lunes, 16 de noviembre de 2009

Suiza y Polonia: no a la vacunación de la gripe

Los suizos no están convencidos de la vacunación a pesar del llamamiento de las autoridades animando a la gente a que se vacune contra el virus H1N1 de la gripe. La llamada ha tenido poco seguimiento. Aunque el número de visitas al médico ha aumentado mucho, los suizos creen que la amenaza se exagera.

Como desastrosa calificaba en médico de Berna la política de la Oficina Federal de Salud pública. Además las informaciones recibidas en los centros de información médica iban en la misma línea: los padres no tienen intención de vacunar a sus hijos.

“No le voy a vacunar”, dice una madre, “ pues los efectos secundarios de la vacuna no se han probado suficientemente y he oído que personas alérgicas al huevo que han quedado en estado de shock”.

Para producir la vacuna, el virus es inoculado en huevos de pollo fertilizados, donde se cultiva donde varios meses, pudiendo quedar restos diminutos de proteína de huevo en las vacunas.

Otro proceso de fabricación, desarrollado por Novartis, aún tiene que ser aprobado en Alemania. Novartis no utiliza huevos fertilizados, sino el cultivo en células. En Suiza, la aprobación de esta vacuna está en proceso.

Otra madre dice: “ Esto es una locura que ha sido exagerada por los medios de comunicación, cuando hay otras muchas enfermedades de las que apenas se habla, como de la hepatitis, por ejemplo. Y son mucho más graves, pero nadie dice ni pío. La vacuna no ha sido probada lo suficiente, En las mujeres embarazadas tampoco está claro qué consecuencias puede tener para el feto”.

“¿Qué pasa con las recomendaciones del gobierno? El gobierno lo sabe, sabe que no están probadas. No sabemos cómo reaccionará la gente cuando la vacuna llegue al mercado, pero todo suena a manipulación, dinero y poder. Y eso me enerva”.


Thomas STEPHENS

Traducción: Zenón

Polonia también se niega a recibir la vacuna contra la gripe del virus H1N1 a pesar de las presiones de la OMS.
El primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo:
Las empresas que ofrecen las vacunas contra la gripe no quieren hacerse responsables de los posibles efectos secundarios de las mismas. Ellas no quieren ponerlas en el mercado, porque su responsabilidad jurídica sería mayor. Piden unos términos contractuales que no son compatibles con la legislación polaca y reniegan de cualquier responsabilidad, tanto por los efectos secundarios como por las indemnizaciones”.
Donald Tusk, acusó a las compañías farmacéuticas de querer pasar su responsabilidad al gobierno por el uso de esta vacuna”. Llegó a la siguiente conclusión: “Esta fuera de toda duda que Polonia no la comprará en estas condiciones”.

Pierre PICARD

Nota: En España ha comenzado el periodo de vacunación el día 16 de noviembre para los llamados grupos de riesgo, entre los que se incluye el personal sanitario. De las declaraciones de las autoridades también se desprende una amplia reticencia a la vacunación, pues sólo entre un 25% y un 30% de los profesionales de la medicina habrían respondido al llamamiento. Lo curioso es que siendo voluntaria, las mismas autoridades tachen de poco responsable la actitud de estos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario