domingo, 20 de diciembre de 2009

Gripe H1N1: pocos vacunados y algunos accidentes


Proceso de fabricación de vacuna mediante inoculación en huevos, en los laboratorios Sinovac


En Suecia
, el programa de vacunación empezó el 12 de octubre de 2009 por el personal sanitario y las mujeres embarazadas, y en torno a 1 millón de suecos se han vacunado ya.

El 28 de octubre de 2009 el Stockholm New decía: “ Ayer, el organismo nacional ha recibido un informe en el que se cita la muerte de dos mujeres dos días después de recibir la vacuna, una mujer de 90 años y otra de 74, que pertenecían a los grupos de riesgo. Existen otros dos casos que se están investigando, un hombre de unos 50 años, que murió de un ataque al corazón 12 horas después de recibir la vacuna Pandemrix ® fabricada por GlaxoSmithKline, y otra mujer que fue encontrada muerta en su casa dos días después de la vacunación”.

Además, las autoridades han recibido 190 quejas de personas que sufrían diferentes efectos secundarios, entre las que se encontraban bastantes enfermeras.

Otra fuente, no confirmada, dice que en Suecia se han registrado al menos unas 350 reacciones adversas a la vacuna, mientras que el Instituto Sueco para el Control de Enfermedades Infecciosas ha negado cualquier vínculo entre estas reacciones y la vacuna.

Según un informe del diario de tarde Aftonbladet, la doctora Annika Dahlqvist, defensora ardiente de los métodos naturales de curación y que ha dado muchos consejos al público, fue despedida de su puesto porque se atrevió a criticar la campaña de vacunación masiva en su país. “ Si no he entendido mal, se me ha impedido tomar una determinada postura en relación con el sistema de salud de la región en la que vivo”.

En Alemania, altos funcionarios de la Salud han puesto un zorro en el gallinero cuando la semana pasada anunciaron que la vacuna Pandemrix ® no debe utilizarse para inmunizar a los niños pequeños. Las autoridades médicas habían anunciado la disponibilidad de dos vacunas diferentes; una para el gobierno y el ejército, la otra para el público en general. Los funcionarios de salud han recomendado cambiar la vacuna. The Times cita al Dr. Frank Ulrich Montgomery, vicepresidente de la Asociación Médica de Alemania: “ Creemos que es razonable cambiarlas, pues el gobierno federal debe tomar la vacuna normal y dejar la otra para los que necesitan una vacuna más ensayada. Sabemos de los efectos de los distintos componentes de los adyuvantes de las vacunas, pero nos sus efectos combinados. Es comprensible que las personas tengan miedo a ser inyectadas con este cóctel de drogas”.

En Hungría, se han detectado 283 casos de la gripe porcina desde el mes de mayo, donde sólo han muerto 4 personas, el gobierno ha adquirido 6 millones de dosis, lo que representa aproximadamente el 60% de la población húngara. El Dr. Ferenc Falus, jefe de Salud Pública, exhortó a la población a ser inmunizada tan pronto como sea posible. Se han vacunado los periodistas con el objeto de disipar los temores de los húngaros acerca de la seguridad de esta vacuna. La semana anterior, Omninvest, fabricante de la vacuna H1N1 en Hungría, había amenazado con demandar a los medios de comunicación que informasen de que la vacuna podía ser peligrosa o ineficaz. El 20 de octubre de 2009, Budapest Time informó de que una mujer de 64 años falleció a los dos días de recibir la vacuna contra el virus H1N1. El servicio médico ÁNTSZ ordenó la autopsia para determinar si existía un vínculo entre la vacuna y la muerte de la paciente, que sufría una enfermedad coronaria crónica.

En Israel,
acabamos de enterarnos de la muerte de un hombre de 75 años en su casa, dos días después de recibir la vacuna contra la gripe porcina.

Las autoridades habían adquirido 7,3 millones de dosis de vacuna por un importe de 500 millones de shekels, por orden del Primer Ministro Benjamín Netanyahu, titular de la cartera de salud. Este incidente podía hacer cambiar de opinión a los candidatos para la vacunación, aunque aparentemente la muerte nada tiene que ver con la inoculación. La familia se ha negado a la realización de la autopsia, por lo que no se podrá determinar la causa de su muerte.

El Primer ministro ha instado a la gente a vacunarse, es un deber cívico, pero no se vio su brazo en público como ministros y presidentes de otros países, por ejemplo dicen que Zapatero lo ha hecho. Su portavoz dijo que Netanyahu lo tiene que consultar con su médico personal. El Viceministro de Salud Yaacov Litzman, no se ha vacundo, que se sepa.

En el otoño de 2006, dos ancianos murieron al cabo de unos días tras recibir la vacuna contra la gripe estacional. Los israelíes habían dejado de vacunarse, mientras que el ministro de salud de aquel tiempo, Ben Yaacov-Yizri se vacunó delante de las cámaras para restaurar la confianza entre la población.

Hace unos meses, una encuesta mostraba que más de una cuarta parte de la población todavía no se había vacunado. Las colas en los centros de vacunación eran raras, y hasta la fecha se han vacunado 10.000 personas, en particular personal sanitario y personas consideradas de alto riesgo.

En China,
ya en junio de 2009, el gobierno había pedido a 11 compañías de biotecnología que desarrollasen una vacuna contra la epidemia de H1N1. Una de estas compañías, Sinovac, fue la primera en desarrollar la vacuna y ser aprobada, la primera en todo el mundo mediante una sola dosis, mientras que otras compañías hablaban de dos dosis.

Según una encuentra realizada por el China Daily, a finales de octubre el 54% de los chinos había decidido no vacunarse con el pretexto de que no había sido suficientemente probada. El director local de la OMS, Dr. Michael O'Leary, dijo al periódico entonces la consabida consigna: “ La vacuna contra el H1N1 es la más segura que se haya utilizada alguna vez. Cuando esté disponible para mí no dudaré en ponerme la vacuna desarrollada y producida en China”. No sabemos en qué quedó este desafío.

Tres laboratorios Chinos, incluidos Sinovac, han recibido la orden del gobierno chino de producir 34 millones de dosis. Desde septiembre, China es el primer país que ha vacunado contra la gripe, unos 12 millones de chinos. Entre los vacunados, se han recibido 1235 denuncias de efectos secundarios, que van desde un simple dolor local, dolor de cabeza, erupciones cutáneas, hasta un shock anafiláctico o la caída de la presión arterial.

En noviembre se informa de las dos primeras muertes por vacuna. Dos personas poco después de recibir la inyección, entre las que se encontraba un profesor de la provincia de Yunnan. Su autopsia reveló la muerte por un infarto mientras jugaba al baloncesto, y el primer ministro dijo al periódico China Daily que la muerte ha sido una coincidencia que no tiene ninguna relación con la vacuna. No se tienen detallas sobre la segunda víctima.

El gobierno ha sido muy criticado por sus medidas draconianas de lucha contra la gripe, pero asegura que ha acabado con la epidemia. Pocas personas dan crédito a esta declaración. Por el momento, China espera inmunizar a 65 millones de personas, el 5% de la población antes de que finalice el año, y se ha informado de 36 muertes y 62.800 casos de gripe H1N1, que no tiene ni comparación con las estimaciones del gobierno de Estados Unidos, que informa de 4.000 muertes y 22 millones de infecciones.

Al igual que los estadounidenses, China da prioridad a militares, policías, trabajadores sociales, personal sanitario, maestros, estudiantes y los que sufran de enfermedades crónicas.
En Francia, no se sabe nada sobre el caso del niño de 9 años que murió el 8 de diciembre, cuatro días después de ser vacunado con la vacuna Panenza ®, una vacuna sin adyuvantes producida por Sanofi Pasteur, de la que Francia ha encargado 28 millones de dosis.

En Francia, no se sabe nada sobre el caso del niño de 9 años que murió el 8 de diciembre, cuatro días después de ser vacunado con la vacuna Panenza ®, una vacuna sin adyuvantes producida por Sanofi Pasteur, de la que Francia ha encargado 28 millones de dosis.

El niño, que acudió a los servicios de urgencia, murió a su llegada al hospital, sin que se identificase ninguna causa aparente de muerte, han advertido las autoridades del hospital. Se ha abierto una investigación para determinar las causas de su muerte y ver si existe algún vínculo con la vacuna.

Según Afssaps, el niñó presento 48 después de ser vacunado fiebre y transtornos digestivos importantes. Tenía un fuerte malestar y murió dos horas después de ser trasladado por el servicio de ambulancias.

El Procurador, en France3, dijo que no parece guardar relación con la vacuna, pero que es pronto para sacar conclusiones todavía.

La ministra de Sanidad dice que la epidemia se ha estabilizado, el número de infectados ha retrocedido, pero la campaña de vacunación se acelera, con 834 centros abiertos, 69 más que la semana pasada. Sin embargo este apresuramiento no parece que vaya a terminar con las existencias de vacunas, ya que sólo se han vacunado 2,5 millones de personas y se pidieron 94 millones de dosis. ¿Habrá que seguir vacunando incluso cuando ya no existan casos de gripe?

(Portugal ha anunciado que dos jóvenes embarazadas han abortado días después de recibir la vacuna contra el nuevo virus. Conceicao Telhado, director del Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital privado CUF Descobertas donde se detectó el segundo aborto, ha comunicado que no se puede establecer conexión alguna entre la vacuna de la gripe A y la muerte del feto. Alega que puede ser una casualidad pura y simple. O no. Las informaciones contradictorias, las prisas sospechosas, las voces de alerta del personal sanitario en contra de la vacuna, las advertencias de posibles efectos secundarios todavía sin demostrar… La sociedad nada en un mar de dudas y, ahora, tienen que elegir las embarazadas: ¿Deben o no deben vacunarse? Fuente: El confidencial.com)*

Sylvie SIMON
20.12.2009

Fuente: Votre Santé

* Añadimos el comentario de Juan José Badiola sobre estos dos casos: " Según Juan José Badiola, experto en gripes de transmisión animal, es de fiar y aconseja a todas las futuras mamás que se vacunen. “Todos los medicamentos tienen sus efectos secundarios. Y esas consecuencias adversas afecta de una manera a unos y de otra a los demás. Las primeras reacciones a la vacuna han sido vómitos y mareos. Poco más. Claro que pueden surgir casos extremos, como estos dos abortos, pero podría darse un caso entre un millón”, comenta Badiola. elconfidencial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario