jueves, 14 de octubre de 2010

Vitamina D y cáncer



Nuevos estudios corroboran el beneficio que representan la vitamina D frente a varios tipos de cáncer.

Jano On-line



Dos trabajos indican que los niveles elevados de la vitamina en sangre se asocian a un menor riesgo de cáncer de mama y cáncer colorrectal

El consumo de 2.000 unidades internacionales (UI) de vitamina D y baños de sol de entre 10 y 15 minutos, si el tiempo lo permite, podrían evitar hasta la mitad de los casos de cáncer de mama y las dos terceras partes del cáncer colorrectal, según dos estudios realizados por un conjunto de universidades y centros de investigación estadounidenses entre los que se encuentran la Universidad de California en San Diego, el Centro de Investigación sobre Nutrición y Salud de San Francisco y la Universidad de Boston.

Las conclusiones de ambas investigaciones, metaanálisis de estudios previos, se publican en las revistas "Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology" y "American Journal of Preventive Medicine", respectivamente, y consideran como referencia el total de casos de ambos tipos de cáncer en los Estados Unidos.

El estudio sobre el cáncer de mama combinó datos de dos investigaciones anteriores –el Harvard Nurses' Health Study y el St. George's Hospital Study- y descubrió que las mujeres con los niveles en sangre más elevados de 25-hidroxivitamina D o 25(OH)D presentaban el riesgo más bajo de desarrollar cáncer de mama.

Los investigadores clasificaron los 1.760 registros de participantes de los dos estudios en cinco grupos en función de los niveles plasmáticos de 25(OH)D, que iban desde los participantes con los niveles más bajos (menos de 13 ng/ml) a los de mayores niveles (unos 52 ng/ml). Los datos también incluyeron si estas personas habían desarrollado cáncer.

"Los resultados fueron muy claros", señala el investigador Cedric Garland, de la Universidad de California en San Diego (UCSD), "las personas dentro del grupo de los niveles más reducidos en sangre de 25(OH)D tenían las tasas más elevadas de cáncer de mama y estas tasas descendían a medida que ascendían los niveles de la vitamina D". "Los niveles en suero asociados con un 50% de reducción en el riesgo se mantenían al tomar 2.000 unidades internacionales (UI) de vitamina D3 diarias y, cuando el tiempo lo permite, tomando el sol entre 10 y 15 minutos al día".

En el estudio sobre cáncer colorrectal se analizaron los datos de cinco estudios que examinaron la asociación de los niveles en sangre de 25(OH)D en voluntarios sanos, que fueron seguidos durante 25 años ante el posible desarrollo del cáncer. Como en el caso del estudio sobre cáncer de mama, los datos sobre un total de 1.448 individuos se clasificaron según los niveles en sangre de la vitamina D y se dividieron en cinco grupos que iban desde los niveles más altos a los más bajos.

Según Edward D. Gorham, coautor y también de la UCSD, "observamos que un incremento en el nivel de 25-hidroxivitamina D de 34 ng/ml reducía las tasas de incidencia de cáncer colorrectal a la mitad".

"Una reducción de dos terceras partes de la incidencia sería posible con niveles de 46 ng/ml, que se corresponden con un consumo diario de 2.000 UI de vitamina D3. Una combinación de dieta, suplementos y entre 10 y 15 minutos de sol al día lograrían mejor este objetivo", indica el investigador.

http://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=44832

No hay comentarios:

Publicar un comentario