sábado, 16 de octubre de 2010

Orange Beach: buscando el dispersante químico Corexit



David Ferrara
Actualizado el 13 de octubre de 2010.



ORANGE BEACH, Alabama — Los ingenieros han recogido muestras del agua durante las últimas semanas como una tentativa para aliviar las preocupaciones por el uso del dispersante químico del petróleo derramado en el Golfo de México.

Las pruebas preliminares muestran la presencia de glicol propileno, que se encuentra presente en el dispersante Corexit, pero en niveles muy bajos, no siendo peligrosos para las personas, según Kit Alexander, director técnico de la ciudad. En los pantanos de Cotton se encontraron 66 partes por millón, estando permitidas hasta 750 ppm, señaló Alexander.

El glicol propileno está presente en muchos productos domésticos, y es un ingrediente Simple Green, que también se usa a menudo para la limpieza de los barcos. En los próximos días se deberán recibir los resultados finales de los análisis, dijo Alexander: De este modo sabremos si procede del Corexit o de otro producto utilizado en la limpieza.

El alcalde, Tony Kennon, dice que también se están realizando análisis por si hubiera que interponer un pleito contra BP PLC, compañía responsable de rociar con dispersante en grandes cantidades el Golfo de México, después de la explosión de la plataforma petrolífera el pasado 20 de abril: Nos aseguraremos de tener pruebas. Necesitamos los datos antes de realizar la denuncia.

Los empleados de BP enviaron varias preguntas a Chris Russell, representante de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense, implicada en el derrame. Russell dijo que los dispersantes fueron prohibidos.

Robert Naman, un químico que realiza análisis, dijo que una mujer que vive cerca de los Pantanos de Cotton le pidió que tomase muestras de aquel lugar, pues notó algo extraño en el agua. Naman comparte los resultados obtenidos en la ciudad. Naman dijo que encontró 2-butoxyetanol, que es el componente principal de Corexit: yo juraría que todavía rocían las grandes manchas de petróleo que encuentran en las zonas apartadas de la costa, dijo Naman.

Rechazó la idea de que otros productos pudieran haber contaminado el agua con glicol propileno o 2-butoxyetanol: nunca se encontrarían estos compuestos después de la limpieza de un barco. Los pantanos son tan grandes que los diluirían casi al instante.

El gerente de Recursos costeros de Orange Beach, Phillip West, dijo que la ciudad ha recogido más de 300 muestras en 15 lugares distintos, realizando pruebas adicionales en aquellos lugares donde los habitantes mostraban preocupación: sería una sorpresa que no estuviese ya presente en los pantanos. Hay muchos barcos privados que no utilizan los servicios del puerto deportivo. El canotaje puede ser una actividad muy sucia. Dudo que estuviera contaminado antes de la explosión de la plataforma petrolífera.

Pero las autoridades municipales no pueden asegurar si el glicol propileno estaba presente en el agua antes del derrame, porque análisis similares nunca se habían realizado con anterioridad: Los análisis nos sacarán de la preocupación y vamos a seguir recogiendo muestras para comprobarlo.

Durante meses, los habitantes se han quejado de varias enfermedades que podrían estar relacionadas con el derrame de petróleo. La concejala Pattisue Carranza, farmacéutica, ha dicho que cree que las personas se mareaban más este verano que en los anteriores: quiero que la gente sepa que somos conscientes del problema. La gente sana de hoy puede tener problemas dentro de 10 o 20 años, y es algo que tenemos que tener en cuenta cuanto tratamos con BP.

Kennon dijo que estos comentarios de la concejala habían sido imprudentes: Ya nos preocupamos de este asunto antes de que estuviese en el candelero. No creo que esto merme nuestra preocupación. Tenemos una responsabilidad para con la ciudad, presentando las pruebas que tenemos...

http://blog.al.com/live/2010/10/oil_dispersant_subject_of_oran.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario