domingo, 28 de febrero de 2010

Fraude en las investigaciones del Dr. Reuben


Es Dr. Scott Reuben ha sido calificado por la presa estadounidense como el “Dr. Madoff de la farmacia”. Un ciclón ha pasado por el mundo científico y por la prensa estadounidense, El Dr, Scott Reuben, profesor en el Baystate Medical Center en Springfield, ex miembro de la Oficina de Comunicación de Pfizer, es el epicentro de un escándalo, considerado como el mayor fraude en la historia de la investigación médica.


Considerado como una eminencia en el campo del dolor, el Dr. Reuben llevaba un año en el banquillo de los acusados porque en marzo de 2009 la revista Anesthesiology News había revelado que desde 1996 los 21 artículos científicos publicados en los que describe los beneficios de ciertas moléculas milagrosas y presentando una serie de estudios estadísticos elaborados a partir de cero eran falsos. Los pacientes que se dijo habían probado el medicamento no existieron nunca. Reuben había inventado todo y las revistas científicas no vieron nada, pero sobre la base de estos resultados fraudulentos, millones de personas lo consumieron, dando pingües beneficios a las empresas que lo comercializaban: Pfizer, Merck y Wyeth. Entre 2002 y 2007, Pfizer concedió cinco becas de investigación a este médico, que era el orador acreditado para las presentaciones del producto.

Reuben llega a los EE.UU con una beca de 75.000 dólares de Pfizer para estudiar el Celebrex ® , que se convirtió en un éxito de taquilla, pero a través de las mentiras de unas cualidades que decía tener, frente a otros medicamentos ya existentes y mucho más baratos. Pero a pesar de las críticas, el portavoz de Pfizer dijo que la compañía no tenía la intención de retirar el medicamento del mercado, lo cual es comprensible dadas las enormes ganancias que estaban obteniendo.


Ya en diciembre de 2004, los funcionarios del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos decidieron suspender los ensayos que se estaban realizando sobre los adenomas, utilizando Celebrex ® , ya que consideraron que este producto aumentaba dos veces y media el riesgo de sufrir un ataque al corazón, frente a aquellos que sólo habían tomado un placebo. Ese mismo año, el periódico canadiense National Post informó que las autoridades sanitarias canadienses acusaban a Celebrex ® de causar la muerte de 14 personas que lo habían utilizado durante 5 años, y efectos secundarios graves a otras 100, incluyendo 19 ataques al corazón. El fabricante se apresuró a negar las acusaciones diciendo que no existía ninguna relación entre los síntomas y el consumo del medicamento.

Según el periódico
Prescrire de septiembre de 2002, este anti-inflamatorio pone en riesgo de sufrir hipertensión e insuficiencia cardíaca, pero que 10 años más tarde todavía la Seguridad Social sigue costeando el 65% del mismo.


El Dr. Reuben ha perdido su trabajo en el Baystate Medical Center de Springfield, firmando un compromiso que le obliga a pagar 420.000 dólares a los laboratorios, corriendo el riesgo de ser condenado a 10 años de prisión y a una multa de otros 250.000 dólares.

Es difícil creer que Pfizer no supiera nada de este chanchullo, ya que no es la primer vez que Pfizer se ve envuelta en este tipo de escándalos: el antidepresivo Zoloft; manipulación sobre la eficacia de Neurontin, resultando una multa de 430 millones de dólares, incluidos los 240 por violación de las normas de la FDA, pagando más de 152 millones en indemnizaciones, más 38 millones de euros para las agencias de protección de los consumidores. Es una de las multas más grande que nunca se haya pagado en la historia de los Estados Unidos por un fraude. [...]

En 2006, el New York Times informaba de un caso similar. En 2005, Eric Poehlman, de la Universidad de Vermont, admitió ante el Tribunal de Justicia de Burlington que llevaba más de una década publicando artículos falsos sobre la obesidad, la menopausia y la vejez, para de este modo obtener millones de dólares del Instituto Nacional de Salud. Durante cinco años negó los cargos que se hacían contra él, mintiendo bajo juramento, y tratando de desacreditar a los que le acusaban. Su juicio es el más caro en la historia de los fraudes científicos en los Estados Unidos. Sus “investigaciones” le valieron un amplio reconocimiento y la participación en muchas conferencias mundiales, obteniendo unos ingresos de 140.000 dólares al año, uno de los salarios más altos que da una Universidad.


El 7 de diciembre de 2003, el diario inglés The Observer publica un artículo esclarecedor sobre los grandes laboratorios que utilizan los servicios de “negros” para escribir sus artículos. Estas revistas tienen un gran prestigio entre los profesionales de Estados Unidos, Francia y otros países. La investigación de The Observer concluyó que el 50% de los artículos publicados en las revistas médicas estaban pagados por los laboratorios farmacéuticos, sin que esto se supiese. El truco consiste en eliminar el nombre del laboratorio o agencia y sustituirlo por el nombre de la persona invitada por el director de la publicación, aunque nada tenga que ver con el artículo en cuestión. [...]

Sylvie Simon
26/02/2010


http://www.votre-sante.com/suite.php?dateedit=1267220147


viernes, 26 de febrero de 2010

Investigación clínica o cadena de favores: sólo una pequeña muestra


Enrique Gavilán, 20 de octubre de 2009


Lo que la industria farmacéutica gasta en la investigación con fármacos. Si nos centramos sólo en las fases de estudio de fármacos en humanos (la mayoría de las moléculas no pasan de aquí), el presupuesto debe repartirse entre muchas partidas:


  • cantidad que hay que abonar al Contract Research Organization (CRO)

  • pago a los monitores de los ensayos clínicos

  • envío de las muestras por correo urgente o mediante servicios de mensajería

  • gastos de desplazamientos

  • gastos indirectos asociados a los pacientes incluidos en los ensayos clínicos ( en España no se permite la incentivación económica de este tipo)

  • gastos de registro de los ensayos clínicos en las agencias de medicamentos.

  • Gastos de evaluación de los comités éticos de investigación clínica ( unos 600 euros por ensayo clínico, teniendo en cuenta que cada comité ético de cada centro tiene que revisar el protocolo)

  • gastos de los análisis y pruebas complementarias

  • Pago por el uso de cuestionarios protegidos por copyright....

  • Y dos tipos de gastos que genera el estudio pre-registro de un fármaco nuevo: los gastos de los encuentros de investigadores y las compensaciones a los mismos por colaboración.

Pongamos un ejemplo real:

Con un elenco de 224 investigadores principales de 15 países, hubo una convención internacional en Munich. En dichas reuniones, los investigadores ponen en común y se resuelven dudas sobre las consideraciones del protocolo de investigación que son necesarias para ejecutar el ensayo: criterios de inclusión y exclusión, cómo se efectúa la aleatorización y el cegamiento, las pruebas complementarias a realizar, datos a recoger, procedimientos ante la sospecha de un efecto adverso, etc.


El alojamiento de los participantes en el encuentro fue en el Hotel Arabella Sheraton de Munich, de cinco estrellas... Una noche habituación individual en dicho hotal cuesta 196 euros. Estaban invitados dos investigadores de cada centro, con lo cual asistirían, contando personal coordinador de la investigación y comerciales y directivos de la compañía farmacéutica correspondiente, unas 450-500 personas. Pongamos que cada desplazamiento en avión de los participantes costara de media unos 450 € (la mayoría de los países eran europeos, pero es que los que no lo eran venían de tan lejos como Canadá o Australia). Sumen comidas en un hotel de lujo, alquiler de la sala, etc. Echen cuentas: sale por alrededor de 350.000 €... sólo en una reunión para un sólo ensayo clínico.


A esto sumen que los investigadores se llevan habitualmente para este tipo de estudios unos 600-1000 € de media por paciente incluido en el ensayo clínico y que haya completado el protocolo de investigación (si abandonan prematuramente, se paga la parte proporcional, habitualmente). De este dinero, algunos centros lo tienen estipulado de forma que parte de él revierte en formación de los profesionales involucrados en el estudio, aunque otra parte es para compensarles por el esfuerzo. La verdad es que no es poco: la mayoría de las veces se hace fuera del horario laboral (salvo privilegiados) y las jornadas de monitorización se hacen eternas (unas 12 horas e incluso a veces varios días). Pero aún así, en este apartado, ¿de cuánto estamos hablando? Si no fallo en mis cálculos (600 € * 6800 pacientes) en este ensayo, y tirando por lo bajo, ¡cerca de 4 millones de euros! Similares cifras se reembolsa el centro donde se realiza el centro, por el uso de las instalaciones y de los medios materiales, dinero que se invierte en nuevas investigaciones propias del centro, en la mayoría de los casos (en los demás, no sabemos). Y una cuantía inferior pero no despreciable va a parar a las Fundaciones que gestionan la investigación. Fundaciones públicas y privadas, sin ánimo de lucro y que es de entender que reinvierten parte del dinero en fomento de la investigación. Todos ganan, como veis... Ese es el secreto del éxito.


Lo que no remarcan tanto las industrias es que invierten el doble en marketing que en investigar. Tampoco hacen mucho énfasis en que la investigación sale mucho más barata, casualmente, para los fármacos que no les interesan fabricar por ser poco rentables. Dinero que luego la industria se cree lícitamente autorizada a ver no sólo compensado, sino multiplicado varias veces, hasta producir grandes dividendos a costa de lo que sea. Dinero que en definitiva termina pagando el contribuyente por los costes del gasto farmacéutico. ¿Que la sanidad pública no dedica fondos para investigar? Algo sí, poco, es cierto, pero que no lo haga no significa que no lo pague. Lo paguemos entre todos, de una u otra manera...


http://saludyotrascosasdecomer.blogspot.com/2009/10/lo-que-cuesta-la-investigacion-clinica.html


miércoles, 24 de febrero de 2010

Las prácticas de los laboratorios farmacéuticos: el caso Avandia


por Joel S. Hirschhorn / 24 de febrero de 2010


La ética empresarial se ha convertido en un oxímoron. Los bonos de Wall Street subieron un 17%, más de 20 mil millones de dólares en 2009, gracias a las contribuyentes que sacaron de apuros al sector financiero después de la debacle. Todos tenemos razones para odiar a los sectores bancario y financiero que hundieron nuestra economía, bajo la corrupción política y los intereses corporativos.

También hay motivos suficientes para detestar a la industria farmacéutica. Además de cargar sobre las personas precios onerosos por sus medicamentos, su avaricia empresarial, junto con la falta de regulación y supervisión por parte de los gobiernos, su ineficacia, encima nos matan con peligrosas drogas.

El último fiasco, que llaman con dulzura Avandia, un medicamento contra la diabetes, ahora se revela como perjudicial en la larga historia de drogas que reciben el visto bueno del Gobierno que pueden ser letales. Según Bloomberg News: “ La Agencia por la Seguridad en la Alimentación y los Medicamentos, pidió a la empresa GlaxoSmithKline Plc que se retire del mercado el medicamento Avandia contra la diabetes porque podía ser causa de 500 ataques cardíacos al mes”. ¡Al mes! La droga puede estar vinculada con 304 fallecimientos en el tercer trimestre de 2009, lo que implica miles de muertes hasta la fecha.

Estos acontecimientos son deprimentes. En estos últimos años, las compañías farmacéuticas han cometido actos criminales que les obligó a pagar las multas mayores en toda la historia de los Estados Unidos. Son los caos de Pfizer, Eli Lilly, Bristol-Myers Squibb y otras cuatro empresas, alcanzando las multas más de 7 billones de dólares desde mayo de 2004. Es una cantidad impresionante, pero una miseria en comparación con las enormes ganancias de la industria de la droga.

En particular, Pfizer ha sido multada varias veces en los últimos 6 años por la promoción ilegal de sus medicamentos. La última sentencia es de septiembre pasado, cuando Pfizer tuvo que pagar 2,3 mil millones de dolares en sanciones por promocionar Bextra fuera de etiqueta.

Es la mayor multa de la historia. Este tipo de comportamientos requiere de una actuación diligente por parte de la Agencia de Control Norteamericana. Sin embargo, el caso de Aventia demuestra, una vez más, la omisiones en que están incurriendo los gobiernos.

La FDA ha puesto de manifiesto que hay una estimación de más de 83.000 ataques al corazón entre 199 y 2007: “Los estadounidenses tienen derecho a saber los riesgos que hay para su salud, cosa que con Avandia GlaxoSmithKline tiene la responsabilidad de comunicárselo. Los pacientes confían su salud y sus vidas a las compañías farmacéuticas, y la actuación de GlaxoSmithKleine es un claro ejemplo de abuso de confianza.”, dijo el senador Max Baucus.

El Comité del Senado comenzó su investigación después de que el New England Journal of Medicine publicase un estudio en mayo de 2007, alertando de los posibles riesgos cardiovasculares de Avandia, que empezó a comercializarse en 1999, alcanzándose unos ingresos anuales de 3 billones de dólares hasta 2006, incluidas las ventas de un medicamento combinado, que incluye Avandia. Las ventas cayeron hasta los 1,2 mil millones de dólares en 2009, dos años después de publicarse en estudio, que hablaba de un 43% de riesgo de padecer un ataque al corazón. Fue una de las drogas de mayor venta, y claro, hicieron todo lo posible por proteger sus ventas, en lugar de proteger a los usuarios.

El informe del Senado de EE.UU tiene detalles increíbles de como una compañía farmacéutica lleva a cabo un sinfín de tácticas y tejemanejes para evitar que la opinión pública y la comunidad médica sepa cuán peligroso es Avandia. El informe dice: “ Aún teniendo evidencias del peligro de Avandia y los riesgos asociados a sufrir riesgos cardíacos, GSK tenía que haber advertido a sus pacientes de este peligro y la propia FDA. En cambio, los ejecutivos de GSK intimidaron a los médicos independientes, centrándose en aplicar estrategias para reducir las informaciones en las que se decía de los riesgos cardiovasculares de Avandia, restando importancia al asunto y de que otras dorgas podían reducir tales riesgos”.


La compañía sigue luchando para mantener el medicamento en el mercado. Imagínese el ejército de grupos de presión que tiene que emplear para salvaguardar sus intereses. Otros sectores tienen el mismo comportamiento: un saqueo generalizado del sector empresarial.


http://dissidentvoice.org/2010/02/pharmaceutical-pillage/



A pesar de lo dicho, todavía los representantes del laboratorio farmacéutico insistían en julio de 2008 en las bondades del producto, si no lean a continuación la carta de protesta que enviaron a la Vanguardia:

"La carta enviada por el director de GlaxoSmithKline de México dice lo siguiente:

“En la página Omnia de la edición impresa, así como en la edición electrónica de Vanguardia, correspondiente al 25 de junio de 2008, se publicó la nota “Cuidado con estos fármacos”, la cual incluye información sobre dos de los fármacos que GlaxoSmithKline (GSK) comercializa en México: Avandia© (rosiglitazona) y Seretide© (propionato de fluticasona/ salmeterol) para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 y del asma bronquial, respectivamente.

Es importante mencionar que ambos medicamentos continúan comercializándose en México y en el resto del mundo, con la aprobación de las autoridades de salud.

La publicación de esta información puede generar confusión y alarma innecesarias entre los pacientes diabéticos y asmáticos que están bajo tratamiento con estos productos e incluso suspender el uso de su medicamento, lo cual pondría en riesgo su salud. Por lo anterior solicitamos se haga una aclaración informativa para ambos casos.

Respecto a Avandia, deseamos hacer las siguientes precisiones:

*La información a la que hace referencia la nota fue publicada como resultado de un meta-análisis que excluyó estudios de Avandia vs otros medicamentos y el cual fue publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana (Journal of the American Medical Association /JAMA)), en septiembre de 2007. Sobre este artículo es importante destacar que:

*(a) Toma como referencia algunos estudios que no fueron originalmente destinados o dirigidos a explorar desenlaces cardiovasculares.
*(b) Muchos de los estudios contemplados en este meta-análisis se realizaron a corto plazo y se presentaron pocos eventos adversos cardiovasculares.

*Como parte del seguimiento científico, se han publicado cinco estudios que avalan la seguridad cardiovascular de rosiglitazona. Los más recientes fueron presentados durante la última reunión de la Asociación Americana de Diabetes (realizada del 6 al 10 de junio del presente año, en San Francisco, California). Esos estudios destacan que:

*(a) La rosiglitazona “no se asocia” con incrementos en el riesgo de muerte por eventos cardiovasculares.

*(b) Se observó una tendencia hacia el “beneficio” cardiovascular en pacientes tomando Avandia©. Es decir, que los pacientes que ya están en tratamiento tienen un beneficio de protección adicional ante eventos cardiovasculares, incluyendo aquellos que por su perfil pudieran tener un riesgo mayor.

*(c) Avandia© (rosiglitazona) se ha convertido en el medicamento antidiabético más estudiado actualmente a nivel mundial.
El representante de Glaxo-SmithKline termina su misiva con las siguientes palabras:

“Para GSK lo más importante son los pacientes, es por ello que nos preocupamos en ofrecer medicamentos eficaces y seguros y cumplir así con nuestra misión de permitir a las personas hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo”.

Atentamente,
Dr Jorge Tanaka
Director Médico de GlaxoSmithKline México."


http://www.vanguardia.com.mx/diario/noticia/salud/vidayarte/farmacos:_%C2%A1que_quede_claro!/194450

¿A esto cómo se llama?


¡LA VACUNA PANENZA CAMBIA DE FECHA DE CADUCIDAD!




La vacuna contra el virus H1N1: un fracaso tras otro, bajo la indiferencia general...

¿Es que no hay otra cosa de la que hablar que de la maldita H1N1? Tiene usted razón.

La vida parece una carrera de obstáculos: tiene que hacer frente a esta terrible situación económica y aguantar a los badulaques que nos gobiernan, incompetentes y perjudiciales.

Pero a pesar de todo quería compartir con ustedes esta información, que de momento no he visto en ningún otro lugar y eso que he googleado.

Sanofi y la vacuna, duerman, duerman, que todo va bien

Esta información procede de Estados Unidos, del Centro de Control de Enfermedades.

Respire profundamente, le hablamos de la vacuna de Sanofi Pasteur, la vacuna sin adyuvante, la vacuna PANENZA de una sola dosis.

Pues ahora SANOFI se da cuenta de que no es estable, que no puede garantizar que sea eficaz durante el tiempo previsto, de modo que la FECHA DE CADUCIDAD debe avanzar en un año. Es decir, que si las vacunas podían utilizarse hasta mayo de 2011, ya no se podrán utilizar más allá del 15 de febrero de 2010.

Parece una información increíble. Probablemente por eso el Gobierno francés, su Ministerio de Salud, las Direcciones Generales y su famoso Dr. Didier Houssin (Director General de Salud), el hombre para el que todo resfriado con fatiga es una gripe A, que administra Tamiflu siempre en estos casos, todavía no han hablado, ni los medios de comunicación tampoco.

Y ahora todos los expertos que nos calentaron la cabeza durante meses diciendo que los procesos de fabricación de las vacunas eran estric-ta-men-te ri-gu-ro-sos tampoco dicen ni pío.

Veremos que nos dicen ahora todos esos que desde sus altos púlpitos y con todos los medios de comunicación a su servicio, lanzaban vilipendios contra los médicos escépticos en esta vacunación, llamándoles irresponsables.

Fuente: El blog de Jacques Lacaze

http://www.jacques-lacaze.com/article-vaccin-contre-la-grippe-a-l-heure-des-scandales-45559293.html

lunes, 22 de febrero de 2010

H1N1: " ¡ tengo el presentimiento de haber sido engañado! "


Gripe A: entrevista exclusiva con el Dr. Fernán Turcotte

por Rémi Maillard


El Dr. Fernand Turcotte es uno de los fundadores del Departamento de Medicina Social y Preventiva de la Universidad Laval. , donde enseñó durante más de 30 años y sigue estando activo en el ámbito de la salud pública.


P. El Consejo de Europa ha abierto una investigación sobre el papel de las empresas farmacéuticas en la campaña orquestada en torno al virus H1N1. Un primer debate se puso en marcha el pasado 26 de enero y un informe se espera para el verano. ¿Qué piensa usted de este enfoque?

R. Si hay una organización que puede llegar al fondo de las cosas, es ésta. La hipótesis de la sub-comisión de Salud del Consejo de Europa es que los organismos encargados de asesorar a la dirección de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueden haberse corrompido. Hacer este trabajo es esencial.

Es un regalo del cielo que haya gente en el comité técnico que tenga el coraje y la iniciativa de llevar a cabo esta investigación.


P. El Dr. Wolfgang Wodarg, que presidió la Subcomisión de Salud, dijo que es una "pseudo-epidemia" y que este caso ilustra el fracaso de las principales instituciones de la salud pública nacionales...

R. Este diagnóstico parece verosímil, aunque me gustaría hacer una advertencia. Cuando la OMS se creó después de la Segunda Guerra Mundial, se acordó que tendría la responsabilidad de establecer las emergencia sanitarias y activar los mecanismos de salud pública, que son competencia de los Estados miembros de las Naciones Unidas.

Obviamente, todo esto se basa en el supuesto de que la OMS debe tomar decisiones basadas en el conocimiento científico y en la protección de la salud de la humanidad. Es posible que haya habido un conflicto de intereses dentro de la organización. Una vez que una decisión se toma por la OMS, incluso si la salud pública nacional no están totalmente de acuerdo, no hay otra opción, hay que pasar a la ofensiva. Funciona un poco como el modelo militar.

Tenemos que examinar las circunstancias que llevaron a los comités de asesoramiento de la dirección de la OMS para cambiar la definición de pandemia. No hubo tal avalancha de acontecimientos tales que hicieran la situación preocupante. En cualquier caso, se plantean cuestiones que tienen que tener respuestas adecuadas. Y la única manera de hacerlo es utilizar el mecanismo propuesto por el Consejo de Europa.

P. ¿No deberíamos volver a evaluar cómo son tomadas las decisiones por la OMS?

R. Esta podría ser una de las conclusiones de la investigación si finalmente tiene éxito. Pero en el caso de Canadá y Quebec, quedé gratamente sorprendido al ver la extraordinaria capacidad de nuestro sistema de salud pública para llevar a cabo una tarea tan delicada como ésta.

Que yo sepa, esta es la primera vez que alguien ha sido capaz de comprobar su funcionamiento. Por supuesto, ha habido algunos reveses, pero en general es muy reconfortante ver que hemos sido capaces de llegar a una proporción alta de personas que se unen para protegerse contra los efectos de una pandemia, a tiempo y sin alterar la organización y el funcionamiento del resto del sistema de salud.


P. Pero en última instancia, no ha habido una pandemia ...

R. De hecho, es evidente que no había ninguna. Algunos dicen que no ha habido una pandemia específicamente gracias a las personas vacunadas ... Hasta cierto punto, los argumentos a favor o no de la vacunación masiva no son verificables.

De hecho, se podría argumentar que siempre hay un riesgo cuando se anticipa la llegada de una pandemia, siempre existe la posibilidad de que la pandemia no se produzca, incluso si no se hace nada.
El problema consiste en evaluar la magnitud del riesgo que puede aceptar el público. Y ahí es donde se espera de los científicos que forman parte de los comités consultivos que realicen una importante labor. Pero también es necesario que los científicos no tengan conflictos de intereses.

P. Sabiendo que el sistema de salud quebequense no dispone de muchos medios, que no pasan de los 200 millones de dólares ¿no ha habido una gran pérdida de energía en contrarrestar una amenaza que se ha exagerado?

R. ¡Claro que cuesta dinero! Es evidente que este gasto produce una pérdida neta de peso muerto, si el riesgo no existiese. En retrospectiva, uno puede ver que la amenaza era teórica o mal identificada. Hemos sido víctimas de unos mecanismos en los que teníamos confianza y no estuvieron a la altura de las circunstancias. Pero debido a esto tenemos que preservar intacta nuestra credibilidad en el sistema de salud pública, es importante encontrar exactamente lo que salió mal. En mi opinión, ha sido en la parte superior del sistema de salud pública a nivel internacional, es decir en la OMS.

En ese contexto, no sólo es importante reconocer el problema y arreglarlo, sobre todo para educar al público, que colectivamente hemos sido víctimas de la corrupción de un organismo internacional que se le encomendó la tarea de protegernos, y que sin embargo no ha hecho su trabajo por razones esencialmente comerciales.

P. Algunos especialistas en varios países, incluyendo Europa, expresaron sus dudas ya en la primavera de 2009. En Quebec y el resto de Canadá, ninguna voz crítica parece tener cabida....

R. Pero puedo asegurarles que no la había, pues yo era uno de ellos. Entonces, ¿cómo es que no se dijo nada? Bueno, no dijimos nada porque, en primer lugar, no teníamos toda la información y, en segundo lugar, la salud pública, una vez que una operación como ésta se puso en marcha, debe llevarse a cabo.

Obviamente, como todos los elementos de la cadena de mando hacen su tarea. Pero no podemos pasar el tiempo preguntándonos si la cadena de autoridad ha hecho su trabajo. Debemos creer que sí lo hizo, de lo contrario, estaríamos constantemente impidiendo hacer su trabajo.

Para hablar sobre un asunto como una pandemia, que en realidad no tienen otra elección de medios. Sobre todo cuando hay que movilizar los sistemas de salud de 196 países, cada uno con sus propias prioridades y formas de trabajar. En algunas cosas, tenemos que confiar. Y todos debemos respetarlo.


P. Es el argumento clave de la dirección de la OMS, que se defiende diciendo que no podía prever la magnitud de la pandemia "y que ha hecho su trabajo ...

R. ¡Es muy fácil decir esto por la OMS! Por lo tanto, es muy importante que pidamos a la OMS que cumpla con su responsabilidad. Pero yo no sabía que la mayoría de los miembros de los comités consultivos tienen conflictos de intereses.

Me negaría a responder a esta pregunta si me hubieran preguntado hace dos meses. Pero desde entonces ha habido la decisión del Parlamento Europeo. Y ahora se confirman mis sospechas por parte las personas que están muy cerca del centro de toma de decisiones. Pero sobre la base de información de que dispongo, nunca me atreví a levantar la voz en intervención pública que pudiese interrumpir la operación de salud pública en Quebec, la que mi país estaba librando.


P. Obedecer las directrices de la OMS para llevar a cabo las operaciones en cada país es una cosa. Pero todavía es necesario en la parte superior de la cadena de mando haya personas íntegras que tomen decisiones por el bien de la mayoría...

R. Correcto. Cuando me veo obligado a considerar la posibilidad de que existan conflictos de intereses y lagunas en la cadena de mando es un poco como si me obligasen a considerar que la Virgen María es un travesti ... Como especialista y como ciudadano, siento que he sido engañado. Si el Consejo de Europa concluye que hubo importantes conflictos de intereses en juego, será una traición muy grave del mandato que se le dio a la OMS.

P. ¿No es ingenuo pensar que la OMS tiene el único deseo vivo de proteger a la población y sus dirigentes de permanecer insensible a la presión de poderosos lobbies farmacéuticos?

R. ¿Se le puede llamar ingenuidad? Pero tenemos que entender los mecanismos, que estamos libres de conflictos de intereses, los cuales aún no son bien conocidos, incluso por los médicos. La situación realmente ha empezado a deteriorarse en la década de 1980, para llegar hoy en un estado de quiebra de la ética de la medicina occidental.

El fenómeno comenzó en los años de Reagan, pero realmente se ha acelerado, bajo la administración Clinton. Y a partir de mediados de la década de 1990 hemos asistido a una castración sistemática de todos los mecanismos de protección, y todas las voces críticas. Sin embargo, consideramos que esta cuestión está sólo presente en el campo de la medicina tradicional, y que los programas de salud pública se salvaron. Todavía existe por ahora, a pesar del caso de las vacunas contra el virus H1N1.

Es una novedad que las vacunas interesen a la industria farmacéutica. Ahora son más baratas de producir y su vida útil útil es mayor mayor que antes, convertiéndose de repente en un mercado atractivo. Por otra parte, con las enfermedades infecciosas, es muy fácil crear un sentimiento de pánico entre una población y "sacudir" a sus autoridades políticas y por lo tanto tomar sus decisiones en contextos en que nunca hay suficiente tiempo para considerar todos los parámetros críticos.

P. El caso del falso riesgo de pandemia ¿ no socava la credibilidad de las autoridades sanitarias? Porque, básicamente, hemos llorado por nada ...

R. Ese es el principal peligro. El riesgo de una falla catastrófica que podría extenderse a personas que no son responsables, y esto nos impide proporcionar al público una protección que podría ser necesaria ante cualquier otra contingencia ¡Recibirían un golpe después de darles una bofetada!

Es siempre la misma gente la que sufre las consecuencias. Sería malo e injusto, porque creo que el 99,9% de los participante en la escena nacional actuaron de buena fe. No es justa esta deriva global por una docena de científicos delincuentes.


http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=17526



sábado, 20 de febrero de 2010

El rechazo a las vacunas puede tener motivaciones religiosas o emocionales, pero nunca científicas


Una conversación con Eduard Rodríguez Farré sobre vacunas, vacunación y salud pública (III)

Salvador López Arnal
Rebelión


Miembro fundador del Comité Antinuclear de Catalunya (CANC) en 1977, Eduard Rodríguez Farré es médico especializado en toxicología y farmacología en Barcelona, en radiobiología en París y en neurobiología en Estocolmo. Ha dirigido durante muchos años el Departamento de Farmacología y Toxicología del CSIC en Barcelona. Como experto en toxicología ha asesorado al gobierno cubano en la epidemia de la neuropatía óptica, a la OMS en el síndrome del aceite tóxico y a la Unión Europea sobre la investigación en programas de salud pública y sobre la Encefalopatía Espongiforme Bovina. Actualmente es miembro del Comité Científico de la UE sobre Nuevos Riesgos para la Salud. Socio fundador de la asociación Científicos por el Medio Ambiente (CiMA), Eduard Rodríguez Farré es coautor (autor principal para ser más preciso), junto este entrevistador, de Casi todo lo que usted desea saber sobre los efectos de la energía nuclear en la salud y el medio ambiente, El Viejo Topo, Barcelona, 2008 (con prólogo, presentación, epílogo y notas finales de Enric Tello, Joaquim Sempere, Joan Pallisé, Jorge Riechmann y Santiago Alba Rico).

La primera y segunda parte de esta conversación puede consultarse en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=99869

Hablábamos de las críticas de los opositores. Señalabas que, para ti, las razones esgrimidas por estos opositores estaban más allá de las razones lógicas y de la información científica contrastada. Desde un punto de vista estrictamente científico, sostenías, desde el marco conceptual en el que se mueve la ciencia médica, no existía ninguna razón admisible contra la vacunación. ¿Ninguna afirmas? ¿No eres demasiado contundente?

Ninguna, me reafirmo. Podemos analizar con más detalle el tema riesgo-beneficio al que antes aludíamos. Es evidente: todo tiene un riesgo y todo un beneficio. Aquí el balance sobre riesgos y beneficios no tiene discusión. Son indudables los beneficios de la vacunación. El ejemplo que comentaba al principio. Cuando estudiaba Medicina, te hablo de hace muchos años, yo he visto niños que se morían… Cuando hacía medicina en urgencias, el niño se te moría de ahogo y había que hacerle una traqueotomía porque tenía una difteria. Los niños que tenían tosferina se pasaba meses padeciendo enormemente. Las epidemias de tifus, los tifus eran corrientísimos. Y esto en la Medicina actual. Si pensamos en la medicina del siglo XIX, en la la peste bubónica. Por higiene, por cuestiones sanitarias, la viruela, los brotes de viruela eran terribles. No es necesario continuar.

La vacunación ha sido, y esto creo que pocos médicos podrían negarlo, el arma más potente que ha habido más potente que ha habido para prevenir enfermedades.

¿La más potente? ¿No te olvidas de los medicamentos?

Más que los medicamentos. Desde luego: desde que existen los antibióticos, una difteria, una tos ferina, son tratables con antibióticos pero es mucho más efectivo tener a la población vacunada y que no haya ningún caso de esas enfermedades hoy en día. Esto que digo sirve igualmente para el caso de la viruela u otras enfermedades.

Entonces las personas, los grupos, las organizaciones que se oponen, que se mantienen en posiciones críticas..
La argumentación que esgrimen los grupos que están en contra de la vacunación no tiene nada que ver con una explicación que tenga suelo científico o que parta o acepte la lógica científica. Responderá, acaso, a motivaciones emocionales, religiosas… Hay grupos religiosos que se oponen a la vacunación como es sabido. Los testigos de Jehová, por ejemplo, no se vacunan, no se dejan vacunar. Sostienen que las vacunas no son naturales. Con esta línea argumentativa no vamos a ninguna parte Todo esto está fuera y muy distante de un marco científico, de cualquier marco científico documentado.

¿La comunidad científica en este punto no presenta opiniones divergentes? ¿Hay entonces un acuerdo generalizado?

Puedes encontrarte algún médico…, puede haber algún médico que no razone científicamente en este ámbito pero yo, personalmente, no conozco ninguno. Es evidente que, en cualquier tema, cuando tenemos delante millares de personas alguna puede opinar lo contrario. Pero realmente este es un asunto que está aceptado desde hace un siglo. Pero es que además, insisto, es lo más eficaz que hemos tenido hasta la actualidad en Medicina.

Volvamos sobre este punto si te parece. ¿Qué ha resultado decisivo en Medicina en épocas recientes?

La gente siempre piensa en los medicamentos. Pero no es el caso. Lo más eficaz que ha existido hasta el momento en Medicina han sido las vacunaciones… y la higiene, las medidas higiénicas, eliminar parásitos. El ejemplo de la malaria es conocido.

No tanto, no tanto. Puedes explicarlo.

En España había malaria en los años cincuenta. En el delta de Ebro, en muchos sitios, pero eliminando el vector de la enfermedad, que es el mosquito, el Anopheles, se eliminó la malaria. Pese al maldecido DDT, fue el DDT lo que permitió eliminar la malaria y lo que también permitió eliminar el tifus exantemático.

¿Exantemático?

De exantema. Una erupción de color rojizo que va precedida o acompaña de calentura. Piensa en el sarampión o en la escarlatina.

Vuelvo a lo anterior. Aquellas son medidas de higiene, medidas preventivas. Necesarias sin duda. Pero desde el marco general, más constante, ha sido la vacunación lo que ha permitido eliminar una serie de enfermedades que hoy prácticamente sólo se ven en los libros de patología y prácticamente en letra pequeña. Prácticamente ya no existen.

Cambio de tema y vuelvo a cuestiones básicas. Cuando hablamos de gripe, ¿de qué hablamos exactamente? ¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad viral, clásica, que se disemina con gran facilidad. No es muy grave generalmente, depende de los años, y siempre nos ha acompañado. Es uno de los prototipos de las enfermedades -antes no lo he acabado de comentar del todo- que es mas difícil de inmunizar, de conseguir vacunas permanentes.
¿Por qué? ¿Dónde reside la dificultad para su erradicación?

Si tienes una vacuna contra la fiebre amarilla, cada diez años aproximadamente hay que ponerte una nueva inyección. La vacuna contra la difteria, contra el tétanos, son permanentes, duran prácticamente toda la vida, aunque, eso sí, a veces hay que hacer una dosis de refuerzo. Pero hay un problema con una serie de virus que no son constantes, que va mutando continuamente. Los dos ejemplos más típicos de esto que señalo son la gripe y el virus del SIDA, el virus de la inmunodeficiencia humana, o la de los felinos o de otros tipos de especies animales. Aunque no es lo mismo el caso del SIDA que el caso de la gripe, estos son virus que de repente mutan y tienen muchas variantes.

De eso vienen las siglas que a veces usamos para nombrarlos.

Efectivamente. Por ejemplo, en el virus de la gripe, ahora que se ha hablado tanto de este virus mediático vale la pena insistir, el nombre correcto es AH1N1. La H quiere decir hemaglutinina, y N es de una amirasa (aminidasa). Son dos tipos de proteínas que tiene la cápsula del virus. El virus es ultramicroscópico, del orden ínfimo, hay que medirlo en nanómetro, y están generalmente rodeados, como en el caso de la gripe, de una cápsula proteica, de proteínas. En el interior tienen el ácido nucleico que contiene las características genéticas del genoma de este microorganismo.

Y es en este tipo de virus donde se producen mutaciones.

Exacto, mutaciones continuas, espontáneas. Esto hace que esas dos proteínas que envuelven la cápsula, la H y la N, la hemaglutinina y la aminidasa, modifiquen su estructura. De ahí que sean, que les nombremos, la H1, la H2, la H3, la H4, o la N1, la N2, etc.

Se producen entonces las combinaciones y las concatenaciones nominales.

Exacto. La H1 puede permanecer sin alteraciones pero puede cambiar la N, la aminidasa puede ser la N1 o la N2 por ejemplo. Cada año aparecen virus nuevos de este tipo. En 2008, por ejemplo, no lo recuerdo ahora con exactitud, pero podía ser el H15 o el N4. No recuerdo exactamente las cifras pero creo que hay 15 posibilidades de una proteína y una docena de la otra. Combinándose entonces,. vemos que continuamente van mutando estas proteínas. Son muy esenciales…

¿Por qué?

Porque están dentro de una especie de cápsula, de una membrana para decirlo de una forma más entendible. Son las que hacen que, cuando entran en el organismo humano por ejemplo, estas proteínas se enganchen a los hematíes, a los linfocitos de la sangre y empiecen a desarrollarse. Se introducen en nuestras células y causan nuestras enfermedades.

Entonces, claro, si tú tienes una vacuna, esa vacuna será, por ejemplo, contra un tipo de virus, contra el H1N1. Pero no te sirve para el H5N4. Por eso a la gente hay que vacunarla cada año.

Contra la llamada gripe estacional.

Sí, contra la gripe estacional que es, sencillamente, la de cada año, y que cada año varía. Por eso, como decía, la vacuna contra la gripe ha de ser anual. Por eso la vacunación de la gripe es quizá la que menos saturación alcanza

¿La que menos saturación alcanza dices? ¿Por qué?

Pues porque, por un lado, para muchas personas, no para todas desde luego, es banal pasar una gripe. No tiene ninguna importancia. Siempre se ha recomendado que se vacunen sólo las personas que tienen mayor sensibilidad.

¿Y quién se muere de gripe?

En España cada año mueren unas 8 mil personas de gripe. La cifra puede ser grande pero no es tanta cuando pensamos que puede haber 20 millones de personas afectadas.

¿Veinte millones de personas?

Sí, sí,… La incidencia de la gripe en mortalidad es baja y en la última, en esta gripe mediática llamada H1N1, la mortalidad es y ha sido muy baja, más baja que la gripe estacional. Las personas que mueren de gripe son personas que, generalmente, están afectadas por otra enfermedad.

¿Quién tendría entonces que vacunarse?

Ancianos… Mi madre, por ejemplo, se vacuna cada año y tiene 90 años y me riñe a mi porque yo a veces me olvido de vacunarme y me dice: “Eduard, passes la grip perquè no et vacunes. Jo em vacuno i no passo la grip”.

Pasa siempre. Yo paso la gripe cada año y mi madre no la pasa porque se vacuna. Yo a veces me vacuno y a veces no... No te acuerdas, pases tres días en cama con fiebre y aprovechas para leer una buena novela.

Personas ancianas…, ¿alguien más?

Las personas que sería imperativo que se vacunaran son personas que tienen problemas adicionales. Una persona tiene un problema respiratorio, por ejemplo, alguien que tenga un enfisema, alguien que tenga bronquitis crónica, las personas que tienen insuficiencia cardiaca, las personas que tienen diabetes, personas que estén en situaciones inmunológicas comprometidas. Los diabéticos, los niños, los niños pequeños, sobre todo a partir del segundo año, tienen una bajada de inmunidad, … Estas son las personas que siempre se ha recomendado que deben vacunarse. Es lo que nosotros llamamos población vulnerable.

Los estudios, lo que sabemos de lo que ocurre en nuestro país por ejemplo, confirma la corrección de las medidas preventivas para esos grupos.

Sí, sí. Si miramos la mortalidad usual de una gripe, que como he dicho viene a ser de unas 8 mil, 10 mil personas, depende del año, puede comprobarse que la mayor parte de ellas son personas mayores o personas que estaban ya enfermas por otras cuestiones. Es decir, personas que estaban afectadas de forma bastante severa por una insuficiencia respiratoria, por una insuficiencia cardiaca. Estas son las personas que mueren.

El problema, insisto, en que en este caso hay que vacunarse cada año, mientras que en los otros casos, con la vacuna de la viruela por ejemplo, con una vez en la vida se tenía bastante. Servía para toda la vida porque el virus es siempre exactamente igual. Y quien dice esto, lo dice para otras muchas enfermedades: para la tosferina, para las vacunaciones usuales que se hacen a los niños. No se vuelven a vacunar porque les sirve para toda la vida. Estos agentes patógenos son muy constantes y no van mutando continuamente…Este es el problema del virus del SIDA.

¿Qué problema?

El virus del SIDA es un problema distinto que el de la gripe. Es un retrovirus…

¿Qué es un retrovirus?

Un retrovirus es un virus que tiene también una cápsula pero que al introducirse en la célula el ADN o en ARN, muchas veces es el ARN, el ácido ribonucleico del virus, el que se incorpora al genoma de la persona, al genoma de las células de la persona. Entonces estas células tienen unas funciones distintas y ahí se va multiplicando y dentro del genoma aprovecha la maquinaria celular normal para reproducirse como si fuera el genoma normal de la célula. Esto hace que además que tenga muchas variaciones, que tenga muchas variantes porque son, en realidad, trozos, fragmentos de secuencias de ácidos nucleicos. Esto hace que hoy por hoy haya intentos que la vacunación sea tan difícil…

¿Pero existen posibilidades de que podamos ver algún día una vacuna contra el SIDA?

Sí, sí. Hay cada vez más posibilidades de que la veamos en algún momento. El día en que se obtenga una vacuna eficaz será la solución del SIDA pero ha habido vacunas que han costado años y hay vacunas en bacterias que nunca han sido eficaces. No ha habido vacunas contra la sífilis, por ejemplo; las espiroquetas, las bacterias causantes de la sífilis, tienen el cuerpo arrollado, en forma de hélice.

Como la estructura del ADN.

¡Aquí no hay doble hélice Salva! Es muy difícil de obtener, decía, una vacuna contra la sífilis por razones biológicas. Lo mismo ocurre con la tuberculosis. Había una cierta vacuna contra la tuberculosis pero era muy poco eficaz...

¿Cómo se llamaba?

Se llamaba el bacilo Calmette Guerent, el BCG. Antes, cuando ingresabas en la facultad de Medicina, se vacunaba a la gente con esa vacuna. Era muy poco eficaz, ha sido siempre muy poco eficaz.

Es decir, existen organismos para los que resulta muy difícil obtener vacunas dada su complejidad biológica.

Exacto. No para todo microorganismo puede existir vacunas. No es tan sencilla la tarea. El caso del SIDA es uno de tantos, no es el único desde luego. Hay otros virus, el dengue, por ejemplo, que se están extendiendo enormemente. Es posible que algún día lo veamos en el Mediterráneo. La superficie del planeta afectada por el dengue se ha multiplicado por diez en estos últimos años.

¡Por diez!

Por diez, sí. Está llegando hasta Buenos Aires. Es una enfermedad bastante grave, se trasmite víricamente a través de un mosquito, el mismo mosquito que transmite la fiebre amarilla. No hay vacunas contra el dengue. Por dos razones: una porque el asunto es difícil, por las razones a las que antes aludíamos, y la otra, no olvidemos este nudo, es que hasta ahora la enfermedad afecta a países pobres, o empobrecidos si queremos decirlo mejor, y producir vacunas para países pobres no figura entre las finalidades de ninguna empresa.

Me refería, pues, a que hay tipos de gérmenes sobre los que, por razones de su biología es muy difícil obtener vacunas. En el de la gripe sí que se puede obtener pero tiene la característica de que la vacuna es específica para cada tipo de la modificación anual, mientras que en el caso de SIDA sigue siendo un problema porque es un virus muy raro, muy específico, de estos que llamamos retrovirus. En estos, hoy por hoy, aunque hay caminos abiertos, es muy difícil obtener resultados.

¿Puede haber inmunidad natural en algunos casos?

Puede haberla. Es rarísimo pero hay un sector muy pequeño de población, sobre todo en África, que puede tener resistencia natural al SIDA. Se está estudiando actualmente. Esto que apunto se descubrió entre las prostitutas de Nairobi. Hay prostitutas que llevan 30 años infectadas por el virus del SIDA pero no padecen, no desarrollan, la enfermedad. Se les ve que tienen el virus, se puede ver el virus, se pueden ver los anticuerpos, pero tienen una capacidad biológica resistente.

¿En Nairobi?

Sí. Más exactamente: es un grupo específico de una zona de África, de Kenia. En este territorio del noroeste de Kenia la gente vive tradicionalmente de enviar las hijas a Nairobi a ejercer la prostitución. Son factores culturales muy importantes.

Dejémoslo aquí Eduard, aunque luego podemos volver sobre el SIDA y sus negacionistas. Te pregunto a continuación por asuntos puntuales. Por el nombre que damos a las cosas por ejemplo.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=100800

viernes, 19 de febrero de 2010

La próxima vacuna contra la gripe estacional valdrá también contra la gripe A


EFE. 18.02.2010

* Será una sola dosis trivalente (gripe B, gripe H1N1 (A) y gripe aviar)
* Lo han pedido expertos de la OMS reunidos en Ginebra.
* La vacuna se basa en las cepas circulantes el año anterior.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este jueves a los fabricantes de vacunas de la gripe que incorporen la cepa H1N1, la gripe A, en la que preparan para la próxima temporada gripal en el hemisferio norte. La vacuna estaría lista para el próximo otoño.

Un grupo de expertos, reunido desde el pasado lunes en Ginebra, determinó la composición más apropiada para la nueva vacuna, un procedimiento que se cumple antes de cada temporada gripal por tratarse de un virus que tiene una alta capacidad de mutación.

La próxima vacuna para la gripe en el hemisferio norte, cuya temporada se inicia en otoño (a partir de septiembre), tendrá tres cepas: la H1N1 (que es la gripe A), la H3N2 ( que es la gripe aviar) y la de la gripe B (gripe común o estacional).

Tres vacunas o trivalente

La decisión sobre la composición de las vacunas para la gripe se basa en un análisis de la cepa que más circuló en la temporada anterior, que a nivel mundial correspondió de manera predominante al virus pandémico.

A Sanidad le sobraron millones de vacunas de la gripe A el año pasado
Frente a la recomendación emitida por la OMS habrá la opción de producir tres vacunas diferentes o simplemente una dosis trivalente.

El otoño pasado el Ministerio de Sanidad se quedó en stock con millones de dosis de la vacuna de la gripe A por la falta de demanda de la población, y a pesar de la fuerte sensibilización pública por esta enfermedad.


http://www.20minutos.es/noticia/632271/0/vacuna/estacional/gripe-a/

[Fukuda aseguró que no se tiene aún una respuesta al 100%, pues las autoridades de salud de los países de la zona norte del planeta tendrán la última palabra para decidir si se cambia o no estas tres vertientes o se administran independientemente.

Por su parte, los laboratorios farmacéuticos aseguran que esa decisión dependerá totalmente de lo que soliciten los gobiernos, sin embargo, afirmó que el coste de fabricación es prácticamente el mismo.

En cambio, el almacenamiento y el transporte no es lo mismo, pues dos vacunas lógicamente ocuparían el doble de presupuesto, así como para los pacientes, pues es casi seguro que preferirían recibir un pinchazo en vez de dos. (El Semanario Agencia, ESA) ]

martes, 16 de febrero de 2010

Una vacuna y la propina de 45 libras


La vacuna contra el papiloma humano (VPH): reembolso de 45 libras a las niñas de entre 16 y 18 que se vacunen


A pesar de la escandalosa publicidad que se está haciendo en el Reino Unido a favor de la vacuna contra el VPH (Gardasil y Cervarix), no es tan popular como los laboratorios desearían. Se han producido algunos accidentes “casuales” (que evidentemente no guardan ninguna relación con la vacuna, ¡que va!) después de la inyección, que sin embargo preocupan a muchos padres.


Los comerciantes de las vacunas se han inventado una nueva estrategia, que se parece más a una actividad mafiosa que a una práctica médica: el 16 de febrero nos hemos enterado de que a las niñas de entre 16 y 18 años reciben 45 libras si acceden a recibir las tres dosis de la vacuna, sin que el consentimiento de los padres sea necesario.

¡No sólo se paga la vacuna con los dineros de los contribuyentes, sino también las propinas!

Sylvie SIMON

16.02.2010


Fuente: http://www.votre-sante.com/suite.php?dateedit=1266312756


¡Será que va incluida la indemnización!

viernes, 12 de febrero de 2010

El gran negocio transnacional de los medicamentos


Pedro Rivera Ramos
Argenpress


La producción de medicamentos constituye uno de los componentes más importantes, más sólidos y más poderosos, conque cuentan en la actualidad las gigantescas corporaciones transnacionales, que luego de la reestructuración que hiciesen de su producción de plaguicidas, se autocalificarán como “industrias de las ciencias de la vida”, al pasar a controlar virtualmente todas las actividades esenciales para los seres humanos en todo nuestro planeta.

Así, Syngenta, Monsanto, Bayer y otras, poseen una concentración de intereses y un poder casi absoluto de áreas tan vitales, además del lucrativo mercado farmacéutico, que comprende a las semillas agrícolas, los productos veterinarios, los plaguicidas, la biotecnología y el transporte y distribución de alimentos. Esto explica en gran medida, muchas de las particularidades que hoy rodean y definen a una industria farmacéutica, mucho más identificada con conceptos como rentabilidad económica, acumulación de capital y beneficios, que en curar y salvar vidas humanas.

En un mundo donde un niño menor de diez años muere cada cinco segundos por hambre; más de 60 millones de mujeres dan a luz sin asistencia médica; 2,400 millones de personas carecen del acceso a servicios sanitarios básicos; una tercera parte del planeta, según la OMS, no tienen acceso a los medicamentos esenciales y más de 10 millones de niños mueren anualmente por enfermedades para las que existen tratamientos; la poderosa industria farmacéutica, concentrada en un puñado de empresas de países altamente desarrollados y que monopolizan más del 85% del valor de la producción mundial de fármacos, en buena parte protegidos por un sistema de patentes totalmente injusto, arbitrario y fuera de control, genera utilidades superiores a los 446 mil millones de dólares anuales.

Su poder es tal magnitud que imponen sus precios, discriminan en sus ventas, aplastan las producciones locales, sobornan políticos, médicos y autoridades de salud pública, en un negocio donde prevalece cada vez menos la ética y la salud y sí la codicia y el mercantilismo más rampante. De ese modo, lo que realmente le interesa a la gran industria farmacéutica, no es la producción de medicamentos para curar, sino, como bien afirmara el premio Nóbel de medicina de 1993, Richard J. Roberts, en entrevista en mayo del 2008 a la revista Autogestión, que el verdadero interés de éstas empresas por los fármacos es “sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre”. Más concretamente: clientes, pacientes y usuarios; pero nunca, ni lo suficientemente muertos ni lo suficientemente sanos.

Esta pronunciada y cínica orientación del negocio farmacéutico transnacional, se descubre en toda su amplitud cuando advertimos que la venta de drogas para mejoramiento estético, reducir peso corporal, dominar el stress o superar la impotencia, es decir, para gente esencialmente sana, representa una de sus principales preocupaciones investigativas y es la que les genera sus mayores ingresos.

Esto demuestra que la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, cuyo más alto volumen de producción y consumo se realiza en los países altamente industrializados, además de estar adaptada a sus condiciones socioeconómicas con niveles de prevención, higiene y alimentación diferentes a los que tienen los habitantes de los países del llamado Tercer Mundo, está dirigida hacia los sectores de la población mundial que disfrutan de ingresos sustanciales o cuentan con dolencias o padecimientos altamente lucrativos.

Por ello no resulta exagerado conocer, que casi el 90% del presupuesto que estas poderosas industrias destinan a la investigación y desarrollo de nuevas drogas, persigue el interés de atender los problemas de salud de sólo el 10% de la población mundial. A esto se añade que otro elemento que exhibe el verdadero móvil del multimillonario negocio farmacéutico, lo encontramos en el impresionante gasto que realizan en sus renglones de comercialización y publicidad.

Sólo en el área de comercialización admiten sin mucha reserva, que invierten más de tres veces lo que gastan en investigación y desarrollo y que el monto de su publicidad para los países capitalistas desarrollados, ronda el 30% del valor total de sus ventas. Precisamente en el campo de la publicidad emplean “todas las tácticas conocidas en el mundo capitalista: folletería de lujo, publicidad por saturación, muestra gratis, viajes, obsequios, conferencias, control de publicaciones y, lo más importante, visitas reiteradas de vendedores especializados (“representantes” o “visitadores” médicos)”¹

La salud, que junto a la educación y a la alimentación, constituyen derechos básicos de cualquier ser humano con total independencia de su nivel de ingreso, aparece, para felicidad y complacencia de la industria farmacéutica transnacional, considerada como una mercancía más en los tratados de libre comercio y en la OMC. Allí se discuten e imponen normativas sobre propiedad intelectual y acceso a los medicamentos, que tienen un efecto dramático y devastador sobre la salud de millones de personas en el mundo y, principalmente sobre pacientes de países pobres con SIDA, Alzheimer, afecciones cardíacas, hipertensión y otras.

Las patentes sobre medicamentos, basados muchos de ellos en compuestos bioquímicos y conocimientos tradicionales recogidos o robados en las regiones tropicales y subtropicales, niegan toda la teoría económica liberal fundada en el libre comercio, al sustentarse irónicamente en el proteccionismo y los derechos monopólicos. Este privilegio que limita sensiblemente la competencia entre las empresas, ejerce una fuerte restricción sobre la fabricación y distribución de fármacos genéricos que son producidos por países como India, Brasil y Tailandia y que pueden costar hasta un 50 por ciento menos que los medicamentos patentados.

Los genéricos no solamente han demostrado ser más baratos y muy exitosos como equivalentes terapéuticos de los productos de marca, --la experiencia brasileña en el tratamiento del SIDA así lo confirma-- sino que representan un ahorro considerable de divisas para los países pobres. Esto explica las razones que llevaron a los 146 países miembros de la OMC a fines de agosto del 2003, a poner en práctica parcialmente el punto # 17 de la Declaración ministerial de Doha, que recalca que el Acuerdo relativo a los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual, “se interprete y aplique de manera que apoye la salud pública, promoviendo tanto el acceso a los medicamentos existentes como la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos”. Con dos años de retraso y luego de ocho meses de bloqueo por Estados Unidos, el acuerdo alcanzado permite que los países pobres, puedan tener acceso a fármacos de bajo precio para luchar contra las enfermedades únicamente infecciosas.

Pero esta decisión, que distó mucho de poner en peligro a las principales patentes farmacéuticas y sus jugosos beneficios, no fue bien recibida por las poderosas empresas que hay detrás. Nada tardaron en la Unión Europea para manipular la normativa aduanera y bajo el supuesto de sospechas de falsificaciones médicas protegidas por propiedad intelectual, obstaculizar hasta por seis meses en aeropuertos de Holanda y Alemania principalmente, el comercio de fármacos genéricos legítimos. De todos modos, incautar o retener remesas médicas legales por presiones de empresas farmacéuticas multimillonarias, es un acto no sólo criminal, sino absolutamente inmoral, y pone de manifiesto la estrecha colusión existente entre estos Estados y sus omnipotentes industrias farmacológicas.

Precisamente es este vínculo el que sirve para explicarnos las exageradas exigencias que aparecen en los capítulos de propiedad intelectual de los TLC y que en la mayoría de las ocasiones, rebasan todo lo previsto hasta ahora en las normativas y discusiones en la OMC. En esas tratativas y aprovechándose de la debilidad de los países con los que negocian, terminan por imponerles períodos superiores a los 20 años de vigencia para sus patentes; protección para sus datos de prueba de 5 a 10 años; descartar hasta el uso de la salvaguardia más importante que permite la OMC: las licencias obligatorias.

Naturalmente que nadie puede objetar la lucha necesaria contra las falsificaciones o adulteraciones de productos farmacéuticos y todos los países deben adoptar las medidas que consideren indispensables. Con esto se frenaría ampliamente un negocio que logra falsificar el 10% de los medicamentos disponibles en el mercado mundial, generando más de 40 mil millones de dólares al año. Actividad que no sólo representa la distribución y consumo de fármacos ineficaces, sino que además, puede causar víctimas fatales como las casi doscientas personas que en el 2006, fueron envenenadas con dietileneglycol en Panamá o el tráfico de efedrina y medicamentos adulterados descubierto en Argentina en agosto del 2008 y que terminó con un triple homicidio.

No obstante, también es preciso exigir responsabilidades a los laboratorios farmacéuticos transnacionales, cuando prefieren escoger las ganancias y el lucro, en lugar de salvaguardar la salud y la vida de los seres humanos. No es necesario explicar mucho esto para saber de lo que hablamos. Allí están los ejemplos con el antiinflamatorio Vioxx (rofexocib) de la empresa Merck, misma que según Peter Gillespie, tenía en Estados Unidos a principios del 2007, “2,300 millones de dólares por conceptos de impuestos no pagados por transferir sus patentes de medicamentos a una compañía fantasma en Bermuda y luego deducir de sus impuestos las regalías que se pagó a sí misma”.²

Del mismo modo, encontramos el antibiótico Baytril de los laboratorios Bayer, que hace algunos años atrás fue prohibido parcialmente por la FDA (Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos), ya que pese a estar recomendado para uso veterinario, se descubrió que “afectaba sensiblemente la acción de algunos productos con destino similar en los humanos”. También de la Bayer, empresa responsable de varios tóxicos agrícolas, hubo que retirar el Lipobay (Cerivastatina), recomendado para combatir el colesterol, cuando se demostró ser el causante de miles de muertes por infartos. Pfizer, otro poderoso laboratorio farmacéutico, tuvo problemas similares en el 2004 con dos de sus medicamentos estrellas: Celebrex y Bextra (valdecoxib).

Estas pocas muestras del comportamiento de la industria farmacéutica, ponen de manifiesto que la lógica mercantil que impera en sus actividades, carece por completo de ética. En ella es muy común la demora en reconocer los efectos secundarios de sus productos y retirarlos del mercado,aún a costa de la vida de las personas; abultar sus costos de investigación y desarrollo para justificar el precio de sus sustancias patentadas; lanzar versiones modificadas de productos existentes, sin que representen ningún adelanto químico significativo; y aprovecharse con mucha efectividad del considerable apoyo económico que les brindan generosamente los Estados altamente desarrollados. En resumen, las transnacionales de los medicamentos están más ligadas a los intereses de Wall Street, que son a su vez los del avasallador mercado, que a las necesidades más apremiantes de toda la Humanidad.

Notas:

1) Sanjaya Lall. Los efectos de la tecnología avanzada en los países en desarrollo: el caso de la industria farmacéutica. Revista Comercio Exterior de México. Noviembre de 1976.

2) Peter Gillespie. El negocio offshore. Servicio de Noticias de la Red del Tercer Mundo. 30 de julio de 2007.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=100340

jueves, 11 de febrero de 2010

Una conjetura sobre un estudio “sociológico” de una corporación farmacéutica


Salvador López Arnal
Rebelión


El oráculo de Pfizer en España ha hablado el miércoles 10 de febrero de 2010. Ha dado cuenta de un estudio sociológico, subvencionado por la multinacional claro está, sobre las prácticas sexuales de la ciudadanía española. ¿De toda ella? Por el tono usado –directo, práctico, de tú a tú, muy desinhibido, netamente masculino- es probable, muy probable, que el ámbito de estudio sea, fundamentalmente, el sector masculino de la población. No es desdeñable un ámbito mayor. El postmodernismo mercantil no cuida las formas clásicas.

El representante de la multinacional apuntó que según el estudio, un estudio serio, concienzudo, científico, nuestras prácticas sexuales dejan mucho que desear, no tienen la frecuencia que sería deseable. ¿Desde qué punto de vista se genera ese deseo? Desde el punto de vista, “objetivo” sin sombra de duda, de algún departamento de investigación y ventas de la multinacional, muy preocupada como es sabido por nuestra afectividad y nuestro goce.

El señor representante añadió, con estilo ajustado para la ocasión, que el impulso sexual, la libido, no era una cuestión espiritual, de esencia amorosa, platónica. Nada de eso. La apetencia tenía nombres y apellidos carnales, muy carnales, y la frecuencia subsiguiente tenía manos, cuerpos, materia, motivaciones y, sobre todo, soluciones.

Conjetura: no es un mundo posible inconcebible que dentro de poco, de muy poco, se afirme a diestra y siniestra, por tierra, mar, aire y televisiones, con la insistencia requerida para el caso, que un porcentaje en absoluto despreciable de la ciudadanía española, hetero u homosexual, padece disfuncionalidad sexual y que la bondadosa Pfizer de España y primera de USA tiene la solución química. Se llamará “Viseple” (Vida sexual plena) o “Freseato” (frecuencia sexual a tope), ya se verá, y conseguirá en “un, dos, tres, escondite inglés”, que todos (y acaso todas) estemos a la altura de las circunstancias. ¿De qué circunstancias? De las circunstancias estudiadas objetivamente por nuestra preocupada y afable corporación.


Acabamos de publicar el artículo de Salvador López Arnal y enseguida nos enteramos que otras multinacionales farmacéuticas, como Boehringer , han publicado estudios parecidos, dando el mismo enfoque clínico y de trastorno médico a la cuestión de la disfunción sexual. Boehringer, como ya pronosticaba Salvador López, ya está investigando ese nuevo fármaco, que denomina flibanserina.

A continuación traducimos un extracto de su estudio sobre los trastornos sexuales y la forma de resolverlos:

Noviembre 2009 FSD / TDSH
La disfunción sexual femenina y deseo sexual hipoactivo


Antecedentes
___________________________________________________________________
1. ¿Qué es la disfunción sexual femenina?
2. ¿Qué es el deseo sexual hipoactivo?
3. ¿Cuál es la prevalencia de deseo sexual hipoactivo?
4. ¿Cómo es deseo sexual hipoactivo trastorno diagnosticado?
5. ¿Qué causa el deseo sexual hipoactivo?
6. ¿Cómo se trata el deseo sexual hipoactivo?
___________________________________________________________________
1. ¿Qué es la disfunción sexual femenina?
La disfunción sexual femenina (FSD) es a menudo descrito como una perturbación en el funcionamiento sexual y las causas pueden ser de orden fisiológico, psicológico, emocional y / o relacional, pudiendo tener un impacto importante en las relaciones sexuales de una mujer, la calidad de vida y relaciones interpersonales

2. ¿Qué es el deseo sexual hipoactivo?
El trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH) es un trastorno médico que puede afectar a las mujeres de cualquier edad. Se caracteriza por una disminución del deseo sexual que provoca un malestar personal y / o dificultades de relación interpersonal que no puede atribuirse exclusivamente a otro trastorno médico u otras causas fisiológicas.
"La persistente falta (o ausencia) de fantasías sexuales o de deseo en cualquier forma de actividad sexual, marcada por la angustia o las dificultades de relación interpersonal y que no se explican por otro trastorno (excepto otra disfunción sexual) o los efectos fisiológicos directos de una sustancia (fármacos incluidos).”

3. ¿Cuál es la prevalencia del TDSH?

Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres reportaron un bajo deseo sexual con angustia asociada, que puede ser TDSH; el deseo sexual asociado con el estrés es el más frecuente entre las quejas sexuales femeninas. Los trastornos de deseo sexual trastornos pueden afectar a mujeres de todas las edades y en cualquier etapa de su vida adulta.

El estudio PRESIDIR se llevó a cabo en 2006 y es el mayor estudio de su tipo. Se trataba de más de 31.000 las mujeres mayores de 18 años en los EE.UU.. El estudio investigó la prevalencia de los problemas sexuales relacionados con el deseo, excitación, orgasmo y problemas sexuales relacionados con angustia personal, la combinación de estos problemas, y la identificación de los factores asociados.

Otro estudio se llevó a cabo entre 1999-2000 y participaron más de 3.500 mujeres (1.591 de los EE.UU. y de 1.998 de Europa occidental) entre las edades de 20-70.10
Las principales conclusiones del Estudio desea reveló:
• La prevalencia del TDSH osciló entre 6-13% en Europa y 12-19% en los EE.UU.
• En Europa, la proporción de mujeres con bajo deseo sexual aumentado significativamente con la edad, sin embargo, las mujeres de edad sufrieron menos de la angustia asociada en comparación con las mujeres más jóvenes
• En los EE.UU. no había una tendencia significativa hacia un aumento relacionado con la edad en la proporción de mujeres con bajos deseos sexuales.
· Sin embargo, como se ve en Europa, las mujeres de los EE.UU. entre las edades de 60-70 sufrieron menos el bajo deseo sexual asociado con el estrés en las mujeres

4. TDSH ¿Cómo se diagnostica?
Históricamente, el diagnóstico preciso de TDSH requiere una extensa entrevista de diagnóstico estándar administrado por una médico especialista, que puede tomar hasta 11 horas. En la entrevista se determina si el deseo bajo podría ser causada por otra enfermedad médica no relacionada con TDSH.

Diagnóstico por un ginecólogo o el cuidado de la salud profesional, no necesariamente formado en FSD.
Para ayudar a facilitar el diálogo sobre la salud sexual y ayudar a los médicos en el diagnóstico de TDSH, una herramienta de diagnóstico denominada Screener (DSDS) se ha desarrollado.
La herramienta consta de cinco preguntas y pueden ayudar a los médicos, incluidos expertos en medicina sexual. El DSDS también permite la identificación de las mujeres que no tienen TDSH, pero pueden estar experimentando el bajo deseo sexual debido a causas secundarias como otros problemas médicos. La DSDS es una herramienta validada y sigue las Recomendaciones de la Agencia de la Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA), que señala que los nuevos instrumentos de diagnóstico deben desarrollarse con el fin de distinguir entre los pacientes con FSD.

5. ¿Qué causa el TDSH?
Hay una serie de posibles causas y factores que contribuyen a TDSH que han sido identificados que refleja una compleja red de interacciones de orden fisiológico, psicológico, emocional y / o de la relación.
El desequilibrio de los neurotransmisores se cree que es uno de los factores que pueden afectar la función sexual y la causa del TDSH.

Problemas de relación, la imagen corporal, disminución de la autoestima, un desequilibrio de las hormonas sexuales (andrógenos, estrógenos, progesterona) pueden también contribuir a una disminución en el deseo.

Las disfunciones sexuales pueden ocurrir cuando se altera el equilibrio de estos neurotransmisores. Disminución de la función del sistema de la dopamina, lo que aumenta el deseo sexual y la excitación, y el sistema de la norepinefrina, que afecta a la excitación y orgasmo, podría conducir a la incapacidad de iniciar el ciclo de respuesta sexual.

6. TDSH ¿Cómo se trata?
TDSH es un complejo de condiciones que requiere un enfoque multidisciplinario para su gestión y actualmente no hay tratamientos para las mujeres pre-menopáusicas con TDSH que satisfagan las necesidades de todos los pacientes. La terapia conductual y asesoramiento puede beneficiar a algunas mujeres que sufren de TDSH y un parche de testosterona es aprobado en Europa para las mujeres posmenopáusicas que sufren TDSH como resultado de una ooforectomía bilateral
Sin embargo, éstas no son las respuesta completas a las necesidades de las muchas mujeres que sufren de esta condición.

Boehringer Ingelheim está investigando la flibanserina para el tratamiento no hormonal para el TDSH. Se está estudiando como un tratamiento diario por vía oral para la menopausia en las mujeres que sufren TDSH. A diferencia de las opciones de tratamiento existentes, § flibanserina es de acción central y tiene dos objetivos principales farmacológicos en el cerebro: los receptores 5-HT 1A (agonista) y los receptores 5-HT2A
(antagonismo). Flibanserina § objetivos de estos receptores preferentemente en áreas del cerebro selectiva y el modo de acción está bajo investigación.

miércoles, 10 de febrero de 2010

La gripe A da beneficios a GlaxoSmithKline




Breve noticia aparecida en Le Monde, con fecha 6 de febrero de 2010

El grupo farmacéutico británico GlaxoSmithKline anunció el jueves 4 de febrero un beneficio neto de 5,531 miles de millones de libras (6,33 miles de millones de euros) en 2009, lo que supone un incremento del 20,2 %, en un volumen de negocios de 28,368 miles de millones de libras, un 16,5 % más. Las ventas totales de vacunas aumentaron un 30% en 2009, hasta alcanzar los 3,7 miles de millones de libras, gracias a los 883 millones de libras obtenidos en las ventas de la vacuna contra la gripe A (H1N1)

Fuente: el blog de Jacques Lacaze

Neutrófilos atacando (vídeos)

Dos vídeos en los que se observa a los neutrófilos del sistema inmunitario atacando en el primero de ellos a una bacteria, (fue rodado en una película de 16 mm. en la década de 1950 por el profesor David Rogers de la Universidad Vanderbilt); y en el segundo se dirigen hacia las sustancias químicas que lo estimulan, como la E-selectina.



domingo, 7 de febrero de 2010

La Agencia de Seguridad Alimentaria alerta sobre el uso del bisfenol A en biberones


Un informe de la Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria, de 29 de enero de 2010 alerta sobre los efectos tóxicos del bisfenol A. compuesto por policarbonatos, y que se encontraría en la mayoría de los biberones de plástico, indicando un riesgo y la peligrosidad del producto.

Estudios recientes en EE.UU y en Canadá han llevado al gobierno de este país a prohibir el uso del bisfenol A, teniendo en cuenta el principio de precaución. La opinión de la Agencia se Seguridad Alimentaria francesa también viene a corroborar los estudios americanos.

Las especificaciones de las nuevas botellas para bebés, que entraron en vigor en el mes de enero de 2010, estipulan que ningún recipiente utilizado por los niños debe contener bisfenol, y que todos los biberones de plástico utilizados en guarderías van a ser sustituidos por otros de vidrio o por plástico sin bisfenol A.

Estos recipientes no serán incinerados para no producir más contaminación, sino que serán reciclados para la producción de DVD y CD-ROM

Krystel Lessard
05/02/2010
Fuente: votre-santé.com

Los peligros del bisfenol A

La Agencia de Francesa de Seguridad Alimentaria, AFSSA, reconoce la existencia de un problema, y que las señales de advertencia son varias, y que están recogidas en un documento firmado por 38 científicos, durante la conferencia de Chapel Hill, en los EE.UU, ya en el año 2007:
“El bisfenol A es sospechoso de estar presente en muchos problemas de salud actuales: cáncer de mama, cáncer de próstata, diabetes tipo 2 y obesidad, trastornos en la reproducción, problemas de conducta y enfermedades cardiovasculares...”

49 estudios han visto la luz entre mayo y diciembre de 2009 que confirman las sospechas y determinan una rápida decisión:
Adultos: enfermedades cardíacas, diabetes, trastornos sexuales, reducción de la efectividad de la FIV
Niños: trastornos de comportamiento, relacionados con la absorción de bisfenol A materno, absorciones que han sido comprobadas en cerca de 30 estudios con animales.

Se hace urgente actuar y no esperar, como propone la AFSSA, estudios futuros. Es urgente porque la principal causa de la contaminación es el feto por parte de la madre, y el bisfenol A está presente en las latas, latas de bebida, plásticos alimentarios, recipientes, botellas de agua y componentes informáticos, como DVD y CD-ROM...

La Red de Salud Ambiental pide a los ministros de Sanidad que tomen una rápida decisión para prohibir el uso del bisfenol A en los recipientes, plásticos alimentarios, como única medida para detener la contaminación de la madre y ésta pase al feto, con los efectos negativos que los estudios muestran.


Andre CICOLELLA
François Veillerette
Soléane DUPLAN

RED DE SALUD AMBIENTAL
05/02/2010

martes, 2 de febrero de 2010

El proceso silencioso del amianto


Beatriz Bonete Fernández
Diagonal


Años después de haber manipulado amianto, muchos trabajadores han sufrido cáncer de pulmón o mesotelioma, pero estas patologías no son reconocidas como enfermedades laborales.


El 15 de enero, el empresario italiano Rodolfo Belleli, de 97 años, era condenado en Mantua a tres años de cárcel y a pagar una indemnización de 2,4 millones de euros a las familias de cuatro operarios muertos de cáncer de pulmón por exposición al amianto en su empresa durante 18 años. Una insólita noticia de reconocimiento de una enfermedad laboral. A la hora de abordar las políticas de prevención en el empleo, además de los accidentes laborales, hay que tener en cuenta las llamadas ‘enfermedades profesionales’. A finales del pasado año, CC OO celebró el I encuentro sobre Buenas Prácticas en Seguridad y Salud Laboral, donde se demandó la necesidad de “hacer visibles las enfermedades profesionales que provocan diez veces más víctimas mortales que los accidentes laborales”, según palabras de Francisco Ferrero, secretario de Salud Laboral de CC OO Andalucía. El problema radica, principalmente, en que estas enfermedades profesionales no están reconocidas ni por la Seguridad Social ni por las mutuas. Junto a esto, la insuficiente vigilancia de la Administración y el incumplimiento de las normas de prevención laboral por parte de las empresas, hacen que los casos que aparecen de enfermedades profesionales en aquellas plantillas expuestas a sustancias nocivas, como es el caso del amianto, queden totalmente desprotegidas. CC OO en estas jornadas anunciaba que “en los próximos años, sólo a consecuencia del amianto, 500.000 personas fallecerán en Europa, y de ellas, 50.000 serán de España y 5.000 de Andalucía”. El amianto o asbesto es un producto mineral fibroso, resistente al ataque químico e incombustible, fuerte, duradero y de bajo coste, por lo que ha sido muy usado en actividades de construcción y productos industriales: tejas para recubrimiento de tejados, baldosas y azulejos, productos de papel y productos de cemento con asbesto, embragues de automóviles, frenos, componentes de la transmisión, conductos de aire acondicionado, tuberías, materias textiles termo-resistentes, envases, paquetería y revestimientos, pinturas... y un largo etcétera de hasta 3.000 aplicaciones industriales.

Exposiciones peligrosas

El riesgo de que pasen fibras respirables al aire aumenta durante la manipulación de materiales que contienen amianto, como en trabajos de demolición, corte, taladrado, rotura o cuando los materiales están muy envejecidos. La exposición al asbesto puede ocasionar enfermedades irreversibles del aparato respiratorio, como cáncer de pulmón, mesotelioma maligno [tumor canceroso del revestimiento del pulmón y de la cavidad torácica (pleura) o del revestimiento del abdomen (peritoneo)] y otra enfermedad pulmonar crónica llamada asbestosis. En el Estado español no se prohibió totalmente el amianto hasta 2001, aunque las primeras medidas se habían adoptado en 1984. Japón y Australia no lo prohibieron hasta 2003 y otros países como Francia y Reino Unido lo sacaron de la circulación legal en la segunda mitad de los ‘90. El mesotelioma pleural es una de las enfermedades profesionales más frecuentes, causadas por el efecto de la exposición a este producto. Según un artículo publicado por miembros de la Unitat de Recerca de Salut Laboral de la Universidad Pompeu Fabra, Silvia Pitarque y Fernando G. Benavides, “caben pocas dudas sobre la relación entre la exposición al amianto y enfermedades como el mesotelioma pleural y, sin embargo, el número de casos reconocido en España por la Seguridad Social dista mucho de la realidad: seis casos en 2003, y cinco en 2005”. “Que las enfermedades por amianto estén de actualidad pasa por que es una sustancia cuyos efectos no tienen graves consecuencias para la salud hasta pasados diez años o más, y ahora es cuando están empezando a aparecer enfermedades y muertes causadas por el amianto”, declara Paco Puche, miembro de Ecologistas en Acción en la provincia de Málaga. Las demandas han alcanzado tal importancia que se ha propuesto la conformación de un Tribunal Penal Internacional Laboral, en el que se juzgue a las empresas que han incumplido las normas de prevención laboral que se deben tomar frente a las consecuencias de la manipulación y exposición al amianto. Esta propuesta implica una lucha larga y no exenta de complicaciones, dado que no existe aún ningún Tribunal Penal Internacional de tales características que dé cobertura a las enfermedades profesionales. Mientras tanto, hay en marcha otra propuesta, quizás de más fácil consecución, que es la de llevar este tema ante el Tribunal Permanente de los Pueblos. Este tribunal fue creado con la intención de reivindicar y visibilizar aquellas actuaciones que la ciudadanía considera que tienen que salir a la luz y ser juzgadas, pero el Estado no hace por plantearlas ni elevarlas al estatus de cosa pública, como en el caso de la deuda externa.

MUERTES EN EUSKADI

La Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi (Asviamie) apoyó el año pasado a la familia de un trabajador de Ondarroa para que se reconociera su muerte por exposición al amianto como enfermedad profesional. Denunciaron además a las mutuas, por el no reconocimiento sistemático que muestran hacia las enfermedades profesionales, lo que dificulta que las familias puedan recibir una compensación por parte de las empresas, de acuerdo a la legislación vigente. También en el juzgado de lo social de Donostia se denunció la muerte de un operario el pasado agosto, por la misma causa, para que se reconociera la enfermedad profesional por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social. La Asviamie se concentró ante el Palacio de Justicia con el lema “El problema existe, el amianto mata, el asesino silencioso”.

ARCELOR, IZAR Y NAVAL GIJÓN

Según noticias publicadas por CC OO, las empresas Arcelor Mittal, Izar y Naval Gijón han sido condenadas a indemnizar a las familias de tres trabajadores fallecidos a causa de cánceres originados, según la sentencia, “por su prolongada exposición al amianto durante su actividad laboral en dichas empresas”. A pesar de esta noticia, desde CC OO Asturias se advierte de que en España aún no se reconocen fallecimientos derivados de enfermedades profesionales y se añade que, además, desde que estas enfermedades están siendo gestionadas por las mutuas, su detección y declaración ha descendido: “En 2006 eran el 85% del total; en 2007, el 68%; en 2008, el 64%, y en lo que va de 2009 sólo el 58%”. El reconocimiento que hace la Seguridad Social de estas enfermedades es a su vez ínfimo.

VICTORIA EN MANTUA

El empresario italiano Rodolfo Belleli de 97 años fue condenado el pasado 15 de enero a tres años de cárcel y a pagar una indemnización de 2,4 millones de euros a la familia de cuatro operarios muertos de cáncer de pulmón después de haber trabajado en la industria mecánica Belleli, expuestos al amianto desde 1962 a 1980. Mientras, en Turín continúa el “mayor proceso sobre el drama del amianto en Italia”, según anunciaba un periódico digital. La empresa acusada es Eternit, que quebró en 1986, y los empresarios involucrados son el multimillonario suizo Stephan Schmidheiny y el barón belga Jean-Louis de Cartier. Un total de 2.889 personas y asociaciones conforman la parte civil de lo que parece ser uno de los mayores procesos judiciales llevados a cabo con el fin de reconocer los efectos del amianto.

ESTIMACIONES de casos de mesotelioma y cáncer pleural por exposición al amianto en diferentes países:

JAPÓN 101.400 casos 2000-2039

HOLANDA 490 hombres 2017

FRANCIA 20.000 hombres 1996-2020

ITALIA 800 casos/año 2012-2024

REINO UNIDO 3.300 hombres/año 2020

EE UU 70.990 hombres 2003-2054

ESPAÑA 1.321 hombres 2007-2016

AUSTRALIA 11.000 casos 2002-2020

FUENTE: Unitat de Recerca de Salut Laboral de la Universitat Pompeu i Fabra.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/El-proceso-silencioso-del-amianto.html

"Hemos sido el último país de Europa en desterrar el uso del amianto"

Marta Cuatrecasas | Barcelona | 12/01/2009 |

"Tenemos el mal de la Rocalla". Así respondían los ex trabajadores de la fábrica de fibrocementos en Castelldefels cuando preguntabas por su estado de salud. Lo cierto es que habían desarrollado cáncer pulmonar por haber estado en contacto con el amianto, un silicato que rebosa tanto en virtudes como en toxicidad.
La portavoz de los afectados por amianto en Castelldefels, Laura Martin, lleva más de un año luchando por los derechos de los ex trabajadores de la Rocalla y sus familiares
La portavoz de los afectados por amianto en Castelldefels, Laura Martin, lleva más de un año luchando por los derechos de los ex trabajadores de la Rocalla y sus familiares

En octubre de 2007, los trabajadores de Correos y de los Juzgados, entre ellos Laura Martín, se alarman ante los numerosos casos de cáncer (un veinte por ciento de la plantilla). Y, según sostiene Laura Martin, no se trata de 'estar gafados', sino de que antiguamente en estos terrenos se erguía la Rocalla, demolida en 1992. La chispa que enciende todas las alarmas es cuando el Ayuntamiento topa con cantidades enormes de amianto enterradas en el subsuelo al iniciar las obras de un aparcamiento subterráneo en Castelldefels.

Del "mal de la Rocalla" a cáncer pulmonar. ¿Por qué tanto desconocimiento?
Sabían que se morían por culpa de la fábrica de fibrocementos pero no sabían porqué. La mayoría eran inmigrantes analfabetos y la fábrica se aprovechó de su ignorancia. Aún ahora muere gente y ni siquiera han recibido recompensa alguna por su enfermedad.

¿Por qué ahora, después de años, siguen apareciendo nuevos casos de cáncer?
Es una enfermedad latente. Las fibras microscópicas del amianto que son inhaladas se instalan en los pulmones y pueden provocar un cáncer quince o veinte años más tarde. En aquel entonces no existían medidas de seguridad y los empleados iban sin mascarillas e, incluso, comían encima del amianto. Volvían a sus casas con la ropa contaminada y los familiares entraban en contacto con esas partículas mortales.

¿Mortales?

El amianto puede producir placas pleurales benignas en los pulmones, y no te pasa nada, o un mesotelioma que en quince días te manda al otro barrio. Hace unos meses estaba hablando con un señor sobre el amianto porque él había trabajado en la fábrica, estaba aparentemente bien, y en un mes se había muerto. Las Administraciones sólo te reconocen la enfermedad cuando está muy avanzada y, en muchos casos, ya es demasiado tarde.

¿Por qué se dispara la alarma en octubre de 2007?
Los trabajadores de Correos y de los Juzgados, ambas oficinas construidas sobre los depósitos de amianto de la Rocalla, empezamos a detectar muchos casos de cáncer, un total de diez desde 1995 hasta ahora. Si contamos que somos sólo 52 trabajadores fijos, es una cifra bastante significativa. Ninguno es cáncer de pulmón, pero son muchos en un espacio muy pequeño. En febrero del año pasado murió un compañero nuestro, por ejemplo.

Si en los años sesenta se comprobó su toxicidad, ¿por qué hasta 2002 no se prohíbe en España?

Porque era un material que daba mucho dinero al ser muy resistente al calor y poseer muchas propiedades físicoquímicas. En los años sesenta, aunque hubiera algún estudio que relacionara el cáncer con el amianto, los casos no eran suficientes para que se prohibiera su uso. Además, está comprobado que la enfermedad se desarrolla al cabo de muchos años. Ahora se calcula que hay unas noventa mil muertes anuales por amianto en todo el mundo. Es una epidemia. En Cerdanyola, donde estaba la fábrica de Uralita, tienen censadas 600 personas afectadas, además de las que habrán muerto sin estar censadas.

¿Y en Castelldefels?

Aquí no se ha hecho ningún seguimiento y la gente está totalmente desinformada. Hasta octubre de 2007 nadie se había preocupado por investigar las causas del gran número de muertes por cáncer que ocurrían en la zona.

Otro hecho que dispara la alarma es el hallazgo de amianto en las obras del aparcamiento. Explíqueme.
Al hallar cuatro mil metros cúbicos de residuos de amianto se destapa el legado que dejó la Rocalla. Limpiar la zona le costará al Ayuntamiento medio millón y medio de euros porque han de trabajar con empresas especializadas para evitar que haya nuevas emisiones de fibras en el ambiente y se repita la misma historia.

El amianto enterrado, ¿es tóxico?

Según los expertos, si el amianto no se toca no es tóxico. Cuando se remueve el amianto las fibras cancerígenas se desprenden. Si se hace una reforma de un edificio que contiene fibrocemento o una demolición hay que seguir una serie de pautas que se regulan desde el año 2006. Antes de esa fecha se ha hecho lo que se ha querido. Hemos sido el último país de Europa en desterrar y regular el uso del amianto. Toda la gente que vivía en los alrededores de la fábrica ha estado expuesta a cantidades de fibra muy superiores a las que hoy en día se permiten.

¿De qué cantidades estamos hablando?
Está permitido 0,1 fibras por mililitro en el aire, es decir, prácticamente nada. En aquella época se llegaba hasta las 170 por mililitro.

Aunque no se haya hecho un seguimiento, ¿cuánta gente afectada se calcula que hay?
En febrero de 2008 se comienza un plan un seguimiento de los ex trabajadores de la Rocalla. La fábrica se desmanteló en 1992 y muchos de estos trabajadores, unos dos mil, se fueron a Cerdanyola a trabajar en la Uralita, la fábrica que absorbió a la Rocalla. Aún no tenemos los resultados del plan de seguimiento pero ya han pasado más de doscientas personas por nuestras asambleas. Y cada día el número aumenta.

Usted trabaja en Correos. ¿Han hecho estudios para comprobar si hay amianto en el aire?

En cuanto empezamos a movilizarnos le pedimos un estudio al Ayuntamiento y a la empresa. Al principio no querían porque decían que no existía ninguna fuente de riesgo. Preguntamos a la mutua de la empresa si tenían alguna cartería con este mismo panorama. Tal y como nosotros pensábamos, nos contestaron que no tenían ningún caso como el nuestro.

¿Te refieres a otras plantillas de trabajo con tanta gente afectada por cáncer?
Exactamente. La mutua nos dijo que no pero no quisieron relacionarlo con el amianto. Volviendo al tema de los estudios para certificar que el aire no estaba contaminado, en 2002 se hizo una captación de fibras y salió negativa. El problema es que quizá en ese momento el aire estuviera limpio pero no en otros años. Tú puedes haber estado expuesto pero la enfermedad manifestarse más tarde.

Entiendo...

Y lo peor es la desinformación que en torno a este tema. Hemos encontrado amianto tirado por la calle porque una persona desmonta un tejado o un depósito de agua y, como no sabe que es peligroso, lo tira en mitad de la calle. Luego aasa el camión de la basura y se lo lleva sin más. Hay un descontrol absoluto.

En referencia al gran porcentaje de trabajadores con cáncer, ¿cómo ha respondido el Ayuntamiento?
Hicieron un informe que resultó ser una patraña. Lo hicieron en base a 310 trabajadores, que son todos los contratos que se producen en Corres entre bajas, sustituciones y vacaciones, pero no es la plantilla estable. Lo hicieron para demostrar que el porcentaje de enfermos es más pequeño de lo que es en realidad. Diez casos de cáncer no son nada de un total de trescientos trabajadores. Pero un médico experto en la materia nos ha hecho un comentario y nosotros lo presentamos en el pleno. Aceptaron que habían errado y que harán un segundo informe.

Es un problema que tendrá continuidad muchos años. El problema de las muertes se calcula que hasta el 2040 se irán produciendo. A partir de ese año irá en declive si no se remueve el amianto que ya está puesto.

Fuente: http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20090112/53612638658/hemos-sido-el-ultimo-pais-de-europa-en-desterrar-el-uso-del-amianto.html