado es que se puede transmitir y no se sabe cómo esto podría afectar a los peces y a otras especies marinas..”, añadiendo que los efectos podrían durar décadas.

En otro artículo de Naomi Klein ( http://www.alternet.org/environment/149524/naomi_klein%3A_hunting_the_ocean_for_bp’s_missing_millions_of_barrels_of_oil/?page=entire), se describe cómo Paul introduce bacterias sanas y fitoplancton en las muestras de agua del Golfo y lo que sucede le sorprendió. Las respuestas de los organismos fueron genotóxicos o mutagénicos. Según Paul, lo que resulta más espantoso de estos resultados es que los daños genéticos son hereditarios, es decir, las mutaciones se pueden transmitir.

Las genotoxinas se transmiten a los sucesores que nunca han estado expuestos al gen original. Los microorganismos sanos presentarán entonces una modificación genética que será transmitida a sus descendientes. Esta es una reacción genética en cadena, ya que cada microbio mutante interactúa y afecta a otros microorganismo, especialmente a la cadena alimentaria:

El fitoplancton, las bacterias y los microorganismos que se alimentan de ellos – el zooplancton- son potencialmente los más afectados” – Dr. David Hollander, geoquímico marino de la USF, 6 de diciembre de 2010, en una entrevista para la WeatherNird II.

La tormenta genética perfecta

En una entrevista de radio en Bridgring The Gap (http://www.youtube.com/watch?v=tReP9bppy4Q) con el Dr. John Waterman el 9 de septiembre de 2010, se dice:

Los microbios pueden transformarse, pueden cambiar. Los virus pueden convertirse en bacterias y las bacterias en hongos. En el Golfo tenemos bacterias que pueden mutar, Pueden mutar al ser atacadas por un virus. El virus puede modificar la genética de la bacteria, pudiéndose transformar en algo mortal.

Algunas de estas bacterias podrían mutar en algo tan mortal como el Ébola. Cuando una bacteria que ha mutado se transmite por el aire puede pasar de persona a persona.

Estamos al borde de algo que puede convertirse en una pandemia mortal, Tenían que saber que esto podía pasar. Lo único que tiene que hacer es colonizar un huésped humano… y una vez que se inicia va a ser imposible detenerlo”.

En octubre de 2010 me puse en contacto con Riki Ott, que había escrito un libro sobre los efectos del derrame de petróleo del Exxon Valdez en Alaska. Su conocimiento de la biología marina le permitió observar los efectos del petróleo sobre el zooplancton. Acababa de leer el artículo No es prudente engañar a la Madre Naturaleza ( http://worldvisionportal.org/index.php/2010/10/the-gulf-blue-plague-it’s-not-wise-to-fool-mother-nature/) y quería hablar conmigo. Hasta ahora es el único científico de los Estados Unidos que está de acuerdo conmigo es que se están utilizando bacterias de bioingeniería para degradar el petróleo del Golfo.

En un artículo que publicó al mismo tiempo en Ocean Springs, Mississippi, titulado ¿Remedios biológicos o azar biológico? Dispersantes, bacterias y enfermedades en el Golfo ( http://www.huffingtonpost.com/riki-ott/bio-remediation-or-bio-ha_b_720461.html), en el que se recoge el testimonio de una abuela de la localidad, que hizo repensar el papel de los biorremedios para el tratamiento del petróleo. La abuela dijo que sentía que las bacterias que devoraban el petróleo actuaban “sin freno y que causan erupciones en la piel”. El doctor Ott dijo:

Para que las cosas resulten aún más aterradoras, algunas de las bacterias que devoran el petróleo han sido modificadas genéticamente, un tipo de bioingeniería para eliminar el petróleo, incluyéndose Alcanivorax borkumensis y algunas otras Pseudomonas”.

La Pseudomonas alcaligenes es una bacteria aeróbica Gram-negativa, utilizada en remedios biológicos, ya que pueden degradar los hidrocarburos aromáticos, tales como el benceno o el metano. Borkumensis Alcanivorax también es una bacteria Gram-negativa, utilizada en remedios biológicos, ya que puede degradar hidrocarburos como el petróleo. No las tenemos. Se confirma una vez más que los genes sintéticos de diseño son los causantes de que el petróleo y el gas esté siendo devorado a un ritmo alarmante en el Golfo.

Pero, ¿por qué estas bacterias Gram-negativas son tan importantes? Porque como dijo Riki Ott:

Las bacterias que consumen petróleo producen una bio-película. Los estudios han encontrado que las bio-películas son rápidamente colonizadas por otras bacterias Gram-negativas – incluyendo algunas que pueden infectar al hombre”.

Una enfermera que estaba trabajando en el Golfo, la enfermera Schmidt, lo expresó así:

Es una importante tormenta bacteriana. Podría ser la razón por la que estamos observando una variación de los síntomas en diferentes personas. En algunas personas vemos complicaciones respiratorias, mientras que otras presentan síntomas en la piel o afecciones gastrointestinales. Creo que se debe a una multitud de bacterias que han colonizado el ambiente”.

Pero no se trata sólo de una tormenta típica de bacterias. En este caso, hay bacterias sintéticas utilizadas como remedios biológicos que han provocado la mutación de organismos naturales del Golfo y viajan por el aire. Estas colonias en cuanto empiecen a crecer y crecer, asistiremos a una tormenta genética perfecta.

El ADN sintético ha provocado la Plaga Azul del Golfo

He escrito numerosos artículos ( http://worldvisionportal.org/wvpforum/viewforum.php?f=54) en diversos foros desde julio de 2010, haciendo todo lo posible para advertir no sólo a mi propia familia y a mis amigos, sino a todo el mundo, contándolos cómo han ido evolucionando las cosas en el Golfo de México. Lo he descrito con detalle, cómo ocurrió y cómo evoluciona, He investigado y he publicado estos resultados en World Vision Portal ( http://worldvisionportal.org/wvpforum/portal.php), en el canal de Youtube ( http://www.youtube.com/WVPRadio), en el blog de Blue Plague ( http://blueplague.org/) y en las emisiones de radio de Living Light Network ( http://www.blogtalkradio.com/wvp). En agosto tomó el nombre apropiado esta pandemia, La Plaga Azul del Golfo.

Para frustración propia, pocos me han escuchado. He sido ignorado, rechazado en la mayoría de los sitios de Internet, que son propiedad o están controlados por los que supuestamente dicen representar a los que vivimos a lo largo de la costa del Golfo. Muchos de ellos simplemente no representan a todos. Existen para lucirse en sus programas, para encontrar clientes para su bufete de abogados. Algunos se han aprovechado de las víctimas del Golfo, sólo para hacerse un nombre. Algunos simplemente desaparecieron en cuanto el Gobierno dijo que el vertido de petróleo había cesado. La verdad es que el mismo no ha cesado, en lo más mínimo. Lo peor aún está por llegar en primavera o en verano, cuando las aguas más cálidas y el aire aceleren el crecimiento de los virus y las bacterias sintéticas mutantes.

Lo que está ocurriendo en el Golfo de México no es un problema regional, sólo para los que vivimos aquí. Es un problema mundial, señales virales y bacterianas están empezando a aparecer por todas partes. La misteriosa e inexplicable enfermedad de los peces, mamíferos marinos, animales, aves, árboles, plantas y los hombres, están ocurriendo a causa de que los genomas sintéticos están produciendo mutaciones en los organismos naturales de los océanos y del aire.

Me he entrevistado con los miembros de mi familia y amigos que son médicos, científicos, enfermeras, capitanes de barco, pescadores. Todos ellos coinciden en que los organismos están mutando, como consecuencia directa del genoma sintético añadido en el Golfo, que seguramente se convertirá no en una, sino en varias pandemias. Así dice mi amigo RN, que tiene más de 30 años de experiencia clínica en traumas en una clínica de Louisiana:

Esto es como una ópera donde los personajes principales son Frankenstein y el rey Neptuno. Cuando la soprano finalmente cante, tal vez no haya nadie más en la audiencia para escucharla”.

He estado constantemente entrevistar tanto a los miembros de la familia y amigos que son médicos, científicos, enfermeras registradas, capitanes de barco, los camaroneros y pescadores. Todos ellos coinciden en que los organismos científicamente confirmado mutado – causada directamente por genomas sintéticos diseñados intervino en el Golfo – puede y seguramente se convertirá en una pandemia o incluso varias pandemias. Como mi amigo RN con más de 30 años de traumas y la experiencia clínica en Louisiana dice lo siguiente:

“Esto es como una ópera donde los personajes principales son Frankenstein y el Rey Neptuno. Al de la señora gorda de la Golfo finalmente, canta en el acto pasado, tal vez no haya más de una audiencia de izquierda a oírla. “

En resumen, todo lo que podría decir lo vengo haciendo desde hace meses…

Que siempre sople el viento del Golfo y fluyan sus aguas” .


REFERENCIAS:

http://news.nationalgeographic.com/news/2010/05/100511-science-environment-gulf-oil-spill-cleanup-future/

Lawrence Berkeley National Lab http://www.lbl.gov

http://www.nicholas.duke.edu/thegreengrok/microbes-0910

http://news.sciencemag.org/sciencenow/2010/08/bacteria-are-gobbling-gulf-oil.html?ref=hp

The Gulf Blue Plague http://blueplague.org http://blueplague.net

http://www.bbc.co.uk/programmes/b00vy7f9#broadcasts

http://worldvisionportal.org/wvpforum/viewtopic.php?f=55&t=1115

http://www.foxbusiness.com/markets/2011/01/06/wsj-microbes-devoured-methane-bp-spill-study-says/

http://www.theregister.co.uk/2011/01/07/deepwater_horizon_metane_bacteria/

http://www.csmonitor.com/Environment/2011/0106/Gulf-oil-spill-study-s-surprising-find-Bacteria-ate-methane-in-three-months

http://chsl.webs.com/testresults.htm

http://www.alternet.org/environment/149524/naomi_klein%3A_hunting_the_ocean_for_bp%27s_missing_millions_of_barrels_of_oil/?page=entire

http://www2.tbo.com/content/2010/sep/27/271417/usf-research-included-in-gulf-oil-spill-tv-special/news-metro/

http://www.huffingtonpost.com/riki-ott/bio-remediation-or-bio-ha_b_720461.html

http://worldvisionportal.org/wordpress/index.php/2011/01/the-perfect-genetic-storm/

No hay comentarios:

Publicar un comentario