lunes, 25 de enero de 2010

Grietas entre los firmantes de la moción contra la OMS por la gripe

Artículo aparecido en el diario El País el 23 de enero

EMILIO DE BENITO - Madrid - 23/01/2010

Los dos parlamentarios españoles del Consejo de Europa rechazan el texto que suscribieron - El documento dice que el organismo sirvió a los laboratorios

La moción que va a debatir el Consejo de Europa la semana que viene sobre el manejo de la pandemia de la gripe A por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se resquebraja antes de empezar. Los dos parlamentarios españoles (Fátima Aburto, del PSOE, y Agustín Conde, del PP) cuyas firmas avalan el texto se desmarcaron ayer de un documento que ambos consideraron -en persona la primera, mediante un portavoz el segundo- "demasiado duro".

La iniciativa fue promovida por el ex parlamentario alemán Wolfgang Wodarg (socialista). En ella se afirma, entre otras cosas, que "las compañías farmacéuticas han influido en los científicos y en las agencias oficiales, responsables de la salud pública, para alarmar a los gobiernos de todo el mundo y promover sus medicamentos y vacunas patentados contra la gripe. Les han hecho desperdiciar los escasos recursos en ineficaces estrategias de vacunación y han expuesto innecesariamente a millones de personas sanas a los riesgos secundarios desconocidos de unas vacunas insuficientemente probadas". Expertos citados por Efe calculan que los laboratorios han ganado 7.000 millones con la gripe.

Pero esta redacción, aprobada por unanimidad en la Comisión de Asuntos Sociales el pasado 13 de noviembre, no es la que recuerdan los parlamentarios españoles, dos de los 13 miembros de la asamblea del Consejo que han otorgado su firma.

"Es un texto muy duro. No se corresponde con mi intención", afirmó ayer a este periódico Aburto, que es vicepresidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso. Ella lo que quería era que "se hiciera una auditoría, para que se corrija si algo se hizo mal, pero con la idea más bien de fortalecer a la OMS", dijo. Conde, senador experto en temas de justicia, explicó, a través de un portavoz, que él lo que apoya es que se "elaboren protocolos que eviten la propagación de una alarma innecesaria en caso de pandemia". Wodarg no quiso hablar con este periódico.

Aburto afirma que cuando apoyó la iniciativa informó al Ministerio de Sanidad. "Es evidente que las empresas presionan", pero eso es "incluso legítimo; otra cosa es lo que el político decida", dijo. La diputada del PSOE explica que la propuesta de abrir un debate sobre el asunto se aprobó por unanimidad al final de una sesión en la que ni siquiera estaba en el orden del día, e incluso dudó de que el tema llegue al plenario del jueves próximo. Por su parte, el portavoz de Conde explicó que en el Consejo de Europa es habitual que unos parlamentarios firmen las propuestas de otros "por compromiso o por afinidad", sin que eso implique que se conozca a fondo y mucho menos que se apoye, aunque recuerda que lo que le propusieron era "muy light". "Si no las firman parlamentarios de varios grupos y países no se debaten", explicó.

Mientras tanto, la OMS ya prepara su defensa. "La pandemia aún no ha terminado", "ya ha causado más de 14.000 víctimas mortales" y "la organización siempre ha sido consecuente en sus decisiones". Con estos tres argumentos clave defendió ayer Gregory Hartl, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la actuación del organismo en el manejo de la pandemia.

Hartl los expuso ayer, a punto de someterse al primer escrutinio sobre cómo se ha manejado la alerta. La OMS ha anunciado que hará su propia auditoría (de la que su directora, Margaret Chan asegura que saldrá airosa), aunque ayer el portavoz de la OMS se negó a decir quién la iba a hacer, "para evitar presiones".

"Desde que apareció la enfermedad en abril, hemos sido muy consistentes en todo lo que hemos dicho, y siempre dejamos claro que la mayoría de los casos de la enfermedad serían leves, pero hay que recordar que al principio había cientos de personas en México con graves complicaciones pulmonares, incluso mortales", insistió el portavoz.

Acerca de que las poblaciones de numerosos países no se hayan querido vacunar, Hartl dijo que ellos no pueden ni quieren "controlar cómo actúa el público".

El portavoz de la OMS también anunció que será Keiji Fukuda, número dos de Chan cuando se trata de pandemias, quien acudirá el martes a Estrasburgo a defender ante el Consejo de Europa sus actuaciones.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/portada/Fisuras/causa/OMS/elpepipor/20100123elpepisoc_4/Tes

No hay comentarios:

Publicar un comentario