miércoles, 6 de octubre de 2010

La EFSA y el bisfenol A


Lo que dice la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sobre el bisfenol A


La Autoridad de Seguridad Alimentaria en una decisión grotesca ha dicho que el bisfenol A no es peligroso para la salud. No pone en duda la dosis diaria admisible, que es de 50 microgramos por kg y día ( (µg / kg / d).

La EFSA llega a esta conclusión después de revisar el 95% de la literatura, cuando la lógica debiera de conducir a un replanteamiento en la directiva, porque decenas de estudios ponen en evidencia los múltiples efectos que sobre la salud tiene una pequeña dosis, incluso por debajo de los valores máximos permitidos: cáncer de mama y de próstata; alteraciones en la reproducción; diabetes, obesidad y alteraciones del comportamiento.

El primer estudio que se realizó en el hombre encontró efectos en los niños de 2 años, en relación directa a la impregnación maternal en bisfenol A. Pero la EFSA se desentiende estas pruebas científicas indiscutibles invocando problemas metodológicos.

Estos famosos problemas metodológicos se refiere a que la EFSA sólo reconoce los estudios llevados a cabo según un obsoleto protocolo desarrollado en los años 70 del siglo pasado, incapaz de descubrir los trastornos de comportamiento, y que sigue las directrices de la industria química y sólo éstas. Por el contrario, si reconoce una serie de estudios hechos por la industria química, que se burlan de todas las reglas deontológicas de peritaje, teniendo en cuenta todos los estudios publicados.

Este comportamiento de la EFSA sobre el bisfenol A es el mismo que tiene sobre los organismos modificados genéticamente (OGM). El nombramiento de una persona perteneciente al lobby de los OGM como presidenta de la Agencia, habiéndolo ocultado, supone una carga en la protección de la salud de los europeos.

La Red de Medio Ambiente y Salud (RES), conjuntamente con la red HEAL ( Health Environment Alliance), va a continuar con la movilización de los ciudadanos europeos con el fin de que cada país prohíba su presencia en los recipientes alimentarios, como ya hizo el parlamento francés, prohibiéndolo en los biberones. RES también pide que se constituya dentro del Parlamento Europeo una comisión que estudie la deontología de la EFSA.

RES también va a actuar en este asunto del bisfenol A en el expediente iniciado en Francia por ASAS ( (Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la alimentación, del medio ambiente y del trabajo) con el fin de que elabora una normas deontológicas de actuación.


André Cicolella

01 10 2010



http://www.votre-sante.com/suite.php?dateedit=1285911468

No hay comentarios:

Publicar un comentario