sábado, 30 de octubre de 2010

Glutamato, transgénicos, aspartamo....todo muy bueno para su salud


Por Wally Paul

16 de octubre de 2010

www.republicdefiance.com


Como seres humanos, somos la única especie que es tan estúpida como para envenenarnos. Como parte de la vida moderna, se crea una gran variedad de toxinas químicas que entran en el ecosistema a través de ríos y arroyos, el aire, el suelo y así sucesivamente -.


Glutamato monosódico.- Es una sustancia que los seres humanos somos muy aficionados a añadir a nuestras comidas. El glutamato monosódico se utiliza como un aditivo alimentario. Es la sal sódica del ácido glutámico. El glutamato monosódico es una forma de glutamato, un neurotransmisor cuidadosamente regulado. Este aditivo alimentario se produce por la fermentación de la melaza de la remolacha azucarera, y su forma procesada es un cristal fino de color blanco que se parece a la sal o el azúcar.


El glutamato monosódico no tiene sabor propio, sino que se utiliza para realzar el sabor de otros ingredientes. Se pone en casi todos los alimentos enlatados, envasados o procesados. El glutamato monosódico engaña al cerebro ocultando el verdadero sabor de los alimentos, por lo que se utiliza en lugar de emplear ingredientes de calidad.


A pesar de que la FDA ha recibido numerosos estudios informales en los últimos años de reacciones adversas por el consumo de alimentos que contienen glutamato monosódico, todavía se clasifica al glutamato monosódico como un ingrediente que se reconoce como seguro. Algunos síntomas comunes incluyen dolor de cabeza, sudoración, enrojecimiento facial, debilidad, náuseas, dolor de pecho, palpitaciones, opresión en el rostro, hormigueo y ardor en la cara y cuello. Para nosotros, los humanos, esto significa que comemos bien.


El glutamato monosódico es una excitotoxina, lo que significa que reacciona con determinados receptores especializados del cerebro, de tal manera que lleva a las destrucción de ciertos tipos de células cerebrales, y las neuronas funcionan de un modo anormal. En altas concentraciones, se produce la muerte celular. Hay una barrera especial que se encarga de proteger al cerebro de las mayoría de las sustancias nocivas presentes en la sangre, es la llamada barrera hematoencefálica. Mediante un alto consumo de glutamato monosódico, el glutamato se libera en la sangre y puede penetrar lentamente en el cerebro, causando estragos.

No es de extrañar que los seres humanos puedan parecer confusos y de actuar de un modo inquietante. Observando lo que comemos, podemos saber el origen de nuestros síntomas.

Alimentos genéticamente modificados – A los seres humanos también les gusta modificar genéticamente los alimentos. Por pura diversión. Monsanto comenzó como una empresa química que nos trajo el Agente Naranja y Roundup. Ahora es más conocido por poseer casi el 90% de los cultivos transgénicos en alimentos de primera necesidad, como el maíz, la soja y el algodón. Estudios independientes sobre los OGM, los han relacionado con la falta de órganos, y estudios recientes en Rusia han comprobado la esterilidad casi completa de los hámsteres alimentados con soja transgénica a partir de la tercera generación. A pesar de estos y otros problemas de salud, es muy dudoso que Monsanto, controlando la FDA, ponga freno a la extensión de los cultivos transgénicos, mientras que la evaluación de los riesgos de la biotecnología sólo dispone de 3 millones de dólares para investigación. Naturalmente, los estudios financiados por la industria de los cultivos transgénicos indican que los riesgos para la salud humana son insignificantes. A nosotros los humanos, qué nos importa: la televisión y comer algo.

A nosotros, los humanos, nos encanta que usen y abusen utilizando uno de los más oscuros modos de alimentación que los globalistas nos han impuesto. La adulteración de los cultivos básicos, la introducción de especies modificadas genéticamente, la alteración del agua, del alimento, del aire, parece una operación de eugenesia para debilitar a las masas y lograr su total dominación. La gente de todas partes del mundo está sometida a un ataque químico: peligrosas y mortales toxinas, que van desde el aspartamo al fluoruro, los transgénicos, el uso de mercurio, los pesticidas, compuestos plásticos en el pollo, jarabe de maíz con un alto contenido en fructosa, carne de animales clonados, nuevas especies transgénicas agresivas, como el salmón transgénico... todo ha entrado en nuestra dieta y tenemos que comerlo queramos o no. A pesar de saber que muchas de las sustancias utilizadas en la alimentación producen esterilidad, con el bajo peso en los nacimientos, los abortos involuntarios, deformidades de nacimiento, falta de órganos, cáncer, tumores... la misma muerte. Todo esto presente en las estanterías de los supermercados. Pero.. está todo tan bueno.

Los seres humanos parecen querer los alimentos transgénicos. Son más baratos, más grandes y más perfectos en su forma. También podemos enseñar a los animales a que les guste tanto como a nosotros. Sin embargo, los transgénicos están vinculados a reacciones tóxicas o alérgicas también en el ganado, que queda estéril o muere, y se han observado daño en los órganos internos en animales estudiados en laboratorio. Casi todos los animales que se han sometido a una alimentación con transgénicos muestran efectos adversos inexplicables.

La primera cosecha presentada a la FDA fue la del tomate FlavrSavr. En el estudio realizado, las ratas se negaron a comerlo, por lo que hubo que forzarlas a que lo comieran. 20 ratas hembras fueron alimentadas con los tomates transgénicos, de las cuales 7 presentaron lesiones en el estómago. El director de la Oficina de Investigación de Habilidades Especiales de la FDA, escribió que esto no demostraba de forma razonable que causasen ningún daño, en el nivel normal de seguridad. La rama de Evaluación de Aditivos de la FDA acordó que hay muchas cuestiones aún no resueltas. Arpad Pustazi, un experto mundial en la evaluación de la inocuidad de los transgénicos, señaló que el tipo de lesiones en el estómago de las ratas por el consumo de los tomates podrían producir una hemorragia gástrica, sobre todo en los ancianos que usan aspirina para prevenir la formación de coágulos en la sangre. Pero los funcionarios de la FDA no ven relación entre el tomate y las lesiones.

No es ningún secreto que la salud de la población estadounidense no es buena. Pero muy pocos preguntan cómo hemos podido llegar a esta situación. Si revisáramos las fotos hechas hace unos 100 años, veríamos que resulta difícil encontrar una persona obesa en un grupo de 20. Hoy en día se observa por el contrario un aumento de las enfermedades degenerativas y la obesidad.. pero muy pocos son conscientes de que la nutrición sea el origen de sus problemas.

Hoy en día, el 75% de los alimentos del supermercado contienen al menos un ingrediente a base de maíz. ¿Qué produce el maíz? Mucha grasa. Es por eso que las vacas son alimentadas con tanto maíz, con el consiguiente aumento de su masa corporal. ¿Qué pasa con los Organismos Genéticamente Modificados (OGM)? De acuerdo con el artículo "La verdad está en los alimentos genéticamente modificados - y no es bonito" en FoodMatters.tv, "El gen de la soja transgénica se inserta meidante transferencia en el ADN de las bacterias que viven dentro de nuestro intestino y sigue funcionando. Esto significa que mucho tiempo después de dejar de comer los OGM, todavía puede haber proteínas transgénicas potencialmente nocivas, produciendo continuamente dentro de nosotros. Dicho más claramente, comer una mazorca de maíz producida a partir del maíz Bt puede transformar nuestras bacterias intestinales en fábricas de plaguicidas de por vida, posiblemente por el resto de nuestras vidas. "A nosotros, los humanos, nos gusta este maíz.”


Volviendo a las vacas y otros animales, son inyectados con toda clase de antibióticos y hormonas de crecimiento (rBGH), además de estar alimentados con una dieta a base de maíz, que no es su dieta natural. Debido a esto, muchas vacas enferman, por lo tanto, tienen necesidad de antibióticos. Los estragos del maíz da rienda suelta a su capacidad de digerir, arruinando su tracto intestinal. ¿Y luego nos comemos las vacas enfermas? Y porque el maíz es un cultivo subvencionado por el gobierno, los productores de maíz están buscando más maneras de beneficiarse de su cultivo comercial. El maíz sirve ahora para alimentar a los peces (cuando son criados en granjas), pollos y otros animales que no volverías a comer el maíz en un entorno natural. Y al comer estos animales, sufren un destino similar. Usted no puede hacer otra cosa si no comer a estos animales enfermos.


A nosotros, los humanos nos encanta el hecho de que todas las chucherías y los productos endulzados artificialmente, la mayoría, contienen aspartamo; y el agua potable (y muchas marcas de agua embotellada) contienen flúor y nuestro grifo está contaminado por productos farmacéuticos; y los zumos de frutas que dicen ser buenos, pero contienen jarabe de maíz con fructosa ( al igual que los refrescos y otros alimentos endulzados artificialmente, como la salsa de tomate y los tentempiés)... y la lista continúa.


A nosotros, los humanos, nos encanta el hecho de que somos la sociedad que está siendo bombardeada completamente con antibióticos, pesticidas, hormonas de crecimiento, productos químicos y farmacéuticos (vacunas también), que adolecemos de sobrepeso, estamos enfermos y estamos arruinando nuestro ADN para el futuro de las generaciones que van a sufrir las consecuencias de nuestros errores. Y no se equivoquen, que también son los culpables de la explosión de casos de autismo, depresión, TDAH, cáncer, diabetes, presión arterial alta y todas las demás formas de la enfermedad degenerativa de problemas.

Los seres humanos podemos tener un serio problema.



Fuentes:

1. http://www.naturalnews.com/008511.html The mass poisoning of humanity: an exploration of human stupidity

2. http://www.suite101.com/content/monosodium-glutamate-the-poison-in-our-food-supply-a296838 Monosodium Glutamate: The Poison In Our Food Supply

3. http://www.activistpost.com/2010/07/7-secret-ways-we-are-being-poisoned.html 7 Ways you Are Being Poisoned

4. http://www.sweetdeception.com Eugenics Report: Genetically Altered Species, Along with Your Air, Water and Food Supply

5. http://www.opposingviews.com/arguments/studies-show-gmos-are-harmful Are Biotech Foods Safe?


6. http://www.truthoffering.com/choosered/2010/7/30/are-the-global-elite-trying-to-kill-youwith-food.html Are the Global Elite Trying to Kill You…With Food!?

http://republicdefiance.com/index.php?option=com_content&view=article&id=879:scientific-consensus-msg-gmos-and-aspartame-are-good-for-your-health&catid=36:news



1 comentario:

  1. Las embotelladoras nos venden que es mejor comprar un envase de agua por persona, por eso de tener que compartir el agua. El tema real es que se puede usar el envase de agua mineral, para llenarlo de agua del grifo, y compartir este sin que nadie tenga que llevar engorrosos vasos. Usando una simple Boquilla Personal, que son de uso individual para cada persona, que evitan tener que poner los labios donde otra persona los ha puesto(que es lo que no queremos), y que te permite beber de forma higiénica.

    Es necesario compartir el agua de una botella, y cuando se acabe, llenarla en una fuente(no comprar mas agua mineral),tenemos que esforzarnos en beber del grifo usando Boquillas Personales, un invento que va a cambiar la forma de beber y va a permitir compartir sin derrochar, sin gastar, y sin tener que reciclar.

    Únete a la gente con clase, utiliza Boquillas Personales, comparte tu agua del grifo, y pasa de comprar y de generar residuos plásticos. www.boquillapersonal.es

    ResponderEliminar