miércoles, 3 de noviembre de 2010

El Codex Alimentarius




Cada vez más personas están preocupadas por lo que se organizó en la sombra, el Codex Alimentarius, el brazo de propaganda de la industria farmacéutica internacional, que hace todo lo posible para promover los objetivos de la industria, limitando la opciones personales para mantener la salud, que mermaría sus beneficios. El Codex Alimentarius es uno de los principales órganos que están detrás de los esfuerzos para limitar el acceso a ciertos productos alimenticios y a la información…. La información de que se dispone se refiere esencialmente a los Estados Unidos, pero no queda limitado a este país. El Codex ha movido sus tentáculos a otros organismos nacionales e internacionales interesados en los asuntos de salud pública. Haciéndose pasar por benefactores, utilizan su influencia en el sector financiero y político para hacer su oferta.

Por Ruth James

¿Qué hay realmente detrás de la Operación cura-todo? ¿Se trata solamente de que la FDA y la FTC están ampliando su poder demasiado lejos? ¿O hay algo más profundo y siniestro en esta campaña? ¿Quiénes son los del Codex Alimentarius? ¿Cómo puede un país que se enorgullece de su libertad de expresión, la libertad de elección y la libertad de información se enfrenta a restricciones tan severas en la libertad y la salud en el uso de los suplementos dietéticos? ¿No se ha preguntado a las personas? No, el gobierno todavía mantiene en los que se refiere a la dieta lo que aparece en la Ley de Educación de 1994 ( en Estados Unidos), y lo que en ella se dice sobre los suplementos dietéticos. Así lo recogió el Gobierno. Pero la FDA y la FTC han encontrado maneras de zafarse de esta ley. Las leyes puestas en marcha para protegernos están siendo ignoradas. Y lo que es peor, esas leyes están a punto de ser sustituidas, en caso de que estos organismos se salgan con la suya.

LA OPERACIÓN CURA TODO ES SOLO UN MEDIO PARA OBTENER UN FIN. La Operación cura-todo es sólo una táctica, un vehículo, una manera de actuar dentro de un plan general mucho más amplio. Es el resultado de “Codex Alimentarius” (código alimentario ) – son unos reglamentos que tienen por objeto prohibir cualquier información sobre la salud en relación con las vitaminas y limitar el acceso libre a las terapias naturales en todo el mundo

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL CODEX ALIMENTARIUS? Detrás de la Comisión del Codex Alimentarius están las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud en colaboración con las multinacionales farmacéuticas y los bancos internacionales. Sus esfuerzos iniciales en los EE.UU. con el auxilio de la FDA, fueron vanos, por lo que encontró otro aliado en la Comisión Federal de Comercio. Ahora Codex, con la FTC y el cártel farmacéutico están detrás de él, que amenaza con convertirse en una cuestión comercial, con la campaña Operación cura-todo para avanzar en sus objetivos.

El Codex Alimentarius comenzó cuando la ONU autorizó a la Organización Mundial de la Salud y a la Organización de Alimentación y Agricultura a desarrollar un código universal de los alimentos. Su objetivo era “armonizar” las normas para los suplementos dietéticos con las normas internacionales en todo el mundo y establecer la seguridad a los efectos del aumento del comercio.

Los intereses farmacéuticos intervinieron y comenzaron a ejercer su influencia. En lugar de centrarse en la seguridad de los alimentos, el Codex está utilizando su poder para promover las restricciones en todo el mundo sobre las vitaminas y los complementos alimenticios, limitando seriamente su disponibilidad y las dosis.

METAS REALES DEL CODEX. Ésta es lograr la “armonización” internacional. Mientras que la palabra armonización suena bien, ¿ cuál es el verdadero propósito de este plan? Aunque el objetivo declarado del Codex es establecer normas unilaterales para los suplementos dietéticos en todos los países, el objetivo real es prohibir los productos de salud y la información sobre las vitaminas y los suplementos dietéticos, excepto aquellos bajo su control directo. Estas normas sustituyen las leyes de los Estados nacionales, sin la gente tenga oportunidad de decir algo sobre el asunto….

De hecho, en los términos de la Ronda Uruguay del GATT, que creó la Organización Mundial del Comercio, los Estados Unidos acordaron armonizar su legislación interna a los estándares internacionales. Esto incluye las normas para los suplementos dietéticos que está desarrollando la Comisión del Codex Alimentarius en el seno de las Naciones Unidas el Comité sobre Nutrición y Alimentos para Regímenes Especiales:.

Ronda Uruguay Los acuerdos explícitos indican claramente que los EE.UU. deben armonizarse a ls normas internacionales

» Los miembros son plenamente responsables en virtud del presente Acuerdo para la observancia de todas las disposiciones ….los miembros deberán elaborar y aplicar medidas y mecanismos positivos que favorezcan la observancia de las disposiciones …. por instituciones que no sean del gobierno central. ” [Acuerdo de la OMC sobre OTC en el artículo 3.5] “

En otras palabras, el gobierno federal debe no sólo cambiar la ley federal, sino que también debe exigir a los gobiernos estatales y locales cambiar sus leyes, para que esté de conformidad con el derecho internacional. No sólo eso, sino que el Codex Alimentarius es ejecutivo a través de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Si un país no está de acuerdo con él o se niega a seguir las normas del Codex, la OMC aplica la presión mediante la retirada de los privilegios comerciales y la imposición de sanciones comerciales. El Congreso ya ha cedido a esta presión varias veces y lo han hecho los gobiernos de muchos países. Si bien la cláusula de exención (USC 3512 (a) (1) y (a) (2) fue creada supuestamente para proteger a nuestras leyes de la armonización con las normas internacionales , ha demostrado ser totalmente ineficaz. Los Estados Unidos ya ha cambiado siete diferencias comerciales a pesar de la cláusula de exención. Debido a las enormes presiones que les impongan las corporaciones multinacionales (que aportan millones a las campañas del Congreso), el Congreso cedió a la presión y cambió las leyes de EE.UU..

Parece que nuestro gobierno (así como otros colaboradores) está siendo manipulado de una manera u otra para servir a los objetivos de las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial del Comercio en el control de los alimentos, que es igual a controlar a la gente – y el control de la población… De los Estados Unidos, Canadá, los europeos, Japón, la mayor parte de Asia, y América del Sur ya han firmado acuerdos comprometiéndose a la armonización total de sus leyes, incluidas las leyes sobre medicamentos y alimentos a las normas internacionales en el futuro . ¿Qué podemos esperar en virtud del Codex? Para que se hagan una idea, aquí están algunos puntos importantes:

1- Los suplementos dietéticos no podrán ser vendidos con fines preventivos (profilácticos) o su uso terapéutico.

2.- Se limitará su uso a dosis muy bajas. Sólo las compañías farmacéuticas y las compañías de fitosanitarios grandes tendrán el derecho a producir y vender los productos de mayor eficacia (a precios inflados).

3.- Las Prescripciones se requieren para cualquier uso por encima de la dosis permitida (por ejemplo, 35 mg. De niacina).

4.- Alimentos comunes como el ajo y la menta se clasifican como drogas o una tercera categoría (ni alimentos ni medicamentos) que las empresas farmacéuticas grandes sólo ellas podrían regular y vender.

5.- Cualquier alimento con un efecto terapéutico puede ser considerado una droga, siempre, incluso sustancias benignas como el agua.

6.- Las regulaciones del Codex para los suplementos dietéticos se convertirán en vinculantes (cláusulas de exención serán eliminadas).

7.-Todos los suplementos dietéticos nuevos serán prohibidos a menos que se realicen pruebas y ltengan a aprobación del Codex .

8.- Los alimentos genéticamente alterados serán vendidos en todo el mundo sin etiquetado

De acuerdo con John Hammell, un defensor legislativo y fundador de una Asociación de Abogados Internacional para la Libertad de Salud (FIC), dicen que esto es lo que podemos esperar:

Si el Codex Alimentarius regulariza a su manera hierbas, vitaminas, minerales, remedios homeopáticos, aminoácidos y otros remedios naturales que se han dado por sentado la mayor parte de nuestra vida, estos se han acabado. Las normas del juego para el Codex Alimentarius es cambiar todos los recursos en la categoría de recetas para que puedan ser controlados exclusivamente por el monopolio de médicos y sus jefes, y las grandes empresas farmacéuticas. Como era de esperar, este escenario ha sido negado tanto por la Asociación Canadiense de Salud Alimentaria y de la Protección de la Salud de la Subdivisión de Canadá (HPB). Las propuestas del Codex Alimentarius ya existen como ley en Noruega y Alemania, donde literalmente, la industria de la salud alimentaria ha sido tomada por las compañías farmacéuticas. En estos países, la vitamina C por encima de 200 mg es ilegal como es la vitamina E por encima de 45 UI de vitamina B1 más de 2,4 mg y así sucesivamente. Shering-Plough, el gigante farmacéutico Noruego, ahora controla una tintura de equinácea, que se vende allí como una receta más a precios groseramente inflados. Lo mismo puede decirse de ginkgo y muchas otras hierbas, y sólo una farmacia controlada por el gobierno tiene derecho a importar medicamentos como los suplementos que pueden vender a las tiendas naturistas, tiendas de conveniencia o farmacias.


[…]



http://www.natural-health-information-centre.com/codex-alimentarius.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario