martes, 8 de junio de 2010

Ataques a G-E. Séralini por su estudio de los efectos sobre la salud de los OGM


Apoyo a Gilles-Eric Séralini y coautores

La controversia entre los investigadores de la comunidad científica es una parte fundamental esencial de conocimiento. Para ser reconocido, los resultados han de resistir todos los intentos de invalidación por los científicos.

Por otra parte, el trabajo científico tiene connotaciones sociales, económicas y políticas, dando oportunidades para desarrollar posiciones críticas y garantizar una experiencia plural, de modo que se convierte en un garante de funcionamiento democrático. ¿Cómo tomar decisiones correctas cuando ciertas líneas de investigación son sistemáticamente excluidas, incluso antes de haber sido tranquilamente consideradas?


En el estudio del efecto de los cultivos transgénicos sobre la salud parece que la controversia cientifica no es lo más adecuado. La mayor parte de los investigadores que publican resultados diciendo que desconocen los efectos de los OGM sobre la salud o el medio ambiente son objeto de campañas de desprestigio por parte de miembros más influyentes de la comunidad científica.


Francia no es una excepción como lo muestra la situación actual de Gilles-Eric Séralini, profesor de biología molecular en la Universidad de Caen y co-director del centro multidisciplinar de riesgos, especializado en el estudio de los efectos de los plaguicidas y organismos genéticamente modificados en la salud.


GE Séralini y sus colegas han realizado valoraciones en contra de los datos provistos por Monsanto para apoyar la comercialización de tres de sus maíces transgénicos (MON 863, MON 810, NK 603). Su trabajo pone en duda la capacidad de que los datos prueben la seguridad de estos tres maíces ( un seguimiento demasiado corto de las ratas y un análisis estadístico insuficiente). A diferencia de los análisis realizados por la empresa, el trabajo de G-E. Séralini y sus colegas ha sido sometido a la evaluación crítica de otros colegas antes de ser publicado en 2007 y 2009.


Estos resultados cuestionan la pertinencia de los permisos expedidos por la Comisión Europea sobre la opinión de la Agencia de Seguridad Alimentaria (EFSA) para el consumo animal y humano de estos tres maíces, no sorprendiendo la fuerte reacción de Monsanto, la EFSA o la Oficina de Control de Alimentos de Australia y Nueva Zelanda. Pero en las últimas semanas, G-E. Séralini es el blanco de ataques y presión moral de una parte de la comunidad científica, llegando incluso a impugnar las condiciones mismas de su investigación, su posición académica y la financiación.


Nosotros, los firmantes de este texto, consideramos que es nuestra responsabilidad mantener las condiciones de la controversia científica y la experiencia plural respecto a las cuestiones relacionados con el impacto de los cultivos genéticamente modificados. Condenamos las armas utilizadas por nuestras colegas por una falsa desacreditación, en lugar de utilizar los procedimientos vigentes en la comunidad científica: experiencias transparentes, independientes, reproducibles y revisables.


Damos nuestro apoyo a G-E. Séralini y coautores



La publicación de “Una comparación de los efectos de las tres variedades de maíz GM en la salud de los mamíferos”Spiroux [de Vendomois et al. Int. J. Bio. Sci.., 2009, 5: 706-726], del que es coautor G-E. Séralini, presenta datos que están enfrentados a la evaluación realizado por Monsanto, y que están retenidos por orden judicial ( la confidencialidad de algunos datos ha sido considerado ilegal por parte de un tribunal alemán). Estos datos fueron obtenidos alimentando a ratas durante un periodo de tres meses con los tres maíces GM. Estas contra-pruebas no tienen la pretensión de demostrar la toxicidad crónica de los maíces en cuestión, como indican los autores, ya que se apoyan en los datos brutos aportados por Monsanto, cuya insuficiencia denuncian con razón.


Advirtieron de la posibilidad de aparición de alguna enfermad crónica, contradiciendo los datos de Monsanto para probar la seguridad de sus tres maíces: el seguimiento hecho a las ratas es demasiado corto; el plan de seguimiento no confiere suficiente seguridad al estudio.


Los ataques dirigidos contra G-E. Séralini

han sido dirigidos por investigadores tan reconocidos como Claude Allegre y Kahn Axel, y por Marc Fellous, profesor de genética y ex Presidente de la Comisión de Ingeniería Biomolecular, la Asociación Francesa de Biotecnología vegetal (AFBV), señalando en un comunicado de prensa del pasado 14 de diciembre de 2009: “ El trabajo de G-E. Séralini siempre ha sido invalidado por la comunidad científica”.


Esta acusación es totalmente falsa. Todas sus obras han sido publicadas en revistas y revisadas por expertos internacionales y por tanto evaluadas por pares. Ninguna de ellas ha sido nunca invalidada.
Después de la participación de G-E. Séralini en Revista de Salud, el pasado 21 de enero en France5, la AFBV envió dos cartas ( con fechas de 26 y 28 de enero) a los directores de la cadena, y al Consejo Superior Audiovisual, en las que se calificaba a G-E. Séralini como un comerciante del miedo y un científico no reconocido. Parece ser que los miembros de la AFBV declararon a favor de PGM, actuando más como un grupo de presión que como científicos.


Por último, en enero de 2009 y 2010, G-E. Séralini ha realizado estudios para la Corte Suprema de la India y Gobierno de la India sobre los datos proporcionados por Sociedad Mahyco para comercializar una berenjena OGM tratada con un nuevo insecticida.


En base a estos análisis se acordó una moratoria. Desde entonces, G-E, Séralini ha sufrido nuevos ataques difamatorios, sin que sus escritos sean aceptados dentro del marco de las controversia científica, especialmente enmarcada en las publicaciones científicas.

Para firmar la carta de apoyo a G-E. Séralini:

http://sciencescitoyennes.org/spip.php?article1801


Contenido del archivo adjunto
- Artículo de Spiroux de Vendome, et al. "Una comparación de los efectos de tres variedades de maíz GM en
Salud de los mamíferos. " Int. J. Bio. Sci.., 2009, 5: 706-726
- La respuesta de Monsanto a esta publicación
- Dictamen del Comité Científico del Consejo Superior de Biotecnología de esta publicación
- Notificación de la Oficina de Control de Alimentos de Australia y Nueva Zelanda (FSANZ) sobre esta publicación
- Notificación de la Autoridad para la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sobre esta publicación
- Comunicado de prensa de la Asociación Francesa de Biotecnología Vegetal (AFBV) en este
publicación
- Respuesta de los autores de las diversas críticas
2 Comisión de Gobierno para evaluar los OMG agrícolas, que GE ha sido miembro de Seralini 1998-2007


Fuente: http://pharmacritique.20minutes-blogs.fr/archive/2010/05/07/la-fondation-sciences-citoyennes-et-ensser-appellent-a-soute.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario