miércoles, 10 de marzo de 2010

Un descubrimiento sorprendente: emisión de biofotones por el cuerpo humano


S. Cohen y F.A. Popp

Revista de Fotoquímica y Fotobiología, 1997, 187-189

  1. Introducción:

Hace alrededor de unos veinte años se desarrolló un sistema para la detección de los fotones emitidos por las células, y de este modo comprobar la emisión de biofotones por los organismos vivos. La confirmación de estos resultados por varios laboratorios han demostrado, sin lugar a dudas, que las plantas, animales y células humanas, emiten fotones de forma continua, en unos valores que van desde unos pocos fotones s-1 cm-2 a unos cientos de fotones s-1 cm-2, cubriendo continuamente la gama espectral comprendida entre los 200 y los 800 nm (nanómetros).

Ahora, por primera vez, las mediciones sistemáticas de emisiones de biofotones (BP) y el retraso de redispersión de la luz después de la iluminación ( lo que se denomina “luminiscencia retardada” (DL)), se ha realizado en observaciones en el cuerpo humano durante un periodo que abarca más de 9 meses.

  1. Emisión de biofotones por el cuerpo humano

Se construyó un gran cuarto oscuro con menos de 10 fotones s-1 cm-2 , lo suficientemente cómodo para 5 personas. El método de medición de la emisión de biofotones y de la luminiscencia retardada del cuerpo humano se basa en el recuento de fotones con la técnica del foto-multiplicador (control de calidad EMI 9558).

Se midió la emisión de una mujer sana todos los días entre las 8 y las 10 de la mañana por un periodo de más de 9 meses. Debido a que existía un periodo de tiempo muy limitado cada día, las mediciones se hicieron en las manos (del 8 de junio de 1995 al 5 de marzo de 1996) y la frente ( del 29 de agosto de 1995 al 5 de marzo de 1996).

Se hizo la medición en una superficie circular de unos 30 cm2. Los valores de medición para la emisión de biofotones, su valor medio para las 256 mediciones realizadas (mediciones s-1) y para la luminiscencia retardada, el primer valor registrado fue de 100 ms después de 5 segundos de iluminación blanca por una lámpara de tungsteno de 150 W ( en mediciones de 100 ms).

Vale la pena señalar que estos valores fueron significativamente más estables dentro del intervalo de las 2 horas de tiempo permitido para la investigación por día, ya que las variaciones no eran superiores al 5% durante este periodo.

  1. Resultados y discusión

Entre las manos izquierda y derecha hay una correlación significativa, tanto en la emisión de biofotones como en la luminiscencia retardada. Sin embargo, no hay una correlación entre la emisión de biofotones y la luminiscencia retardada, sino todo lo contrario, una anticorrelación en un grado significativo. Los valores de emisión de biofotones y luminiscencia retardada entre las manos y la frente tampoco están correlacionadas.

El análisis de Fourier de estos valores revela los mismos ritmos biológicos en ambos, emisión de biofotones y luminiscencia retardada, para las manos, así como para la frente. Se pudieron identificar claramente la periodicidad 7, 14, 21, 27, 80 y 270 días, para todas las emisiones de las manos y de la frente. Esto significa que las emisiones de fotones de todas las áreas de la piel siguen los mismos ritmos biológicos, pero mientras que la intensidad en la emisión de fotones en las manos están en la misma fase, las emisiones de la frente están en otra fase distinta con respecto a la de las manos.


El caso de un paciente con esclerosis múltiple, muestra que estas regularidades pueden estar interferidas por la enfermedad.


Este trabajo ha sido apoyado por el Ministerio de Investigación (BMBF Project 01 BM 403 / 3, Comunicación biofotónica).


http://www.biolabor.hu/biolabor-kft.../111-biophoton-humanbody-cohen-popp.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario