jueves, 11 de febrero de 2010

Una conjetura sobre un estudio “sociológico” de una corporación farmacéutica


Salvador López Arnal
Rebelión


El oráculo de Pfizer en España ha hablado el miércoles 10 de febrero de 2010. Ha dado cuenta de un estudio sociológico, subvencionado por la multinacional claro está, sobre las prácticas sexuales de la ciudadanía española. ¿De toda ella? Por el tono usado –directo, práctico, de tú a tú, muy desinhibido, netamente masculino- es probable, muy probable, que el ámbito de estudio sea, fundamentalmente, el sector masculino de la población. No es desdeñable un ámbito mayor. El postmodernismo mercantil no cuida las formas clásicas.

El representante de la multinacional apuntó que según el estudio, un estudio serio, concienzudo, científico, nuestras prácticas sexuales dejan mucho que desear, no tienen la frecuencia que sería deseable. ¿Desde qué punto de vista se genera ese deseo? Desde el punto de vista, “objetivo” sin sombra de duda, de algún departamento de investigación y ventas de la multinacional, muy preocupada como es sabido por nuestra afectividad y nuestro goce.

El señor representante añadió, con estilo ajustado para la ocasión, que el impulso sexual, la libido, no era una cuestión espiritual, de esencia amorosa, platónica. Nada de eso. La apetencia tenía nombres y apellidos carnales, muy carnales, y la frecuencia subsiguiente tenía manos, cuerpos, materia, motivaciones y, sobre todo, soluciones.

Conjetura: no es un mundo posible inconcebible que dentro de poco, de muy poco, se afirme a diestra y siniestra, por tierra, mar, aire y televisiones, con la insistencia requerida para el caso, que un porcentaje en absoluto despreciable de la ciudadanía española, hetero u homosexual, padece disfuncionalidad sexual y que la bondadosa Pfizer de España y primera de USA tiene la solución química. Se llamará “Viseple” (Vida sexual plena) o “Freseato” (frecuencia sexual a tope), ya se verá, y conseguirá en “un, dos, tres, escondite inglés”, que todos (y acaso todas) estemos a la altura de las circunstancias. ¿De qué circunstancias? De las circunstancias estudiadas objetivamente por nuestra preocupada y afable corporación.


Acabamos de publicar el artículo de Salvador López Arnal y enseguida nos enteramos que otras multinacionales farmacéuticas, como Boehringer , han publicado estudios parecidos, dando el mismo enfoque clínico y de trastorno médico a la cuestión de la disfunción sexual. Boehringer, como ya pronosticaba Salvador López, ya está investigando ese nuevo fármaco, que denomina flibanserina.

A continuación traducimos un extracto de su estudio sobre los trastornos sexuales y la forma de resolverlos:

Noviembre 2009 FSD / TDSH
La disfunción sexual femenina y deseo sexual hipoactivo


Antecedentes
___________________________________________________________________
1. ¿Qué es la disfunción sexual femenina?
2. ¿Qué es el deseo sexual hipoactivo?
3. ¿Cuál es la prevalencia de deseo sexual hipoactivo?
4. ¿Cómo es deseo sexual hipoactivo trastorno diagnosticado?
5. ¿Qué causa el deseo sexual hipoactivo?
6. ¿Cómo se trata el deseo sexual hipoactivo?
___________________________________________________________________
1. ¿Qué es la disfunción sexual femenina?
La disfunción sexual femenina (FSD) es a menudo descrito como una perturbación en el funcionamiento sexual y las causas pueden ser de orden fisiológico, psicológico, emocional y / o relacional, pudiendo tener un impacto importante en las relaciones sexuales de una mujer, la calidad de vida y relaciones interpersonales

2. ¿Qué es el deseo sexual hipoactivo?
El trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH) es un trastorno médico que puede afectar a las mujeres de cualquier edad. Se caracteriza por una disminución del deseo sexual que provoca un malestar personal y / o dificultades de relación interpersonal que no puede atribuirse exclusivamente a otro trastorno médico u otras causas fisiológicas.
"La persistente falta (o ausencia) de fantasías sexuales o de deseo en cualquier forma de actividad sexual, marcada por la angustia o las dificultades de relación interpersonal y que no se explican por otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) o los efectos fisiológicos directos de una sustancia (fármacos incluidos).”

3. ¿Cuál es la prevalencia del TDSH?

Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres reportaron un bajo deseo sexual con angustia asociada, que puede ser TDSH; el deseo sexual asociado con el estrés es el más frecuente entre las quejas sexuales femeninas. Los trastornos de deseo sexual trastornos pueden afectar a mujeres de todas las edades y en cualquier etapa de su vida adulta.

El estudio PRESIDIR se llevó a cabo en 2006 y es el mayor estudio de su tipo. Se trataba de más de 31.000 las mujeres mayores de 18 años en los EE.UU.. El estudio investigó la prevalencia de los problemas sexuales relacionados con el deseo, excitación, orgasmo y problemas sexuales relacionados con angustia personal, la combinación de estos problemas, y la identificación de los factores asociados.

Otro estudio se llevó a cabo entre 1999-2000 y participaron más de 3.500 mujeres (1.591 de los EE.UU. y de 1.998 de Europa occidental) entre las edades de 20-70.10
Las principales conclusiones del Estudio desea reveló:
• La prevalencia del TDSH osciló entre 6-13% en Europa y 12-19% en los EE.UU.
• En Europa, la proporción de mujeres con bajo deseo sexual aumentado significativamente con la edad, sin embargo, las mujeres de edad sufrieron menos de la angustia asociada en comparación con las mujeres más jóvenes
• En los EE.UU. no había una tendencia significativa hacia un aumento relacionado con la edad en la proporción de mujeres con bajos deseos sexuales.
· Sin embargo, como se ve en Europa, las mujeres de los EE.UU. entre las edades de 60-70 sufrieron menos el bajo deseo sexual asociado con el estrés en las mujeres

4. TDSH ¿Cómo se diagnostica?
Históricamente, el diagnóstico preciso de TDSH requiere una extensa entrevista de diagnóstico estándar administrado por una médico especialista, que puede tomar hasta 11 horas. En la entrevista se determina si el deseo bajo podría ser causada por otra enfermedad médica no relacionada con TDSH.

Diagnóstico por un ginecólogo o el cuidado de la salud profesional, no necesariamente formado en FSD.
Para ayudar a facilitar el diálogo sobre la salud sexual y ayudar a los médicos en el diagnóstico de TDSH, una herramienta de diagnóstico denominada Screener (DSDS) se ha desarrollado.
La herramienta consta de cinco preguntas y pueden ayudar a los médicos, incluidos expertos en medicina sexual. El DSDS también permite la identificación de las mujeres que no tienen TDSH, pero pueden estar experimentando el bajo deseo sexual debido a causas secundarias como otros problemas médicos. La DSDS es una herramienta validada y sigue las Recomendaciones de la Agencia de la Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA), que señala que los nuevos instrumentos de diagnóstico deben desarrollarse con el fin de distinguir entre los pacientes con FSD.

5. ¿Qué causa el TDSH?
Hay una serie de posibles causas y factores que contribuyen a TDSH que han sido identificados que refleja una compleja red de interacciones de orden fisiológico, psicológico, emocional y / o de la relación.
El desequilibrio de los neurotransmisores se cree que es uno de los factores que pueden afectar la función sexual y la causa del TDSH.

Problemas de relación, la imagen corporal, disminución de la autoestima, un desequilibrio de las hormonas sexuales (andrógenos, estrógenos, progesterona) pueden también contribuir a una disminución en el deseo.

Las disfunciones sexuales pueden ocurrir cuando se altera el equilibrio de estos neurotransmisores. Disminución de la función del sistema de la dopamina, lo que aumenta el deseo sexual y la excitación, y el sistema de la norepinefrina, que afecta a la excitación y orgasmo, podría conducir a la incapacidad de iniciar el ciclo de respuesta sexual.

6. TDSH ¿Cómo se trata?
TDSH es un complejo de condiciones que requiere un enfoque multidisciplinario para su gestión y actualmente no hay tratamientos para las mujeres pre-menopáusicas con TDSH que satisfagan las necesidades de todos los pacientes. La terapia conductual y asesoramiento puede beneficiar a algunas mujeres que sufren de TDSH y un parche de testosterona es aprobado en Europa para las mujeres posmenopáusicas que sufren TDSH como resultado de una ooforectomía bilateral
Sin embargo, éstas no son las respuesta completas a las necesidades de las muchas mujeres que sufren de esta condición.

Boehringer Ingelheim está investigando la flibanserina para el tratamiento no hormonal para el TDSH. Se está estudiando como un tratamiento diario por vía oral para la menopausia en las mujeres que sufren TDSH. A diferencia de las opciones de tratamiento existentes, § flibanserina es de acción central y tiene dos objetivos principales farmacológicos en el cerebro: los receptores 5-HT 1A (agonista) y los receptores 5-HT2A
(antagonismo). Flibanserina § objetivos de estos receptores preferentemente en áreas del cerebro selectiva y el modo de acción está bajo investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario