lunes, 8 de marzo de 2010

Sobre un estudio de la efectividad del Zanamivir en el tratamiento de la gripe



Con la reciente gripe H1N1 los antivirales adquirieron por lo menos unos niveles de atención y propaganda inusitados, alentado por la publicidad de los laboratorios, autoridades sanitarias y algunos médicos, que hablaban maravillas de sus propiedades para destruir los virus gripales. Incluso se convirtió en un medicamento de seguridad nacional, ya que fue al ejército al que se le encomendó la misión de custodiarlo y elaborar las dosis para su consumo.

Pero si observamos la siguiente información publicada ya en el año 2000 por el Servicio Navarro de Salud, no acabamos de entender su éxito mediático si no es a base de una campaña no en su efectividad sino en otros parámetros que ya hemos ido viendo como han quedado al descubierto. ¡Ya observaremos lo que da de si la investigación abierta por el Consejo de Europa sobre la gestión de la gripe A H1N1!

Como decíamos, el Servicio Navarro de Salud publicó la primera de sus “Fichas de Evaluación Terapéutica, que dedica a un pequeño estudio de la efectividad de Relenza, un antiviral que tiene como principio activo el Zanamivir, fabricado por GlaxoSmithKline. Por aquellas fechas todavía no se comercializa Tamiflu, que tiene como principio activo el oseltamivir, y que fabrican los laboratorios suizos Roche.

“ Zanamivir (Relenza®) es un nuevo antiviral comercializado para el tratamiento de la infección por el virus de la gripe. Su mecanismo de acción consiste en la inhibición de las neuraminidasas de los virus Influenza A y B, dando lugar a la inhibición de la replicación del virus.

Tratamiento de la Influenza A y B (principales tipos de virus que provocan las epidemias de gripe) en adultos y adolescentes (≥ 12 años) que muestran síntomas típicos de la gripe cuando se ha detectado la presencia del virus en la comunidad.

No está indicado para la prevención de la gripe (1).

Se han publicado 3 ensayos clínicos controlados, doble ciego, randomizados (2-4) sobre el uso de zanamivir en el tratamiento precoz de la gripe. Todos ellos tienen como objetivo primario medir los días que transcurren hasta el alivio completo de los síntomas mayores de la gripe (fiebre, dolor de cabeza, mialgia, tos, dolor de garganta). La utilización de otros fármacos (paracetamol, antitusivos, descongestionantes, etc) fue diferente en cada estudio. No hay ningún ensayo que compare directamente zanamivir con paracetamol (5).

Los tres ensayos se realizaron en adultos sanos.

No se conoce si zanamivir puede reducir la morbilidad y mortalidad en pacientes con riesgo de padecer complicaciones (pacientes con patología respiratoria, asma leve a moderada, mayores de 65 años, alteraciones endocrino-metabólicas, cardiovascular, inmunodeprimidos) estén o no vacunados (5,6).

[...]

El perfil de seguridad es similar al del placebo (1,5,6). Los efectos adversos más frecuentes (≥1% de los pacientes) son síntomas gastrointestinales y del tracto respiratorio alto. Parece probable que sean causadas por la infección vírica (5,6). En algunos pacientes con asma leve a moderada se han descrito sibilancias. En pacientes con asma grave o EPOC la experiencia es muy limitada y su seguridad y eficacia no está establecida (5,6). Recientemente, se han comunicado algunos casos de broncoespasmo en pacientes con asma o EPOC, por lo que se aconseja vigilar cuidadosamente a estos pacientes si se les administra zanamivir.

Hipersensibilidad a algún componente de la preparación (1).

Debido al número limitado de pacientes tratados no ha sido posible demostrar la eficacia de zanamivir en ancianos, en pacientes con asma u otras enfermedades respiratorias crónicas, en pacientes con enfermedades crónicas inestables o pacientes inmunodeprimidos (1,5,6).

No se recomienda en niños menores de 12 años, en embarazadas ni durante la lactancia (1,5,6).


La vacunación frente a la gripe es la única forma de prevenir la gripe en pacientes con alto riesgo de sufrir complicaciones, debido a que padecen enfermedades crónicas, a su edad avanzada o por estar institucionalizados.


Zanamivir posiblemente disminuya la duración de los síntomas mayores de la gripe en 1-2.5 días en adultos sanos y adolescentes cuando se administra en las primeras 48 horas del comienzo de los síntomas y durante 5 días. En estos pacientes el fármaco es bien tolerado.


No hay datos que sugieran que zanamivir prevenga las complicaciones graves o reduzca la mortalidad en pacientes de alto riesgo de desarrollarlas).



TIPO CLASIFICACIÓN DEL POTENCIAL TERAPÉUTICO
B MODESTA MEJORA TERAPÉUTICA
* El fármaco se dispensa con receta médica y no se financia por el
Sistema Nacional de Salud."

Es decir, la conclusión del estudio es la de UNA MODESTA MEJORA TERAPÉUTICA. ¡Esto no le debían de saber las autoridades sanitarias cuando lanzaron a los cuatro vientos las maravillas terapéuticas de su uso!

http://www.cfnavarra.es/SALUD/PUBLICACIONES/Fet/textos/FET_2000_1.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario