miércoles, 3 de marzo de 2010

Come grasas y neuronas


El mundillo farmaceútico. Silvestre Jigo

Mientras espero el turno en la farmacia, la joven dependienta pregunta a una señora de unos 50 años:


- ¿Qué desea, señora?

- Es que he visto en el escaparate el producto ese que adelgaza y quería ver cómo funciona, porque yo ya he probado ese otro... el de la Rosa de España ... ¿cómo era?

- Sí, el XL

- Eso. Pero nada, eso no funciona.

- No, no, pero esto es un producto que elimina la grasa mientras usted está comiendo.

- Ya, lo que pasa es que si es un medicamento me da más miedo.

- Bueno, pero a ver: esto ya lo han testado mucho y lleva varios años en el mercado.

- Ya, ¿Y hay que utilizarlo durante las comidas?

- Sí, le viene en el prospecto. Esto come grasa directamente de los alimentos.

- Bueno, pues a ver, tendré que probarlo. ¿Cuantos sobres vienen en la caja?

- 50

- ¿y no hay menos?

- Es que está pensado para seguir una dieta. Nadie pide menos... el tiempo que te lleva la dieta.

- Venga, pues dámelo que me lo llevo.

Ahora es mi turno y le digo a la dependienta: "yo sólo quería unas tiritas come-sangre".

Así está el mundo farmaceútico, ese de la deontología y el servicio público a la salud. Ahora prefieren ser escaparate de las dietas milagro y los timos de las grandes multinacionales farmaceúticas.

Silvestre Jigo. 23 feb 2010

http://www.letra.org/spip/article.php?id_article=3398

No hay comentarios:

Publicar un comentario