sábado, 3 de octubre de 2009

La vacuna H1N1: panacea contra el paro

VACUNA CONTRA LA GRIPE A: TESTIMONIO DE UNA ENFERMERA

¿Picará el gobierno las nalgas de todos sus ciudadanos?

Las informaciones que nos llegan sobre las condiciones de aplicación de esta vacuna son de lo más absurdas. Está visto que nos quieren tocar las narices a cualquier precio. Según una encuesta realizada en Francia, la mayoría de los médicos y enfermeras son reacios a ponérsela. El gobierno les tienta con la zanahoria del dinero, sobre todo en estos tiempos de crisis y desempleo.

Testimonio de Reginet:


Soy enfermera a tiempo completo desde hace 10 años en hospitales privados. Me reconocieron una incapacidad parcial pues no puedo estar mucho tiempo de pie. Así que estuve desempleada durante un tiempo y buscaba un nuevo empleo. En resumen, el segundo esposo de mi tía lleva 3 años ejerciendo de médico. Aquí mi historia se vuelve interesante ya que buscaban enfermeras para poner la vacuna H1N1.
Pero yo estoy en contra de esta vacuna por los efectos secundarios que produce, y ¿cómo aceptar este trabajo para vacunar a los demás si no lo acepto en mí? Me ofrecían 28 euros la hora por hacer esto.
Esto es inaudito en el ámbito de la salud, ya que nunca se habían pagado más de 22 euros la hora a una enfermera.
Así que los desempleados ya tienen la solución, poner vacunas a mansalva, aunque yo me lavé las manos, convencida de los problemas de salud que puede causar en la población.

Una enfermera con diez años de experiencia.

Del blog de Jacques Lacaze

No hay comentarios:

Publicar un comentario