sábado, 24 de octubre de 2009

La OMS censura los estudios sobre el impacto en la salud de las radiaciones nucleares

Según un informe de la Red Voltaire del 3 de junio de 2009

La Junta General Anual de la Organización Mundial de la Salud se ha visto perturbada por tercera vez consecutiva por las organizaciones que piden la derogación del acuerdo suscrito con la OIEA (Agencia Internacional de la Energía)
En mayo de 1959, hace pues 50 años, se suscribió un acuerdo entre la OMS y la OIEA, siendo aprobado por la Asamblea General. Este acuerdo estipula que ambas organizaciones deben trabajar juntas en los asuntos de interés común. Esto en la práctica significa que la OMS no puede publicar estudios sobre las enfermedades causadas por la radiación, si no llega antes a un acuerdo con la OIEA. Este acuerdo hasta ahora se ha respetado escrupulosamente, incluso durante el accidente de Chernobyl y las guerras de Kosovo e Irak, en las que el ejército de Estados Unidos utilizó armas con uranio empobrecido, causando daños considerables tanto a los soldados como a las poblaciones de estos países.
La OMS viene censurando todos los estudios sobre las enfermedades relacionadas con la industria nuclear, sea a nivel civil o militar, durante ya medio siglo diciendo que son cuestiones de salud de relativamente poca importancia.

Nota: Éste es un grave problema de salud pública. El silencio mantenido por los movimientos ecologistas sobre la utilización de uranio empobrecido, principalmente por el ejército de Estados Unidos, es incomprensible. ¿A qué tenemos que esperar?

Jacques Lacaze

No hay comentarios:

Publicar un comentario