sábado, 23 de octubre de 2010

La comida en casa




Por Eartha Steward
22 de octubre de 2010

Fue ayer cuando estuve de pie en una selva urbana formada por berenjenas moradas y blancas, o rayadass como cebras. Me acuerdo que contemplaba las verduras perfectas como si fueran ornamentos de Navidad. A mis pies frijoles rojos y las primeras señales de los brotes de las cebollas. A mi lado, una colmena camuflada en la que zumban miles de abejas de flor en flor. El extraño cloqueo de criaturas con plumas resonó en la esquina del jardín. Podía sentir la energía de esta obra maestra creada en el patio trasera de la casa.

Quizás pensaseis que me encontraba en una granja en medio de Vermon, pero las sirenas de los coches patrulla ( el quinto ese día) indicaba que en los alrededores se alzan rascacielos, casas desvencijadas y paredes cubiertas de graffitis. ¡Cómo pensar que después de un devastador huracán y el desastre del derrame de petróleo, algo que no podíamos ni imaginar, New Orleans encontraría un nuevo camino en unos sencillos jardines y unos cuantos pollos en el patio trasero!

Era New Orleans, la semana pasada, donde estuve en una entusiasta reunión sobre alimentos, agricultores, planificadores, educadores, ecologistas y activistas, todos juntos para hablar de seguridad alimentaria. El tema central fue el de la justicia en la alimentación, las Granjas Escuela, la agricultura urbana, y la práctica de dividir por zonas y cómo cambiar las ordenanzas..

Las ordenanzas sobre división en zonas en Summit County restringen la posibilidad de tener pollos, abejas o incluso un invernadero en el jardín. Las ciudades y las comunidades de toda la nación están pidiendo innovaciones en este sentido.

En New Orleans, los solares deshabitados están plagados de malas hierbas, o están llenos de basura y viejos neumáticos, pero que ahora unen a los vecinos en la labor de plantas zanahorias o unas lechugas. Todos se benefician de estos jardines que son bancos de alimentos y fábricas de huevos frescos. En una ocasión, visité seis jardines en una comunidad de bloques, los cuales habían aparecido en menos de un año... Cooperativas urbanas de agricultores, donde los jardineros-hortelanos se juntan para venderse lo que producen en los mercados locales o en las tiendas cercanas, que se multiplican. ¡Y pollos! Cada jardín es una granja urbana, un jardín comunitario en cada lugar de New Orleans, con pollos y abejas.

En Colorado también prosperan los pollos en el patio trasero. Las ordenanzas de Denver permiten que las viviendas tengan pollos con dos permisos: una excepción en la antigua división por zonas y un permiso del servicio de control de animales, que debe ser renovada anualmente. Para apoyar el movimiento del pollo, en Denver, los Denver Urban Gardens proporcionan pautas de cómo levantar un centro avícola, e informan a los vecinos interesados. Los equipos del pollo son personas encargadas de proporcionar recursos y soluciones para los nuevos granjeros urbanos.

Aunque las ordenanzas permiten que las comunidades tengan gallineros en casa, la mayoría restringe la cría de gallos, para evitar los quiriquiquís mañaneros. La buena noticia es que hay gran cantidad de pollos en los patios traseros, desde Nueva York a Seatle. Summit County está aprendiendo a criar pollos en el jardín, y nosotros, en New Orleans también podemos hacerlo.


El Consejo sobre la Política en la Alimentación de Summit County trabaja actualmente para hacer cambios en la división por zonas importantes. Trabajando en comunidad, podemos volver a nuestras raíces agrícolas y devolver los pollos a los jardines y hacer un entorno con plantas comestibles.

Hay muchas creencias falsas sobre los animales dentro de la ciudad. Con ellos los jardines se fertilizan con abono orgánico, y tanto el tener aves como abejas se puede hacer si se actúa de forma correcta. Si usted está interesado en criar pollos en su jardín no dude en contactar con nosotros, ya que le ayudaremos a integrarse en nuestro sistema de alimentos.

Nos reunimos los viernes de 2 a 3:30 en la sala de Miner’s Creek, junto a la oficina del Centro Médico. Nuestro sitio web:
http://www.highcountryconservation.org

correo electrónico:
food@highcountryconservation.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario